JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

If the sky could dream 竜 Private

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Miér Ene 27, 2016 5:33 pm

Recuerdo del primer mensaje :

It would dream of dragons
— Ilona Andrews

Viernes 14 de Marzo, 2025.

Los días de compras siempre le agradaban, le gustaba incluso el sentir del peso de las bolsas en las manos y la relajaba escoger entre las cosas que debía conseguir. Pero ese día en particular las compras no estaban siendo tan entretenidas, conseguir unos materiales específicos le estaba haciendo daño en los dedos de tanto que caminaba y no había traído ningún bolso con interior extendido para hacer menos ardua la tarea. Al menos ya saliendo de esa tienda en particular le quedaban solo dos más y sería libre para regresar a casa, eso o tal vez pasar primero por las dependencias de la empresa a ver que le ajustaba, su vida siempre estaba al borde del colapso pero estar ocupada la distraía de buena manera.

Cargó con una bolsa más en las manos, acababa de comprar una serie de finas y frágiles piedras preciosas para probar una nueva línea de trasladores que fuesen más agradables visualmente—. Gracias, vendré después —se despidió del dependiente. Ya en la calle se ubicó las gafas oscuras para un sol que apenas brillaba ese día, por suerte la lluvia había abandonado la zona de momento y eso significaba que el mundo no iba tan mal. La heredera de los Reed no odiaba la lluvia pero si prefería temporadas más cálidas, donde no tuviese que envolverse casi completa en ropa.

En otra de sus bolsas llevaba ropa nueva para su hijo, prefería claro el vestirlo al estilo muggle pero necesitaba unas cuantas prendas del siglo pasado para que el niño fuese bien recibido en las reuniones con otros chicos de su edad, ella no estaba en contra de que socializara de vez en cuando aunque dependía de la familia de sus posibles amigos y también de que tan idiotas le parecieran a la mujer los niños, usualmente pocos podían competir con la brillante inteligencia e independencia de su pequeño dragón.

Al llegar a la tienda donde tenía que buscar un encargo de su abuela, las bolsas se le estancaron en la puerta y ahí se quedo más tiempo de la cuenta intentando liberar todo y maldiciendo entre dientes acerca de las fallidas construcciones tan estrechas. Si por ella fuera las calles y todo en general sería más amplio, no tendrían que dividirse un pequeño trozo del mundo cuando podrían tenerlo todo para vivir con tranquilidad y espacio.


Última edición por Hanae Reed el Jue Ene 28, 2016 3:00 am, editado 2 veces


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo


Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Jue Feb 04, 2016 3:26 pm

“El único que se merece el mundo entero”


¿Qué se suponía que significaba eso? Lo normal habría sido pensar en un enamorado con esas palabras pero evidentemente no se trataba de un adulto y a Ryuunosuke le costaba encajar la imagen de un niño en aquel contexto. Ya se le había dicho que hijo de Kaoru no era, ¿entonces qué? Hasta donde sabía no contaban con más familia de sangre y no estaba muy seguro de que tanto… amor fuese otorgado a algún infante que simplemente hubiese simpatizado a Hanae. Miraba el mostrador mientras pensaba sin poder encontrar respuesta. Estaba serio, concentrado en descifrar tal acertijo, por eso tarde reaccionó a las observaciones del anciano que con detenimiento lo observó. Para cuando llevó su mirada hacia el hombre, el dueño ya volvía a mirar a la bruja y se despedía. Quizá si sus miradas se hubiesen cruzado algo habría descifrado Ihara, pero eso no ocurrió. Y la vida gustaba de ser complicada, cruel y una bromista empedernida.

Sintió encima la atención de Hanae, de algún modo entendió que exigía de él los cinco sentidos así que en ella se centró, la hizo el centro de su mundo una vez más. Por eso dolió más. No estaba preparado para escuchar algo como eso, la sorpresa en su rostro lo dejó en evidencia. ¿Hanae tenía un hijo? Ahora entendía todo lo demás, y lo aceptaba, ella estaba en todo su derecho de rehacer su vida pero entonces… ¿por qué sentía que se derrumbaba desde adentro? ¿Por qué las palabras se le negaron cuando más las necesitaba? Se obligó a bajar la vista en cuanto fue consciente del grosero asombro que tenía en la cara, y con los sentimientos pisoteados atendió a la entrega de las bolsas, allí donde sus dedos rozaron los de ella, arrancándole otro trozo de corazón con ese tacto tan complicado de interpretar.

El peso de las bolsas en su mano se sintió monumental, tal cual el peso de la realidad que acababa de caer sobre él. Por un instante creyó que resbalarían con todas las demás que sostenía en esa mano, pero sus reflejos lo impidieron. Su naturaleza le impedía dejarse vencer, caer, y él que sentía la enorme necesidad de dejarse colapsar hasta ser cenizas que pudieran perderse con el viento… Pero no podía… Mantenerse a flote permanentemente en ocasiones era tan agotador…

Asintió sin recomponerse todavía –Te acompaño– confirmó con voz forzada a la neutralidad. Dio un paso adelante y de golpe se detuvo –Hanae…– la llamó con cierto apuro, antes de que la bruja se centrara únicamente en el camino pero… ¿qué debía decirle exactamente? Confesar que nunca había dejado de amarla estaría fuera de lugar, igual que el preguntar por su marido o cualquier otra cosa que guardara relación con sus asuntos personales. –Él te hace feliz, me alegro por eso. – debió sonreír para mejorar el cuadro pero no pudo, aunque sus ojos sí revelaban ese sentir. Pronunciar “él” generó en el mago un mar de sentimientos contradictorios, lo había dicho por el niño pero, a los segundos le hizo pensar en la presencia inevitable de otro hombre al lado de la chica, y le odió.

Consciente de ese oscuro sentir volvió a adelantarse para abrir la puerta. Ya no la miraba a ella, sin poder contenerse empezaba a acumular gran cantidad de interrogantes que le gustaría hacer a la dama a fin de descubrir cómo era su relación con el mago que supuso tenía por marido. ¿Las formularía realmente o las guardaría para atormentarse más tarde? Estaba enojado, molesto consigo mismo por no poder romperse en paz, por estar recurriendo a malas sensaciones para no sentirse tan miserable. Tan estúpido por haber dejado atrás a Hanae hace tantos años.


Última edición por Ryuunosuke Ihara el Lun Feb 08, 2016 5:57 am, editado 1 vez




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Dom Feb 07, 2016 3:41 am

De todas las reacciones que había esperado, una de sorpresa tan notoria le fue difícil de registrar. Casi parecía que la miraba diciéndole que era incapaz de ser madre, y eso la ofendía. Con los labios firmemente presionados, mantuvo la vista sobre la del hombre lo necesario pero él parecía no ser capaz de decir palabra, así que la mujer se movió para buscar el escape allí donde llevaría el regalo de su pequeño dragón y en eso se centró. Sus pasos hacia la salida eran firmes pero temblaron cuando Ihara al fin volvió a prestarle su voz. A pesar de que se molestó consigo misma después, sintió un fallido alivio al saber que si la acompañaría.

Ya se estaba alejando de nuevo cuando él volvió a hablarle, esta vez lo llamó primero por su nombre haciéndola girar levemente y cuando lo enfocó él dijo algo que ella no pudo negar. ¿Le estaba reclamando o algo? Porque por un segundo su mente lo mal pensó, luego cuando apartó la vista una sonrisa natural nació otra vez en ella. Si, ese mago tenía razón. Lo tuvo claro cuando respiro el aire de fuera de la tienda—. Ryūjin es un niño genial, le devolvió la vida a la casa —le dijo sin temor a hablar del niño que llenaba sus días. Aunque le había costado meses darse cuenta de que realmente iba a quererlo tanto.

Gracias a él con Dona tenemos algo de qué preocuparnos aparte de nosotras mismas, incluso Kaoru comenzó a ir a visitarnos más seguido —todavía recordaba la sorpresa que había sido para el idiota de su hermano pero eso había servido para mantenerlos unidos como familia—. Es mi pequeño dragón, y es perfecto —abrazo con cariño el regalo que cargaba frente a ella y se quedó parada a unos pasos del lugar, mirando a todos lados antes de sacar un colgante que llevaba.

Este me lleva a la empresa cada ciertos minutos… Sí, justo en tres minutos más, tócalo también —le explicó sobre el pequeño traslador que cargaba siempre con ella, con forma de calavera y le dejó espacio para que lo tocara también aunque seguramente iba a tener que tomar su mano prácticamente para conseguirlo. Para verificar la hora había mirado su reloj de muñeca. Antes de que fuera el minuto de partida ella cerró los ojos, había olvidado ponerse las gafas y aunque estaba acostumbrada a viajar no le gustaba ver las formas distorsionadas de la travesía. Con los párpados sellados, solo percibiría cuando el mundo diera vueltas a su alrededor y se evitaría todos los aburridos mareos.


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Lun Feb 08, 2016 6:30 am

A Ryuunosuke no le sentó bien el aire de afuera, solo incrementó esa sensación de vacío que había aparecido en su interior apenas hace unos minutos. Se estaba sintiendo solo y no tenía sentido. Vacío o no, acompañaría a la bruja hasta su empresa, mantuvo el paso igual al de ella y buscando en silencio la tranquilidad, escuchó la información que extrañamente Hanae le estaba compartiendo sobre su hijo y el resto de la familia. Le hablaba con una misteriosa naturalidad, hasta parecía haber olvidado su eterna indignación hacia él, ¿sería efecto secundario de ser madre? Confuso la miró de perfil y en su cabeza repitió el “aparte de nosotras mismas”, no era suficiente para desarrollar una teoría pero no se podía negar que eso, había sonado exclusivamente a dos mujeres más el niño. Pero quizá por cordialidad se estaba absteniendo de mencionar al otro elemento inevitable del núcleo familiar.

Interesante combinación. Dragón y perfecto.— comentó en automático después de que ella mostrara un colgante que por alguna razón le hizo recordar el par de aretes que tiempo atrás le obsequió, ¿todavía los conservaría? Madre enviciada del trabajo, pensó al tocar el traslador. En efecto tocaba más la mano ajena que el colgante pero no era su culpa, además la orden vino de ella y eso significaba que no tenía inconveniente con hacer contacto una vez más…

El escaso tiempo que Hanae mantuvo la vista cerrada, Ihara lo aprovechó para observarla a detalle. Diez años habían pasado, pero el tiempo la amaba, estaba seguro. Cerró los ojos al momento justo del viaje y sin percances aparecieron entre cuatro muros que correspondían a una oficina en apariencia ordenada. Sin polvo ni exceso de mobiliario, lo justo y nada mas. El lugar tenía su aroma, lo había percibido antes de abrir los ojos.

Así que este es tu nuevo refugio.— dijo sin temor a recibir un reclamo por sugerir que ella se escondía de algo. Bajó las bolsas que con cierta dificultad había sujetado con una sola mano y se quedó solo con otras que bajo el brazo llevaba. De no haberlo hecho no habría podido sujetar el colgante que hasta allí lo llevó. Ese que todavía sostenía pues su propósito claramente era prolongar el tiempo que su mano abrazaba una de la jovencita. Los ojos mantuvo atentos a las facciones femeninas, por lo visto en algún momento del trayecto hasta ese sitio el mago había decidido que en realidad no le importaba tanto la existencia de otro hombre, eso no afectaba a lo que él sentía por Reed.

¿A qué se estaba aferrando?




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Miér Feb 10, 2016 6:44 am

Ryūjin realmente le parecía perfecto, incluso con el detalle del padre que tenía. Para ella ese niño era la luz de su actual vida y por eso fallas no le podía ver aunque ese amor ciego seguramente lograría dañarla algún día. Del mismo modo o peor que la herida que le abrió sentir la mano de Ryuunosuke acogiendo la suya. Sabía que era por el traslador, pero eso no quitaba la difícil sensación que le provocó. Con él todo tendía a la dificultad y aunque deseó por un segundo soltarse y huir, mantuvo los ojos cerrados todo el resto del camino e incluso unos instantes después de llegar a su destino. Su oficina estaba bien ordenada y limpia como siempre, aunque fuese solo la fachada pues con solo abrir un cajón ya se podía percibir el desastre que guardaba dentro, igual que su dueña para ser exactos.

Un bufido escapó de ella al escuchar lo que pensaba su acompañante—. ¿Refugio? Al menos no lo llamaste prisión —comentó apartando la mirada de los insistentes orbes del cazador—. Lo remodelé hace un par de años, aunque mantuve algunos muebles y pedí que me instalarán eso —añadió y su mirada terminó clavada en el espejo de cuerpo completo que se veía del otro lado del lugar y donde pudo ver reflejadas las figuras de ambos, parecían una pareja normal, tomados de la mano y al borde de iniciar un baile o algo similar, la idea en su cabeza le hizo reír, era tarde para soñar.

Pensó en soltarlo así sin más, pero ese nunca había sido su estilo. Sus dedos que todavía estaban siendo apretados por los de él, se removieron pero no para soltarlo, sino para liberar el colgante y dos se entrecruzaron con los del mago, regalando una suave caricia que sabía que Ihara no merecía—. ¿No piensas soltarme ahora? —preguntó con tono gris, su vista dejó de enfocar el único punto en que sus cuerpos se tocaban y lo miró directo a los ojos otra vez—. De todos modos, no sería la primera vez —agregó por lo bajo y con una sonrisa cansada su mano dejó de esforzarse por alcanzarlo, no se soltó bruscamente, solo esperó a que el por su cuenta la abandonara de nuevo. Como ya había dicho, no sería la primera vez y quería creer que eso la salvaría de las heridas.

Con cuidado y en silencio dejó con una sola mano el modelo del santuario sobre su escritorio que era la superficie que tenía más cerca, recordar ciertas cosas que habían hecho contra el mobiliario era inevitable, en esos años ella estaba todavía en la flor de la juventud y sus hormonas revolucionadas habían contagiado más que bien a las de ese hombre lleno de misterios. Tantos que deseaba, a veces, no haber descubierto algunos.


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Miér Feb 10, 2016 8:32 am

Prisión no le cruzó por la mente, de lo contrario lo habría empleado en lugar de “refugio”. Y no, eso no le habría hecho sentir culpable. Observó más detalladamente los objetos de la oficina cuando se habló de remodelación y en el escritorio se fijaba antes de que la bruja sutilmente le pidiera mirar algo en específico. Un espejo. Ryuunosuke estaba más concentrado en la mano de la dama que en lo que veía pero, al prestar atención al espejo fue todo más sencillo. Sencillo y fuerte. A través del reflejo la miró a los ojos, aunque Hanae parecía observar en general. Esa parecía ser la historia de toda la vida para ellos dos: él buscando su atención y ella optando por todo lo demás.

Pero… ¿qué le había causado gracia? Sin comprender apartó la vista del espejo y la dirigió hacia la mujer de carne, hueso y… crueldad que tenía delante. Obviamente había sentido el movimiento de los dedos ajenos, su primer pensamiento lo interpretó como un “ya suéltame” o algo parecido, hasta que por segunda vez, pudo sentir un roce de sus dedos que no pudo calificar de irrelevante, mucho menos ignorar. A cada minuto se hacía más complicado entenderla, y más complicado parar.

Desde luego la pregunta de Hanae fue como una herida directo al corazón, lo peor fue que no le costó nada decirlo, ¿era eso rencor hacia el mago? No, se negó a verlo de ese modo. Una parte de él se enojó pues quien lo había mandado lejos había sido ella, ella se negó a formar una vida a su lado. ¿Creía acaso que eso no había dolido? Porque se equivocaba, el rechazo seguía siendo una de las peores sensaciones que alguien podía experimentar.

Interiormente debatía entre hacerle ver su persistente crueldad o lidiar en solitario con la herida, ignorar que estaba abierta. Mientras tanto ella se libraba del santuario de juguete, después de haberse llevado todo atisbo de la voluntad con que lo había acariciado. Pero Hanae estaba equivocada, rotundamente equivocada.

Tienes razón. No pienso soltarte— avisó serio y fuerte sujetó la mano de la chica, lo suficiente para impedir que se zafara de su agarre —¿Crees que vendría solo a saludar? ¿A confirmar que estas viva y seguir con mi vida? Si eso fue lo que pensaste siento desilusionarte Hanae, tampoco sería la primera vez que ocurre. Ya antes fui insuficiente para ti.— soltó bruscamente, sosteniéndole la mirada a cada segundo pues solo hablando de frente ambos se entenderían. Previendo la posible resistencia de parte de la bruja agarró la muñeca de su otra mano, al hacerlo las otras bolsas habían ido a parar al suelo secamente. Frunció otro poco el ceño por ese hecho pero si no se equivocaba, las gemas estaban en las bolsas que al llegar colocó cuidadosamente sobre el suelo.

Estoy aquí porque no he dejado de pensarte ni un maldito día.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Miér Feb 10, 2016 2:48 pm

Esperar que la liberaran y recibir en cambio un fuerte apretón no terminó de agradarle. Al instante se puso en tensión completa aunque no hizo mayor fuerza por alejarse hasta que las palabras de él comenzaron a estorbarle. ¿Qué no pensaba soltarla? ¿Estaba de broma?—. Suelta —sí intentó forcejear esa vez pero en cuanto Ihara le soltó toda la verborrea, ella se quedó quieta y sorprendida por lo que le decían. Tenía que ser una broma, porque acababa de escuchar que él consideraba que antes había sido insuficiente para ella y ese sentido de pasado solo le gritaba que Ryuu iba a decirle algo descabellado acerca del presente para que de paso temblara su futuro.

El miedo fue el primero que actuó, trató de dar un paso atrás pero el mago alcanzó a tomarla de la muñeca. Ella no quería escuchar lo que el otro tenía para decirle luego de más de una década sin él. ¿Por qué había querido aparecer ahora para confundir las cosas? Porque confusión fue el único estado que vino a su mente cuando escuchó una declaración que hizo vibrar en primer lugar su corazón, antes de hacer crecer en ella la peligrosa ira que solía guardarse para sus adentros.

No pensaba dejarse llevar por las palabras del hombre. ¿Qué sabía él de pensar a otra persona a cada día? Ella sí había tenido que hacerlo, bastaba mirar a su pequeño dragón todas las mañanas para recordar a su padre. Y ella lo había soportado sola. Vivir con un niño que amaba a pesar de odiar a quien le había ayudado a traerlo al mundo. Odio tenía y resentimiento, dos emociones que no le agradaban pero que ahora declaraba manteniendo empuñada la mano que él había tomado de la muñeca y clavándole las uñas con la otra que él parecía capaz de romper si seguía apretando. ¿Quería fuego? Ella se lo daría pero que ni pensara en quejarse cuando terminara quemado por completo y reducido a cenizas.

¿Crees que eres suficiente para mí ahora? —preguntó venenosa y con la garganta casi ardiendo por la rabia que se cargaba y tuvo la fuerza de mirarlo directamente—. Lamento abrirte los ojos, pero pensar a alguien no significa gran cosa. No trae comida a la mesa ni ayuda a sobrevivir. No te acompaña cuando más lo necesitas. Pensar no es nada si no actúas y tú no fuiste ni eres capaz de hacerlo —espetó enojada con todo. ¿Por qué de pronto si se imaginaba la posibilidad? ¿Por qué sentía que en el fondo lo estaba retando a hacer lo contrario de sus palabras? Aunque estuvieran envueltas por su crueldad, se molestó consigo misma por dar pie a la duda dentro de ella, dudas que no podía volver a tener por el bien de su tesoro más preciado.

¿Acaso cambiaste? Eres tan inútil que no fuiste capaz de terminar conmigo como se debe, ¿Que querías entonces? Sí era por seguir de novios a distancia, al menos habrías escrito algo. Pero está claro que no era tu intención... ¿Y ahora vienes a jurar esa estupidez de que me pensaste todos los días y esperas que me derrita por tus palabras? —furiosa como estaba por el descaro ajeno, de presentarse en su vida de nuevo y no precisamente en son de paz, fue subiendo la voz aunque hace siglos no lo hacía. Así como estaba segura de que ella había estado con otras personas, bien sabía que él también. ¿Para qué intentaba jurarle una lealtad inexistente a su recuerdo?

No pensaba entregarle a Ryūjin, eso era todo lo que ella tenía. Ella le evitaría el sufrimiento al niño de saber quién era su padre porque estaba segura de que ese hombre amaba más su trabajo y volvería a irse en cuanto pudiera, y no pensaba culparlo porque ella si bien no amaba lo que hacía, si era consciente de su responsabilidad—. No intentes jugar conmigo, Ryuunosuke —moderó ya más su tono. Su oficina estaba insonorizada así que no temía que los escucharan, aunque sí podía aparecer alguien pues las lámparas se habían encendido cuando ellos tocaron el piso. Lo que sí tenía claro era que si ese idiota no la soltaba iba a recurrir a los golpes.


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Miér Feb 10, 2016 4:54 pm

Ya había dicho que no la soltaría, le haría bien no volver a insistir en ello. Pero esa mujer era necia y estaba más que claro que no se quedaba en las palabras,  siempre llevaba a acciones su sentir y ésta vez no fue diferente. El que Hanae le clavara las uñas lo impacientó, para mala suerte de la bruja eso no le ajustaba ni por asomo para ser liberada, tampoco el odio que claramente pudo leer en su mirada. Ese lo recibió de lleno y estaba seguro de que jamás olvidaría cómo lucía tan atroz emoción en el rostro de la persona que tanto significaba para él.

Despreció fue lo siguiente que recibió, Ryuunosuke no pudo impedir que esa despectiva pregunta lo enojara otro tanto, a nadie le gustaba que pusieran en duda su valor y él no era la excepción. Pero no tuvo oportunidad de replicar puesto que de inmediato vinieron los reclamos. Parte de ellos jamás habría imaginado recibir, parecía que se quejaba por no haber recibido ayuda para alzar y mantener un hogar, lo cual le dejó un sabor sumamente extraño en la boca. Tenía sentido si sumaba al niño a la composición, y eso le hizo pensar que el padre quizá no se había hecho responsable y cargaba con todo ella sola. Un mal escenario, pero esa parte no era culpa suya. En cambio sí se sintió afectado cuando se planteó la nula compañía en tiempos de necesidad, pues si él no se hubiese marchado… al menos podría haberle apoyado emocionalmente… Sabía que ni ella ni su familia se veían con complicaciones económicas pero tampoco le habría pesado ayudar en ese aspecto. Lamentablemente Ihara sí se había largado y ahora veía los resultados.

Si Hanae no paraba pronto de etiquetarlo como un incapaz para todo y de dar por hecho que seguía siendo exactamente el mismo de antes las cosas no iban a terminar nada bien. Porque la tolerancia del hombre tenía un límite y en este caso encontraba sumamente injustas las palabras que ella le dedicaba. –¿Terminar contigo?– allí sí que le abrió los ojos, estaba dando a entender que oficialmente no habían puesto un fin a su relación, ¿pero qué quería ella? ¿Qué después de despedirlo, despreciarle y destrozarle el corazón le dijera literalmente que ahí se terminaba todo? Él lo había dado todo por entendido en ese entonces, después de todo fue ella quien se negó a continuar juntos, sus acciones dejaron claro que ya no le interesaba tenerlo en su vida. Ponerlo en palabras habría sido sumamente cruel para él en esos momentos.

No espero que te derritas con nada, sé perfectamente que a ti las palabras no te sirven de nada. Y no quieres ver que eso es lo que me trajo hasta aquí. ¿Las cartas te habrían servido de algo? En base a tus argumentos no lo creo, unas letras en papiro no te iban a dar de comer ni a ti ni a tu hijo, no iban a ayudar a sobrevivir. ¿Las habrías leído siquiera?– Supuso que no, ya la veía quemándolas sin haberlas abierto. Además, ¿qué se suponía que le escribías a la mujer que te había despreciado?

Era ella quien intentaba jugar, ¿o es que solo él había sido excesivamente consciente de los roces de sus dedos? Lo dudaba, Hanae se estaba guardando algo, esa era una impresión que no conseguía quitarse de encima. –Dices que no terminamos como se debe. Eso solo puede significar una cosaque aún somos algo. ¿Lo interpretó a conveniencia? Puede que sí, pero si su relación no tuvo un fin oficial, entonces no era tan errado afirmar que seguían siendo pareja. Lo cual le otorgaba ciertos permisos.

Aflojar el agarre en que la tenía habría sido un gran error en esos momentos, por eso no lo hizo. Tan solo se inclinó y haciendo uso del permiso que sin querer ella le había dado fue firme hacia sus labios, ladeó ligeramente el rostro buscando el mejor ángulo y sin remordimientos saboreó lo que pudo de sus labios. Cualquier cosa aceptaría después, como prueba estuvo el hecho de que lentamente dejó de aplicar presión en la mano y muñeca ajenas. Quería las consecuencias, era mejor que no recibir nada de ella.


Última edición por Ryuunosuke Ihara el Jue Feb 11, 2016 9:07 am, editado 1 vez




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Miér Feb 10, 2016 11:46 pm

Escuchar la sorpresa de parte de ese hombre solo sirvió para calentar todavía más su furia. Podía sentir como la sangre le hervía y fue peor cuando él le respondió resaltando que aunque hubiese hecho lo dicho por ella, no habría resultado. Para su mal, Hanae si sabía que así era, que no habían tenido oportunidad alguna desde que él se había ido con ella negándose a seguirlo. ¿Y en qué momento habían terminado hablando de su hijo otra vez? ¿Por qué sentía que él estaba malentendiendo sus palabras?—. No estaba hablando de que me mantuvieras ni nada parecido, sabes que puedo sola. Ni mi hijo ni yo estamos en necesidad. ¿Quién te dijo que no te habría respondido las cartas? Tal vez si habrían servido de algo... —reclamó aunque había perdido algo de fuerza en sus palabras, sabía que él la conocía. Pero no por completo.

La verdad era que seguro luego de dos o tres cartas se habría aburrido de esperar, pero también tenía claro que si le hubiera dicho a ese idiota que iba a ser padre, tal vez si habría regresado… Pero no, ya había pasado mucho tiempo para ponerlo como posibilidad—. ¿Qué cosa? Deja de buscarle significados raros a mis palabras —la idea que se formó en su mente no sirvió para prepararla para la sorpresa. Debió haber retrocedido más, pero no lo hizo.

Y como era de esperarse, su cuerpo si reaccionó al contacto, como si hubiera estado dormido todo ese tiempo. Debía separarse y ya, golpearlo de una buena vez. Pero su ser había extrañado por largos años el modo en que ambos combinaban y pronto se vio correspondiendo con furia contra él. Cuando Ryuunosuke la soltó de las manos ella lo golpeó directo en el pecho aunque antes de apartarse le lanzó una mordida que nada tuvo de amabilidad y luego de separarse por completo levantó el brazo y le dio una cachetada directa y sin dudarlo. Un puño le habría gustado más.

No creas que esto cambia en algo las cosas. No tienes derecho alguno sobre mí —su voz tembló un segundo pero no colapsó ante la terrible confusión que sentía. Débil se percibía por haber correspondido, pero tener que estar siempre haciendo lo correcto la cansaba de manera terrible. Si fuese libre como el viento seguramente habría retornado a él otra vez, aunque fuera para desquitarse por todos los años de abandono y dejarlo solo a la mañana siguiente—. Esto no está bien, es un completo error —se cubrió la boca con dorso de la mano la boca pero no se estaba limpiando, solo estaba tratando de contener el aliento que había perdido.

Creo que es mejor que me vaya a casa, y que tu vuelvas a tu vida. No te atrevas a ir a mi casa, que Dona sigue sin tener idea de lo que tuvimos —y así tenía que seguir, su abuela no requería los detalles de la existencia de su nieta favorita.


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Jue Feb 11, 2016 9:57 am

A pesar del enojo y las nuevas heridas que se sumaron a las viejas cicatrices lo disfrutó, sin restricción saboreó el fuego de sus labios que contra todo pronóstico no se le negó. Con gusto se dejaría consumir por los ardientes besos de la bruja y sin temor se extinguiría a su lado, porque ella era distinta a cualquier ser existente, llevaba un dragón en las venas, una fuerza que nadie imaginaba.

Era peligrosa –la agresiva mordida que recibió antes de ser golpeado se lo rectificó– pero era justamente eso lo que había llevado al mago hacia la chica, un gusto insano por los riesgos. El golpe a su pecho aunque fue brusco no le dolió, fue la bofetada la que le hizo fruncir el ceño después de la dosis de placer. Esa clase de golpes siempre dolían de una forma extraña, el dolor no era intenso pero demoraba demasiado en desaparecer, era como si el golpe resonara por largo rato en la piel. El sonido tampoco se olvidaba con facilidad. Pero si lo que ella quería era causarle dolor efectivamente debió optar por el puñetazo, ese habría dejado una marca más duradera. Un regalo para recordarla él mismo y también todo aquel que lo viera.

Su rostro se quedó congelado un instante, quedando en la posición que la cachetada lo dejó. Después frunció el ceño cuando aparecieron en el aire las infantiles advertencias, porque a eso sonaba la chica, negando con palabras lo que sus labios ya habían confesado apenas unos segundos atrás. –Solo tu piensas eso– murmuró al llevarse por fin una mano a la mejilla golpeada. Inclinó el rostro y la mirada  mantuvo cerrada en lo que decidió su proceder. Ihara no iba a dejar las cosas así.

Si no quieres que aparezca en la puerta de tu casa tendrás que venir conmigo. Si no es ahora entonces otro día, pero debe ser en esta semana. Iremos a donde yo quiera, tu misma lo dijiste.– no quiso ocultar la media sonrisa en su rostro, ni dándole una paliza de hechizos lo haría desistir –Imagino que hoy querrás entregarle eso– dijo señalando con el rostro el obsequio puesto sobre el escritorio. Se tomó luego unos minutos para levantar del suelo las bolsas que antes había dejado caer sin cuidado alguno, en cuanto las tuvo todas extendió el brazo como si fuera a entregárselas ya a la dueña de sus más oscuros pensamientos, solo que no tenía intención de dárselas a la primera.

Si no fuera por el regalo pendiente del niño Ryuunosuke la habría robado con gusto por el resto del día, pero actualmente Hanae tenía alguien de quien cuidar y él no podía arrebatarla de una pequeña alma. ¿Cómo sería el hijo de la empresaria? ¿Y cómo sería ella en su faceta de madre? ¿Quién sería el imbécil que la dejó sola con una responsabilidad tan grande?




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Jue Feb 11, 2016 2:29 pm

Claro que solo ella pensaba eso, ella y cualquier persona cuerda. Porque de ningún modo podría aceptar que había disfrutado del violento arrebato que había tenido al corresponder a los labios que conocía de memoria. Era incapaz de aceptar algo así. Al igual que era imposible aprobar la idea que brotó de la boca de Ihara y que le dejó con la boca abierta de la sorpresa. ¿Estaba escuchando bien? ¿Ese idiota la estaba amenazando?

Con el ceño fruncido lo miró y razonó el día en el que estaban. Por proteger a su hijo y a Dona si era capaz de muchas cosas. Incluso de salir con Ryuunosuke en secreto otra vez mientras no se atreviera a acercarse a su niño. Pero no pensaba darle ideas—. Tengo una vida ocupada y estamos a viernes, por supuesto que esta semana no puedo. Mañana trabajo —comentó con molestia y aunque no trabajaba al día siguiente pensaba asegurarse de estar en la empresa todo el santo día—. El domingo es día familiar, le prometí a Ryūjin que pasaríamos el día juntos. Y sí… Tengo que entregarle su regalo de cumpleaños atrasado —ese compromiso si era real y no pensaba dejarlo tirado, menos por ese hombre. Ni cuenta se dio de que acababa de dar más información de la necesaria acerca de su hijo.

El lunes… ¡El lunes! —un terrible dolor de cabeza le vino al recordar a su hermano y la chica que le quería mostrar y se tomó la sien con los dedos—. Kaoru decidió volverse un hermano normal y quiere presentarme a una chica con la que sale o algo así —¿Por qué demonios le costaba tan poco abrirse a hablar como si fueran amigos de toda la vida con él? Suspiró indignada consigo misma y tomó las bolsas que estaban en el suelo para revisarlas, eran de los encargos del trabajo así que las abandonó sobre su escritorio, al parecer el japonés había tomado las bolsas con la ropa de Dona y de su hijo así que no podía simplemente dejárselas.

Como ya ves estoy ocupada hasta la próxima semana —explicó y extendió la mano, creyendo inocentemente que luego de tomar las bolsas de las agarraderas, Ryuunosuke iba a soltarlas así sin más. Al ver que no sucedió, lo miró como si fuese a regañarlo—. ¿Qué pasa ahora? Ya te dije que no puedes acompañarme a casa, y en esas bolsas le llevo ropa nueva, así que haz el favor de soltarlas —exigió como siempre que recuperaba su estado natural de mando. Él mismo había aceptado que ella tenía que entregarle el regalo ese día a su hijo, ¿Para que seguía intentando retenerla?


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Jue Feb 11, 2016 4:24 pm

Al parecer no había remedio, tendría que esperar su turno y verla hasta la próxima semana. Algo en todo eso no lo convencía pero por esta vez cedería, porque si insistía en hacerlo pronto ella terminaría dándole solo un hueco de su agenda y eso no le alcanzaba a Ryuunosuke. La quería por largas horas. –Ya empezamos con las restricciones– dijo recordando los días en que Hanae le enumeraba las cosas que podía hacer y las que no para evitar ser descubiertos. Esbozó una tenue sonrisa y su mirada hizo coincidir con la de ella que no se cansaba de mirarlo de mala manera. Seguía sin soltarle las bolsas.

¿Y qué pasaba ahora? Pasaba que no se marcharía de allí hasta conseguir algo semejante a una promesa –El martes. Te estaré esperando afuera a las tres. No hagas planes para mas tarde, no prometo regresarte temprano.– expuso los detalles para la salida sin consultarla primero, no iba a darle oportunidad a Hanae de arrojarle otras mil razones por las que no podían verse ese día a esa hora. Era la jefa, estaba seguro de que podía hacerse espacio. –Sería más sencillo si no trabajaras en sábado pero veo que sigues siendo adicta. Con tu hijo no voy a competir ni a matar los esfuerzos de tu hermano– a quien por cierto buscaría después, seguro era más accesible que la chica y aunque nunca fueron cercanos en el sentido amistoso algo útil podría sacarle.

Dime que saldrás conmigo ese día y me marcharé– pidió jalando las bolsas hacia él, con toda la intención de atraerla aunque nada aseguraba que funcionara. En ese momento evaluó lo que todavía sentían sus labios y comprobó que la mordida dolía ante el mas simple tacto, si lo que ella quería era causarle dolor haría bien en cambiar las cachetadas por mordidas de ese estilo. Generaba complicadas sensaciones en el mago, porque le había dejado malamente adolorido pero a la vez lo llevaba de regreso hacia Hanae y con más fuerza. –También dime que no lo disfrutasteatrévete a negarlo. Si la sonrisa le arruinaba más el humor a la bruja no le importó, y tampoco si la cercanía la estresaba pues él había vuelto a acortar la distancia, tanto que parecía amenazarla con robarle otro beso. De algo tenían que servirle las bolsas con ropa.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Jue Feb 11, 2016 6:10 pm

Ver la alegría en el rostro ajeno luego de lo ocurrido sí que le molestaba. Años atrás había adorado el poder llevar con orgullo la bandera de ser una de las pocas personas que le sacaban sonrisas a ese hombre huraño, pero ahora no le hacía ninguna gracia ni se sentía mejor el saber que tenía ese mismo efecto aunque fuese mientras Ihara se burlaba de ella.

Tenía una larga lista de compromisos inventados para retrasar la junta con él pero al ver que el cazarrecompensas no parecía ni con intenciones de preguntarle si estaba ocupada, tendría que resignarse. Al menos tenía tres días para prepararse mentalmente y gritar, porque apenas estuviera sola chillaría por todas las injusticias del maldito mundo. Por poco vuelve a rodar los ojos al escuchar que encima de todo él quería tenerla toda la tarde. Eso si no se le ocurría también la noche. En serio ese hombre no entendía la situación—. ¿De cuándo acá tengo que hacer lo que tu ordenas? —gruñó como si la hubieran regañado y claro que no dijo nada sobre el sábado de fingido trabajo, morderse la lengua parecía la opción correcta. Si realmente él no iba a competir contra su hijo, ella se sentiría realizada y tendría que darle las gracias a Kaoru por el tiempo extra.

Las bolsas amenazaron con írsele de las manos, así que las siguió, quedando a tan poca distancia que tuvo que inclinarse hacia atrás un segundo aunque la sonrisa que se cargaba todavía el otro le hizo cambiar de parecer. ¿Por qué tenía que alejarse ella cuando él tenía toda la culpa?—. Está bien… El martes a las tres, y ya vete —aceptó a regañadientes y miró hacia otro lado con la molestia recargada de saber que había perdido una batalla, pero la guerra si sería suya, de eso no tenía dudas.

Pero parecía que el mago todavía no entendía su lugar, o mejor dicho que lo estaba malentendiendo tanto que ahora se le estaba apegando casi al borde de asfixiarla con su presencia y preguntas. Como pudo calmó el ceño fruncido que se cargaba y dio un paso hacia el frente, si, directo a él, aunque fue para clavar su fino tacón sobre la punta de uno de sus zapatos, Ryuunosuke no iba a llevarse gratis esos intentos de intimidarla. Su mano libre fue a tomar uno de los mechones largos del hombre y ese mismo enredó en sus dedos para jalarlo hacia ella, aunque en principio pareció pedir su rostro solo se acercó por el costado—. No, no lo disfruté. No tanto como tú, Ryuu —negó sin dudarlo ni un segundo, él no tenía como probar que ella había correspondido además de sus recuerdos, y ella siempre podría gritarle al mundo que el profanador de cunas era quien la había tomado por sorpresa para aprovecharse de ella.

Ya tienes todo lo que querías, vete de una buena vez —otro jalón dio a las bolsas para quedarse al fin con ellas, si hubiese tenido el regalo de su pequeño dragón en las manos se habría desaparecido de mal modo, pero estaba abandonado sobre el escritorio y eso le impedía la huida dramática.


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Jue Feb 11, 2016 7:12 pm

Fue feliz, Hanae no tenía escapatoria y la salida ya estaba pactada. Una pena que no pudiera ser inmediato pero estaba bien, ya había conseguido de ella mucho más de lo esperado para ese primer día. Su último pedido pensaba exigir solo por fastidiarla cuando de repente la tuvo más cerca, cosa que definitivamente no se esperaba y mucho menos vio venir el filo de un tacón clavándose en su zapato. Le sacó un crudo quejido –no estaba preparado para algo como eso, no pudo mentalizarse para callar su voz– y una expresión de pesar, ella era la única en toda su vida que había tenido la grandiosa idea de hacerle algo tan infantil. Sí, infantil, pero cómo dolía…

Encima lo jalaba del cabello con la apática intención de hacer exactamente lo que él había pedido. La chica negó rotundamente –y complicadamente cerca– el haber disfrutado del anterior beso, pero el agregado que voluntariamente puso Reed dejó a Ihara con una duda que le robaría el sueño de los próximos días. ¿No tanto? Eso daba a entender más de una cosa, como por ejemplo que había notado lo sediento que estaba de ella, además claro de aceptar por debajo del agua que sí lo había disfrutado pero que quizá existía algo que le impedía sentirse bien con eso. Y no creía que fuese por el asunto del secretismo pues en otros años habían hecho mucho más que besarse en rojo sangre. Debía ser entonces por el odio que a ratos parecía guardarle, resentimiento, rabia y… mejor no enumeraba todo lo que había percibido en ella.

Eres una mocosa malcriada...– dijo entre dientes, debatiéndose entre la risa y las quejas del poco amigable agarre a su cabello. Aceptando la pequeña derrota le entregó las bolsas y con esa misma mano tomó la de ella que mantenía los dedos enredados en su cabello. El pie lo retiró de golpe, en cuanto saliera de ahí revisaría su maltratado calzado. –Y esa manía tuya de enviarme lejos no cambia. Ahora… si no se le ofrece nada mas Señorita Reed, ¿me autoriza la retirada? No quiero salir de aquí calvo.– sonrió con sarcasmo. Esa niña sabía sacarlo fácilmente de sus casillas.




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Hanae Reed el Jue Feb 11, 2016 9:56 pm

La expresión de notorio dolor en Ihara sí que fue reconfortante, le subió el ánimo sin duda alguna. Y aunque hubiese preferido arrancarle de todo ese mechón de cabello, no intentó hacer más cruel el gesto. Claro que debió hacerlo, porque cuando él la trató como si fuera una niña pequeña se sintió profundamente ofendida, siempre había sido así con él ahora que recordaba. Cada vez que le recordaba que era muy joven ella tenía deseos de asesinarlo.

Así que cuando él movió su pie bruscamente para alejarlo de su tacón, ella subió la pierna doblada de un solo movimiento y a punto estuvo de golpearlo con la rodilla en la entrepierna pero controló lo suficiente hasta que fuera un mero roce de advertencia. Hanae no tenía miramientos cuando se trataba de pelear a golpes, más le valía al contrario no olvidarlo—. Y tú sigues siendo un viejo verde y envidioso de mi inocente juventud —respondió certera y luego de volver a tocar suelo firme con sus zapatos, soltó al fin del cabello una vez que el hombre le pidió permiso.

Si seguían así ninguno se iría y ella ya no tenía intenciones algunas de seguir manteniendo la charla, porque si lo hacía seguro volverían a ella los deseos de arrancarle los ojos con los dedos y provocarle todo el dolor que fuese posible—. Trata de no dejar un desastre si te quedas mucho tiempo por aquí, Ryuunosuke —dijo mirándolo por sobre el hombro, se colgó las bolsas de un brazo y tomó luego el preciado regalo de Ryūjin. Por esta vez no le convenía esperar el traslador que podía llevarla a su casa, así que sacando su varita hizo acopio de valor y sin siquiera despedirse su figura se difuminó de allí mediante aparición.


No llegó directamente a su casa, pero si a unas calles alejadas de la misma donde un grito agudo emanó de su garganta por todas las emociones que la habían atacado durante el tiempo pasado. Se sentía como si un torbellino hubiese aparecido para sacar volando su casa desde las mismas raíces, y no estaba ni siquiera segura de como detenerlo. La impotencia acababa de plantarse en ella pues huir siempre le había estado prohibido y ese mago siempre había sabido bien como encontrarla aunque solo hasta ese momento había decidido hacer uso de esa capacidad. Ya ni sentido tenía correr lejos... Pero iba a proteger a su pequeña familia a toda costa.


If the sky could dream it would dream about dragons 竜
Spoiler:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Ryuunosuke Ihara el Vie Feb 12, 2016 12:20 am

Vio de cerca la muerte, o mejor dicho la sintió. Ambas manos movilizó por inercia para intentar protegerse pero la verdad era que, aunque ella no se hubiese detenido en el último segundo, no habría alcanzado a salvarse de semejante agresión. ¿Por qué lo castigaba de ese modo? Solo le había dicho la verdad, era una niña que sabía dar dolores de cabeza cuando se lo proponía. –Ni viejo verde ni envidioso.– aseguró agradeciendo mentalmente que su entrepierna estuviera a salvo, teóricamente. Bien podría haberle recordado que en la cama -y otros sitios extraños- la edad no había sido un problema para ninguno de los dos pero no quería morir cuando recién la había encontrado.

Descuida, me portaré bien– aseguró respirando profundo en cuanto estuvo libre de las manos de esa mujer. Ryuunosuke creyó que Hanae saldría por la puerta de la oficina como la gente normal pero se equivocó, y por si fuera poco ni siquiera se despidió de él. Y luego se ofendía porque la llamaba malcriada… Suspiró resignado una vez que la chica se esfumó literalmente y a falta de algo más qué hacer dio un lento recorrido por la oficina. Solo a ella se le ocurría dejar a una persona andar a sus anchas en su lugar de trabajo, solo esperaba que no fuese así siempre o un día se llevaría desagradables sorpresas.

Él solo tomó algunos objetos para inspeccionarlos por simple curiosidad y la misma lo llevó a abrir uno de los cajones del escritorio. Un desastre. ¿Por qué no le sorprendía? Negó con desaprobación y con confianza tomó asiento en la silla puesta para el escritorio. La chaqueta la colocó sobre el respaldo y sin mas se dio a la tarea de acomodar cuanto tenía Hanae guardado en ese cajón. Sacó cosa por cosa, los organizó como Merlín le dio a entender y volvió a guardarlos en el mueble. –Necesitas un secretario– dijo al terminar. Un largo bostezo dio, buscó el modo de ponerse cómodo en la silla y cerró los ojos con toda la disposición para echarse a dormir un rato. Ella no regresaría ese día y seguramente nadie más podía entrar, no había razón para preocuparse. Era más reconfortante dormir con el aroma de Hanae a su alrededor y no en el vacío de una posada.


TEMA FINALIZADO




答えてみろよ:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: If the sky could dream 竜 Private

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales