JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Liberando Tensiones || Sihtric

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Annwyn Lancaster el Dom Jul 20, 2014 2:57 am

En algún punto de Herefordshire, Inglaterra. 9:00 am.

Si tuviera que encontrar una palabra que concentrara sus sentimientos en esos momentos, seguramente no la encontraría. Al menos no en lo que se refería a palabras que pudiesen decirse en una conversación normal y que no resultaran ser insultos o términos groseros. Aspiró el aire excesivamente puro del lugar, no era tan terrible si lo pensaba bien.

Diría que el lugar era tranquilo o eso quiso creer hasta que sus oídos volvieron a poner atención, el sonido de unas vacas le acarició los oídos, y que decir del olor. Si ponía más atención podía sentir otros animales por las cercanías, seguramente pertenecientes a una granja o similar. Recordaba sus viajes de juventud, en esos años no le molestaba ensuciarse. Pero, ya no tenía la misma edad que antes, y estando cerca ya de sus 30, se había puesto más quisquillosa de lo que era en general.

Si tan sólo le hubieran dicho a donde la llevaban, entonces no habría venido vestida totalmente opuesta a la situación. Pero ahora parecía cualquier cosa con un fino vestido y zapatos de tacón en medio de la tierra. Luego de mirar con odio totalmente no oculto a su querido novio, movió su varita para arreglar sus zapatos hasta que se volvieron cómodos y ella bajó unos centímetros de estatura. A veces tendía a agradecer a Merlín por los avances en la magia. No entendía cómo se las arreglaban los muggles, pero en vez de llegar a admirarlos, simplemente los seguía sintiendo inferiores e indeseables.

–Creo que omitiste cierta información durante la invitación.- expresó con notoria molestia. La supuesta salida de vacaciones había comenzado mal, y esperaba que no terminara igual de terrible o ella no respondería por sus actos. –¿Era necesario que viniéramos tan lejos?.- iba a agregar “de la civilización” pero prefirió omitir ese comentario para evitar una burla más del mago que al parecer disfrutaba en exceso de cualquier reacción que estuviera lejos de formar parte de su cuota de frialdad diaria.

Pero estaban de vacaciones, se suponía que las parejas aprovechaban de salir entonces. Sólo esperaba que en ese pequeño punto perdido de Inglaterra encontraran algo de utilidad. Aunque por lo que sabía, luego de saber el nombre de donde estaba parada, era que con algo de suerte encontrarían sidra... Y la idea no carecía de brillo para su garganta ya seca antes de tiempo.

Al menos el día estaba soleado y el frío no sería el mayor problema. Miró hacia las casas de un pequeño poblado mágico donde estaba segura de que su presencia sería totalmente extraña y volvió a mirar al hombre que la había traído hacia esos rumbos. ¿Cómo era que siempre terminaba por seguir sus peticiones? No importaba si se negaba en principio, parecía destinada a caer una y mil veces aun en contra de su buen juicio. –Espero que te hayas encargado del almuerzo, no traje nada preparado.- le comentó, ya resignada. Tal vez el viaje le serviría para quitar el estrés acumulado de la temporada de clases recién pasada.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Sihtric Cáech el Dom Jul 20, 2014 4:20 am

Aire fresco, campo abierto y… bueno, uno que otro aroma poco grato. ¿Pero qué importancia tenían esos pequeñísimos detalles cuando podía caminar libremente hacia cualquier dirección sin encontrar  muros? Tenía que admitirlo, ver por días y días y días las anchas paredes del castillo le tenía sofocado para cuando el ciclo escolar finalizaba. Ahora se aseguraría de desquitar todas esas horas de encierro voluntario y también aprovecharía para pasar tiempo de calidad con la ternura que tenía por novia. Incluso estando ya en un sitio tan alejado de la ciudad seguía sin poder creer que Annwyn aceptara acompañarlo en el viajecito a uno de los rincones mas verdes del mundo. Eso merecía un punto a favor en el conteo contra la profesora, definitivamente.

¿Omitir información? No comprendo qué te hace pensar eso. – eso dijo, pero se notaba el esfuerzo que le significaba guardar la risa victoriosa. Paró y esperó a que la refinada dama se hiciera los ajustes necesarios en un intento por encontrar comodidad, solo entonces se puso a pensar que tal vez sí debió sugerirle previamente que no llevase tacones a menos de que quisiera quedar clavada a la mitad de la nada. Pero bueno, ya era innecesario y si lo hubiese hecho seguramente habría levantado sospechas en la chica y ésta habría terminado por negarse a la salida vacacional. –De niño mi madre, Egwina, solía traerme precisamente en esta temporada. Creo que tenía… amistades que nos recibían de buena gana. Aunque por aquel entonces no era tan apestoso… - entre dientes soltó lo último. –Si dices que no te interesa conocer un poco de mi inocente infancia me partirás el corazón. – ni siquiera se molestó en hacer una buena actuación, estaba claro que solo quería divertirse con el humor de la rubia, como hacía cada que la oportunidad se daba.

No se movió de su lugar hasta que ella le alcanzó y entonces acomodó los pasos para avanzar al mismo ritmo, incluso cuidó iniciar el andar con el mismo pie por simple y sano ocio. En el pueblo les esperaba una habitación en la única posada existente, sí, una sola cama. Si hubiese exigido una segunda habría dejado sin habitación al dueño del negocio y dudaba que éste aceptara dormir en el suelo. Desde luego que esa información también se mantenía ajena a su compañera y mas valía que así siguiera hasta que fuese imposible ocultarlo por mas tiempo o de lo contrario podría ser testigo de como regresaba en solitario hasta la estación de tren que los había acercado al pueblo. No, eso no debía ocurrir. No quería estar solo en ese lugar, terminaría por aburrirse sin alguien con quien entablar una pacífica conversación.

-Almuerzo… - repitió fingiendo seriedad - ¿No crees que es muy temprano para eso? ¡Vamos! Disfrutemos de la naturaleza, por mas tierra que te ataque tu sangre seguirá intacta. No te preocupes. – Ah… ¿qué tanto podía burlarse de ella sin ganarse una muestra tangible de su desprecio? ¡Nadie podría culparlo! Verla con su vestido caminando hacia un río cercano –porque hacia dicho lugar la dirigía- era toda una escena, una que se aseguraría de recordarle en días futuros, suponiendo que siguieran juntos. Obviamente él sí iba cómodo, la mezclilla siempre era eficiente en terrenos polvorientos y aunque el negro de la camiseta podía generarle conflicto cuando el sol llegara a su punto mas alto, no se quejaría. – Vayamos a la sombra. Ahí podemos parar y buscar algo comestible entre los matorrales.– Bromeó señalando los árboles que enmarcaban un río de aguas tranquilas. En realidad cargaba unas cuantas cosas en la mochila que servirían para calmar el hambre, eso y otras cuantas cosas que habitaban de manera casi permanente en las profundidades del objeto.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Annwyn Lancaster el Dom Jul 20, 2014 5:55 am

Se sorprendió un poco por la pequeña confesión familiar que no sabía bien si creer por completo, le encantaría decir que confiaba plenamente en su compañero, pero mentir de ese modo sonaba hasta blasfemo. –No recuerdo haber tenido vacaciones familiares en este mismo país…- la verdad era que las pocas vacaciones que recordaba habían sido un poco más lejos y en definitiva no precisamente a lugares prácticamente rurales donde la tierra y los animales eran los protagonistas. –Imagino que cuando venías aquí todavía no perdías la inocencia.- comentó con vaguedad mientras daba una mirada en casi 360 grados, si es que era posible para estudiar a su alrededor.

Lo observó jugar mientras caminaba, pero en vez de reclamarle lo dejó ser. Era como uno de esos estudiantes problemas, incorregibles, así que terminó apartando la vista del hombre mientras daban pasos similares por el suelo casi natural. Decir que lo detestaba por no avisarle del lugar y de la vestimenta apropiada era poco, pero lo que más le molestaba era la capacidad que tenía el otro de verse bien tanto con ropas formales como con algo más holgado y cómodo como lo que llevaba en esos momentos. En eso se odiaba a si misma por fijarse de esos detalles que saltaron apenas lo vio aparecer en su puerta esa mañana.

–Debes saber que suelo planear las cosas con anticipación.- señaló aunque supuso con claridad lo aburrido que debía escucharse. A ella también le parecía aburrido a veces, pero era una guía para lograr buenos resultados, así que la seguía como si no hubiera nada mejor para ella en esta vida. Soltó un pesado suspiro intentando no responder a cada uno de los piques del mago, pero le costaba mares, océanos de hecho, mantener la boca sellada cuando sabía que se burlaba de ella por gusto. –Fuiste algo así como un niño explorador me imagino.- comentó sin mucha entonación en la voz mientras veía aparecer un río lo bastante agradable a la vista como para hacer desaparecer un poco la tensión con la que venía luego del final de clases, misma tensión que se veía aumentada por la sola presencia del otro profesor.

–No tengo hambre de hecho, simplemente pregunté por el almuerzo porque imagino que tienes el día planeado.- agregó mientras se acercaba directamente y por su cuenta a la ribera del río. Anotó en su mente el tener cuidado por la bajada al agua desde ese lado no se veía precisamente segura. Probar el agua le llamaba la atención, pero ¿Cómo podía bajar la guardia cuando lo tenía a él cerca? No tener ni eso permitido le hizo fruncir el ceño, pero una expresión casi calmada se posó en su rostro mientras regresaba de su exploración hacia uno de los susodichos árboles, para tomar asiento sin más concierto ni ceremonia sobre la hierba. Todo claro, luego de mirar concienzudamente a ver si no había una sorpresa desagradable donde iba a posar parte importante de su anatomía.

La brisa era agradable en ese punto y la peste de algunas bestias ya se había alejado lo suficiente para lograr relajarla, así que contrajo las piernas para apoyar su barbilla en las rodillas, al más puro estilo adolescente mientras rebuscaba a su lado alguna piedra perdida en la hierba que pudiera lanzar al agua. ¿Infantil? Completamente, al menos así funcionaba su curiosidad. –¿Qué tan profundo es?.- le consultó buscándolo con la mirada, si había visitado el lugar en su infancia al menos podría contarle alguna cosa de utilidad de lo que les rodeaba.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Sihtric Cáech el Dom Jul 20, 2014 8:51 am

Si realmente no tenía hambre… ¿el comentario fue lanzado con la intención de ponerlo en aprietos? Vaya, eso no fue muy de su agrado pero fue bien disimulado, o eso creyó él. Para su alivio el sitio parecía ser del agrado de su acompañante, ya era ganancia. Sin querer terminó meditando en el asunto del niño explorador lo cual encontró muy distante a sus experiencias. –Los niños exploradores coleccionan medallitas sosas. Yo solo venía a perderme un rato y… practicar un poco de magia. Aquí no hay quien te interrumpa. – con la mirada siguió los movimientos de Nwyn desde que se aproximó a la orilla como si quisiera hurgar en el agua, y hasta que tomó asiento dando aspecto de jovencita calmada que no rompe ni un plato. Novedoso en ella. ¿La salida comenzaba a dar frutos? Puede que aún fuera pronto para decirlo.

En busca de una respuesta a la pregunta se perdió en sus  pensamientos por algunos minutos. No visitaba con tanta frecuencia el lugar pero consiguió encontrar en su memoria referencias visuales que le permitieran contestar de manera aproximada. – Fácilmente llegará hasta tu rodilla, un poco mas arriba, tal vez. – dejó la mochila en el suelo y se fue a sentar sobre una roca ubicada casi al frente del árbol sobre el que la profesora se encontraba recargada. La mitad de la piedra se encontraba en dominios del agua, parecía un buen sitio para pasar el rato y tal vez, sólo tal vez, sumergir los pies en la corriente. Pintaba como eficiente método de relajación, siempre y cuando uno no tuviese que seguir caminando en cuestión de minutos. Aunque… tenían tiempo ¿no? La hora se encontraba a su favor. - ¿Por qué la pregunta, Nwyn? –ya había aprendido a pronunciarle sin fallo -¿Te apetece tomar un baño como damisela de historias románticas?– le observó de reojo con evidente interés y una sonrisa que delataba el rumbo poco sano de sus pensamientos. –Si es así, no te cohíbas, intentaré no mirar demasiado.

¿Para qué fingir? Con ella no había necesidad de aparentar ser hombre decente y correcto de buenas intenciones. Recordarlo le hizo girar por completo hacia ella, con el codo apoyado sobre una pierna y a su vez, el rostro recargado sobre esa mano. Sin ocultar la sonrisa se adjudicó permiso para recorrerle detenidamente con la vista, era consciente de que dicho atrevimiento sería desaprobado por la chica en cuestión, ¡pero la culpa era suya! Su personalidad no era lo único atrayente de su persona, solo un ciego no se daría cuenta de las perfectas proporciones de la dama… En ambos sentidos, había salido ganando al hacer el trato con ella en el lago negro. ¿Cuándo conseguiría hacerse con unos minutos de sus labios? Pensarlo terminó por atenuar su anterior expresión, sin embargo su atención le era dedicada enteramente.

Con total seguridad se puso de pie sobre la roca que antes le sirvió como asiento, - Necesitas practicar tus muestras de afecto.– le dijo con una extraña seriedad que tan solo se vio disipada cuando una nueva idea vino a su mente – No estaría mal que ocasionalmente nos atraparan a mitad de un beso…- le sabía mal no haberla probado aún después de tanto tiempo, ¿cuál era la necesidad de ser amable y esperar a que ella decidiera agregar dicha muestra de afecto al repertorio del libreto? Haciendo un esfuerzo por quitarse esa inconformidad sacó su varita y con fluidos movimientos de la muñeca trazó corazones de humo rosado que por si solos emprendieron camino hacia la mujer, danzando cursimente a su alrededor. Pasados unos segundos se dieron a la tarea de latir al unísono mientras su creador desviaba finalmente la mirada hacia el agua. Desear cada vez más de ella comenzaba a preocuparle.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Annwyn Lancaster el Dom Jul 20, 2014 6:59 pm

El río era bastante bajo, solo serviría para atravesarlo ociosamente caminando. Le interesaban las profundidades mayores, pero no tenía intención de compartir esos detalles y sólo asintió agradecida por la información. Su vista estaba clavada en una hilera de piedras que pensaba probar a lanzar al río, hasta que escuchó nuevamente la voz del mago y se giró a verlo, sentado a unos cuantos pasos de ella. Debía agradecer a Merlín de que hubiera aprendido a pronunciar su apodo, pero no pensaba felicitarlo en voz alta por lo mismo. ¿Subir su ego gratis? Ni en sueños. Rodó los ojos al percibir la mirada perversa que el otro le dedicó, bañarse desnuda al aire libre en un lugar perdido en la nada no sonaba mal, hacerlo bajo la mirada de lobo hambriento de Sihtric Cáech podría llevar la situación a ciertos rumbos sobre los que se suponía que no sería necesario llegar… Aunque su mente ya los había meditado y disfrutado mentalmente unas cuantas veces sin razón ni justificación aparente.

–Sé cuánto te interesa verme sin ropa, pero no tengo planeado hacer de este lugar un baño nudista.- le comentó mirándolo fijo antes de apartar la vista del todo para volver a mirar el agua. Había meditado en seguir mirándolo, pero temía que sus intenciones muy bien guardadas pudieran escapar aunque fuera un poco hacia la superficie. –No deseo hacer un espectáculo para los campesinos locales.- agregó mientras ponía atención a los sonidos, todavía estaban cerca de lo que era el pueblo, aunque si parecía ser un lugar tranquilo y alejado de presencias indeseables.

La sorpresa le vino de golpe al escuchar la voz seria del mago. –¿Qué?.- no sentía que lo estaba haciendo tan mal aunque sus muestras de afectos no eran precisamente las de una mujer cariñosa y pegajosa con su supuesto novio. Hasta que el otro completó el rumbo de sus pensamientos y su ceja se alzó, literalmente, con expresión de duda. ¿No estaba de broma? Al parecer no. Observó con renovada molestia los corazones de humo rosa que se dedicaron a bailar a su alrededor. Así era siempre con él, costaba un siglo saber si estaba hablando en serio o bromeando con ella.

Pero, si lo meditaba fríamente, debía confesar que si había pasado por alto todas las semanas que llevaban saliendo el hecho de que una pareja normal si tenía ese tipo de contacto físico. Un simple beso… ¿Cómo se suponía que respondiera a la pregunta chismosa de qué tal besaba su apuesto novio si no habían tenido más que roces? Eso o que buscaba en vano justificar una práctica que sabía que podía terminar en rumbo desconocido si no se controlaba en el camino. Su supuesta máscara de frígida no duraba mucho cuando se trataba de mostrar afectos, pero esperaba poder contenerse con el profesor. –Ven entonces.- le dijo, aunque como siempre, sonaba más a una orden, mientras palmeaba el espacio que había a un lado de ella, frente al grueso tronco del árbol.

Estaban lejos de sus conocidos y tenían al parecer varias horas de libertad. Llevaba su varita a mano en caso de necesitarla. ¿Qué podría salir mal? –Imagino que tú no tienes problemas con el tema de haber practicado hasta hace poco, pero hace unos años que yo no lo hago.- comentó sin más, a sabiendas de que probablemente se ganaría nuevamente una burla de parte de su profesor favorito. Una mujer de casi 30 años que comentaba que hacía años que no daba un simple beso, sin duda no era una buena carta de presentación. Ni siquiera podía decir que se estaba guardando para el hombre indicado porque eso le parecía una estupidez y en su juventud no había sido precisamente prudente aunque nunca logró nada serio. A su favor tenía la extraña seguridad, de que había cosas que se aprendían y no se olvidaban nunca. Así que esperó, todo lo pacientemente que podía, a que el otro se ubicara cerca de ella para girarse hacia la figura contraria.

Todo fuera por la causa, ¿no?


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Sihtric Cáech el Lun Jul 21, 2014 2:06 am

¿Así de sencillo? ¿Tan solo tenía que pedirlo y ya? A punto estuvo de sacudir la cabeza para despejarse y comprobar que no era una ilusión lo que estaba viendo y oyendo. De pronto le entró una inquietante sensación de… ¿celos? Solo de pensar en la posibilidad de que su novia fuese por ahí obsequiando besos a quien se los pidiera… No. Ella no era así. Su negación y frialdad eran genuinas y en el fondo sabía que debía considerarse afortunado por conseguir de ella lo que otros no habían podido. Al menos él no se había enterado de nada por el estilo ni antes ni después de su asociación. Al descender comenzó a observarla con cierta sospecha, aceptó tan rápido que no estaba muy seguro de cómo interpretarlo. Tal vez tenía pensado darle una bofetada en cuanto se acercara a reclamar el beso. No, eso sonaba demasiado amable viniendo de ella, ¿un puñetazo a la nariz..? ¿Por qué empezaba a preguntarse por el paradero de la varita contraria?

Sin importar las razones ocultas que pudiera tener se acercó a ella, ni de broma dejaría pasar la oportunidad de hacerse con esos labios de tentación que se cargaba. Le sorprendió la confesión que implicaba abstinencia “romántica”, le costaba creer que una mujer de su talante se mantuviera a raya pues tenía armas de sobra para hacer caer a cualquiera, eso significaba que… en realidad era más exigente de lo que él pensaba…

Ni hablar, correría el riesgo.

Curiosamente la forma en que le dio el y su respectiva invitación visual le hizo sentir un tanto estúpido, como si la profesora movida por su infinita bondad decidiera impartir una inusual lección a un crío inexperto. Aunque claro, dadas las explicaciones, la situación real podría considerarse como opuesta. – Tu me dirás si tengo o no problema. – ese fue su mejor intento de comentario humilde, mínimamente convincente tal vez – ¡Pase por su dosis anual de caridad!– exclamó divertido y no únicamente por el sarcasmo que enmarcó con un alzar de las manos hacia el cielo al igual que su mirada por segundos. ¿Teatro? ¿dónde?

Pero si creía que la dejaría tomar todo el control de la torcida relación estaba muy equivocada. Para empezar, no se sentó donde el pasto fue premiado con el tacto de la dama. No. De hecho en un principio tampoco se sentó, permaneció de pie justo delante de ella y desde ahí, le dedicó una mirada de superioridad. Su sonrisa se extendió al irse agachando, sus ojos se clavaban con fuerza en los de la hechicera y su derecha… Bueno, su mano derecha fue directo a abrazar el rostro de la chica, acomodándose ligeramente mas abajo de su mejilla. Oh, pero no iba a parar ahí, no tenía pensado esperar por una iniciativa que bien podría no hacer acto de presencia a pesar de haber afirmado que se presentaría.

Sin adorno ni delicadeza, estando parcialmente arrodillado, se acercó todo lo posible al rostro de Annwyn. Mantuvo la mirada alerta para no perderse detalle mientras sus labios se apoderaban con descaro del inferior de ella, siendo ese primer contacto el aviso de que ya se encontraba donde ella lo quería. Obvio, él únicamente había cooperado para que los verdaderos deseos y necesidades de la mujer fuesen exteriorizados, o eso alegaría a partir de ese instante. Se serviría a placer hasta saciarse, o hasta que algo mas se lo impidiera. Por si acaso buscó con los dedos la madera de su propia varita, la cual habitaba de momento en la parte baja de su espalda, sujeta a su cuerpo por la tela del pantalón y el cinto en color rojo, ubicada como si de un arma de fuego se tratara. En cierta forma lo era. No debía bajar la guardia cuando se encontraba a solas con la profesora, en público podría ser convincentemente tranquila, pero sin testigos... era peligrosa y mucho más de lo que el mundo solía notar. No necesitaba que alguien se lo dijera.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Annwyn Lancaster el Lun Jul 21, 2014 7:24 am

Ese hombre no se cansaba de intentar exasperarla, y para su desgracia lo lograba con inusual facilidad, o mejor dicho, se contenía menos con él que con todo el resto de mundo, de ahí que pudiera maltratarlo verbalmente e incluso gruñirle si fuera necesario. Pero se tuvo que morder la lengua mientras esperaba que terminara su monólogo y se acercara hasta su posición.

Lo observó impertérrita mientras él se mantenía de pie con una mirada tan desafiante que merecía sacar la varita, pero nuevamente hizo acopio de su entereza para no caer en los juegos del mago, aunque estaba segura que ya había caído en unos cuantos. Lo vio descender con exagerada lentitud, a menos que fueran sus propios nervios los que le hacían detener el tiempo. No hizo intento alguno de apartar la mano con la que recibió la primera caricia, mientras mantenía la vista fija en los ojos del contrario. Parecía literalmente un duelo más que una práctica, pero como casi siempre era así entre ellos, no se le hizo extraño.

¿Qué decir? Una extraña sensación desde el principio, seguramente por lo tensa que estaba, no era que le disgustara el contacto con él, de hecho lo estaba aceptando bastante bien… Lo bonito de mentirse, claro estaba. Sus piernas se fueron moviendo conforme pasaba los segundos, ya que el otro se había encargado de ponerse en la posición más incómoda, ella tenía que levantar el rostro y quedar sin cuello casi para dejar que su labio inferior se viera finamente trabajado por los labios del otro. No le agradaba. No era un problema de contacto, ni de sabor, claro, era nada más que se sentía fuera de control y eso le desagradaba.

Extendió su mano izquierda para empujarlo ligeramente del torso, ojalá perdiera el equilibrio pero eso parecía mucho pedir. Se apartó como pudo, unos segundos, manteniendo todavía en control su respiración y luego de acomodar sus piernas bajo ella, alcanzando un poco más de altura así sentada, sin más dilación, lo jaló del mismo punto del cual lo había empujado para tomar el labio superior del hombre y regalarle una no muy suave mordida en el camino. Lento pero seguro, iba recordando cómo debía moverse e incluso pasaron por su mente los detalles que le agradaban más, aunque no creía necesario compartir tanto con él.

Después de todo, se suponía que simplemente iban a practicar la escena en la que podrían encontrarlos. No era necesario profundizar siquiera, mucho menos el movimiento que su lengua sola hizo repasando los labios del profesor antes de volver a tomar, esta vez, su labio inferior. Su respiración que comenzaba a agitarse no significaba nada, mucho menos que mantuviera por segundos los labios entreabiertos como esperando algo que hace mucho no probaba. No, claro que no era necesario continuar. Y por eso mismo su mano derecha, que aun tenía libre a un costado de ella, acarició la madera de su varita mientras esperaba atentamente las instrucciones de su razón que a segundos parecía más interesada en irse de vacaciones.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Sihtric Cáech el Mar Jul 22, 2014 1:44 am

Un suave y húmedo contacto… Ojalá esas características no se limitaran únicamente a un beso, pero de momento no tenía queja alguna, ni una sola. Quería más, desde luego que sí. Expandir el tacto, sentirla cuanto fuese posible… y sin embargo, disfrutaba mucho más de lo que habría imaginado el poder saborearle de aquella manera. Estaba bien, vaciaría en la marcada unión de sus labios la fascinación y exquisitez que experimentaba en ella. La mordida poco amable con que fue correspondido inmediatamente encendió en él algo interesante. Razón tenía  la profesora al haber dado entender que el hombre no estaba tan desacostumbrado a caricias de ese talante ya que no solía pasar mucho tiempo sin pareja y aún así… se sentía tan diferente… ¿Sería la satisfacción de triunfar sobre territorio minado? ¿O quizá la forma tan extraña en que se habían dado las cosas? No lo sabía y de momento, era incapaz de meditarlo.

Si la mordida ya había provocado una generosa dosis de placer, el húmedo recorrido a sus labios terminó por extasiarlo. Se sintió superior por recibir sin haber pedido y a la vez, se dio cuenta de que cuan débil era ante ella. Solo tenía que pedir, y él haría hasta lo impensable por complacerla. La clave estaba en no permitir que la mujer conociera lo dispuesto que estaba a ceder, no se dejaría vencer.

La vista alternó entre los orbes de su novia y el espacio que sus labios parecían estar dejando justo para él, ¿una invitación? Media sonrisa apareció en su rostro justo antes de apegarse ansioso a su boca, deslizando primero la lengua, sin prisa, queriendo memorizar lo delicioso de entrar en ella, de rozarle poco a poco y compartir la humedad y calor de un cuerpo que amenaza con fundirse por culpa de las sensaciones agolpadas contra su piel. En necesidad de un soporte, apoyó la palma de la mano izquierda sobre la gruesa y tosca corteza del árbol, y casi al mismo tiempo, deslizó el tacto que había mantenido sobre las facciones ajenas. Descendió con suavidad por su cuello, después por su hombro y se detuvo un poco mas abajo de éste, sujetándose con fuerza a su brazo para completar los puntos que requería de apoyo y así poder apegarse aún más a los labios que ya no se le negaban. La necesidad de defenderse había pasado casi por completo a un segundo plano, de reojo alcanzó a notar que ella también hacía contacto con la mágica pieza de madera pero… ¿quién podía concentrarse en esas circunstancias? Debía agradecer que Nwyn estuviera en su mismo bando, porque tenerla como enemiga declarada habría sido infinitamente complicado, llamativo pero tormentoso.

En su interior le recorrió claramente ansioso y aunque la posición del resto de su cuerpo comenzaba a serle incómoda y poco eficiente para las necesidades del momento, no desistió en la misión de reconocimiento. Abrazó insistentemente la lengua de su anfitriona, un ir y venir que pretendía abarcar y dominar, hacer entender que al menos en ese instante le pertenecía. Parcialmente abrió la mirada en busca de alguna señal o solicitud, el aire no les duraría por siempre y si algo le hubiese gustado cambiar de lo que acontecía a mitad del campo con el río como uno de tantos testigos, sería la posición de ambos cuerpos. Que tentador cambiar de posición, que tentador y riesgoso.  ¿Cómo hacer para no perderla durante el cambio? ¿Magia? Soltó su brazo, encaminando la mano hacia su propia varita ¿Qué tanto podía aprovecharse?



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Annwyn Lancaster el Mar Jul 22, 2014 7:24 am

Un contacto que a simple vista parecía casi irrelevante había comenzado a revivir cierta cantidad de terminaciones nerviosas que había dejado pausadas hace mucho. Tanto así que cuando el otro se comenzó a mover dentro de ella se quedó en blanco unos segundos mientras sostenía con fuerza su varita. Pero, no era fácil concentrarse en algún hechizo para alejarlo cuando tenía tantos deseos, meramente carnales, de que continuara.

Su lengua no tardó en salir al encuentro de la otra, esperándolo con una casi enferma necesidad cada vez que entraba, y danzando en consecuencia con cada movimiento de la contraria, aunque parecía replegarse de vez en cuando. Estaban a la sombra pero ella podía sentir el calor en el ambiente, muy seguramente proviniendo de sí misma, y su respiración… Bueno, no era la más calmada, y mucho menos la más sana que había tenido. Observar el rostro de Cáech tan cerca tampoco ayudaba, pues estaba segura de que si no se detenía pronto iba a terminar queriendo más y más.

Y no era el momento ni el lugar.

Sus dientes se cerraron sobre la lengua del contrario, aprisionándola con ella antes de hacer el último ataque de su turno. No se olvidaba que lo que tenían era también una pequeña demostración de la fuerza de cada uno, y no sólo disfrute del contrario. Con un rápido movimiento su varita se clavó en el cuello del mago mientras se separaba unos centímetros, con la respiración claramente agitada por el esfuerzo. La falta de práctica comenzaba a pesar, pero podría acostumbrarse… No es que estuviera pensando en repetirlo, claro. –¿Sigues sosteniendo que mis muestras de afecto no son las adecuadas?.- le preguntó luego de darse unos segundos para recobrar el aliento y un poco del raciocinio que debería tener a esas alturas.

Lo observó fijamente aunque sus ojos se terminaron desviando inevitablemente a sus labios que recibieron la punta de su varita de modo tan suave que parecía más una caricia aunque tenía su mayor arma contra la piel suave del contrario. –Abre.- decir que lo había pedido con suavidad sería mentir descaradamente, casi tan descarado como su intento de aprovecharse del otro en esos momentos. No le gustaba ser la última en perder, así de simple. Y tenía que aceptar que no existía justificación alguna lo suficientemente válida para argumentar la misión de exploración que planeaba llevar a cabo.

Se relamió los labios con lentitud, podía sentir la tensión en los mismos luego de haberlos usado al fin en lo que había parecido una eternidad. Se encargó de volver a bajar la varita, aunque la dejó apoyada en el cuello del mago mientras se ubicaba sobre sus propias rodillas para quedar a la altura del contrario y acercarse hasta exhalar justo contra la boca del hombre. ¿Le haría caso o tendría que fingir que no le importaba cuando llegara el posible rechazo? La sola idea la hizo sentir molesta, no quería tener que obligarlo, cual si fuera una mujer necesitada, porque definitivamente no lo era. Aunque si tenía cierta hambre que iba a costar calmar. Un pensamiento vago se fue sobre sus rodillas, que serían las que más sufrirían, al quedar marcadas por la tierra y la hierba. Pero, ¿Qué importaba? Podía soportar eso y más, mientras fueran sólo unos instantes.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Sihtric Cáech el Mar Jul 22, 2014 7:27 pm

Desgraciadamente nada es para siempre, y la libertad que por minutos tuvo más allá de los labios de Annwyn pronto le fue arrebatada. No esperaba ser agredido de esa forma, de hecho no esperaba otra cosa que no fuera continuar y continuar, prolongar la satisfacción que le constaba ella también experimentaba. Bien, algo mas que agregar a la lista de preferencias en común. El problema era que estaba molesto, el disgusto salió a hacer frente por medio de sus expresiones cuando se vio obligado a parar y retroceder sin ser considerada su opinión al respecto. ¿Por qué se detenía si todo marchaba tan bien, deliciosamente bien? Por supuesto que frunció el ceño por la separación y aunque en ese preciso momento no hizo comentario alguno, su inconformidad aumentó considerablemente al sentir sobre el cuello la varita de la bruja. ¿Pero podía quejarse? Obviamente no, pues él mismo consideró la posibilidad de usar la propia contra la dama. Eso si, tenía el presentimiento de que las intenciones podían variar y que muy probablemente no le favorecerían.

Con convicción sujeto la madera que antes dudó en utilizar, procurando que el alistarla en su mano fuese con movimientos tranquilos, naturales para no captar demasiado la atención de la mujer que le amenazaba. Porque eso pretendía ¿no? – Ok, reconozco mi error. Te defiendes sorpresivamente bien. – y al decirlo instintivamente se relamió los labios, fijando la atención en  cómo la joven rubia calmaba poco a poco el ritmo de su respiración. En lo personal, no le molestaba dejarse ver agitado, después de lo placentero que fue entrar en ella, lo mínimo que podía hacer era dejar a la vista lo mucho que había disfrutado.

Estuvo tentado a alzar los brazos en señal de rendición, pero hacerlo habría delatado el hecho de que también se preparaba para usar magia, aunque muy probablemente, ella ya se había percatado de ello. Era observadora y peligrosamente astuta, ya averiguaría que tan fácil era distraerla y hacerle fallar. Resignado, o fingiendo estarlo, prefirió guardar los brazos atrás de la espalda, como si estuviera aceptando haber pedido el control de la situación. Fue ahí cuando  la textura de madera le rozó en los labios y entonces sí consiguió hacerlo sentir ligeramente en desventaja. Extrañamente la  ubicación anterior de la varita no le había resultado precisamente preocupante, quizá porque lo consideró como un acto reflejo al querer poner un alto a lo que acontecía y hacerlo retroceder forzosamente, sin verdaderas intenciones de atacar. Ahora, era distinto.

Notó un cambio en su mirar, específicamente, que ya no atendía a sus ojos. Eso generó una sospecha de la dirección en que quizá iban los pensamientos de la dominante dama, pero tampoco podía descartar que su propósito no fuese un ataque. Dudó en acatar la orden pronunciada. No tenía por qué obedecerle y tampoco se consideraba indefenso ante ella. Entonces… ¿qué hacía considerando ser obediente y abrir? Negó internamente y poco faltó para que lo hiciera en voz alta, fueron el cambio de posición de ella y el encanto de su aliento los que consiguieron hacerlo cambiar de parecer. Sentirlo fue como un premio para él, le hizo estremecer lentamente e intensificar la profundidad con que la miraba. Oh, pero no quería ser tan obvio, no tan pronto, y por ello se esforzó en no dar mas señas de satisfacción. - ¿Qué harás? ¿Encajarme un Mimlewimle? –se atrevió a “bromear” una vez que sus labios se encontraron nuevamente despejados, aunque no podía decir lo mismo de su cuello. Se le notaba un tono ligeramente retador en la voz, le divertía el asunto, le complacía ver que efectivamente no se trataba de una mujer que sucumbiera fácilmente ante otros. –Espero que no sea miedo a fallar lo que te detiene… - agregó mas tenue, casi con suavidad mientras una sonrisa traviesa buscaba manera de molestar a su oponente. Acto seguido, y con increíble naturalidad que sorprendió incluso al mismo hombre, separó los labios sin dar mas resistencia. Si quería que abriera, eso haría, al fin y al cabo estaba mas que preparado para cobrarse con intereses y en tonalidades poco limpias. La obediencia en su caso tenía un coste.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Annwyn Lancaster el Miér Jul 23, 2014 5:50 am

Por alguna razón desconocida, que el otro declarara su sorpresa sobre cuanto podía defenderse en un simple beso, le molestó. Y eso que ella misma había preguntado. Aunque no sabía si era por sentirse ofendida literalmente o porque sentía que la estaban comparando. No, mejor que ni pensara en ese tipo de detalles inútiles o hechizos poco amables comenzarían a brotar de sus labios.

No le sorprendió cuando el otro se negó a su petición, y estuvo a punto de demostrar en su rostro la ligera decepción que sentía, pero se contuvo. –¿Crees que un engorgio podría servir? Así te ahogas con tu misma lengua.- consultó con la voz tan tranquila como podía, aunque se notaban los atisbos aún de la agitación previa. Entrecerró los ojos meditando seriamente en lanzarlo lejos luego de su última frase, tenía la varita contra su cuello, ¿Qué impedimento tendría para realizar un simple depulso y mandarlo a… Ah, ya recordaba cuál era exactamente lo que la detenía de herirlo. Cuando sus ojos se fijaron justamente en los labios ya abiertos, su hilo de pensamientos violentos desapareció casi al instante, para ser cambiados por otro tipo de violencia.

Dominar, indudablemente la sola palabra y la idea le atraía. Tener todo bajo control era exactamente una de las ramas de la dominación. Su mano izquierda se levantó hacia el rostro contrario para acariciar con los dedos la entrada a la boca del profesor. Un gesto que estaba casi segura de haber realizado antes, justamente con él, aunque en ese tiempo no se encontraba tan dispuesta como ahora a continuar.

Unos segundos le tomó mover la mano hasta jalarlo del cabello y acercarlo a su rostro, para repasar primero los labios, extendiendo la horrorosa expectación del momento. Por alguna razón, que a veces le hacía pensar que se estaba volviendo loca, le encantaba jugar con el mago que tenía en frente. Lo miro unos segundos más, con una sonrisa ligeramente coqueta y totalmente distinta a lo que solía mostrarle al mundo y más lento que seguro comenzó a recorrer la cavidad ajena.

Tenía que definir todavía cual era la parte que le gustaba más, sentir la conexión entre los dos, tan física y genuina en esos momentos, el calor que comenzaba a recorrerla, la humedad del mero gesto o el sabor... Porque tenía que aceptar que no le era desagradable practicar ese tipo de caricias con él. Aunque tendría que esperar a que estuvieran en público de nuevo o no habría excusa válida para repetir. Al igual que no había una razón suficientemente objetiva para asegurar que lo que estaba haciendo era simple y llanamente por la causa.

Luego de recorrerlo completo, una, dos, y hasta cuatro veces, intentando alcanzar la distancia máxima que podía dentro de él, decidió que ya era momento de replegarse. Le costaría olvidar la sensación, pero tendría que hacerlo sino quería verse distraída cuando lo tuviera cerca. Sus labios en cambio quisieron extender un poco más el contacto, en un beso lento y profundo que poco a poco fue bajando en intensidad de su parte.

Estaba cada vez más claro que había una chispa entre ellos que sería difícil de controlar si simplemente se dejaban llevar. Y ese tipo de comportamientos alocados nunca le habían favorecido. Se apartó de él ya definitivamente, sentándose de nuevo sin mirarlo, pues temía que si lo hacía tan pronto, el calor y las ansias volverían a llamarla, y claramente no podía quedarse todo el día pegada a los labios del contrario. –Ya es suficiente...- comentó mientras se levantaba de su posición, quedarse ahí, arrinconada contra el árbol no la favorecería de modo alguno. No cuando lo que buscaba era apagar sensaciones en exceso cálidas y deseos ocultos que debían mantenerse bajo mil capas. Se arregló el vestido con la mano libre, pues todavía mantenía su varita apretada en su otra mano como si fuera un tótem que tenía que sostener a como de lugar.

Dio unos pasos con la vista clavada en el pequeño río. Agua, si, eso la enfriaría. Pero no pensaba acostarse sobre la misma a causa de que la corriente era tan baja. Se tendría que conformar con mirar e imaginar que estaba en el polo norte, de preferencia rodeada de nieve.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Sihtric Cáech el Jue Jul 24, 2014 12:45 am

Un leve quejido escapó de su boca por la nula amabilidad con que la mujer lo acercó, si las circunstancias hubiesen sido otras, habría dejado correr la pequeña indignación que eso le causó y quien sabe, tal vez hasta habría considerado el desquitarse en ese preciso instante. Pero no era el caso, ya la sentía juguetear nuevamente sobre los labios y naturalmente no la iba a interrumpir y mucho menos detener. ¿Para qué? ¿Para quedarse con las ganas de su sabor? Obvio que no, la dejaría hacer y deshacer solo por un rato.  Y había hecho bien en permitírselo, lo supo cuando una inusual sonrisa le fue dedicada justo antes de ser invadido exquisitamente.

No era su costumbre ceder el poder pero hoy la curiosidad le rondaba a niveles lo suficientemente peligrosos como para ser accesible, por lo visto, literalmente. ¡Adiós espacio personal! De ser posible sus labios se habrían fundido aún más y si no la sujetó para evitar que se alejara fue por encontrarse sumergido en un estado en el que todo le era ajeno, todo excepto las húmedas e insistentes caricias que podía sentir dentro. En otras ocasiones había visualizado encuentros alternativos con la profesora donde el contacto se intensificaba y recorrerla libremente le era permitido, pero por extraño que pareciera, jamás había imaginado que ella acudiera a él y reclamara autoridad como estaba haciendo en ese preciso momento. Gustaba de las sorpresas, especialmente de las cálidas y húmedas.

Sentir que le abandonaba generó en él cierta angustia, mínima y sin embargo existente. Intentó ir tras ella, atrapar su lengua antes de que fuera muy tarde, lamentablemente eso ya no sería posible y su único consuelo fue un último y contundente beso que avisaba el fin de un contacto que quizá nunca debió darse y que pronto terminó. Si antes ya le inquietaba la posibilidad de que la farsa de relación establecida por mutuo acuerdo fuese adquiriendo veracidad, al menos de su parte, ahora sí tenía claro lo profundo que había caído en su propio juego. Estaba haciendo exactamente lo opuesto a lo que se le había indicado: formando lazos. No hizo falta meditar mucho el asunto para darse cuenta de que estaba perdido, sus ojos se abrieron haciendo un esfuerzo extra por asimilar lo que acababa de ocurrir y sus consecuencias, pero poco o nada podía hacerse ya al respecto. Pues por mas que se repitiera una y otra vez que el único motivo de la cercanía física era divertirse con la mujer, en el fondo sabía que eso había sido antes, no ahora.

Sonrío ya fuera dela vista de ella. Vaya rumbo que habían tomado las cosas…  –Suficiente, claro. – Secundo las palabras de su compañera  encerrando a partir de ese momento todo rastro de pensamientos al respecto pues de nada le servía desglosar la situación. Usando como apoyo una de sus piernas se incorporó rápidamente con una actitud tan despreocupada que nadie sospecharía que segundos atrás había sido presa de emociones y sensaciones poco controlables, todas y cada una provocadas por la imponente mujer que observaba el agua correr por el río. Pocas eran las veces que ésta lo excluía de su campo de visión, por lo general se encontraban en constante enfrentamiento y se mantenían al tanto del mas mínimo movimiento del contrario. Extrañamente se comportaba diferente, incluso parecía con la defensa baja.

¡Annwyn! – la llamó sin disimular la diversión que reclamaba espacio después de todo el ajetreo – Cuidado con el agua.– sí, así nada mas. La amplia sonrisa debía delatarlo, pero no importaba. Ya se había girado hacia ella, con el río al frente, y sostenía en alto la varita. Específicamente apuntaba  a una roca de tamaño medio que había puesto a levitar segundos antes, en un ágil movimiento la dejó caer  estrepitosamente en el agua consiguiendo que las gotas salpicaran sin mayor problema a la chica. – Me pareció que el calor te acongojaba.– soltó con dobles intenciones conteniendo medianamente bien la risa, adoptado inmediatamente una postura defensiva por si acaso. ¡No podía negarlo! Había sido una eficiente forma de refrescarla sin necesidad de que ella moviera ni un solo dedo. Todo un favor para su novia.  



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Annwyn Lancaster el Jue Jul 24, 2014 7:08 am

El llamado de su novio le sonó distante y extraño, por alguna razón que no alcanzaba a comprender le supo extraño el que la llamara nuevamente por su nombre completo, aunque su sorpresa no evitó que se girara hacia él para consultar que quería con la mirada. –¿Cuidado?.- repitió sin entender hasta que su vista se fijó demasiado tarde en la mano que movía la varita contra un punto atrás de ella, logró observar por el rabillo del ojo la piedra que caía en el agua antes de recibir las salpicaduras que alcanzaron la ropa en su espalda, la parte trasera de sus piernas y uno de sus brazos, además de una gota indecente que se pegó a su mejilla.

Definitivamente había muchos errores de los que podía culparse en el poco tiempo que ya tenía esa mañana. Pero haber bajado la guardia un segundo había sido sin duda el peor. Cáech. Indudablemente sintió el odio provenir de ella hacia él, tan rápido que sus labios no pronunciaron respuesta alguna mientras levantaba con rapidez su varita y en un seco movimiento y con un simple crujido una de las ramas del árbol cayó directo hacia el cuerpo del profesor. Esperaba que le hubiera dado en la cabeza, de preferencia tan fuerte como fuera posible.

–Sé que tienes la esperanza de ser medianamente simpático, pero no, no lo eres.- le aseguró manteniendo su varita en alto mientras se alejaba a conciencia del borde del río, quedarse allí sería una estupidez a sabiendas de que el otro muy seguramente tomaría represalias. Así parecía ser la única forma de funcionar entre ellos, si no estaban en alguna confrontación intentando determinar quien perdía primero el rumbo, el mundo se sentía extraño y sin vida.

Incluso en el momento en que había compartido el aliento con el otro seguían en su eterna guerra… Se molestó al encontrarse evocando tan rápido las sensaciones y antes de permitir que ocurriera algo más elevó su varita en el aire. Aqua volatem.- susurró antes de dejarlo hacer un movimiento que fuera en exceso problemático. Cuando la gran bola de agua se elevó unos segundos antes de colisionar contra el cuerpo de Sihtric y darle literalmente un baño, una risa totalmente fuera de lugar escapó de sus labios.

Su venganza había sido sin duda infantil, como demostrando que ella podía hacer algo peor que él, pero verlo como un gato mojado indudablemente le añadía puntos de gracia al ejercicio. Mantuvo la varita en alto a sabiendas de que no saldría tan bien librada esta vez, pero no se le ocurría ningún lugar donde ocultarse en tan pocos segundos, además de que estaba disfrutando más de la cuenta de la vista húmeda que tenía en frente. –Creo que el agua entendió que el más complicado eras tú, no es necesario que agradezcas.- sonrió con suficiencia volviendo a retomar el contacto visual con el otro. Ya casi sonaban a unas inolvidables vacaciones.


Última edición por Annwyn Lancaster el Jue Jul 24, 2014 7:13 am, editado 1 vez


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por I Solemnly Swear el Jue Jul 24, 2014 7:08 am

El miembro 'Annwyn Lancaster' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Hechizos' :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Cuenta Master

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Sihtric Cáech el Vie Jul 25, 2014 1:51 am

No podía ser posible… En qué… ¿en qué momento fueron a torcerse las cosas en contra suya?! Ni siquiera le dio tiempo suficiente para disfrutar la mala broma que surtió efecto gracias al factor sorpresa. No, hasta de eso se le privó. Primero, porque algo que de momento no identificó fue a caerle en la cabeza de buenas a primera, con un crack cómo único aviso de que algo venía desde arriba. Afortunadamente los segundos no le alcanzaron para alzar por completo el rostro, por acto reflejo, o de lo contrario habría recibido la rama de lleno en la cara. Se llevó la mano a la cabeza cerca de la frente, ahí donde recibió el golpe y, antes de que pudiera enfocar a su vengativa novia, le pareció escuchar un murmullo. En cuanto abrió los ojos fue testigo de algo que seguramente jamás olvidaría: la varita apuntaba en su dirección, pero no precisamente a él y antes de que pudiera siquiera trazar una palabra o alzar la vista, la gran masa de agua controlada por Annwyn le empapó por completo.

Mojado de pies a cabeza, estilando a más no poder, estupefacto… sin saber por cuál de todas las cosas que quería decirle a la noble dama empezar. Sí, se tomó unos cuantos segundos para confirmar su condición, como si realmente hubiera posibilidad de que aquello fuese un error, pero absolutamente todo en él había sido víctima del agua. Sus manos fueron las primeras en superar la catástrofe, la que sostenía la varita la empuñó aún con mas fuerza mientras que los dedos de la otra se movían pausadamente como si intentaran retomar sus funciones después de un  pronunciado letargo. De inmediato, en un rápido movimiento de sus orbes, enfocó por fin a la profesora. Estaba serio, quizá bajo otras circunstancias se habría jactado de haberle sacado una risa  a la reina de la frialdad, pero no hoy. Hoy estaba furioso, y empapado, llenándose de intenciones poco pacíficas, y empapado, indignado por recibir de vuelta y con creces la mala jugada y… empapado…

No se molestó en exprimir las ropas que podía ya sentir pegadas al cuerpo, tampoco en enjugarse el rostro, así mojado como estaba apuntó con determinación a la chica de sonrisa victoriosa. Le borraría la satisfacción del rostro a como diera lugar. -  Zancadilla – con marcada pronunciación e impregnado de ira conjuró, deseaba mellarle el orgullo. La magia surtió efecto, pero para su desgracia no consiguió hacerla caer tan fuerte y duro como hubiese querido. Lástima.  – Cada quien lo que merece, aunque no puedo decir que estemos parejos… – estaba insatisfecho pero al menos no la había dejado irse tan campante.  Se sacudió el cabello con la mano libre, aunque necesitaba mas que eso para dejar de gotear. - ¿Sabes? No te sienta tan mal estar abajo. – fue tentador acercarse a ella, pero no, estaba seguro de que las cosas no acabarían ahí. Cualquier movimiento a partir de ese momento sería una rotunda declaración de guerra.


Última edición por Sihtric Cáech el Vie Jul 25, 2014 2:17 am, editado 1 vez



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Liberando Tensiones || Sihtric

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales