JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

The other side of death | Priv +16

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The other side of death | Priv +16

Mensaje por Jihei Minamoto el Dom Mar 06, 2016 5:58 am

Recuerdo del primer mensaje :

5 de Abril, 2025 | 16:20hrs.



Se suponía que el clima estaba “mejorando”, pero afuera una cruda tormenta parecía oponerse a que eso se cumpliera. Si la famosa casa aún gritara seguro nadie del exterior sería capaz de escuchar por culpa del ruido natural de la lluvia, pero en ese lugar no quedaban fantasmas macabros que ahuyentaran a mocosos incrédulos y, si algún grito emanaba del interior, sería porque alguien de carne y hueso era torturado dentro de la antigua construcción.

Pero la fama ya se había diluido casi por completo y pocas almas llegaban a verse rondando cerca de la casa de los gritos, las almas curiosas también parecían haberse extinto, tal vez ahora estaban más interesadas en estatuas de paz y armonía o en promesas de seguridad para los magos y brujas más deplorables de la sociedad mágica. Al vampiro todo eso le era indiferente, bastante había visto de eso a lo largo de los años que llevaba con los pies puestos en el suelo y, aunque ésta vez prometía ser más interesante que la última, Jihei poco interés tenía en la victoria que para los Mortífagos teóricamente ya se acercaba. ¿A él qué más le daba? Nunca le había causado gracia estar bajo las órdenes de esos mortales, y sin embargo no le causó mucha gracia que tanto él como Rhankaves fuesen “degradados” después de cierto encuentro con uno de los hombres de Zabini. Era todo tan ridículo…

Ellos tenían sus propios asuntos, Elaine y el vampiro. Asuntos complicados que a simple vista no se veían, pero que entre ambos era demasiado palpable y molesto. ¿Exponer sentimientos a la vampiresa había sido el más fatal de los errores? Por si fuera poco, ahora tenía a la hija de Yanko en la tienda y el simple hecho de ser tres y no dos como siempre había sido, lo tenía de dudoso humor y casi con nula tolerancia. Él no sabía ser paciente, y tampoco estaba dispuesto a compartir a su Sire, mucho menos con una mocosa de sangre de nula calidad.

Por eso se alejaba de la tienda y la residencia en cuanto había oportunidad y la casa de los gritos eran un sitio medianamente aceptable para tirar el tiempo. Allí nadie aparecía, y sobre el suelo de madera vieja yacía el cuerpo de la mujer que esa tarde había tenido la mala suerte de convertirse en el alimento del japonés. Carecía ya de líquido rojo en las venas y como todavía no tenía intenciones de marcharse arrojó el cuerpo al interior de lo que alguna vez fue un armario y que ahora tenía ambas puertas destartaladas. –Duerme– le dijo al pedazo de carne con indiferencia y con un movimiento de su varita obligó a las puertas de madera a sellar perfectamente el armario. Verle la cara le aburría.

Ya tenía decidido que allí pasaría un rato, así que sobre el viejo e inútil piano de la planta superior se sentó, limpiando con la lengua los restos de sangre que manchaban sus manos. No era el mejor sabor, pero servía para calmar su sed. Saciarse era más complicado, pero por ahora no se quejaría. El ruido de la tormenta era digno de escucharse, ya se daría después tiempo para cazar, cuando esos muros también lo aburrieran o cuando el apetito le exigiera más sangre.


Última edición por Jihei Minamoto el Mar Mayo 10, 2016 7:26 am, editado 2 veces


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo


Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por C. Scilla Addario el Miér Mayo 11, 2016 6:39 am

Esa no era una razón para llamarlo depravado. Pero unas cuantas groserías en italiano le soltó en el momento en que recibió un golpe nada amable que los primeros instantes la dejó sin aliento, hasta que luego lo recuperó para vomitar todas las malas palabras que se sabía a ese enfermo mental que aparte de todo era un golpeador de mujeres—. Eres una bestia enferma… peor que una —gruñó aunque no le serviría ni para quitárselo de encima. El dolor no parecía querer remitir y ni pararse derecha por completo podía hacer pues todo su abdomen parecía querer constreñirse del dolor. Por eso no estuvo preparada para cuando él aparte de todo la mordió y entre agudos gritos y un desesperado intento por quitárselo de encima se quedó ella.

Cornelia luchaba por su vida como si realmente deseara seguir sobre esa tierra—. ¡Ya déjame! ¡Maldito enfermo! ¡Que me sueltes con un demonio! —si gritar servía de algo, entonces la chica se ganaría el premio. Porque prefirió morir antes que callar por una vez su boca y no dejó de retorcerse tratando de huir de los colmillos que le provocaban un dolor agudo y que preferiría extirpar de su memoria.

Y encima se atrevía a fingir que le daría alguna oportunidad. La chica se llevó la mano libre al cuello para presionar con fuerza la herida y miró con fastidio al idiota que creía que iba a convencerla de algo—. ¿Por qué habría de decirte algo? ¿Eh? Tú mismo no respondiste mi pregunta, así que métete tus dudas por donde mejor te quepan —iba a decirle sobre su trasero pero no estaba segura de sí un bicho así tendría los órganos que no utilizaba del modo normal. De hecho ni sabía si era completamente hombre. Tal vez debería dejar de pensar, pues si lo hiciera, al menos no llamaría a la mala suerte. Una mano se fue hacia el rumbo incorrecto de la vida y para la sorpresa de la joven, resultó ser la de un pervertido que le rompió el pantalón y que volvió a su vientre manchado poco después.

No. Que ni pensara en bajar de allí. ¿Ahora le diría que era un vampiro con fetiche por la ropa interior o algo así? Tal vez por los broches rotos porque algo le decía que el suyo quedaría inútil luego de tal tratamiento—. ¡No me toques! —le chilló más alterada que antes, si es que era posible. Y su mano que había estado resguardando su cuello se fue con sangre y todo, directa a rasguñar la cara del otro. Si meterle el dedo al ojo no servía entonces procedería a intentar con toda la mano si hacía falta, y así mismo lo hizo…

Si bien le costó dar con el lugar exacto cuando estuvo segura de que atacaría al menos los párpados clavó los dedos con todo y uñas esperando sentir algo de humedad, o al menos más blando que las superficies que había estado tocando hasta el momento que parecían piedra lisa por la dureza de las mismas. Necesitaba una varita, y la necesitaba ahora. Eso o algún milagro para que la dejaran tranquila antes de sorberle toda la sangre. De momento ni idea de cuantos litros había perdido. Uno como mínimo solo por los golpes y primeros ataques.



If I couldn't forgive you today... Please,
stay and be with me like yesterday
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gryffindor

Volver arriba Ir abajo

Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por Jihei Minamoto el Jue Mayo 12, 2016 8:07 am

Dio tiempo a que las uñas de la mocosa lo hirieran, la mano en el vientre de ella dejó de mover pues su atención estaba en el ataque que se cometía contra uno de sus ojos. ¿Por qué lo permitía? Podría romperle los dedos como había hecho con Farah, pero no le apetecía. Tal vez debido a que quería sentir dolor, rara era la vez que alguien conseguía causarle esa sensación que tan variadas emociones le generaba y, ésta vez, quiso averiguar cómo era el ser herido por alguien además de Elaine. Pero no era lo mismo, no demoró en comprobar que nada de disfrutable tenía el dejarse de alguien más, en el tiempo que el vampiro dejó que los dedos de la bruja lo agredieran, los de su Sire ya lo habrían destrozado. Humanos, siempre decepcionantes.

Te falta experiencia– dijo en una especie de gruñido, abandonando la manchada piel de la muchacha para apartar los dedos con lo que ya había conseguido hacerlo sangrar. El japonés entrecerró ese orbe y malhumorado arrojó a Cornelia al suelo, muy cerca del muro. Esa tarde las paredes sí guardaba gritos de unas cuantas tonalidades, lástima que no fuesen a perdurar por siempre. –No hace mucho que nos conocemos, quiero visitarla. Te recomiendo no mencionarle que me viste, a menos que quieras conocer el miedo en su rostro.– por gusto respondió las dudas ajenas, esas a las que no había dado importancia antes y, al hacerlo, casi se le pudo ver sonreír. –Ahora habla para mi, demuéstrame que tu vocabulario tiene un lado limpio.– fue una exigencia demasiado calmada considerando que venía de él, pero es que de momento no le apetecía romper nada.

Desde arriba la miró y la varita sacó para lanzar sobre la leona un Incarcerous que amarrara sus extremidades al suelo, dejándola boca arriba. En cuclillas bajó hacia Scilla y estando a un lado de ella dirigió la mirada hacia el viejo armario donde había guardado el cadáver de quien había patrocinado la bebida del día, un brusco movimiento de varita fue suficiente para que el cuerpo muerto de la mujer fuese arrastrado toscamente por el suelo hasta quedar junto a ellos. En una posición anormal quedó ya que los dos brazos los tenía rotos y una de las piernas también, los ojos continuaban abiertos pero afortunadamente no quedaron mirando en dirección de la pelinegra.

Con ella puedes practicar cómo arrancar– dijo serio y el ojo herido se señaló. Ya había empezado a sanar, aunque el rastro rojizo permanecía sobre la piel del vampiro. –Puedo enseñarte cosas interesantes si dejas de ser tan fastidiosa.–  Por sobre las cuerdas que retenían una de las piernas de la chica paseó los dedos, hasta acomodarse entre ambas. El espacio no era mucho por culpa de la posición en que la dejó el hechizo, pero con eso le bastaba. Sobre su cuerpo se inclinó –sin ceder la posición de su mano diestra- y con la lengua limpió la sangre que se derramaba lentamente donde Jihei la había mordido en el cuello. Dejarla correr habría sido un desperdicio.


FdR: Incarcerous 40%+40%=80%


Última edición por Jihei Minamoto el Jue Mayo 12, 2016 8:08 am, editado 1 vez


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por I Solemnly Swear el Jue Mayo 12, 2016 8:07 am

El miembro 'Jihei Minamoto' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Hechizos' :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Cuenta Master

Volver arriba Ir abajo

Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por C. Scilla Addario el Jue Mayo 12, 2016 11:25 am

¿Le faltaba experiencia? ¿Para qué exactamente? Esa frase le quedó rondando la cabeza aun después de un golpe que se dio directo contra el piso y el muro. No se contuvo de dejar que su voz exprimiera su dolor, como si eso fuera a servir para detener lo espantoso que era en esos momentos estar sufriendo de esa manera. Le costó, pero atención puso a las palabras del enfermo y para su sorpresa no le gustó, para nada, lo que pudo escuchar. ¿Quería ella conocer el miedo en el rostro de Farah? Por supuesto. Una parte muy oculta de ella, claro. Pero estaba más que claro que sí Stavgård se enteraba entonces todo iba a valer nada y sería un completo desastre. Mejor para la chica que se comportara un poco decente con la rubia.

Lo siento por ti, pero no tengo un vocabulario limpio, solo abro la boca y todo se vuelve un desastre —que agradeciera que esa frase la había mantenido en el rango de limpieza aceptable. ¿Entonces quería que le diera datos de como reunirse con Schiele? Tal vez debería mentir pero en su estado adolorido seguro le salía mal. Alguna vez había escuchado que Hogwarts era un lugar seguro, y como no creyó que esa criatura conociera a Farah de su propia casa, ni meditó en que todo lo que pudiera soltar sería ponerla en riesgo—. Se llama Farah… Farah Schiele… Tiene apenas 16, ¿En serio no te das cuenta de que eres un profanador de cunas? Basta mirarte para notarte lo viejo —no se cansó de milagro al soltar toda esa frase.

Pero como el karma tenía vida propia pronto fue estrujada por unas cuerdas nada amables que le hicieron soltar quejidos de nuevo. Méndiga vida la suya que se tornaba a cada paso más complicada y menos amable. ¿Qué había hecho ella para merecer todo esto? Si hasta fingía portarse bien todos los días. Su boca se volvió una gran O cuando sintió un duro golpe a su lado. No le dolió, solo escuchó el choque seco de un cuerpo y cuando observó, su voz murió en su garganta. ¿Eso era una broma? Porque no lo parecía. Scilla jamás había visto un cadáver tan de cerca—. ¿Que quieres que haga qué?! —repitió incrédula y algo espantada. Aunque no tanto como debería. Lo normal habría sido imaginarse así de fallecida, pero ella pensaba en lo asqueroso que sería tocar los orbes sin vida y los deseos de vomitar que tendría.

Qué asco das hombre, en serio —apartó la vista de la oscuridad que representaba ese cuerpo en extraña posición, pero todo lo que se había tardado en reaccionar a las palabras ajenas le significó el estar en el punto exacto para que él se acercara sin problemas. De todos modos con la cuerda no se podía mover. Invadida y violentada se sintió en el momento en que la mano masculina se acomodó en el centro de sus piernas y quieta, se quedó pues al intentar removerse los primeros instantes solo había logrado que el tacto y roce fueran más evidentes. Su inexperiencia en esos aspectos volvía todo más complicado—. ¡Demonios! ¡Ya te dije que no toques ahí! —logró balbucear poco después pero dolor y risa, si, risa, le provocó una lengua que se paseó por su cuello.

¿Qué clase de perro eres? ¡Que te quites te digo! —no sabía si reír o llorar, literalmente. Porque cada roce era un recordatorio de la herida pero sentirlo en ese punto le generaba cosquillas—. Ah… Ella… Ella va en quinto apenas, debería ir en sexto pero se quedó trabada en tercero por razones que desconozco. Es totalmente ilegal que te le acerques, es de la casa de las serpientes y… y tiene novio, así que ya puedes ir sumándote a la lista de tontos admiradores que fingen ser sus amigos —lo último lo había soltado por entera dirección a la situación que vivía su mejor amigo aunque sabía que no era del todo tan cruel como ella lo había mencionado. ¿Pero que importaba?

Se retorció un poco más en su lugar pero de nada sirvió, solo para sentir todavía peor la presencia ajena encima de ella. Los brazos usó para golpearlo como podía y una mano trató de ubicar entre su cuello y la boca ajena aunque seguro terminaría también herida. ¿Si iba a matarla por qué no lo hacía de una buena vez? Esa espera se estaba volviendo agónica.



If I couldn't forgive you today... Please,
stay and be with me like yesterday
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gryffindor

Volver arriba Ir abajo

Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por Jihei Minamoto el Vie Mayo 13, 2016 2:14 am

Oficialmente esa mocosa le estaba sirviendo de distracción, por momentos parecía ser inmune a la oscuridad, una rebelde contra el miedo, se lo recalcaba la forma tan atrevida en que le dirigía la palabra. Pero en el fondo era tan sensible y perturbable como cualquiera, solo que lo manifestaba con desprecio y reclamos. Para el vampiro fue casi cómico el esfuerzo que la muchacha hizo por alejarlo de entre sus piernas, el roce se intensificó y él no tenía la culpa. Que se quejara todo lo que quisiera, sus palabras no le afectaban. Aunque su risa sí lo desconcertó un instante.

Además de irreverente, la italiana era rara. ¿Qué clase de mortal reía bajo esas condiciones? Solo un demente. La lengua guardó y unos centímetros marcó distancia con el cuello ajeno, escuchando a detalle los datos que ella agregaba a los que minutos atrás le había proporcionado. Nombre, edad, curso, casa de estudios, ¿novio? Eso podía darle cierta diversión dependiendo de cómo jugara las cartas. –Felicidades, no usaste groserías al confesarte.– alcanzó a decir antes de que una nueva tanda de golpes nada dolorosos le fuese aplicada y una entrometida mano intentara bloquearle el paso hacia la herida del cuello. ¿No se cansaba de insistir?

Cuando la vea, le diré cuánto cooperaste.– susurró y una mordida no demasiado fuerte le dio en la mano con que intentaba apartarlo. Al mismo tiempo apretó entre las piernas de la mocosa mientras su mano libre retenía una de ella para evitarse el cursi manoteo que solo conseguía fastidiarlo. No acostumbraba robar sangre de una zona tan poco caudalosa como la mano, pero por ocio succionó, disfrutando más de morder la carne que de beber en sí. Los dedos frotó en el otro punto que le tocaba a pesar de que esa bruja no le despertaba apetito sexual, el japonés buscaba incomodarla, estresarla o desesperarla. Burlarse de ella en un tono retorcido que usualmente no presentaba. Con Farah habría sido diferente, a la rubia sí se la habría bebido casi hasta vaciar, no para convertirla obviamente. Eso no le interesaba aplicar en nadie.

Otro poco le mordisqueó y de la sangre que alcanzó a mancharle el rostro buscó limpiarse en la apretada jovencita. Ensució su ridícula camiseta muggle, pero también parte de su pálida piel. Ahora sí, ya podía sentirse tan indígena como quisiera. –Siento desilusionarte, pero no soy un profanador de cunas.– de Addario se separó parcialmente, por encima de sus piernas atadas estaba a medias arrodillado y desde ahí observó a la mujer muerta y destartalada, luego volvió los ojos hacia la inexperta chiquilla. Y sonrió. ¿Entendería ella que al mago le apetecía verla jugar con la que carecía ya de calor?


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por C. Scilla Addario el Sáb Mayo 14, 2016 5:14 am

No. Ella no quería estar ligada a la culpa que seguramente sentiría si resultaba que Farah era herida también por ese enfermo. Pero no se le ocurrió nada mejor que morderse la lengua al darse cuenta de su error. Eso de cooperar para el sufrimiento de otros le parecía terrible a pesar de su común gusto por la ilegalidad. La mordida en su mano le hizo soltar un nuevo quejido que pareció ir transformándose después cuando los dedos del depravado se atrevieron ya a rozarla descaradamente. No sabía si moverse para alejarse tenía ya sentido, se aseguró claro de cerrar todavía más las piernas amarradas, creyendo que con eso bastaría para dejar de sentir esa presión y el frío de la mano del inmortal sobre el centro de sus piernas. En su corta juventud no había tenido tiempo de pensar en la posibilidad de ser tocada de ese modo, recién comenzaba a considerar cosas de ese estilo y solo por culpa de sus conversaciones incorrectas de Søren, por lo que justo ahora vivía la confusión.

Ya… No toques…Hijo de... —la frase dejó a medias pues hasta de respirar se olvidó cuando el vampiro se inclinó nuevamente contra su piel. ¿Ahora qué demonios estaba haciendo?!! Esperando un dolor terrible se quedó pero finalmente fue solo el ser utilizada como paño para limpiar. Con el ceño fruncido lo miró y siguió apretando su cuello, iba a resistir lo que fuera necesario pero le iba más al sadismo que al masoquismo y estar sufriendo por gusto no era lo suyo, no iba con su filosofía a veces hedonista—. Lo decía por Farah, no por mí —avisó como si nada. No se creía atractiva, ni para él ni para nadie. Y con eso estaba bien. No requería de un profanador de cunas que le siguiera los pasos.

La mirada del oriental siguió y asco le dio su sonrisa. Pero más horrible se tornó todo cuando entendió o creyó entender lo que el otro estaba pidiéndole—. Estás idiota si crees que voy a fomentar tu voyerismo —le soltó incapaz de imaginarse haciéndole cosas a un cadáver aunque su mente siempre práctica le gritó que no era lo que mejor podría hacer, no, existía una mínima posibilidad de salvarse. Y de paso hasta podría recuperar su varita. Así que la idea en esos momentos no le pareció tan descabellada aunque jamás podría explicar ese razonamiento casi tétrico en voz alta.

Lo haré… Tomaré su ojo o lo que… —solo decirlo le revolvió el estómago y con la boca más fruncida que antes lo enfocó—. Si no piensas matarme, entonces déjame ir —resolvió con una tranquilidad que no sentía. Por suerte la voz no le tembló pero no sabía cuánto le duraría la fuerza de voluntad—. Si no te intereso, no me toques. ¿Para qué demonios me amarras las piernas si me quieres tocar ahí? Al menos aprende a ser consecuente, porque te portas como un idiota redomado y me tienes harta —escupirle le habría gustado pero dudaba poder desde tan lejos y terminar con su propia baba encima de la cara le parecía la cúspide de la humillación. Justo ahora en su desesperación comenzaba a pensar que entre antes terminará todo mejor, incluso si eso significaba una muerte rápida.



If I couldn't forgive you today... Please,
stay and be with me like yesterday
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gryffindor

Volver arriba Ir abajo

Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por Jihei Minamoto el Mar Mayo 17, 2016 4:32 pm

¿Voyerismo? No, no llegaba a tanto. El vampiro tendía a actuar y no solo a mirar, lo de esa tarde era un caso poco común, pero él no hizo más que mirarla extrañado en lugar de corregirla. Gesto que cambió luego de escuchar que la chiquilla sí estaba dispuesta a ensuciarse las manos con la muerta. Minamoto ni siquiera se había visto en la necesidad de poner en palabras la extraña petición, ella la había armado por sí sola. Curioso que con tanta facilidad la italiana comprendiera lo que estaba cruzando por la mente del mago. –Matar o liberarte. Tocar solo por interés. Creí que eras más que solo blanco o negro, ¿me equivoqué? Parece que al final sí resultaste ser como la mayoría.– dijo con seria entonación, incorporándose en el proceso. Del brazo que no estaba roto sujetó al cadáver y, sin cuidado alguno ni remordimiento, lo jaló para dejarle más cerca de la mocosa, la cabeza de la muerta quedó sobre el torso de la viva.

Estas amarrada porque en libertad eres molesta. Y si me interesara poseerte no estarías vestida.– arrancarle todo sería en extremo sencillo, al igual que someterla a su cuerpo, mas no era eso lo que buscaba de ella. Tal vez era su instinto el que quería evaluar por simple entretención. –Cumple. Toma su ojo derecho. Así tus dedos podrán saciar esa necesidad que parecen tener por clavarse en otros.– las marcas que las uñas de la mocosa habían dejado en el oriental ya casi habían desaparecido por completo, pero él todavía recordaba los desesperados intentos de la bruja. –Puede que descubras un nuevo gusto al hacerlo.– añadió con toque burlón, Y en verdad creía posible que algún interés tuviese Addario por las acciones que tanto le estaba criticando al mago, no cualquier mente pensaría en voyerismo, no cualquiera leería correctamente las intenciones de un ser como él en una simple mirada. No, alguna similitud tenían.

Sepultada, oculta, ignorada, pero al menos una pizca de oscuridad tenía Scilla en su ser, casi podía olerlo. Para ayudarla le puso el ejemplo, por el lado contrario se acercó al cuerpo sin vida y sin esfuerzo alguno hundió primero el dedo medio en la cuenca del ojo izquierdo, la invasión deformó por la presión el orbe pero fue solo por unos segundos, mientras se enganchaba al nervio que ayudaba a mantenerlo en su sitio y tras lo cual lo arrancó con simpleza. No tomó precauciones para evitar que el recién arrancado ojo rodara hacia el suelo empolvado de la casa de los gritos, lo dejó ser.

De pie se puso y sin quitar la vista de las expresiones de la jovencita, simuló prepararse para aplastar el orbe con el calzado. Un mínimo de presión alcanzó a hacer sobre ese pedazo de ser humano y luego cambió de rumbo, se dirigió hacia donde había ido a parar la varita de la quejosa muchacha y con la madera en mano se cruzó de brazos. –Tu decides cuando marcharte.– avisó, quedando a la espera de la reacción ajena. No faltaba mucho para que el hechizo que la retenía se difuminara y desapareciera, pero necesitaría más que eso para poder escapar de ahí sin cumplir primero con lo dicho.


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: The other side of death | Priv +16

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales