JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

I'm not what you think [Lily L. Potter](Flashback)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm not what you think [Lily L. Potter](Flashback)

Mensaje por Albus S. Potter el Mar Jul 05, 2016 10:13 pm

Albus Severus Potter, nombres icónicos para un chico que no era nada diferente al resto, simplemente era el hijo del “salvador” del mundo mágico. Estaba en el jardín completamente solo, envuelto en la penumbra de la noche, le gustaba observar el astro divino, que solo salía cuando el sol se escondía, ¿una metáfora de su vida, tal vez? Siempre sería una luna, opacada por la luz de una estrella. Sus orbes claros extendían su noción de lo que le rodeaba, pero sus oídos se percataban de todo lo que ocurría en la casa, su padre calmo, su madre preocupada y Lily de seguro aun molesta por su postura radical, pero simple y sencillamente era cierto lo que pensaba. Nadie era castigado por nada, James era un poco más problemático que el – mucho más – por ende el realmente creía que solo había sido una forma de llamar la atención. ¿Qué pasaría si en realidad era inocente, su pariente? Pues… era difícil predecir el humor en una persona, pero seguramente ya no sería lo mismo entre ellos, la admiración que le tenía poco a poco se fue convirtiendo en un rencor que yacía en lo más profundo de su corazón, y no sabía por qué había crecido ese lúgubre sentimiento. Pero de cierta forma mórbida, quería que James permaneciera en Azkaban.

Negó con la cabeza y sacó papel de arroz y tabaco tostado, con un movimiento de su varita y una palabra susurrada para sí mismo se hizo la luz en ese lugar oscuro, estaba sentado en una de las orillas, solo iluminado por su hechizo; de una forma muy hábil envolvió el papel con la hierba adentro haciendo un cigarrillo, el cual prendió con facilidad, usando uno de sus encendedores muggles. El humo que emanaba de la colilla, perdiéndose en la inmensidad del abismo. Miró los arboles cetrinos y sentía el gélido aire golpeando su piel, siempre hacía frío donde se encontraba pero esa noche parecía premonición de algo que ocurriría, ¿Cómo lo sabía? Sexto sentido, probablemente. Su pecho ardía con una emoción que no conocía, tenía ganas de llorar así que lo hizo, sentado, solo, igual como las noches pasadas después de conocer que su ejemplo a seguir no era más que un criminal. Las lágrimas brotaban desde sus ojos hasta sus mejillas, ahí era cuando decidía limpiarlas; “no presentes signos de debilidad, te comerán vivo” escuchó la voz de su conciencia, a la cual hizo caso, se armó de valor y no dejó que la tristeza se apoderara de él.

Su habano se extinguió, pero él seguía ahí expectante, esperando que una revelación viniera a el cuando de repente escuchó pasos, conocía tan bien la cadencia de ese desplazamiento, era su hermana Lily, por lo cual se levantó, mostrando la cara típica de “no me molestes” y buscó el cuerpo de la chica, a la cual pudo notar como si fuera una sombra, el varón se encogió de hombros y trató de ignorarla, seguir en su mundo; pero no había hablado con ella en un par de días y sentía que era tiempo de hablar, tragó saliva y suspiró - ¿Sabes, Lily? James siempre fue el que más se emocionó por tu llegada, yo también te amo, pero Sirius siempre fue... el que mejor hacía todo… - miró a otro lado sintiéndose patético – hasta tú lo respetas más que a mí, lo amas más que a mí, y sé que nuestros padres ven como un orgullo a ese León – comentó haciendo referencia a la casa en la que estuvo su familiar – suena como envidia, pero no lo es… es lo que siento ¿entiendes? No quiero ser el, estoy bien siendo Albus, pero… crecí siendo un nada, te aseguro que si estuviera en el lugar que James no me rescatarían con tanta urgencia – comentó con cierta acidez. Lo había dicho el mismo, no era envidia, era rencor.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mestizos

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not what you think [Lily L. Potter](Flashback)

Mensaje por Lily L. Potter el Miér Jul 06, 2016 12:10 am

Habían pasado dos días desde que había tenido lugar la reunión de la Orden del Fénix evaluando las nuevas pérdidas a las que debían enfrentarse. “James, Hermione, Luna, Winnifred …” pensó Lily. Pero la lista seguía. Habían sabido atacar donde más podían hacerles año. Les habían separado. Escogían miembros de las familias más relevantes de la Orden, les destruían anímicamente a ellos en Azkaban, y mientras tanto sus familias y la organización se iban a la mierda ellas solas. Si los Mortífagos estaban detrás de eso; y Lily tenía la corazonada de que así era, lo iban a pagar realmente caro.
Sin embargo, eso no había sido lo más preocupante de la reunión. En cierto punto, Albus se había atrevido a afirmar que James y el resto de sus compañeros habrían hecho algo para merecerse el encarcelamiento. Había dicho que no eran inocentes. Lily tuvo que ser sacada de la sala por su tío Ron, para que dejase de gritarle a su hermano mediano. Sentía rabia, furia, impotencia. No podía hacer nada por ayudar a James, ella tenía que permanecer en Hogwarts. Pero los que sí podían dudaban de ellos, y eso la aterraba. Si perdían su férreo ideal, ¿qué le quedaba a la Orden del Fénix?

El tiempo le había hecho ver con retrospectiva las cosas. Ya podía contener sus impulsos, y pensar con frialdad. Había evitado todo contacto con Albus desde entonces, Grimmauld Place era lo suficientemente grande como para que no le viese. Pero, aquella noche, mientras Lily permanecía sentada en la ventada de su dormitorio, con sus piernas colgando en el vacío y su espalda apoyada en el alféizar, vio a Albus en el jardín trasero. “Al parecer, él también valora los momentos de la soledad” pensó la joven, “Pero, ¿por qué? Ya ha dejado claro que James y el resto le importan una mierda”.

La noche londinense era fría y húmeda. El aire llevaba cargado el inconfundible olor de la tormenta, y las nubes hacían que la luna solo se pudiese ver en cortos intervalos. Había una temperatura lo suficientemente baja como para que Lily tuviese que llevar una suave chaqueta, y como siempre, llevaba puesta la chaqueta de James con la que tantas veces le había visto jugar al Quidditch. Siempre se la dejaba, mientras él sudaba encima de la escoba ella disfrutaba en el público, simplemente viéndole. Y, con su marcha, no se separaba de ella, por muy grande que la quedase. Aún conservaba su aroma. Volvió a dirigir la mirada a Albus. Mantenía las brumas nocturnas alejadas con un conjuro lumos, y después usó un objeto que Lily reconoció con un mechero muggle. Sabía que fumaba, le había visto varias veces que él creía que se encontraba solo. Pero había notado como su asiduidad había aumentado, casi enfermizamente.

Lily volvió a su habitación, y cerró la ventana tras de sí. Estaba harta de evitarle, iba a enfrentarse a él de cara. Quería saber qué le pasaba, por qué había renegado de los suyos; y los más importante, si podía seguir llamándole “hermano”. Atravesó la casa, bajando por las escaleras principales. Antes de abrir la puerta del jardín, se detuvo, y vislumbró desde el pasillo a su madre y a su padre sentados en el sofá, abrazados. Podía reconocer perfectamente la cabellera pelirroja de Ginny apoyada en la regia figura de Harry. Se dio la vuelta, tras esbozar una sonrisa, y se sumergió en la noche.

No me vengas con esa mierda, Albus —respondió, después de escuchar lo que catalogó como un discurso victimista—. Se que siempre he estado más unida a James que a tí. Probablemente sea porque crecí con él en Gryffindor, ¿pero qué dices? ¿De verdad crees que no lucharíamos por tí, al igual que luchamos por él? Si es así, perdóname, pero eres gilipollas. O al menos te comportas como uno —Lily tragó saliva. Su intrínseca bondad se oponía en rotundo a la actitud que estaba comando con albus, pero no podía evitarlo. Si había algo más importante, esos eran los suyos.— Y, si no crees que James, Hermione, Luna, Winnifred, y todos nuestros amigos encarcelados sean inocente, ¿por qué sigues en la Orden? Si has perdido tus ideales, sino crees en nosotros … —una lágrima interrumpió su discurso. No era tristeza, era rabia. Apretó sus puños, hasta casarse verdadero daño— estás perdido para mí.

¿Por qué fumas, Albus? —preguntó, después de que una bocanada de aire fresco le devolviese parcialmente la tranquilidad.— ¿Crees que la nicotina callará tu conciencia?
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not what you think [Lily L. Potter](Flashback)

Mensaje por Albus S. Potter el Miér Jul 06, 2016 12:24 pm

El mediano de los Potter estaba incomodo, se le podía notar un ligero temblor en la mano izquierda mientras Lily hablaba con cierto coraje que no deseaba interrumpir, el varón era sensato, siempre trataba de seguir el lado lógico de las cosas, pero en ese momento el enojo también le estaba llenando a él; la cólera le invadió todos los sentidos, y lo que hasta hace unos minutos era una noche tranquila, ahora era una guerra de quien tenía la razón. El olor a cigarro había impregnado el ambiente de una forma peculiar, su ropa olía a la sustancia nociva pero a él le había dejado de importar lo que los demás pensaran hace tiempo. A la única que escuchaba de vez en cuando era a su hermosa madre, o a su hermana; pero estaba cansado de vivir bajo el régimen de una familia “perfecta”. Sacó otro pedazo de papel de arroz, y la hierba tostada para empezar a enrollar otro habano, calmado, mientras Luna seguía dirigiéndose a él con poco respeto: podía notar por el  lenguaje corporal de la fémina, y por la manera cortante de decir las palabras que emanaban de su boca que estaba envuelta en molestia. No podía culparla, pero su postura seguiría la misma. Suspiró, mirando el cielo oscuro, oliendo la tierra mojada y sintiendo como el ambiente húmedo envolvía a ambos. “Una tormenta está cerca” pensó el castaño mientras tomaba una bocanada de aire.

La noche era lúgubre, oscura como ninguna otra, sus orbes buscaban a la chica para poderla mirar a los ojos, pero gradualmente fue perdiendo el interés. No le gustaba ser insultado, pero era natural que ocurriera. Albus era alguien problemático y no en el buen sentido de la palabra, era alguien bromista, pero sus bromas a veces eran de mal gusto – a él le gustaba llamarles “de gusto selecto”- Él estaba consciente de lo que ocurriría por su postura radical sobre el tema de su hermano, pero, ¿Qué más daba? A veces se debían romper algunos platos para que la mente del ser humano cambiara; una acción disruptiva valía más que una que se apegara al resto de la humanidad. Severus siempre miraba que estaba haciendo el resto e iba y hacía lo contrario, simplemente para no imponer una tendencia en sí mismo, era alguien que nadaba en contra de la corriente y no le importaban del todo las miradas molestas o los reproches como el de ese momento. Cuando terminó de doblar el papel, lo prendió con el mismo mechero de hace unos minutos. Empezó a fumar enfrente de su hermana, lo cual nunca había hecho… de inmediato calmó sus nervios y sus pensamientos.

En su rostro se dibujó una sonrisa y negó – Lily, tu sabes que James es importante para mí, desde pequeño he tenido un gran apego hacia él, lo amo con todo mi corazón, pero debes entender que si está ahí es por algo, están todas las pruebas contra el ¿entiendes? Todas, y no puedo negar lo que mis ojos ven, simplemente no puedo – Le dio una calada a su cigarrillo, esperando unos cuantos segundos para hablar – No sé dónde se encuentre mi lealtad en este momento; creo que en mí mismo, ¿tan malo es eso? – Comentó mientras miraba a otro lado, desviando su mirada - Claro que ayudaré a nuestro hermano, no dudes de eso, pero también comprende mi postura, tampoco puedo ir haciendo esas cosas, tengo influencia en el Ministerio de primera mano por mi trabajo y esfuerzo, no puedo ir arriesgando eso, simplemente no puedo – dijo para concluir, aun calmo.

- ¿Por qué fumas, Albus? […]¿Crees que la nicotina callará tu conciencia? – “Exactamente querida hermana” escuchó decir en lo más profundo de su subconsciente pero solo puedo negar con la cabeza, sintiendo una tenue punzada en el pecho, no sabía que responder pero no se quedaría callado – Fumo porque me calma, porque me evita pensamientos no gratos. Me relaja y me siento bien con todo lo que está ocurriendo, sobre todo, porque estoy sometido a mucho estrés que proviene de muchas partes, y quiero al menos disfrutar de los momentos que tengo a solas al máximo – al fin había podido decirle sus razones pero sabía que su pequeña pariente no se quedaría callada ante lo dicho, por lo cual sonrió. De forma parsimoniosa se acercó a la pelirroja para limpiarle una lagrima con su siniestra, odiaba que llorara, pero no le podía evitar ese llanto, no esta vez - ¿Sabes, Lily? He logrado percatarme de que condenamos todo lo que conocemos como “bueno” o como “malo”, te daré unos ejemplos: Jesucristo y Satanás en el cristianismo, el comunismo en contra del capitalismo, lo negro y lo blanco, el pensamiento purista y el pensamiento liberal – hizo una pausa para acabarse su tabaco - ¿No puede existir un punto medio? – Susurró concluyendo su idea, alejándose de la mujer que tenía enfrente de nuevo – siempre serás mi hermana, pase lo que pase, y para contestar tu pregunta, no sé porque sigo en La Orden -


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mestizos

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not what you think [Lily L. Potter](Flashback)

Mensaje por Lily L. Potter el Miér Jul 06, 2016 4:46 pm

Lily no deseaba esto, Lily no quería nada de lo que le estaba pasando a su familia. Jamás pensó que los tres chicos que crecieron juntos pudiesen estar tan separados en el futuro. Pero, todo había cambiado. James, encarcelado por un crimen que Lily estaba segura de que no había cometido; Albus, sin fe en su hermano y su familia y cada vez más distante. ¿Y ella? Bueno, Lily estaba permanecía la mayor parte de su tiempo encerrada en los muros de Hogwarts, cada vez más solitaria, cada vez más nostálgica. La única que parecía apoyarla al máximo era Dominique, pero ni ella creía ciegamente en su causa. Y, todas las mañanas, temblaba ante la mera idea de que el Profeta anunciase otra pérdida más. Pero ¿qué podía hacer ella? Eso era lo que más la destruía por dentro. La impotencia. El saber que daba igual lo mucho que se esforzase, James iba a seguir en Azkaban. El saber que, mientras la Orden se movía, mientras su familia y amigos buscaban algún modo de devolver a los suyos a su lado, ella debía fingir que el colegio y las clases la importaban, debía seguir con su vida normal. “No puedo tener esa vida” pensaba, “no si mis pilares están derribados”.

Notaba que Albus estaba débil. Tenía un ligero temblor en sus delgados brazos, sus ojos titubeaban y permanecía en la penumbra, abrigado por las brumas. Él tampoco lo estaba pasando bien, eso era obvio. Una parte de ella, su zona empática, quiso apiadarse de él. Quiso romper la barrera insondable que les separaba, abrazarle. Abrazarle como lo haría cuando volviese a ver a James, mecerse en sus brazos y olvidar todo el mundo a su alrededor. Y, ser feliz, aunque fuese un instante. Pero no podía. Su rabia se interponía, no podía callar su conciencia. “Traidor” gritaba la parte más oscura de su ser, “Es un traidor. Ha traicionado a nuestra familia, a la Orden, a todo lo que somos, a todo lo que papá y mamá consiguieron. Antes moriría que pensar como él”.

La muchacha vislumbró como se hacía un segundo cigarro. Ella también se había dado a un vicio, el café. Desde la marcha de James, era lo único que podía mantener su cuerpo caliente, pese a que ya era completamente inmune a la cafeína. Pero, pese a una hipertensión crónica, no era nocivo. Él, sin embargo, parecía estar empeñado en matarse desde dentro. Se pudría los pulmones, se destruía poco a poco. Tuvo que contener su impulso de quitarle esa mierda de la boca, de tirarlo a dónde no pudiese cogerlo y quemar todo su papel de liar y su hierba. Porque le quería, porque era su hermano Albus y porque ansiaba volver a tener a su familia unida. Pero ahora había una distancia tan grande entre ambos… ¿Qué la aseguraba que seguía siendo el mismo Albus con el que había crecido? En el fondo de su ser sabía que se habían distanciado desde el primer año de su hermano. Él había sido enviado a Hufflepuff, mientras que James y ella vivieron tantísimas cosas en Gryffindor. Con lo sencillo que hubiese sido seguir el consejo de papá, pedirle al Sombrero ser enviado a la casa de sus padres.

¿Le quieres con todo tu corazón? —Comentó con sorna. — Pues nadie lo diría, Albus. Porque sabes cómo es él, sabes que jamás hubiese sido capaz de hacer todo de lo que se le acusan. ¡Ni él ni ninguno de nuestros amigos! Por dios, no es solo James el que ha sido injustamente encerrado. ¿Ves a la tía Hermione, que salvó el mundo mágico junto a papá, destruyendo todos los ideales por los que lucharon? ¿O a Luna, cuando tiene el corazón más grande del mundo? Cualquiera que consagre su vida a la Orden la consagra a unos ideales, unos ideales que no vendería a la primera de cambio. A diferencia de ti, somos fieles.

¿De verdad, Albus? —Respondió, indignada— ¿El Ministerio? ¿Ese que es tan voluble como el líder que tenga? ¿Ese que en su día tachó a papá de mentiroso, cuando el señor Tenebroso había vuelto? ¿Ese que está podrido de familias puristas, de gente que volvería a apoyar a Voldemort? ¡Por Godric Gryffindor, Albus! Eres mestizo, ¿es que eso no significa nada para ti? Como puedes defender el Ministerio por encima de tu familia, con ese movimiento purista detrás. Tu lealtad debería estar en el mismo sitio que tú familia y tus amigos, aunque se ven tus esfuerzos por renegar de nosotros. ¡Quítate el apellido Potter, si tanto lo deseas! Y de paso, también tu nombre. No te mereces llevar el nombre de Albus Dumbledore, el más grande director de Hogwarts de todos los tiempos; o el de Severus Snape, el más valiente de los hombres. Sin su sacrificio tú no estarías aquí, pero eso no te importa una mierda, ¿me equivoco?

Lily apartó su mano con rabia, cuando él se aproximaba a limpiarle las lágrimas. Retrocedió instintivamente dos pasos, dejando que la luz de la luna la iluminase. Sus rizos pelirrojos refulgieron como mil hogueras en la noche, como un fénix dejándose morir entre las llamas de su propia vida.
Si para ti el punto medio es dejar que James se pudra en Azkaban, jamás estaré en él contigo. No estamos hablando del bien y el mal aquí, estamos hablando de nuestra familia contra los que intentan derribarla. Nadie te obliga a estar en la Orden. Serás el primer Potter y el primer Weasley que reniega de ella, pero eres libre de irte. Al fin y al cabo, para luchar hay que creer. Y tú no crees en nosotros.
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not what you think [Lily L. Potter](Flashback)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales