JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Annwyn Lancaster el Vie Ago 22, 2014 11:17 pm

Recuerdo del primer mensaje :

You're my downfall, you're my muse
My worst distraction, my rhythm and blues...
9 de Agosto, 23:33 hrs.

Las emociones de ese día todavía se agolpaban con fuerza en su cuerpo, recordaba con claridad que había disfrutado como nunca de torturar a muggles y sangre sucias, incluso se había atrevido a atacar a sus propios alumnos que se habían intentado interponer en su camino. Y técnicamente no llevaba ninguna herida encima, por lo que debería darse por bien pagada, más al menos que otros de sus compañeros.

Luego de la reunión con los demás y de notar que el truco del golpe doble había dado resultado, sintió como si pudiera al fin liberarse de la presión que había tenido los últimos días. Pero, cada vez que tenía que ver de reojo a cierto mago no podía evitar recordar también, el dolor que llevaba guardado en el pecho desde el día que se habían peleado en una simple posada en medio de la nada. Le encantaría decir que lo tenía superado pero no era cierto, sabía fingir, podía hacerle creer al mundo e incluso a él, que todo iba bien.

Pero nada iba bien desde entonces.

Su sed de sangre, traducida en crueldad por gusto era uno de los resultados, aparte claro de su crueldad natural. Y sabiendo eso, que tener esa espina del rechazo de Sihtric en el pecho le hacía daño, aun con todo, no podía evitar preocuparse por él. Sabía que lo habían herido, lo podía presentir, aunque el otro intentara mantener una postura firme.

Difícilmente iría a visitar San Mungo, por obvias razones, así que descartó la idea tan rápido como vino a su cabeza. Su preocupación era tal que planeaba dejar el silencio que se había impuesto entre ellos, sobre todo lo que se refiriera a la relación que ya ni sabía si llevaban. Eso era todavía más desesperante, ¿Qué tenía que decir cuando volvieran a clases? No tenía nada claro pues se había desaparecido ese día aunque no habían terminado el trato formalmente.

Dolía más que antes, pero la seguridad del hombre iba primero. Así que aunque le costó, lo convenció de que la acompañara a esas horas a su casa, para ayudarlo a curar. De antemano tenía claro lo terco que era el otro, pero poco le importaba, si tenía que dormirlo para llevarlo con ella y asegurarse de que estaba bien, lo haría. Aunque no tuviera una explicación racional ni razonable para la preocupación sobreprotectora que la invadía.

Sin mirarlo a los ojos lo sostuvo del brazo una vez se aparecieron en una de las calles de Londres, donde ella tenía su casa. El silencio era tan tenso como siempre pero no sabía qué hacer para cortarlo sin tocar temas que les hicieran sacar nuevamente las chispas. Él le había dicho que no la necesitaba y que lo dejara, y ella también había asegurado que la presencia del otro innecesaria, aun cuando sentía que el aire le faltaba desde que no podía tenerlo a su lado. No podía dejar de maldecir a Merlín por sentirse tan débil frente a alguien más. Se suponía que a ella no le importaba ese tipo de sentimientos que distraían la mente y que causaban líos.

–¿Te duele mucho?.- consultó aunque sabía que el otro se negaría a contestarle, si es que lo hacía, prácticamente lo había llenado de argumentos sobre porqué debía ir con ella a su casa. Y aunque le disgustaba en sobremanera el tener que rogar, lo había casi hecho sólo para quedar tranquila sobre el estado de Cáech. –Sé que no te hago falta, pero déjame darle una mirada.- le comentó aunque se arrepintió al momento al recordar que habían sido exactamente las palabras que más le habían dolido. Al parecer sentirse miserable al lado del mago era su cuota de cada día. Su sonrisa no tardó en apagarse, ni acabando con todos los muggles del mundo podría acabar con esa pesadez que sentía desde que estaban en malos términos. Abrió la reja que daba a la casa que tenía para ella sola y lo observó unos segundos sin decir palabra alguna. ¿Qué tenía que hacer para que no se negara a pasar unos minutos con ella? Saber que otro rechazo la mataría por dentro era lo peor de ese día.


Última edición por Annwyn Lancaster el Sáb Ene 31, 2015 8:28 pm, editado 2 veces


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo


Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Annwyn Lancaster el Vie Mar 27, 2015 6:48 pm

Iba a dar las indicaciones pertinentes para que se dirigieran a sus dependencias más privadas, a ser resguardados del frío de la madrugada con sus sábanas y mantas, pero la mano ajena, aventurándose de nueva cuenta en los que serían sus dominios personales de ahora en adelante, le obligó a distraerse y aunque se contuvo en principio, su respiración se fue agitando, sin dudas ni detenciones mientras él se grababa cada lugar que alcanzaban sus dedos a tocar.

¿Pensaba memorizarla completa? Porque al menos ella a él sí. Un claro jadeo escapó por sus labios con la sorpresa de sentir esta vez uno de los dedos de él dentro de ella y cuando comenzó a frotar el mismo contra su vértice más sensible tuvo que apretar los labios. Estando ya previamente bien humedecida y con su sensibilidad en las alturas, lo primero que hizo fue disfrutar de la expectativa que provocaba ese húmedo toque. Podía percibir como ese centro de placer iba tensándose una vez más, como si hace unos minutos no hubiese liberado toda la tensión posible.

Al parecer su cuerpo no le decía lo mismo, logró callarse en principio, pero cuando comenzaron los estremecimientos, intentó mover las piernas o apretarlas, abrirlas incluso, lo que fuera para no descontrolarse tan descaradamente y en tan poco tiempo—. Siht… Mi habitación… A-ahm… —un nuevo jadeo brotó de sus labios luego de hablarle y una vez que la presión comenzó a hacerse presente y a enviar sensaciones desde el punto que él estimulaba hacia el resto de su cuerpo. Con las sensaciones incluso en la espalda baja, su concentración bajo más de lo que se podía, si seguía así, con ella tan sensible, se iba a convertir en una explosión para ella. Una muy placentera.

Ah… Tu lo que quieres es que viva deshaciéndome contigo… —dijo a modo de queja y luego le tomó la mano, todavía tensa y con deseos de que siguiera, con movimientos incluso más firmes y rápidos. Pero antes, tenían que moverse porque el frío de esas horas les haría daño, se giró buscando su oído—. E-espera... Espera... Vamos a mi habitación, sólo tienes que subir las escaleras… Es la única puerta a la izquierda —pidió y a sabiendas de que al otro le costaría, hizo fuerzas para apartarlo. Le mordió el lóbulo de la oreja por la ansiedad y luego intento escapar de él y de su cuerpo.

Pero, sus piernas estaban temblorosas todavía, inducidas por las últimas sensaciones que él le había prestado, así que se mantuvo apoyada en él, tratando de atraerlo para que se levantara con ella y si era necesario que le ayudase a caminar. Se sentía todavía más que humectada en su interior, había sido ayudada también por los fluidos masculinos que se habían derramado tormentosamente en ella mientras Sihtric llegaba al clímax en su interior.

¿Iba a poder sobrevivir sin ese mago cuando tuviera que hacer otras ocupaciones? ¿Qué pasaría si su adicción llegaba a puntos insospechados y lo requería incluso en su despacho o hasta en el salón de clases? Porque las perversas ideas ya se habían apostado en su mente, unos cuantos hechizos y el aula de transformaciones, o la de ruinas antiguas en su defecto, quedarían totalmente aislada a oídos y ojos de entrometidos, y así ellos podrían disfrutar de tenerse uno al otro y de volverse uno cuantas veces fuera necesario. Mientras el deseo que se tenían se mantuviera. Y algo le decía que esa añoranza no se iba a desaparecer tan rápido como la decencia lo pidiera.

Habitación de Annwyn:
Para cuando lleguemos:


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Sihtric Cáech el Miér Abr 08, 2015 4:57 pm

Y efectivamente, a Sihtric le costó frenar esa necesidad de hacerle derretir una vez más desde lo más profundo de su ser. De hecho, de no ser por la fuerza que Annwyn intentó aplicar contra él para que suspendiera, no se habría detenido. No fue el empuje que hizo por apartarlo lo que le hizo ceder, sino el evidente deseo de la bruja por pausar hasta que se encontraran en una habitación más acogedora. Naturalmente no iba a forzarla, distaba de ser una opción conveniente considerando que cumplían su primera noche amándose de aquella forma. Resignado alejó los dedos de los recovecos de la chica, aunque la ansiedad le dominaba toda la piel, culpa de los pedidos con voz entrecortada que la rubia le había estado haciendo para convencerlo. Su voz no hacía otra cosa excitarlo y casi desesperarlo si le hablaba directo al oído. Ya se vería en complicaciones cuando estando en el castillo escucharla le elevara las sensaciones, ahí sí tendría que sacrificarse y soportar hasta conseguirse por lo menos un mínimo de privacidad.

Tomó aire y, sin liberarlo paseó los labios por el rostro de su anfitriona. Se había dado cuenta de que también disfrutaba de su aroma y la suavidad de su piel, incluso de las más sencillas caricias y roces. –Esta bien. Vamos a tu habitación.– confirmó a ojos cerrados extasiado aún con el contacto de ambos cuerpos. Presionarse contra ella sería una adicción a partir de esa noche, era definitivo.

Permíteme… llevarte, Nwyn.– dijo despabilándose cuánto pudo y tomando consciencia de la condición en que se encontraba su cuerpo. Deseaba seguir retozando y relajar todos los músculos, pero primero, complacería a la mujer que ahora lo llenaba todo en su vida. Dolorosamente se separó del cuerpo femenino, apoyándose en las rodillas y en los brazos. Desde ahí se quedó prendido a los orbes contrarios y para ellos sonrió, agradecido de haber encontrado a su persona especial, a la mujer por quien sería capaz de darlo todo, incluso la propia magia. –A sus servicios Señorita.– genuinamente feliz de estar con ella enganchó los brazos  a su cuerpo, sujetándole con firmeza  las piernas y con el otro brazo acogiendo su torso para así levantarla del sofá y cargarla en brazos hasta la cama cuya ubicación le había sido ya proporcionada. Un toque travieso apareció en su mirada cuando la mano que la sostenía por la parte superior aprovechó para palpar uno de los senos de la bruja, o lo que alcanzaba a tocar. –¿Me dejarás cargarte así en Hogwarts?– preguntó curioso, queriendo averiguar si a ella le preocuparía el que sus estudiantes les vieran de esa forma. Obvio, con ropa encima.

Afianzó ambos pies y con fuerza la levantó del sillón, dejando escapar una risa producto de lo inusual que resultaba la escena. No habría estado mal echarse la capa encima primero, pero de haber dado espacio de libertad quizá la bruja se le habría escapado y no, eso no debía pasar. Como resultado, subió las escaleras sin prenda alguna encima. Al menos podía recrearse la pupila con las delicias expuestas de su pareja y una vez arriba y justo frente a la puerta correcta, abrazó con fuerza los labios de Annwyn, con pasión desenfrenada y poca concentración para seguir andando. Como pudo abrió la puerta, ¿quién diría que se olvidaría tan fácilmente de su varita? No recordaba ninguna otra ocasión en que se hubiese desprendido de ella dejándola considerablemente lejos de él. Mas no importaba, no la necesitaba.

Cruzó pues la puerta y solo entonces sus ojos se entreabrieron y dirigieron su atención a algo además de la profesora. Dio un rápido vistazo a la habitación y, con prisa, se movilizó hacia la cama, bajando con cuidado a la mujer sobre la suave superficie de sus aposentos. Volvió entonces a la carga con los besos, apoyando una rodilla en la cama al igual que uno de sus brazos. La mano libre la llevó inmediatamente a jugar con uno de los pezones de Annwyn. Todavía podía hacerla disfrutar en más de una forma. Ya después buscaría su ansiado descanso.


Última edición por Sihtric Cáech el Dom Mayo 03, 2015 5:34 pm, editado 1 vez



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Annwyn Lancaster el Sáb Mayo 02, 2015 8:49 pm

Esa noche había sido una de cambios radicales para ellos dos. Pero ella todavía flotaba en la nube de que todo iba y estaría bien. Aunque ella no estaba preparada todavía para todos las novedades, al sentirse elevada en los brazos ajenos se le sostuvo con firmeza, claro que confiaba en él, pero el gesto había sido inevitable. Se tuvo que dar un chequeo personal en esa posición, antes de subir de nuevo la vista y responder a la pregunta ajena—. Puedes... Más de alguno sufrirá un infarto, y tal vez nos regañen por faltas a la moral, pero no me importa mucho —claro que se había imaginado la escena primero de ese mismo modo, sin nada encima, luego claro le había añadido la ropa, y seguía sin sonarle a la imagen de una pareja inocente. Culpa toda de los intereses perversos que le provocaba ese mago en particular.

Sus ansias no hicieron mas que despertar con ese beso recibido, y se aferró a los labios ajenos con sumo gusto, intentando que no se apartaran de ella aunque iban a chocar si no lo dejaba mirar por donde iba. Espero a que el observará el lugar, y suspiró sin palabras mientras la ubicaba sobre la cama—. Ya conoces otra de mis habit.... —no alcanzó a terminar la frase pues su aliento fue sellado por la boca del hombre y ya las bienvenidas dejaron de tener sentido. Un gemido natural por el estado sensible en que se encontraba fue ahogado por la calidez de la boca ajena en el momento en que lo sintió vagando de nueva cuenta en sus pezones.

Fue entonces cuando sus ojos percibieron el exceso de luz en el cuarto, que recordó que no había traído la varita. Apenas si pudo alejarse de los labios ajenos, aunque tuvo la necesidad de hacerlo pues su concentración se fue ligada a una suave risa y se mordió el labio mientras lo miraba. Un suspiro y otro más, ya había perdido la cuenta de cuantos le había regalado, pero lo único seguro es que su voz en ese tipo de situaciones ya solo le pertenecería al hombre que tenía encima. Lo jaló del cabello para que bajara contra ella y repartió singulares mordidas a sus labios, primero al de abajo y finalmente al de arriba. Le gustaba el color que iban tomando con la presión creada de su continuo ataque—. Se me olvido hasta la varita —comentó con gracia y preocupación a la vez.

¿Qué tanto seria capaz de dejar por él? Esto había sido una cosa pequeña pero significativa. En otro tiempo seguro habría salido corriendo al notarse tan entregada por alguien más. Probablemente él ya no sabría de ella. Pero esta vez era diferente, ya no se escaparía ella y tampoco permitiría que el volviera a irse lejos. Porque no podía evitar recordar con un dolor interno el día en que él había decidido desaparecerse, teóricamente, de su vida en esa horrible posada a la que no pensaba regresar.

Lo atrajo con sus brazos para que cayera sobre la colcha, ya fuese encima de ella o a un costado, simplemente necesitaba sentir de cerca lo real que se había convertido para ella en esas horas. Y también tenía deseos que todavía no se cumplían y que podrían coronar esa velada. Pensaba dormir con él también, que ni pensaba en abandonarla. Así que le sonrió y se acomodó el cabello, besándole antes el hombro con delicia y luego removió la cabeza para enseñarle su cuello, totalmente disponible—. Quiero otra marca... Así no olvidaré que me quieres contigoy a quién pertenezco, pensó lo último, sin atreverse a decirlo, y con una sonrisa de dicha infinita lo esperó. Preparada para gritar si era necesario, y es que hasta ese tipo de daño lo disfrutaría si venía de él, que ni se atrevieran a mencionar la palabra masoquismo. Ya lo comenzaba a asumir.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Sihtric Cáech el Lun Mayo 04, 2015 2:36 am

En sus adentros sufrió por el fin de los besos, y si no hizo berrinche interno por la enésima pausa fue porque a sus oídos llegó la risa de Annwyn.  ¿Reía de él o con él? Optó por la segunda, basado en la forma en que lo miró esos largos segundos. ¿Quién habría pensado que se enviciaría con esa bruja? Oficialmente la necesitaba en su vida, a ella y todos sus delicados y rudos tratos. Deseó poder compartir con ella suficientes años como para llegar a conocerle hasta la sombra, se lo dijo a sí mismo justo cuando lo jaló del cabello para reclamarle de regreso los labios o mejor dicho, dejar aún más claro que era territorio de ella. Hasta ese noche él no se había interesado en los placeres que pudiera encontrar en el dolor físico, pero mordida tras mordida lo asimiló y por supuesto que lo aceptó.

No la necesitas. Además, me siento más seguro si no la tienes en las manos.– bromeó con la respiración desordenada. La verdad era que ser el objetivo de su varita también le fascinaba, aunque aún recordaba la ocasión en que lo dejó vilmente empapado… Sí, él había ganado aquel duelo, pero no le supo precisamente a victoria, su orgullo había goteado junto con él ese día.

Su cuerpo guiado por las intenciones de la rubia se acomodó a un costado de ella, de perfil para poder disfrutar con su imagen. Su vista siguió cada movimiento ajeno hasta que un beso le fue obsequiado en el hombro, un buen lugar a su parecer, a futuro querría más de esos. -¿Sin marca olvidarías que te necesito?- cuestionó con un fingido toque de indignación. Quiso creer que sólo había sido una simpática forma de pedirle una mordida y convenciéndose de que Annwyn ya no podría olvidarlo nunca, apoyó una mano al otro lado de ella, entre su brazo y su costado. Estaba ya parcialmente sobre ella con el rostro inclinando y dando largas lamidas a la piel del cuello que se le exigía marcar. Que le exigiera y demandara todo lo que quisiera, nada podía desorbitar tanto sus emociones como saber que esa mujer lo reclamaba en cuerpo y alma. ¿Estaba perdido? No. Acababa de encontrarse.

Espero que no te arrepientas de haber dejado la varita.– fue lo último que dijo levantando tan solo la vista hacia los ojos que lo observaban antes de clavar con fuerza los dientes en la fina piel de su cuello.  Fue una mordida amplia al principio que al ir descubriéndole el gusto a la solicitada agresión se fue cerrando lentamente mas no por eso disminuyó la intensidad, sino todo lo contrario. Encontró la comodidad en el cuello femenino, y una de sus rodillas hizo lo mismo entre las piernas de la chica. Fortaleció su posición con ambas manos apoyadas sobre la cama y entonces  vino el gozo de morder con poco cuidado la carne de la que ya consideraba su mujer.

Inmensidad. Con ella cada experiencia era desbordante, el mundo para él se ampliaba invitándolo a llenarlo sin soltarla de la mano, sin dejar de morderla. Sería una marca más allá de lo físico, atravesando los huesos y ojalá, también el alma, porque quería tocarla a ese nivel, que incluso los más sencillos roces fuesen significativos, memorables. Y por supuesto, que fuese visible para deleite de la vista, una decoración sobre el cuerpo que ya adoraba aunque no le hacía falta. Ya era perfecta.

Disfrutó del inevitable encuentro entre sus cuerpos, del calor compartido y el reloj sin manecillas porque no tenían ninguna prisa. Y quería escucharla, lo ansiaba. Se grabaría todos y cada uno de los matices que la voz de Annwyn le obsequiara y en conjunto se inventarían otros tantos, estaba seguro, podía sentirlo. Se lo gritaba el corazón al que hasta entonces no le había dado verdadero uso.


Última edición por Sihtric Cáech el Mar Mayo 26, 2015 9:18 pm, editado 1 vez



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Annwyn Lancaster el Dom Mayo 10, 2015 4:34 am

Rodó los ojos al recordar las pocas veces que había apuntado la varita contra el mago para que tuviera ese concepto de ella, pero de todos modos sabía que él no se equivocaba. Cuando ella se proponía volverse peligrosa… Bueno, varios alumnos y muggles heridos podían dar cuenta de los fatídicos resultados, mejor no tentar a la suerte.

Casi asintió en cuanto el otro lanzó su pregunta aunque luego negó con la cabeza, no, ya había decidido confiar en los sentimientos ajenos, no los pondría en duda a menos que él volviera a su posición de negarle los mismos por orgullo o necedad. Volver a tener el cuerpo ajeno encima, fue una delicia. Esperó con ojos atentos los movimientos del otro. Y la lengua que acarició su cuello le hizo estremecer internamente. Quería más de eso y de todo en general. Sihtric Cáech a todas horas si fuera posible, entregándose mutuamente como si no hubiera un mañana ni un mundo por limpiar.

¿Por qué habría de arrepentirme? —alcanzó a terminar la pregunta, pero el final de la oración se tradujo en un agudo grito producto de la violenta mordida. Claro que lo había deseado segundos antes, y otras veces también, aunque no se lo pensaba decir. Pero vivirlo en carne propia había sido por mucho mejor que su visualización mental.  

A medida que él comenzó a hacer presión de manera diferente en su piel, ella se retorció bajo su tacto y cerró los ojos, extasiada por descubrir el gusto de ese tipo de dolores. Gimió con cada movimiento que él hacía, y en cuanto percibió una de las piernas entre las suyas, se apretó contra la misma. Requiriéndolo en su interior a pesar de que hacía pocos minutos que él se había retirado de esa cavidad. Pero, es que para ella no había sido suficiente, nunca lo sería de seguro.

Ah, la espera para que estuviese listo de nuevo la estaba matando. Por eso, mientras él disfrutaba de su cuello, ella pasó los brazos por la espalda del hombre. Una mano la posó sobre su musculatura superior y por allí comenzó a enterrar las uñas, jugando a medida que sentía la presión ajena en donde le quedaría una marca que tendría que seguro ocultar con magia para ir a trabajar. Pero, no le importaría tener ese tipo de cuidados. Porque así como iban, pediría seguido un retoque.

Su otra extremidad fue más descarada, bajó por la cálida piel y se posicionó sobre el trasero disponible del hombre, y allí apretó sin cuidado alguno. Su cadera por otra parte, a pesar de estar atrapada por el peso del cuerpo ajeno, se frotó contra el contrario, añorándolo a pesar de que lo tenía pegado a ella. Y es que lo necesitaba más y más cerca, más fuerte y duro. De preferencia ingresando en ella de nuevo, una y otra vez, aunque si la amaba de múltiples modos no se iba a quejar. Hasta que la luz del sol tocara las ventanas si era posible—. Dime que te quedas toda la noche... —pidió con el tono antojadizo que él le provocaba. Entre los placenteros suspiros y sonidos que él lograba que brotaran de la boca de la rubia que seguía renovando su adicción y calor cada vez que se movía contra él.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Sihtric Cáech el Miér Mayo 27, 2015 4:48 pm

Estaba decidido, escucharla gritar por él sería uno de los sonidos más exquisitos de la vida. Internamente sonrió por eso, pues literalmente no podía, estaba disfrutando bastante de tenerla entre los dientes como para pensar en soltarse. Sintió cómo el delicioso cuerpo de la bruja se retorcía a pesar del peso que él estaba marcando sobre ella, y estar así le hizo saborear aún más esos tenues movimientos.

Pero la impaciencia brotó en el mago por la presión que esas piernas hacían sobre la de él, estaba claro que Annwyn necesitaba mucho más para quedar contenta. Se disponía entonces a hacer algo al respecto cuando una suave caricia en su espalda se convirtió en un doloroso pero disfrutable estímulo. ¿Cómo podía ser tan delicioso tener las uñas de la bruja en la carne? Y lo peor era que esa dosis le sabía a poco. Siempre y cuando fuera en sus manos estaría encantado de tener el  cuerpo dolorido y porqué no, también sangrando. La mordida inconscientemente se había hecho más débil por estar desviando sus pensamientos y por el mismo motivo le tomó por sorpresa la atrevida mano que lo apretó atrás, consiguiendo un profundo gemido de gusto del hombre aunque el sonido fue ahogado dado que él todavía no soltaba la piel de la mujer.

Lo cual al final sí hizo, claro, después de cambiar la mordida por una fuerte succión como si quisiera llegar a su sangre y robarla. Aún le hacía falta energía pero eso no impidió que se sintiera deshacer con los marcados roces que Annwyn trazaba contra su cuerpo, imposible no suspirar ante eso. Adoraba esos movimientos, especialmente cuando sus pechos se apretaban y restregaban contra él, y sus piernas… esas las atendería pronto.

Sin embargo, de entre todas las delicias de esa agitada y húmeda noche, lo más significativo y memorable serían esas palabras que le fueron dedicadas y no solo por el sabor con que la rubia le habló, sino por lo que significaban. –Me quedaré toda la noche y… todo el tiempo que me permitas a tu lado.– confirmó con un sentimiento de felicidad que no había experimentado antes. ¿Quién diría que llegaría el día en que Sihtric Cáech querría formar parte permanentemente de la vida de una mujer? Porque eso quería, dedicarse a ella. –En realidad... no podrás deshacerte de mi.– añadió tras pensárselo un poco. Sí, definitivamente la perseguiría aún si la profesora llegaba a rechazarlo algún día y la idea le hizo reír en el camino a esos labios que ya amaba. La besó primero con dulzura, profundizando poco a poco hasta hacerse espacio e invadirla con la lengua. Removió un poco la rodilla que mantenía entre sus piernas y ya con espacio libre usó los dedos de su derecha para jugar una vez más en la intimidad femenina, ahí donde la llenaría en cuanto fuera posible.

Aún no termino con tu marca.– avisó entre acalorados besos. La noche era larga y, si se agotaba, la mañana tenía muchas otras horas disponibles. Que el mundo ardiera y colapsara, ellos tenían su propia batalla sobre las sábanas.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Annwyn Lancaster el Lun Jun 01, 2015 4:27 am

En cuanto la mordida se transformó en otra cosa, sus gemidos se suavizaron aunque no porque estuviera disfrutando menos. Las sensaciones que le recorrían hasta la espina dorsal le decían cuanto añoraba al mago frente a ella y siguió arañando la espalda ajena, cuidando de no tocar allí donde estaba él todavía herido. Todavía no lograba creer del todo la multitud de cosas realizadas en momentos de debilidad ajena. ¿Cómo sería cuando él estuviese ya recuperado?

Esperaba que mucho mejor… Sonrió ante las palabras que él dijo y en su pecho percibió la calidez de sentirse correspondida en cuando él aceptó quedarse con ella esa noche y al parecer desde ese día en adelante. Buscó su mirada y allí se mantuvo, tratando de demostrarle cosas que para ella no estaban claras todavía, pero que en un futuro serían dichas directamente—. ¿Quién dijo que quería deshacerme de ti? —ella no al menos, y recibió la risa ajena en los labios, correspondiendo con igual dulzura a la caricia que fue tomando profundidad y forma a medida que él se disponía a traspasar nuevamente la barrera de su boca, que estaba disponible para recibirlo.

Un nuevo gemido, que se fundió con el intenso beso, nació en ella al momento en que los dedos volvieron a tocar entre sus piernas. Si, estaba ansiosa y necesitada de él. Húmeda y bien dispuesta a recibir más. ¿Cuánto faltaría para que él estuviese listo para ella otra vez? Estaba pensando seriamente en aplicarle un encantamiento estimulante, aunque había dejado abandonada la varita lejos… Bueno, había otras formas de levantar al que ya consideraba su hombre desde ese día.  

Su mano bailó por la piel ajena, y desde la base de su miembro comenzó a masajear con la misma, pasando por toda la extensión del mismo hasta llegar a la punta, donde se detuvo a acariciar con dedos más que animados—. Voy a querer todo de ti, así que prepárate… —dijo con una sonrisa ilusionada por pensamientos llenos de cosas no aptas para menores y su boca volvió a sellar la ajena mientras seguía moviendo su mano, sintiendo como la anatomía ajena tomaba lentamente forma para ella—Yo… diría que ya casi estás listo de nuevo… —comentó mordiendo el labio ajeno mientras le devoraba los labios como había querido hacer durante tanto tiempo.

Porque Annwyn lo quería ya todo para ella... Y Sihtric Cáech sería suyo desde esa misma madrugada y en adelante. Lo podía jurar.


TEMA FINALIZADO


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: All of me... and you || Sihtric [+18] {Flashback}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales