JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Kururi, furari, sawagu | Priv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Vie Feb 19, 2016 4:35 pm

Domingo 16 de Marzo



Nos conocimos hace tres años y medio aproximadamente. No, no pienses mal, fue bajo circunstancias de trabajo. Quien la buscó a nivel personal fue el sanador, no yo. ¿Su sonrisa te hace dudar? Así es ella, se divierte siempre que puede… ¿Me escuchaste cuando te dije que no pensaras mal? No hay nada extraño entre ella y yo, si lo quieres en palabras podría decirse que somos amigos. Owena Fakhoury, ese es su nombre.


Con algo como eso habría intentado explicar a cierta mujer su relación con una de las brujas guardianas del ministerio de magia. Aunque decirlo no sería necesario, Hanae no se aparecería frente a él por propia voluntad, ya le había dicho que el domingo era día familiar y que lo pasaría con su… hijo. Además, la taberna de esa posada no era la clase de lugar que Reed visitaría.

Llenó de oxígeno sus pulmones y lento lo dejó ir. No tenía caso preocuparse por lo que Hanae pensaría si lo encontraba en compañía de una mujer tan llamativa como Fakhoury, seguro ni le importaría. Por eso intentó relajarse y paciente esperó sentado frente a la barra. El alcohol lo llamaba desde el otro lado pero esperaría a que su amiga apareciera para empezar a beber. Dos años atrás se habían visto por última vez, cuando ella se despidió para marcharse a tierras inglesas.

Ryuunosuke no tenía muchos conocidos que digamos en esas tierras, el tiempo se había llevado a la mayoría así que además de Hanae no había muchas caras que le interesara ver. Pero con Owena era diferente, el hacer en el pasado un trabajo para ella junto con el resto del equipo había dado pie a una curiosa relación que él gustaba de calificar como amistad. Sabía que la mentalidad de la bruja apuntaba hacia el purismo pero a pesar de eso habían conseguido llevarse bien.

Beber juntos por unas horas estaría bien, por los viejos tiempos y por los que venían. Turbulentos, asfixiantes para algunos, cargados de galeones para gente como él. Sí, el caos siempre prometía ganancias para Ihara, ganancias y disfrutable adrenalina. Solo le hacía falta conseguir las sonrisas de cierta jovencita para sentirse pleno.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Owena Fakhoury el Vie Feb 19, 2016 10:46 pm

El peso de una vida común y silvestre la agobiaba, por eso cuando recibió una invitación para ese Domingo, en vez de rechazarlo para quedarse con Ljungstrand, le avisó que tenía que salir obligadamente y dejó la casa que compartían. El hombre estaba ocupado con asuntos de trabajo y de todos modos tenía la cabeza en otros lados esos días, ella le había repetido una y mil veces que tenía que decirle a Lancaster que era su padre para dejar de vivir con la infinita culpa y esas depresiones que él negaba, pero Kjell parecía no decidido a hacerle caso, se acobardada en cada oportunidad y ella lo veía fallar una y otra vez. Consolar a otros nunca había sido lo suyo porque en su caso personal jamás lo había necesitado.

No era común que terminara en lugares así, pero cuando vio la taberna por fuera no pudo quejarse. Podría ser peor, siempre, así que no importaba el lugar mientras la compañía fuese aceptable. Ihara lo era, no le gustaba etiquetar su relación con él aunque si podría confesar que la primera vez le había llamado la atención sus rasgos exóticos y por lo mismo le había regalado más sonrisas y comentarios de los necesarios. Al final solo había terminado encontrándose con una muralla, pero ante cada puerta que se cerraba se abría una ventana, y el sanador no había sido tan malo después de todo, tres agitadas noches en su haber y ninguna de la que se arrepintiera.

Todo eso había sucedido mucho antes de que frecuentara a Ljungstrand, y ese modo de vida libertino había quedado atrás. Con una sonrisa campante entró al lugar y al divisar al cazarrecompensas como eran conocidos de años, se permitió saludarlo con un afectuoso beso en la mejilla, y luego tomó asiento abriéndose la capa que traía pues el exceso de ropa la estresaba cuando se trataba de bajar las tensiones—. ¿Quién diría que íbamos a encontrarnos en este otro lado del mundo? Todavía me sorprende que me hayas encontrado aunque siempre fuiste bueno para eso Ihara —animada como estaba de poder charlar con alguien que valiera la pena, aunque fuese mestizo, se cruzó de piernas y tamborileó los dedos sobre la barra.

Como tu invitas tienes que pedir por mí —le guiñó un ojo divertida y luego apoyó una mano sobre el brazo entintado del mago—. Dime que tal te está tratando este lugar, viniste justo cuando las lluvias se acaban y te felicito por eso. Yo ya estaba odiando cada día nublado y al invierno en general —siempre le había molestado el clima inglés, de ahí que detestara el lugar donde vivía temporalmente. Pero pasar noches y tardes cálidas con cierto anciano le servían para soportar el frío y la humedad externa, así que no se quejaba tanto como en principio.


Última edición por Owena Fakhoury el Sáb Feb 27, 2016 4:39 am, editado 1 vez




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Miér Feb 24, 2016 6:25 pm

Contento sonrió cuando la bruja entró a la taberna, con su presencia ya tenía asegurada una noche sin aburrición, en el buen sentido por supuesto. –Si no fuera capaz de encontrar a las personas estaría en la ruina– comentó después de recibir con gusto el beso en la mejilla. Inmediatamente asintió y una seña le hizo al encargado más cercano. Dos tarros con la especialidad de la casa pidió y encargó que les mantuvieran las gargantas ocupadas, no quería verse en la necesidad de estar buscando la atención del personal cada vez que sus tarros se vaciaran.

Si te soy sincero el clima todavía me fastidia pero sé que estuvo peor así que intento no pensar demasiado en ello. Y me temo que el… lugar ha sido rudo conmigo, en una forma distinta a la que esperaba– admitió, pensando en que sí se imaginaba alguna bofetada de parte de la señorita de los Reed, pero no un ataque salvaje de sus tacones ni tirones al cabello. Mucho menos puñetazos al corazón… Esos todavía los sentía y eso que ya habían pasado más de dos días desde su encuentro con Hanae. –Es una suerte que me gusten los malos tratos y los retos en exceso complicados. Claro que beber me ayuda con eso. – No iba a negarlo, por eso estaba allí, porque necesitaba alcohol en el cuerpo y la grata compañía de alguien con quien pudiera hablar de cualquier cosa sin preocuparse de nada.

Las bebidas llegaron, el golpe del cristal golpeando la madera de la barra las anunció, y también la espuma que se derramó en ambas por la forma tan tosca en que las colocaron frente a ellos. Ihara no se mostró interesado en beber inmediatamente, estaba cómodo, incluso el toque que Owena hizo en su brazo le sentó bien, de alguna forma le confirmó que entre ellos la amistad seguía intacta. –¿Y tú? Espero no haberte hecho cancelar alguna otra cita para venir a verme. – eso dijo, pero durante la investigación que hizo para dar con el paradero de la bruja descubrió algo que no habría creído si se lo hubieran contado, la mujer tenía a alguien y estaba casi seguro de que no eran solo salidas esporádicas. No la había visto ir a casa junto con Kjell pero las miradas que mutuamente se lanzaban parecían ser señal de algo más… seriamente intenso entre ellos. Sí, un poco la había observado desde la distancia.

No diré que eso me haría sentir culpable, sería mentira.– a él no le pesaba robarse a la gente que le simpatizaba por un rato, igual después siempre las devolvía a donde debía, o casi siempre lo hacía. ¿Entonces por qué no se había robado a Hanae hace diez años? Su propia pregunta le molestó, pero no permitió que eso reluciera demasiado al mirar directo a Owena.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Owena Fakhoury el Sáb Feb 27, 2016 5:01 am

Asintió ante el comentario que le hizo el hombre sobre el asunto del clima que ella había iniciado y le llamó la atención la forma en que hizo mención a las rudezas del lugar. ¿Era su idea o él se estaba refiriendo a algo más? Owena siempre había sido bastante perceptiva—. Pareciera que te has topado con una que otra muralla —no, prefería que él le explicara aunque fuese divertido adivinar de vez en cuando. Así que agradeció cuando él añadió algo más y la bruja lo asoció en el acto a problemas de faldas. Eso de malos tratos y retos no tenía otra explicación—. No tenía idea de que vendrías por una chica, ¿La estás cazando o me estoy imaginando cosas? —preguntó antes de que llegaran las bebidas a la barra.

Ella tomó la suya a pesar de que tuvo que buscar un pañuelo primero para limpiar un poco, le desagradaba el tacto pegajoso del líquido a menos que fuese a usarlo en alguna ocupación de su interés y dudaba hacer eso con Ihara—. No tenía otras citas —no, porque no se podía considerar cita a estar con alguien con el que vivía. ¿Debía comentarle de su vida? Eso si él también le hablaba de la suya. De momento se dedicó a seguir tomando pequeños sorbos de su jarro, ella no bebía mucho normalmente así que se cuidaba cuando estaba con alcohol en frente, eso de perderse no le parecía juicioso y no estaba en sus planes ni a corto ni largo plazo.

Te contaré mejor para que veamos si eres capaz de sentir la culpa —dijo antes de dejar el recipiente sobre la barra otra vez. Se relamió los labios antes de hablar y se aseguró de hacerlo mirándolo a la cara, su mano la mantenía sobre el brazo de él aunque sin ninguna doble o triple intención—. Estoy conviviendo con alguien —comentó con una sonrisa formándose a medias en su rostro, era algo que ella jamás había esperado poder decir en voz alta, ni en sus pesadillas—. Me cuesta acostumbrarme pero no es tan terrible, hoy le dije que tenía que salir, de todos modos estaba ocupado en su trabajo —explicó y miró la mano que tenía sobre la extremidad ajena. Era bueno tener espacio para hablar con alguien de esos asuntos.

¿Sabes? Es extraño Ryuunosuke, llega un punto de tu vida donde te das cuenta de que ya no puedes ser igual que siempre, creo que eso me pasó. ¿Sueno demasiado vieja? —no estaba segura de si había perdido su esencia libre pero de momento no se arrepentía de estar junto con Ljungstrand—. Ah y otro detalle de interés, tiene… mhm… 15 años más que yo —le guiñó el ojo divertida y luego volvió a buscar del licor. Ahora le tocaba a él hablar y se lo haría saber si no comenzaba a charlar por su cuenta, pero esperaría primero su opinión sobre su asunto personal con Kjell. No es que la requiriera, simplemente sentía curiosidad.




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Dom Feb 28, 2016 12:42 am

Cazando no era la palabra ya que Hanae se encontraba a su mismo nivel, por lo tanto sería más apropiado decir que sostenían una batalla, en un escenario con murallas que formaban complicados laberintos… Sí, eso describía mejor la situación.

Dudo que eso suceda, pero te escucho Owena– confirmó así que la escucharía con atención y desde el principio le causó curiosidad. “Convivencia” le parecía extraño para definir la relación que se tenía con alguien, sonaba a algo muy ameno pero no precisamente a asuntos de pareja, no para él. Pero era Owena Fakhoury con quien estaba hablando, no podía esperar palabras típicas de una mujer como ella, esa mujer gustaba de inventarse su propia corriente y normalmente conseguía muy buenos resultados.

No te diré que suenas vieja porque entonces tendría que considerarme viejo a mi mismo.– dijo sincero, levantando por fin su tarro y el primer trago acababa de dar cuando la bruja confesó algo que bien podría ser uno de sus más grandes pecados –¿Quince?!– exclamó sumamente sorprendido, en cuanto se le pasó la sensación de ahogo en la garganta, claro. Todavía tuvo que carraspear después de eso para componerse del todo –Y yo que me enorgullecía de mis diez años… Tus quince me han aplastado.– algo de divertido tenía saberse superado en la brecha de edad que se tenía con la pareja, debió suponer que algo así sería ya que había tenido oportunidad de ver vagamente al hombre afortunado que Fakhory tenía en la mira, pero de verdad había pensado que el sujeto simplemente no tenía suerte al hacer negocios con el tiempo. Escucharlo en números ya era otra cuestión.

Creo que entiendo lo que te pasó– dio otro trago, pensativo se quedó un momento con la vista al frente y luego enfocó a la mujer que le acompañaba esa noche. –Prefiero pensar que es “madurez” y no ancianidad. Pero… ¿no te parece que en realidad es cuestión de… querer y no de poder? Es decir… podrías seguir viviendo como siempre lo has hecho, pero no quieres, quieres algo más, algo que hasta ahora habías rechazado. – ¿estaba él cansado de estar solo? No, era más como… estar harto de privarse de algo que en el fondo nunca había dejado de desear, no podía ser orgulloso por siempre. Ya era hora de hacer caso al corazón y dejar en segundo plano todo lo demás.

No he dicho que estoy aquí por una chica– dijo con una sonrisa que lentamente se difuminó –Y sin embargo lo primero que hice en Londres fue caminar a su casa. Pero una presa no te abofetea ni te pisotea…– ¿los sentimientos? Eso no lo iba a poner en voz alta, se negaba a admitir que Hanae a su modo lo había herido. Exactamente eso había pasado cuando se despidieron diez años atrás, el orgullo le impidió aceptar que su rechazo y desprecio le había dolido más que cualquier cosa en la vida. Había preferido largarse lejos y fingir que no la necesitaba en su vida. –Desde luego no estoy diciendo que me voy a dar por vencido. Montaré un campamento para la guerra– aunque le preocupaba llegar a ser saboteado por la misma Hanae. –Así que no, no estamos viejos Owena. Solo… buscamos el premio grande. Digamos que dejamos de ser conformistas.– alzó la cerveza y la dirigió hacia su amiga, podían brindar por las rarezas de sus respectivas vidas.

Supongo que te aguanta el ritmo o al menos se defiende. ¿Tendré que buscarme traje para una boda?– no iba a mentir, quería ver su cara de terror ante la mención de un posible vestido blanco. ¿O en eso también habría cambiado? En base a eso evaluaría el grado de gravedad ajeno.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Owena Fakhoury el Dom Mar 27, 2016 3:57 pm

Las bondades de tener amistades de tu edad era que te podías sentir joven con ellos. Rió divertida en el momento en que él exclamó su sorpresa por la diferencia de edad que guardaba ella con su hombre, y la frase que el otro añadió le hizo entender que por supuesto que se trataba de una chica en su vida, y encima una diez años menor—. No te sabía con ánimos de profanador de cunas, con razón me rechazaste tan campante hace años —no, ella no olvidaba los rechazos ajenos. Pero le había caído en gracia y le había perdonado pues el disfrute había sido de todos modos valorable con el otro hombre al que si había engatusado en aquel entonces.

En eso tienes razón, casi siempre es cosa de querer, aunque la gente tienda a preferir hablar del deber y el poder —ella solía evitar eso pero a veces se encontraba estancada en el mismo punto de los demás. Sintiendo que no podía hacer cosas solo por el hecho de hacerlas. Como el tiempo que le había tomado decidirse a darle una oportunidad más seria a Kjell y finalmente mudarse a vivir con él como una pareja teóricamente formal. Escuchar sobre bofetadas le hizo apretar el brazo del cazarrecompensas con cariño, una lástima que fuese una chica tan difícil aunque como no conocía la historia completa no podía opinar sobre quien tenía la razón en ese asunto, seguro era algo dividido—. Suena a una presa complicada y violenta a mi parecer, aunque si te dejas tanto tal vez ella es la que te tiene cazado, ¿No? —le palmeó el brazo entretenida por enterarse de la vida ajena. Escuchar de labios de él que no pensaba rendirse le hizo asentir orgullosa, claro, así tenía que ser.

Te diría que te buscaras algo más fácil, pero en lo personal me encantan los retos también. Es mucho más divertido disfrutar del premio después, si te contara lo que me costó convencer a Kjell te sorprenderías, pero lo tomé como mi proyecto personal, así que estoy segura de que puedes ganar tu guerra —una sonrisa maligna cruzó su rostro, claro que había sido difícil, pero al final lo había convencido. Tanto de tomarla variadas veces en el mismo trabajo como de hacer lo que ella quería aunque tuviese que usar armas carnales más que argumentos verbales para hacerlo rendirse ante ella—. Salud por los premios grandes, las mujeres violentas y los hombres saludables —le guiñó el ojo al alzar su bebida también y luego tomó otro sorbo.

La mención a una boda le hizo suspirar, pero no fue capaz de negar con la cabeza—. Si hablamos de temas cálidos, me aguanta el ritmo más que bien. Le he enseñado varias cosas y es buen alumno, además, tiene grandes razones para ser de mi preferencia —los labios se relamió con la vista fija en un punto muerto, y es que podía delinear el cuerpo de Ljungstrand en su imaginación sin problemas—. Sinceramente no creo poder con una boda… Digo, la única experiencia que tuve no fue la más saludable de la vida. Y tendría que vestirme de rojo para combinar con mis pecados, pero… —sí, había un pero. Uno que la complicaba más que cualquier cosa—. Me costó meses aceptar que si podía vivir con él sin querer suicidarme o matarlo. Te diría que eso bastó, pero lo conozco… Veo como me mira y —su mano soltó el brazo de él y la extendió al aire como si tuviera la figura del anciano frente a ella—. Puedo leerlo en sus ojos, sé que lo anhela secretamente aunque tiene miedo de decírmelo. Es tan pero tan evidente —negó con la cabeza al fin.

No, no se sentía preparada para el compromiso. Aunque en esos años que tenía ya no había realmente tantas dificultades—. Antes temía casarme por el asunto de los hijos y todo el embrollo aburrido de la crianza, ahora solo me detiene el si me sentiré con una soga al cuello literal si me llega a poner un anillo —era una vez más una cosa de querer o no querer. Owena daba pasos lentos hacia un destino que nunca había querido, pero se había dado cuenta de que ya no quería las mismas cosas que antes—. El tema de su edad es complicado —añadió y se recargó en la barra pensativa.

¿Tú qué me dices? ¿Te gustaría tener hijos? Si tu chica es joven y tú quieres no sería problema —ella no juzgaba al resto por sus deseos familiares. Y no estaba segura de si el hombre al lado de ella, con su vida ajetreada y de viajero constante, querría algún día asentarse y formar un núcleo más cerrado del que hacerse cargo.




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Sáb Abr 02, 2016 7:00 am

Le habría encantado rechazar el título de profanador de cunas pero no podía, no sin mentir. En cierta forma si guardaba relación con el porqué no cedió a los encantos de Fakhoury tiempo atrás, mas no del modo en que la bruja estaba pensando. Hanae le gustaba por todo, el que fuera demasiado joven había sido solo un extra, no es que el mago buscara siempre mujeres tan alejadas de su edad. Pero mejor no decía nada al respecto, no quería exponer su enfermo gusto por Reed.

El apretón que Owena le dio en el brazo en lugar de animarlo le hizo sentir más hundido en su ruina emocional, y el ser etiquetado como presa y no cazador empeoró el asunto. No se había visto a sí mismo de ese modo y se negaba a considerarlo ahora. No me estoy dejando, se dijo en silencio, dando otro trago. Eso era lo más catastrófico de todo, que Hanae podía contra él a pesar de los esfuerzos del japonés por ser él quien mantuviera el control, pero contra ella sencillamente no siempre se podía.

Negó con la cabeza, no quería algo más fácil, quería a Hanae. –Y por las guerras aún no ganadas.– agregó con complicado humor al brindis de la bruja. Ella lo tenía más fácil, las mujeres tenían armas con las cuales convencer al enemigo de rendirse, él poco podía hacer para recuperar el corazón de cierta empresaria…

Un poco mejor se sintió gracias al siguiente trago de cerveza y a su amiga enfocó sin saber en qué punto meditar exactamente –Entonces tienes a todo un ejemplar entre tus manos– ¿o entre las piernas? Bueno, pasaba a ser lo mismo, seguro lo paseaba por toda su figura. A Ryuunosuke no se le ensombreció el semblante a pesar de las complicaciones que Fakhoury le iba compartiendo, desde luego que su situación sonaba difícil pero estaba seguro que una mujer como ella encontraría un camino satisfactorio para seguir en medio de esa turbulencia. –No le veo nada de malo al vestido rojo sangre, te preferiría en ese color y no en típico blanco. Lo que suena mal es que él tenga miedo, como hombres muy difícilmente aceptamos eso. Si no quieres vivir eternamente con esa mirada encima, entonces tendrás que regalarle la oportunidad de decirlo en voz alta sin que luzca como un animal asustadizo.– El cómo hacer eso ya sería lío de Owena, no podía dar mayor sugerencia ya que no conocía personalmente al mago en cuestión. –Sospecho que al resto de tus “peros” ya les tienes respuesta. A su edad, al si sentirás una amarra en el cuello si te casas.– dijo al dejar el tarro sobre la barra.

Acomodó el cuerpo de modo que observar a su acompañante fuera cómodo, definitivamente no era común verla con un semblante tan serio. Pero claro, la vista volvió a desviar en cuanto se le hizo una pregunta desastrosa… –Nunca me he detenido a pensarlo.– aseguró con voz gris, se empinó lo que le quedaba de bebida y otra pidió al encargado antes de volver a hablar –Ella… ya tiene un hijo. No importa lo que yo quiera, Hanae no me aceptaría. A base de amenazas estoy entrando de nuevo en su vida, no hay manera de que lleguemos a algo como eso.– ¿Con eso estaba reconociendo que sí le gustaría formar una familia con ella? Ya no podía negar que quería permanecer a su lado y que pagaría el precio necesario, pero eso no le aseguraba que la jovencita lo admitiera bajo buenos términos, mucho menos bajo unos que involucraran amor…

Yo no lo sabía, lo descubrí… hace dos días, cuando nos reencontramos después de diez largos años…– su segunda bebida llegó en ese momento y en ella abandonó la mirada. Por más que se repitiera a sí mismo que el niño no importaba, sí que lo hacía. Le dolía porque la misma Hanae le había restregado en la cara que lo había concebido después de que él se marchara. –¿Realmente quería ella tener un hijo? Si ese era el caso podría habérmelo dicho. Si tan solo me hubiese pedido que me quedara, yo… nunca la habría dejado.– pero ya de nada servía decirlo ni pensarlo, ya todo se había arruinado y al parecer le costaría la vida arreglarlo.

Ustedes siempre son complicadas. Dile que temes sentirte amarrada con un anillo al dedo, lo que sea que te responda seguro es mejor que vivir con la duda.– le sugirió con el ceño fruncido, tragándose sus pesares, arrepentimientos y culpas. Envidias y celos también. ¿Por qué a las mujeres les costaba tanto ser directas cuando se trataba de sentimientos? Siempre soñaban con que sus pensamientos fuesen adivinados en lugar de pedir las cosas tal cual las sentían.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Owena Fakhoury el Dom Abr 17, 2016 7:21 am

¿Qué podría decir ella si un hombre le hablaba del orgullo ridículo que tenían todos los de su género? Ni que fuera a negar ese evidente hecho. La idea de darle una oportunidad de proponerle un compromiso todavía más formal a Kjell fue como un balde de agua congelada pero lo soportó con una sonrisa. Ihara tenía razón, para todo tenía respuesta, saber lo que sería capaz de hacer era lo que le provocaba tan intenso dolor de cabeza, iba directa a caer al abismo.

Tomó de su bebida luego de lanzar una pregunta complicada y para su sorpresa la respuesta que le dio el mago le hizo fruncir ligeramente el ceño. ¿Un hijo ajeno? Eso sí que era otro nivel de dificultad, hasta el nombre se le otorgó de la chica en cuestión aunque a ella no le sonaba de nada—. Mhm… Hanae, su nombre no suena originario de aquí —comentó en primer lugar y dio un suspiro—. Si tiene un hijo ya, que no es tuyo, y te interesa tanto hacerte cargo de ella como de él, entonces mi buen amigo, has caído más profundo de lo que pensé —le sonrió atenta a lo que el otro opinaría de sus palabras. No había sido precisamente amable pero así era ella. Además, el cazarrecompensas había sonado en todo momento como que estaba interesado realmente en dicha mujer.

Dos días es poco para pensarlo, tienes que meditarlo con calma. Y pensar fríamente si quieres esa carga a cuestas, si ya tiene un hijo, ¿Querrá tener un hijo tuyo también después? ¿Lo aceptará el hermano mayor? —recordar a su medio hermano le hizo volver a poner una expresión excesivamente seria. Su madre que no había podido tener hijas había tenido que aceptar que su marido se mezclara con alguien más para traer un niño a la casa. Asco le daba a Owena la ridícula situación, pero del niño que había entrado como extraño en sus vidas no tenía quejas de momento, aunque ella solía ser de los familiares lejanos que pocas veces visitaban a los suyos.

Escuchar tan dolido a su amigo le hizo estrujar el corazón de piedra y se acomodó contra la barra mirando su propia jarra con poco interés real en la bebida—. Te preguntaría por qué la dejaste hace diez años si tanto la querías pero supongo que era lo que tenía que suceder y no sirve llorar sobre la leche derramada —negó con la cabeza, lamentarse por el pasado no mejoraba el futuro, así que no se lo deseaba al más joven—. ¿Me vas a dar consejos tú sobre sinceridad? —le preguntó aunque su tonó tenía algo de bromista y terminó riendo a pesar de al principio haber sonado seria.

La vida sería hermosa si fuera todo tan simple como llegar y decir lo que se te venga a la mente. Yo disfrutaba de esa vida antes, era mi lema. Ahora no puedo hacerlo sin más… Tengo estas tontas preocupaciones… ¿Se sentirá triste si le digo? ¿Le dolerá el corazón? Es una estupidez, pero terminas preocupándote por el bienestar de la otra persona casi sobre el tuyo, eso es lo que me genera más pavorperderse a sí misma en el camino. Por dar demasiado al otro, más de lo que había estado dispuesta toda su vida. Pero Owena ya no era la misma que cuando era apenas una jovencita, la liberalidad de su alma se estaba estancando, no era fácil cuando tenía en la mente a Ljungstrand todos los días y a cada segundo.

El alcohol desapareció del todo de su vaso así que hizo una seña para solicitar más—. Creo que he estado mucho tiempo en Inglaterra, me comienza a estresar el clima aburrido. Le diría a Ljungstrand que nos fuéramos de viaje pero resulta que comenzó a trabajar en la jefatura de otra oficina así que tiene más responsabilidades que antes —sí, un viaje podría arreglar muchas cosas. Serviría para aclarar su mente y también para disfrutar de otras zonas del mundo mientras ese lado donde vivía actualmente se comenzaba a pudrir a causa de los ataques realizados. A todo esto, ¿Tendría alguna dificultad Ryuunosuke por el tema de ser mestizo?

¿Y si los llevas a algún lugar? A ella y a su hijo claro, cuando se trata de madres, tienen ese sentido de culpabilidad si dejan a sus hijos, así que tienes que intentar llevarte bien con la criatura para que la mujer se sienta segura contigo. Al menos como base, ya lo demás depende de tu capacidad de conquista y convencimiento —ofreció su opinión del asunto que tenía tan decaído al japonés—. Pero no te estreses ni sufras antes de tiempo, siempre podemos secuestrar a la jovencita para que sea tuya por siempre —rio ante sus ocurrencias. La idea sonaba fenomenal aunque fuese ilegal. Pero para Fakhoury que algo fuera o no legal era siempre un detalle a pasar por alto.


Última edición por Owena Fakhoury el Jue Jul 14, 2016 3:26 am, editado 1 vez




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Jue Abr 21, 2016 5:34 pm

Es mitad japonesa– comentó antes de que Fakhoury volviera a hablar. Por un momento creyó que le daría algún tipo de consejo, pero lo que recibió por parte de la bruja se sintió como un yunque en la cabeza. ¡No había caído tan profundo! En ningún momento había dicho estar dispuesto o interesado en hacerse cargo del hijo, ¿pero entonces por qué tampoco podía negar esa parte en voz alta? Era verdad, no había pensado demasiado en ese tema, pero hacerlo amenazaba con ilusionarlo sin saber todavía cómo irían las cosas entre Hanae y él. Alto, ¿ilusionarlo? tenía que ser una broma, ser padre real o sustituto nunca había pasado por su cabeza, no era normal que ahora una parte de sí estuviese tentada a analizar esa posibilidad minuciosamente. Todo era culpa de Owena.

Un hijo no debería ser una carga.– dijo luego de un largo silencio en el cual había prestado gran atención a las “recomendaciones” de su amiga. Negó suave con la cabeza y un corto trago dio a su segunda cerveza –Dejarla fue una tontería. En ese entonces creí que ella me seguiría, estaba seguro de que aceptaría marcharse conmigo pero no lo hizo. Supongo que podría decirse que me rompió el corazón.- y después el orgullo lo devoró.

¿Cuál es el problema con que yo te de consejos sobre sinceridad?– la risa de ella se le contagió, era gracioso, parecía estarle diciendo mentiroso o algo por el estilo. Ryuunosuke no se consideraba la persona más sincera del mundo, cuando había necesidad de mentir lo hacía sin complicaciones, aunque procuraba no hacerlo con sus cercanos.

Se abstuvo de preguntarle a la mujer si realmente eran “tontas” todas las preocupaciones que ella tenía, casi podía escucharla recalcando que sí lo eran, aunque al mago no le parecía que fuese así. ¿No era acaso eso lo normal cuando se ama a alguien? Poner el bienestar y felicidad de la otra persona como prioridad por encima de uno mismo… –Te conozco Owena, sé que no caerías por cualquier hombre por lo que creo que éste ha de valer la pena, y si es así… es probable que él también tenga tu felicidad como su máximo objetivo. ¿No es por eso que se guarda la propuesta de matrimonio? El que la mirada lo delate es otro asunto.– ¿por qué las relaciones sentimentales siempre eran tan complicadas? –Ambos deberían exponer todas sus dudas, puede que al final resulte no ser tan grave como creían. Proponle el viajar en cuanto haya oportunidad, con suerte y él mismo crea un hueco para hacerlo.

¿Él era capaz de contarle a Hanae todo lo que pensaba? Quería creer que sí, que solo era cuestión de tener la oportunidad de decirle las cosas, lástima que ella parecía más hábil que nunca para ocultarle las cosas. Porque esa impresión le había dado al cazador luego de encontrarse con ella días antes, la bruja parecía tener mucho que contar, lo sentía en su mirada y, sin embargo, parecía dispuesta a levantar un muro entre ambos. Pero… el beso se lo había correspondido, eso lo tenía confundido, no podía ver en qué dirección pretendía ir ella. Owena tenía razón, dos días no bastaban para analizar tan compleja situación.

A mitad de otro trago estaba Ryuunosuke cuando la mujer a su lado le dio una idea que debería haberle parecido descabellada, precedida por otra más que aceptable. –Entonces… ¿secuestro a la madre y también al niño? Definitivamente necesitaré ayuda para hacer algo como eso, su varita no dudará en arrancarme todo lo que se pueda.– se suponía que era una broma pero el japonés acababa de sonar tan serio que incluso él se sorprendió. Solo frunció el ceño, preguntándose qué demonios le estaba pasando. –Hablando en serio, no había pensado en invitarla a salir junto con el niño. El problema esta en que no me permitirá acercarme ni un poco a su hijo, primero necesito trabajarla a ella. Pero tendré presente tu sugerencia.– parecía un buen método para hacerse más espacio en la vida de la empresaria. Sin darse cuenta ya estaba aceptando por completo al niño en su propia vida.  

Tu deberías raptar también a tu hombre. Llévatelo lejos al menos dos días, si esta contigo seguramente le gusta romper las reglas, nada pierdes con intentarlo. Ya debe saber cómo te gusta hacer las cosas.– sonrió de lado y una ceja puso en alto. Algo de rebelde debía tener el mago en cuestión para haber llegado tan lejos con la bruja que en ese momento Ihara acompañaba. –¿No crees que hacer cosas imprevistas como esa es todo lo que necesitarías para no sentirte ahogada si llegaran a casarse? Con la edad que tiene veo poco probable el que siga trabajando por mucho tiempo, lo jubilarán y entonces podrás tenerlo para ti sola.– La situación de la sociedad mágica de ese país le era todavía indiferente, había leído y escuchado sobre varios ataques ocurridos pero personalmente no veía todavía razones serias por las cuales alarmarse, no imaginaba que  los múltiples planes que en esa conversación se estaban ensamblando pudieran verse arruinados por la oscuridad que rondaba por la ciudad.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Owena Fakhoury el Sáb Jul 16, 2016 7:43 am

Aquellos que decían que los hijos no eran cargas, era porque seguramente no los tenían. Owena por su parte desconocía lo que era ser madre pero lo había asociado siempre con una carga, peso muerto. Aunque se distrajo de comentar algo al escuchar a Ihara tan profundamente herido por un suceso del pasado remoto como había sido que esa mujer se negara a seguirlo. Sus razones seguro debía haber tenido ella y también él para irse de todos modos.

Sobre el tema personal, una parte de ella quería creer que Ihara tenía razón, pero otra era más realista y negativa para ese caso de conversación en particular. Si Ljungstrand se estaba guardando la propuesta, no tenía por qué ser porque quisiera la felicidad de ella, sino por protegerse a sí mismo de un posible rechazo. Ella no lo culparía si lo hiciera por dicha razón, aunque no había modo de explicárselo al cazarrecompensas sin sonar más agria de lo normal.

Fue por eso que cambió el foco de atención a otro tema, igualmente relevante pero con relación menos directa a sí misma por lo que era por mucho más fácil de tratar—. Si es tan violenta como sugieres podría ser un problema, pero siempre la puedes dormir en lo que te la llevas y que ya despierte en una nueva ubicación menos problemática —su sonrisa rezaba que no era tan mala idea ahora que lo ponía en voz alta—. Mi buen amigo, ese es el problema de todos los hombres, no piensan —con un ligero orgullo femenino resaltó Fakhoury las diferencias de género entre risas. Aunque si en algo tenía razón su estimado era el problema de que la bruja no lo quisiera cerca del niño—. Alguna razón debe tener… ¿Tal vez cree que eres mala influencia? —lo repasó con la vista y por supuesto que se veía como mala influencia así que una carcajada suave se le escapó, definitivamente ninguno de ellos dos era lo que el mundo llamaría una persona de bien y decente.

Lo haces sonar como si yo fuera un imán para la ilegalidad —su vaso alzó para brindar por eso y luego de dar un tranquilo sorbo miró las paredes del lugar—. Siempre he odiado el clima inglés, así que será buena excusa —avisó que si tomaría el consejo ajeno—. Jubilado lo hace sonar a mi abuelo, y eso si me molesta un poco —suspiró aunque claramente Owen Fakhoury tenía edad para ser el padre de Kjell. Ella no se explicaba como ese viejo molesto e insufrible seguía vivo.

En consecuencia tenemos dos secuestros entre manos, nos volveremos prófugos de la ley aunque tú siempre lo has parecido y yo siempre lo he intentado —le palmeó el brazo divertida con la idea mental de huir por el mundo y no aburrirse en el camino, aunque para ser exactos, si Ihara quería esforzarse por robarse una familia ajena, definitivamente tendría que parecer al menos una persona socialmente aceptable—. No te ofendas pero vas a tener que cambiar tu guardarropas, imagina a un pobre niño viendo siempre cerca de su madre a un tipo vestido de negro, no, no… Necesitas oficialmente un cambio de imagen —del hombre se mofó por la confianza que le tenía. Que nadie dijera que era una mala amiga porque ella si intentaba ayudar.

Su vaso terminó, pero no deseaba seguir mucho tiempo allí así que se levantó sin pedir permiso y al más joven enfocó con una sonrisa de dudosas intenciones—. Acompáñame a caminar, veamos si la seguridad es tan buena que nos dejan llevarnos una botella gratis y probemos suerte en la primera ilegalidad de nuestras pacíficas vidas —la mano le extendió con gracia, eso de robar estaba mal. Lo sabía, y dinero tenía de sobra, pero le gustaban las emociones fuertes y los nuevos desafíos. Era parte de su esencia.




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Kururi, furari, sawagu | Priv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales