JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Molly A. Weasley el Vie Jun 17, 2016 11:50 am

Bodega de la mansión Holdsworth
03:10 am
5 de julio de 2025


Molly Weasley nunca había tenido tanto tiempo para pensar y replantearse la vida. En su anterior vida, buscaba cosas para distraerse y poder dejar atrás todas aquellas preocupaciones que no eran más que lastres que llevaba arrastrando desde que tenía uso de razón. No se definía a sí misma como una persona problemática, aunque sabía que su personalidad tampoco era demasiado llevadera, para qué mentirse a una misma cuando se estaba en aquellas circunstancias. Hasta aquel momento, no se había dado cuenta de lo delgada que era la linea que separaba la vida y la muerte, de lo fácil que era pasar de un estado al otro y de lo complicado que era estar en ese estado de continua agonía desde hacía ya prácticamente... ¿Cuánto tiempo había pasado desde que la capturaron a ella y a su hermana? No estaba segura. Era difícil seguir la noción del tiempo, sin calendarios, sin responsabilidades, sin más obligación que ver su vida pasar encerrada en aquellas cuatro paredes en unas condiciones que no le desearía ni a su mayor enemigo.

Un dolor incipiente en el estómago hizo que se retorciera, había adoptado una posición fetal en el suelo pensando que así conseguiría quedarse dormida. Aquel lugar lúgubre y frío no le daba muchas opciones de comodidad. Con cuidado, se dio media vuelta para mirar a su hermana pequeña, Lucy parecía tener más suerte que ella, pues dormía plácidamente. El estómago volvió a darle un latigazo. ¿Sería hambre? Ni siquiera recordaba la última vez que había comido algo. En un principio, había pensado que no tardarían en ir a buscarlas, en rescatarlas, pero en aquel momento, después del tiempo que llevaba allí, que le estaba pareciendo una eternidad, ya no estaba segura de nada. Se había resignado, si, se había limitado a comprender que lo más probable era que Lucy y ella murieran allí dentro. ¿Por qué no las mataban de una vez? Al menos así intentaría encontrar la paz, pero había algo que le rondaba por la cabeza cada vez que pensaba en la muerte. Le aterraba convertirse en un fantasma y vagar por la tierra durante toda la eternidad para... ¿Zanjar cuentas pendientes? ¿Cómo se suponía que un fantasma podría hacer eso? Sintió pena, ya se había dedicado el tiempo suficiente a apenarse de sí misma y de su hermana, por eso, en aquella ocasión, sintió pena de todos y cada uno de los fantasmas que se habían quedado atrapados en el mundo.

Volvió a adoptar la postura fetal, sujetándose, esta vez, el estómago con ambas manos. Todo el cuerpo le temblaba, tenía la boca seca, ni siquiera sabía si sería capaz de pronunciar palabra. No lo intentó, no se molestó, quería guardar las pocas energías que le quedaban para su hermana, la única persona que conseguía hacerle tener una mínima esperanza.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mestizos

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Jeannine F. Woodhouse el Vie Jun 17, 2016 8:21 pm

Jeannine levantó los ojos de la fuente de patatas que tenía delante de ella. Jugueteaba con el tenedor e intentaba comer algo del plato sin resultado. Últimamente no tenía hambre, para ser exactos, desde el momento en que volvió a encontrarse entre los familiares edificios de Londres. Los casi tres meses — que le parecieron mucho más — en Francia habían sido un soplo de aire fresco, de libertad, incluso de olvidarse que significaba ostentarel apellido Woodhouse. Si evidenciábamos la poca correspondencia con su madre — imprescindible y obligatoria — la única con la que mantuvo contacto fue con su hermana. ¿Con su prometido?, había dejado de existir para ella en esos meses. O eso quería creer.

Apenas lo había mirado durante toda la noche. Las buenas cualidades que creía que tenía en el fondo, se esfumaron la noche en que descubrió la marca. Desde esa noche, Jenn tenía pesadillas. Hombres encapuchados la perseguían por las calles de Londres intentando matarlas. Justo antes de ver un haz de luz verde, veía los ojos de su prometido. Pero lo más terrible venía cuando abría los ojos y se enfrentaba a la realidad, estaba prometida a un monstruo, tendría que pasar el resto de su vida con él o huir para no regresar nunca. La opción resultaba de lo más tentadora, pero después le daba miedo. La encontrarían. Estaba segura.

La aguda y entrecortada voz de uno de los elfos domesticos se dejó oír. Había jaleo fuera de la casa. El pobre elfo temblaba por osar interrumpir la conversación de sus señores. Parecía que algunos mortífagos — evidentemente esa fue la traducción de Jeaninne, el elfo los llamó agentes del Ministerio — perseguían a unas familias muggle que osaban ensuciar con su presencia los territorios cercanos. ¡Y lo que era peor, se atrevían a hacerse llamar magos y alzaban sus varitas contra la seguridad!. Esa noche habría más muertes. Jeannine sintió ganas de llorar.

Apenas veinte minutos después, excusandose con una indisposición, Jenn se alojaba en una de las hermosas habitaciones de invitados de la mansión Holdsworth. Las madres de ambos prometidos habían decidido que los Woodhouse se quedaran a dormir por seguridad. Nadie quería que los confundieran con sangre sucia y no podían desaparecerse en los terrenos de la mansión. Su madre estaba encantada, parecía que nada había cambiado en estos meses. El único temas que ocupaban su mente eran la boda, por supuesto.

——————

Tres de la mañana y Jeaninne seguía sin poder dormir. Daba vueltas y más vueltas en la cama. Al final se decidió a levantarse y dar una vuelta por la casa. Nada malo podía pasarle, y dudaba que encontrara algo más horroroso. Sin saber como, acabó en las bodegas, quizá se le ocurrió que una botella de vino la ayudaría a conciliar el sueño. No se atrevió a encender la luz por miedo a que la descubrieran, se alumbraba con la varita. Era extraño, estaba segura que no se había equivocado de habitación, pero no había ninguna botella allí, si no una especie de cadena y ... ¿dos niñas atadas?. Se quedó paralizada.

Una de ellas, dormía profundamente, mientras que la otra se mantenía quieta pero estaba segura que estaba despierta. Se quedó paralizada mirándolas. Incrédula. No podía creer que Balthazar pudiera ser aún más monstruoso de lo que creía.


Última edición por Jeannine F. Woodhouse el Mar Jun 21, 2016 12:38 am, editado 2 veces


Kick start my heart when you shine it in my eyes
I'm stuck in the dark but you're my flashlight. You're getting me through the night. I got all I need when I got you and I.
'Cause you're my flashlight.

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hospital San Mungo

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Molly A. Weasley el Vie Jun 17, 2016 8:56 pm

El ruido de unas pisadas junto al resplandor de una varita le indicaron a Molly que alguien se acercaba. Inmediatamente, adoptó una postura defensiva, pero se quedó muy quieta, a la espera. Como era evidente, no se trataba de ningún elfo doméstico, ellos no usaban las varitas. Por tanto, no quedaba lugar a dudas, sería el horroroso dueño de la casa, aquel que trataba a Lucy y a ella como si no fueran personas, aquel que no tenía tacto alguno y a quien Molly se había jurado matar con sus propias manos si algún día conseguía salir de allí o, si se convertía en fantasma, al menos se aseguraría de hacer la vida de ese tipo lo más miserable posible.

Entrecerró los ojos, se había acostumbrado tanto a la oscuridad que la luz de la varita le molestaba. La silueta que conseguía ver no se parecía en nada a como recordaba a su captor. Con cuidado, y los brazos temblando se incorporó apoyándose con ambos en el frío suelo de piedra. Abrió la boca para intentar pronunciar palabra, preguntarle quien era, una semilla de esperanza se había instalado en su pecho. ¿Quizá habían ido a salvarlas? Sin embargo, una pequeña sombra de duda le indicó que lo más probable era que aquella mujer fuese otra persona que quería sacarles información.

Al intentar hablar, su cuerpo se convulsionó y empezó a toser violentamente. Intentó, desesperadamente, tragar saliva para aclarar su garganta. Quería su voz de vuelta. Carraspeó, pero a pesar de todo, lo único que pudo exhalar fue un murmullo ronco casi ininteligible que, para su desgracia, no sonó tan afilado como pretendía. -No solo nos torturáis, sino que además nos exponéis como si fuésemos trofeos. -Toda la frialdad que le faltaba a su tono de voz, Molly conseguía transmitirla con los ojos. Si no fuera por su escasez de fuerzas y por la cadena que la sujetaba por el tobillo, sin ninguna duda, se habría lanzado sobre ella para robarle la varita. Era muy curioso como cambiaban las cosas. Hasta donde la mayor de las hermanas Weasley recordaba, ella siempre había sido una Gryffindor que no encontraba su lugar en la casa, una leona que no sabía cazar, débil, susceptible. Quizá todo aquello la había transformado, quizá todo lo que estaba sufriendo conseguía sacar el verdadero león que llevaba dentro, su instinto de supervivencia. Quizá toda aquella rabia, todo aquel dolor y todo ese odio que sentía hacia los puristas le serviría como un canal para conseguir su venganza. A veces lo pensaba, tal vez matar a varias de las personas que trataban a su familia de forma injusta le ayudarían a vengar la muerte de sus padres y de todos los miembros de su familia que se habían visto envueltos en una guerra inútil, ni siquiera estaba segura de cuantos seguían vivos, cuantos libres y cuantos presos como ella y Lucy. Toda la felicidad de las épocas pasadas, todas las reuniones familiares, se cernían sobre ella como una gran roca que quería aplastarla. Las lágrimas se precipitaron hacia sus ojos, pero ella se negaba a llorar. Al final resultaba que no era tan fuerte como pensaba.

Por puro instinto, se arrastró como pudo, colocándose entre su hermana y la desconocida. Si le quedaba algo de honor y valentía y tenía la oportunidad de hacer algo medio bien después del desastre de su huida con Lucy, era dar su vida por protegerla.


Última edición por Molly A. Weasley el Lun Jun 20, 2016 11:43 pm, editado 1 vez



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mestizos

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Jeannine F. Woodhouse el Lun Jun 20, 2016 2:12 pm

Jeaninne estaba paralizada, alucinando. Cuando la niña intentó hablar — o eso le pareció — se puso a toser violentamente. Jenn avanzó dos pasos en su dirección pero no se atrevió a acercarse del todo, sobre todo porque la chica consiguió hablar y estuvo segura de que quería imprimir otro tono a sus palabras. Palabras que además se clavaban como cuchillos en su cuerpo. Empezaba a comprender la situación, a hilar los cabos sueltos y lagunas que los relatos de su madre y los rumores habían formado. Hasta que tuvo la prueba de las dos niñas encadenadas, no se había atrevido a creer que pudieran existir esclavos.

¿Qué?. — Consiguió preguntar no sin esfuerzo. Su cabeza se negaba a aceptar la situación, pero aún más se negaba a creer que Balthazar fuera tan cruel. ¿Cuántos años tendrían aquellas niñas? ¿Dieciséis, diecisiete?. La que hablaba parecía más mayor, pero aún así... No, no podía ser cierto. Sus ojos eran el terror andante. La niña había sufrido mucho y continuaba haciéndolo. No obstante, le sonaba mucho. Casi tenía su nombre en la punta de la lengua. ¡Y creía que ella era el enemigo!. Tenía que demostrarle que no.

Apagó la luz de su varita y murmuró accio; al cabo de unos momentos, aparecía una fuente de comida y agua procedente de la cocina. Las mandó cerca de la chica y volvió a encerder su varita.

Come y bebe, después hablaremos. No te preocupes si te lo terminas todo, habrá más para tu compañera. — Murmuró con dulzura, manteniendo aun las distancias e intentando que la chiquilla confiara en ella. — Me llamo Jeannine. — Continuó. — Soy sanadora. Me gustaría si me dejaras examinaros a ambas para comprobar vuestras heridas y ver como podemos aliviarlas. No... no tengo que ver con nada de esto. — Señaló la habitación.

Se dio la vuelta y volvió hasta la puerta para cerrarla con cuidado, no sin antes realizar un encantamiento que la avisara en casa de que alguien se acercara a menos de 100 metros. Esto no era un juego, ahora no podía huir como cuando descubrió la marca. Quizá, en esos momentos, Balthazar no la mataría o la esclavizaría, creía que habían estado más unidos que nunca, pero ahora estaba segura que ni pestañearía si le amenazara. Miró de nuevo a las chicas, ella era tan esclava como ambas.


Última edición por Jeannine F. Woodhouse el Mar Jun 21, 2016 1:01 am, editado 1 vez


Kick start my heart when you shine it in my eyes
I'm stuck in the dark but you're my flashlight. You're getting me through the night. I got all I need when I got you and I.
'Cause you're my flashlight.

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hospital San Mungo

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Molly A. Weasley el Lun Jun 20, 2016 8:56 pm

Aquella espera, en esa pose a la defensiva, sin saber muy bien a qué podía atenerse, conseguían ponerla muy nerviosa. A pesar de que se esforzaba por mantenerse tranquila, su mente se autoconvencía para prepararse y anticiparse a cualquier movimiento que aquella chica se atreviese a hacer. Al ver que ésta se acercaba, reculó, colocándose aún más cerca de Lucy. Alzó ambos puños, con dificultad, tal vez no tendría magia, quizá no sirviera de nada intentar pelear de aquella forma, pero si podía dar algún golpe y herir a alguien, valía la pena lo que fuese que quisieran hacerles.

-¿Quién eres? -Inquirió con sequedad y la voz ronca, haciendo caso omiso a la pregunta y la perplejidad de la mujer. El ceño fruncido de Molly y la desconfianza que profesaba su postura, dejaban ver que no pedía una respuesta, sino que la exigía.

El hecho de que la estancia se quedará a oscuras y no poder ver ni siquiera el resplandor de la varita, hizo que el corazón de Molly bombeara sangre con mucha fuerza. ¿Qué ocurría ahora? ¿Por qué no le dejaban ver lo que iban a hacerles? ¿Tan horrible era? Sin embargo, cuando el resplandor en la punta de la varita de la chica volvió, se dio cuenta de que junto a ella, había una fuente de comida y abundante agua. Observó todo el contenido con deseo, comenzando a salivar, pero todo aquello era demasiado extraño. Volvió la cabeza para mirar a la desconocida, de nuevo, con desconfianza. -¿Cuál es el truco? ¿Está envenenado? -Preguntó sin remordimientos. Si algo había aprendido es que no debía tener pelos en la lengua, no con gente como aquella.

Escuchó a la chica con el ceño fruncido, y aunque se moría por probar todos aquellos manjares que parecían deliciosos, se contuvo, por su bien. -Muy bien, Jeannine. -Dijo, muy despacio. -Como comprenderás, eres una desconocida y, después de todo lo que nos han hecho a mi hermana y a mí, no puedo confiar en ti. -Miró a Lucy con ternura. -Si es cierto que no tienes nada que ver con esto, -formuló aún con la voz ronca. Tosió un poco y continuó. -Dime por qué estás aquí. -Tragó saliva con fuerza, ayudando a su garganta reseca a recuperar un poco de humedad. -Porque no me creo que Holdsworth se haya molestado en traer a una sanadora para que nos examine. -Alzó la barbilla, altanera, o así se sintió ella. Aunque teniendo en cuenta las circunstancias en las que se encontraba, probablemente aquella pose causaría risa a cualquiera. Volvió a mirar la fuente llena de comida, cogiendo un trozo de pan y examinándolo con detenimiento. Tenía las manos sucias, tiempos antes, eso le habría impedido comer nada antes de lavarlas bien, pero había terminado acostumbrándose a la suciedad, al mal olor y a comer mal y poco.


Última edición por Molly A. Weasley el Mar Jun 21, 2016 12:03 pm, editado 1 vez



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mestizos

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Jeannine F. Woodhouse el Mar Jun 21, 2016 11:29 am

La desconfianza de la chica era evidente, pero aún así, Jeaninne no pensaba darse por vencida tan facilmente. Eran dos presas de cuya sentencia debía suponer que había sido ordenada por el Ministerio de Magia. ¿Pero porqué era Balthazar el encargado de custodiarlas?. No tenía sentido, a no ser que... ¿podría ser que los mortifagos se hubieran apoderado de un Ministerio entero y nadie hiciera nada por detenerlos?. La idea, por otro lado, era demasiado fantástica para creerla. ¿Por qué se había luchado en las dos Guerras Mágicas si no era por la libertad e igualdad entre sangre puras, mestizas e hijos de muggles?. No entendía nada.

Creo que si quisieran mataros no necesitarían envenenar vuestra comida. — Se encogió de hombros. Era evidente. Pero por lo visto no querían que murieran, solo que sufrieran. ¿Quienes serían?. Las noticias de la dictadura como algunos a escondidas empezaban a llamarla, eran escasas y, probablemente, muy manipuladas por los medios. Sin embargo, era tan horrible para Jeaninne que no había leído en profundidad todos los artículos, algo que remediaría sin falta al día siguiente.

Jeaninne se acercó unos pasos más a la chica y, con lentitud, se sentó en el suelo con las piernas cruzadas. La estudió unos minutos antes de contestar. — ¿Y quienes sois vosotras?. — Preguntó con un poco de desconfianza. No tenía miedo de dos chiquillas, pero si estaban ahí por Orden del Ministerio... — Hace apenas un par de semanas que he vuelto a Inglaterra, no se muy bien que está pasando. — Explicó. — Balthazar es mi prometido. Ha habido un altercado fuera de la casa y mi familia y yo nos hemos quedado a pasar la noche. Y no, no tenía ni idea de que habían dos habitantes más en la casa. De hecho, no debería ni ayudaros, puesto que parece que es el Ministerio quien os ha hecho encerrar por lo que debéis de haber hecho algo gordo ambas. Sin embargo, me es de formación profesional ayudar al prójimo. Así que explicamente que hacéis aquí. Si todo se trata de un malentendido, no os iría mal que alguien abogara por vosotras dos. — Y claro que pensaba abogar en favor de ambas, o, por lo menos, Balthazar iba a tener que darle muchas explicaciones. Podría ser un mortifago y que le respaldara gente en la sombra, pero ella no era una frágil e indefensa damisela que se asustara por ver una lechuza en su ventana.


Kick start my heart when you shine it in my eyes
I'm stuck in the dark but you're my flashlight. You're getting me through the night. I got all I need when I got you and I.
'Cause you're my flashlight.

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hospital San Mungo

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Molly A. Weasley el Mar Jun 21, 2016 12:35 pm

Si había algo que Molly había adquirido y que podría servirle de ahora en adelante para ser una persona un poco mejor, era paciencia. Nunca antes se había molestado en ser una persona paciente, sin embargo, en después de todo ese tiempo, había aprendido que las cosas necesitaban calma y dedicación, y que las prisas no eran buenas. Quizá fue por eso por lo que consiguió resistirse tanto tiempo a probar bocado. La Weasley paseó la vista de Jeannine a la comida y de esta última, de nuevo a la chica. No parecía estar mintiendo, tal vez sus intenciones sí eran buenas. Echó una última ojeada al trozo de pan que tenía en las manos y le pegó un mordisco. Le costó tanto tragarlo, que lo siguiente que hizo, sin pensarlo, fue hacerse con el agua y beber abundantemente, refrescándose y dejando que resbalara por su barbilla y, más tarde por su pecho. No le importaba, era una sensación agradables y aunque probablemente después de aquello tuviera un poco de frío, el poder beber algo cuando realmente le apetecía hacerlo, era un placer impagable para ella.

Las puntas de sus cabellos se habían mojado, aún no se acostumbraba a tenerlo tan largo, pues siempre había sido de media melena. Aquella maraña de pelos era molesta, pero debía reconocer que abrigaba cuando no tenía nada más para hacerlo. Molly comió un poco de aquí y allí, pero no en exceso. Quería guardar comida para su hermana y, cuando hubo comido una pizca de cada cosa, el vientre comenzó a dolerle de nuevo. Tal vez se había acostumbrado a recibir poca comida y aquello le provocaba una sorpresa. Siempre había escuchado que cuando se come poco, el estómago encogía. Tal vez eso era lo que le pasaba. o Tal vez la comida estuviese envenenada de verdad, en todo caso y aunque no descartó del todo aquella idea, no dijo nada más al respecto.

Esta vez, cuando Jeannine se acercó varios pasos hacia ellas, Molly no se movió. Aún esperaba respuestas por parte de ella. La Weasley alzó ambas cejas, dando a entender que ella había preguntado primero y no respondería absolutamente nada hasta que sus dudas y curiosidades se saciaran. No puedo evitar que su rostro se ensombreciera al escuchar que se trataba de la prometida de Balthazar. Eso hizo que se acordara de Jordan, ¿ella hubiera confiado ciegamente en él si hubiera descubierto a dos chicas presas en condiciones tan horribles? No lo sabía, sin embargo, descartaba la idea de que Jordan fuese así, tal vez por eso le quería, porque era na buena persona. -¿Le quieres? -Preguntó sin pensar. De esa respuesta dependían muchas cosas que Molly no pensaba mencionar. -Mi nombre es Molly y ella es mi hermana pequeña, Lucy. - Comentó señalando hacia atrás. -Si quieres un consejo, deberías volver a irte de Inglaterra, si se enteran de que nos has visto o ayudado, te buscarán. -La Weasley estaba segura de aquello, tanto como de que había sido apresada de forma injusta. -Aunque antes, te agradecería que nos ayudases a escapar. -La miró con los ojos cargados de súplica. -¿Quiéres saber por qué estamos aquí encerradas? -Preguntó Molly. Era fácil, se había hecho aquella pregunta tantas veces que al final, había dado con la respuesta adecuada, más que adecuada diría ella. -Por existir. -Dijo finalmente.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mestizos

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Jeannine F. Woodhouse el Mar Jul 05, 2016 2:15 am

La pelirroja dudo mucho rato antes de atreverse a probar bocado. Jeaninne estuvo tentada a hacerle ver que si quisieran matarla, ya estaría muerta, no necesitarían recurrir a un truco tan vil como envenenarle la comida. Prudentemente, se mantuvo en silencio, quieta y con una sonrisa en los labios, invitándola a tomar bocado. Supuso que su aspecto ayudó, en parte, a que comiera. No tenía malicia y eso debería notarse, aunque también era lógico que la chica no se fiase de nadie. Ella, en su caso, no lo haría.

La pregunta la cogió por sorpresa. Si... no... no se. Su propia mente no había conseguido responder a la pregunta en las largas noches que pasaba en vela intentado contestarla. Dependía del día, del momento, del recuerdo. Era más fácil recurrir al no, pero supo que su cara la traicionaría. No le gustaba mentir, no era buena mentirosa.

Es complicado. — Respondió finalmente. —  A este hombre no. — Dijo con contundencia señalando las cadenas que atrapaban a las chicas. — Y es muy probable que a partir de hoy no pueda quererlo nunca. No tenía ni idea... de lo que hacía a escondidas.

Ignoraba si la respuesta le serviría a la chica o la convencería de algo, pero era lo máximo que podía contestar sin mentir a ninguna de las dos. Molly dijo que se llamaba. Lucy la hermana. Le sonaban demasiado ambos nombres, ¿no serían...? — ¿Weasley?. — Preguntó de pronto. Cuadraba si su teoría de la conspiración mortífaga era cierta. Sus principales enemigos tendrían que ser por fuerza los Weasleys y Potters. — ¿Por qué habrían de buscarme?. Una cosa es que encierren a dos presos peligroso que hayan matado a decenas de personas, otra muy distinta a dos crías y las maten de hambre. Y pueden venir en este momento los miembros del Ministerio y veremos que pasa. ¡Es inhumano!. — Replicó indignada. — Algo habréis hecho... — Se mordió el labio inferior pensativa. — El Ministerio ha cambiado de postura muy radicalmente. Pero no tiene mucho sentido que os encierren de esta forma. ¿Habéis hablado con Balthazar?.— Se sentía realmente estúpida. ¿Qué más pruebas necesitaba?. — ¿Cómo y cuándo os encerraron?. — Quería conocer el relato de las hermanas para hilar sus propias teorías antes de enfrentarse a Balthazar, porque por supuesto que su prometido iba a oírla. Mortífago o no, no conocía a Jeaninne enfadada.


Kick start my heart when you shine it in my eyes
I'm stuck in the dark but you're my flashlight. You're getting me through the night. I got all I need when I got you and I.
'Cause you're my flashlight.

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hospital San Mungo

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Molly A. Weasley el Miér Jul 06, 2016 9:32 am

Molly se removió incómoda, necesitaba urgentemente un cambio de postura, pues los huesos se le estaban entumeciendo. Volvió a arrastrar la pesada cadena para que no estuviera tensa, pero esta vez lo hizo con la mano, pues la pierna se le había quedado dormida y no era capaz de moverla. Hizo una mueca cuando un leve cosquilleo le recorrió la extremidad.

"Es complicado" Al oír aquellas palabras de boca de Jeannine, alzó la vista para mirarla. La Weasley entendía bien lo que significaba la complicación cuando se trataba de una pareja, ella misma lo había vivido con Jordan, o eso le había parecido. Una punzada de dolor se le instaló en el pecho al recordar al chico. ¿Dónde estaría? ¿Seguiría con vida? ¿Estaría en la misma situación que ella? ¿Habría conseguido escapar? Frunció el ceño. No debería pensar aquellas cosas, estaba enfadada con él por cómo habían terminado las cosas.

-Este hombre y tu prometido son el mismo hombre. -Terció sin miramientos. Quizá aquello le doliera a aquella mujer, pero era cierto. -Weasley. -Asintió. Un escalofrío le recorrió el cuerpo. Los traidores a la sangre. Como solía escuchar en Hogwarts de boca de los puristas. Pero no rectificó, estaba orgullosa de su apellido, de su familia, de lo que eran o habían sido. Jamás renegaría de ello. Molly alcanzó, de nuevo, la jarra de agua y bebió otro largo trago, acabando con el contenido. Sus labios resecos lo agradecieron. -Los miembros del Ministerio nos capturaron, los miembros del Ministerio dan licencia para esto. -Abrió los brazos para abarcar todo el espacio. A Molly no le interesaba la política, o no le había interesado hasta el momento en el que encerraron a algunos miembros de su familia en Azkaban, entonces se empapó de información y ahora lo comprendía todo mucho mejor. -Si los miembros del Ministerio vienen ahora mismo y te ven aquí y se dan cuenta de esto, -continuó, señalando la bandeja de comida. -Te pondrán una cadena igual a esta. -Posó su mano izquierda en la pesada cadena de hierro que tenía sujeta al tobillo. No quería asustarla, pero una dosis de realidad nunca venía mal. -¿Hablar con Balthazar?- Molly soltó una risotada, se sorprendió de que sus pulmones aún conservaran esa capacidad. -Viene todos los días a la misma hora para hacernos las mismas preguntas. No concibe que no sepamos las respuestas. -Escupió con una mueca de odio impregnada en el rostro. Se quedó en silencio unos segundos, pensando la respuesta que le daría a la última pregunta. -Fue poco después del juicio de Mayo. Mi madre me hizo jurar que protegería a mi hermana, me dijo que debíamos huir. Eso fue lo que hicimos. -Hizo una pausa, recordar aquello le producía un dolor insoportable. Parpadeó para que las lágrimas que amenazaban con salir de sus ojos no se atrevieran a hacerlo. -Nos cogieron en algún punto de Irlanda, me enfrenté a ellos e incluso aturdí a varios, pero no fue suficiente. A la vista está.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mestizos

Volver arriba Ir abajo

Re: between life and death / Jeannine F. Woodhouse

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales