JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Don't play with fire | A. Jengland

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Don't play with fire | A. Jengland

Mensaje por Joanna M. Andersen el Lun Jun 27, 2016 12:21 am

Julio 22 de 2025
Cerca de las 20:00 hrs.

No había querido que el animalucho ni nadie la acompañaran. Sus padres no estaban en casa cuando sucedió y no necesitaba de nadie que la asistiera ni mucho menos que la consolara mientras esperaba en el hospital. Joanna siempre había disfrutado de buena salud, los Andersen cuidaron de ella para que nunca se ensuciara demasiado ni se juntara con demasiados niños de otras familias que pudieran trasmitirles enfermedades demasiado graves. Sus defensas –no sólo las de salud- eran fuertes y cualquier dolor, gripe o malestar menor, podía hacer una poción ella misma o pedirle a los gritos a uno de sus sirvientes o elfos que la hicieran por ella. Sin embargo aquella noche no podía solucionarlo con un simple hechizo ni una poción. Aún podía caminar pero supo que tenía que solucionarlo cuando el dolor era grande, fuerte e inevitable.

Esperaba encontrar a su tío en San Mungo. No planeaba ni quería tener que acercarse a la sala de espera como una simple mundana mientras un sanador se dignaba a atenderla. Iría directamente con Walden para que él solucionara el asunto cuanto antes y así abandonaría el hospital antes de que se hiciera muy tarde. – Soy su sobrina – afirmó con frialdad ante una recepcionista que la contemplaba como una estúpida. Joanna estuvo a punto de sacar la varita para escribir en el aire, con un hechizo de fuego, su nombre completo para que la mujer entendiera la lengua común, pero antes de hacerlo, esperó. ¿Sería tan idiota como se veía? – El Director no se encuentra en este momento. Y nada me asegura realmente que usted sea su sobrina, señorita – respondió la mujer. Joanna esperó. La observó como si fuera una babosa retorciéndose entre un puñado de sal. Si su tío no estaba, necesitaría de otros métodos para salir pronto de ese lugar, además de que la maldita herida estaba escociéndole la piel como si estuviera asando su propia mano a fuego lento.

- Entonces… -se acercó a la recepcionista con una sonrisa malévola -…consiga a alguien que me atienda antes de que haya consecuencias -. Sus palabras no fueron ignoradas. Quizás había reconocido su apellido, o tal vez la expresión de la chica había removido en la mujer algo parecido al miedo, pero luego de unos minutos la remitieron a un consultorio. Tenía una venda en el brazo izquierdo que cubría la mano y parte del antebrazo. Le ardía como un demonio, y aunque había tratado de limpiar la herida con agua y otros remedios, los efectos de un Incendio tenían incidencias diferentes al fuego normal en la piel. El elfo que la causó ya había pagado las consecuencias, pero Joanna se abstuvo de ordenarle que la acompañara. No necesitaba más incompetencia de su parte. Esperando en el consultorio, apretó la mano de pura rabia. ¡Aquella criatura insignificante no volvería a ver la luz del sol jamás!

- ¿Señorita Andersen? – preguntó una voz al ingresar al consultorio.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't play with fire | A. Jengland

Mensaje por Artemisa K. Jengland el Sáb Jul 02, 2016 6:12 pm

Ese día en particular tenia mas sueño que nunca, sin mencionar lo aburrida que estaba. Tras completar unos pocos ficheros que le habían quedado del día anterior, la pelirroja decidió tomarse un descanso. Les pidió a los elfos un café y se sentó en una mesa mientras saboreaba lo que era estar sin hacer nada. Y, claro, no era un día común si ella no empezaba a cabecear en el trabajo amenazando con quedarse dormida. Aunque la diferencia era que en ese momento no había nadie que le prohibiera atribuirse una pequeña siesta, por lo que apoyó la cabeza en su mano y cerró los ojos, disfrutando del calor que el café le acababa de dar. Por su mente pasó su hermana y sus dos mejores amigas, los mejores momentos que había pasado en su vida y lo mucho que extrañaba el mundo muggle, por más que a ella misma le costará creerlo. Deseaba ir a un circo con Magikal o de compras con Cassandra, que ella le comprara sus Oreos o incluso esas peleas en las que intentaba quitárselas...

Un golpe en la mesa hizo que la muchacha pegase un pequeño salto de la ensoñación que estaba teniendo y derramará el café que tenía en la mano. Su mentor estaba frente a ella con una mano sobre la mesa de café y una expresión de cabreo que ya muchas veces había visto en su “amistoso” instructor. — L-lo lamento, señor. Ahí lo limpio todo. —murmuró ella, apenada. “No hace falta, Jengland, déjaselo a los Elfos. Ven conmigo, tenemos una paciente” gruño él, para luego darse la vuelta e ir en camino a su despacho. De todas las personas de San Mungo, ¿Porque le había tocado el mentor mas cabron de todos? Odiaba ese lugar, odiaba cada minúsculo espacio de ese maldito hospital. Lo único que deseaba hacer es estar sobre una escoba y hacer lo que más amaba: jugar Quidditch. Pero se había prometido a sí misma que lo haría por ella y por aquellos a quienes quería, y no iba a abandonar aquel maldito empleo que le ponía los pelos de punta.

Siguió al hombre hasta el consultorio donde la paciente debía estar esperándolo y entró tras él. “¿Señorita Andersen?“ dijo él, mostrando su lado cortes. “Yo seré su medimago de cabeza, y ella es mi asistente, Artemisa Jengland.” continuó, presentándola. Pero lo que la pelirroja no creyó era que se encontraría con alguien que había sido su amiga durante sus años escolares. — Joa...señorita Andersen. —dijo tosiendo al casi pronunciar su nombre como si nada hubiese cambiado. Sabía que ella no se tomaría a la ligera su cambio de “pensamiento”, por lo que simplemente decidió mostrar profesionalidad y ocultar todo tras un capa de frialdad. — Un gusto. Como ya han dicho, mi nombre es Artemisa Jengland y estamos aquí para ayudarle. Por favor, siéntese en la camilla y cuéntenos qué es lo que le sucedió. —dijo bajo una fría sonrisa que ni ella misma se la hubiese creído, bajo la mirada curiosa de su mentor por su cambio de actitud.


WE REMEMBER
MOMENTS
She's full of regrets:
I never knew I needed you...:

§ | §
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hospital San Mungo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales