JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Love is in the air — Priv

Página 9 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Love is in the air — Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Mar Dic 22, 2015 11:10 pm

Recuerdo del primer mensaje :

And I don't know if I'm being foolish
Don't know if I'm being wise
But it's something that I must believe in
And it's there when I look in your eyes

― John Paul Young


Viernes 14 de Febrero, 2025. Callejón Diagon.

Este mes no había estado nada bien. Luego de que su primo le advirtiera de que su padre ya sospechaba de la existencia de Kaoru en su vida, había resultado que se pudo dar cuenta de que le estaban registrando hasta las cartas y aunque no solía suceder, el enojo subió en la señorita. Claro que no lo hizo notar, se lo guardó, y aunque le preguntaron cientos de veces por qué estaba de tan mal ánimo, nunca respondió. Para no empeorar la situación le había tenido que pedir al conductor que dejaran de verse tan seguido y ya había perdido la cuenta de la última vez que lo había podido ver cómo debía hacerse. ¿Y lo peor? Lo extrañaba.

Ya sabía lo que significaba pero no quería expresarlo todavía en voz alta, prefería disfrutar cada etapa. Por lo mismo cuando se dio al fin la oportunidad de hacer algo juntos en una fecha tan conocida como era el 14 de Febrero, no tuvo reparos en pedir auxilio a Sihtric para que le ayudara con la coartada. Pasaría con su primo y su novia todo ese fin de semana así que no iba a ser contactada por su padre ni por su cuidador. O al menos eso dejó estipulado para el enojo de su padre que al final por cansancio la dejó ir.

Y allí estaba. Nerviosa como nunca, parada en medio del Callejón Diagon, Sihtric la había ido a dejar allí luego de que Jeremiah la dejara en la casa del mago. Y ahora luego de echarlo esperaba a que llegaran los demás.  No es que no extrañara estar a solas con Reed, sino que iban a hacer algo realmente especial pues él había invitado a unos amigos a los que ella podría al fin conocer. Le agradaba saber más de la vida del joven y  sobre todo, estaba segurísima de que era una realidad que los amigos de sus amigos eran sus amigos también.

Apretó la correa del bolso mientras se movía casi en círculos en una ociosa espera, hasta que al fin divisó a quien había estado echando de menos todos esos días—. ¡Kaoru! —alzó la voz sin temor a la imagen que daría a los demás y fue a su encuentro con emocionada rapidez, seguro una persona normal se hubiera detenido poco antes de colisionar con el otro pero ella se lanzó directa para darle un apretado abrazo—. ¡Kaoru! Estoy tan feliz de verte —la risa volvió a ella, parecía que hubiera estado dormida antes y se quedó apegada a él como si la vida se le fuera en ello. ¡Realmente se había acostumbrado a tenerlo cerca y ahora hasta poder sentir su aroma la emocionaba!


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo


Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Raleigh I. Kyagaros el Sáb Mar 12, 2016 7:51 pm

De nada —respondió como autómata, y es que recibir un gracias y esa pequeña sonrisa fue suficiente para él como premio por sus esfuerzos. No fue capaz de decir mucho más pues las interrupciones aparecieron.

Kaoru no tardó en llegar para hacer su parte en acosar a Dahlia, con media sonrisa de burla no miró Ioan esperando que la otra chica lo golpeara o algo, y aun así se sentía bien tener al conductor cerca, lástima que el otro tuvo que sacar uno de sus comentarios para molestarlo y el ceño de Kyagaros se frunció considerablemente, pasando luego a una expresión de casi espanto, ¿Cómo se le ocurría decir eso?! Iba a reclamar pero fue Moire la que alzó la voz, y lo hizo sentir tan poca cosa y pequeño que se le olvido como poner sus pensamientos en palabras.

Ella… Ella recordaba lo que él le había dicho antes. ¿Eso significaba que no le era del todo indiferente? Su mirada se sintió acosadora en cuanto pudo notar las mejillas ligeramente arreboladas de la chica y sintió que algo dentro de él funcionaba de nuevo y cada vez con más fuerza—. Por supuesto que no las tengo, ni en plural ni singular… —aclaró y maldijo con la mirada a Kaoru, se las iba a pagar y no le importaría usar a Dahlia si hacía falta, esta sí que se la cobraba—. Reed se burla porque le digo mis chicas a las… botellas, ya sabes, me hacen compañía —iba a añadir que aparte eran menos complicadas que las mujeres pero por única vez en su vida se contuvo de aportar algo estúpido a la conversación—. Dahl, deberías pedirle algo de espacio a Kaoru, cuando se le ocurre tomarse de una chica no la suelta hasta asfixiarla... Así el chocolate no va a salir, ¿No? —y eso se llamaba venganza, del modo más infantil por supuesto.




like a thief:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Sáb Mar 12, 2016 9:08 pm

Feliz de la vida estaba embarrado en Dahlia mientras era testigo de las cómicas reacciones de Teasag y Kyagaros. Ya sabía que el otro aclararía el asunto, por eso no se preocupó. Pero el real problema no estaba en lo que pudiera pensar la pelirroja que inesperadamente había saltado en defensa de su amigo, sino en la venganza negra que el susodicho arrojó sobre Kaoru a la primera oportunidad.

El tatuado sí le había conocido a una o dos chicas en el pasado, pero el conductor no había sido tan posesivo con ninguna. Si el mundo no entendía la diferencia, él sí, desgraciadamente no podía decir que con Dahlia sí había formalizado porque no lo había hecho, no todavía. –Lo que siento por Dahlia no es ninguna ocurrencia. Las cosas cambian cuando amas a alguien, no puedo ni quiero evitarlo, necesito estar junto a ella. Si se siente asfixiada puede decírmelo con confianza.– ¿molesto? Mucho, pero si lo dicho por Kyagaros afectaba a la squib era  mayormente por culpa del americano y su inutilidad para hacer las cosas en el orden correcto.

Desde un principio apretó a la castaña con ambos brazos, no iba a permitir que se alejara de él en esos momentos. No era la clase de temas que esperaba que surgieran en un catorce de febrero pero no podía retroceder el tiempo y silenciar a su amigo. –Tal vez pronto lo entiendas…– agregó sosteniendo la mirada del otro hombre. Ya lo vería caer, estaba seguro.

Lo que he vivido contigo es especial, más fuerte que cualquier otra experiencia que haya tenido. No dudes por favor.–susurró al oído de la mujer que lo tenía tan cambiado. Luego, respiró profundo. Un beso dio a su oído y el público no le importó. –Creo que todos aquí queremos chocolate, ¿les parece si empezamos?– Ah, el barco no se iba a hundir, no mientras él siguiera respirando, así que no les daría oportunidad de desechar el plan. Por su parte, ya había entendido que debía apegarse a un pacto de paz con Raleigh si quería que todo se mantuviera en el color que a todos les gustaba, después se disculparía.





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Dom Mar 13, 2016 2:29 am

¿Entonces Raleigh tenía o no novias? Confundida se quedó porque escuchó que Teasag lo defendía, no la culpaba, ella también defendería en su caso a su chico si fuese necesario. Pero lo que no se esperó fue que la pelirroja aclarara algo que claramente si podría afectarla aunque como buena amiga Hildr aceptó esa mentira piadosa.

Al fin Ioan se hizo cargo y quitó todos los atisbos de dudas, Dahlia volvía a sonreír hasta que lo escuchó dirigirse a Kaoru y sintió como si un balde de agua fría le hubiera caído encima. Una aguja acababa de reventar su globo de felicidad. La sonrisa pronto se volvió tensa en su rostro y no quiso mirar atrás. La vista la mantuvo atascada en la olla frente a ella donde el chocolate apenas y comenzaba a derretirse, así como su propia felicidad. Porque nada de bonito tenía escuchar sobre las múltiples otras chicas, de las que ya había conversado alguna vez con Reed en su casa.

¿Se sentía asfixiada? Justo en esos momentos sí. Sobre todo porque aunque necesitaba algo de espacio Kaoru se aferró a ella y la squib se mantuvo inmóvil. Inmóvil y en silencio. Nuevamente él le repetía que la amaba pero sin decírselo directamente, solo lo daba a entender. El pesar se mantuvo en el pecho de la joven que de pronto sentía muchos deseos de llorar y su mente se tuvo que preguntar qué tan cierto era lo que Kaoru le prometía si jamás le había dicho un Te amo de frente y tampoco la quería de novia. Incluso el beso en el oído lo sintió frío y sus manos temblaron poco antes de tomar uno de los brazos del mago que la tenían prisionera.

No pasa nada, no me tiene que afectar las… las otras chicas que has tenido, ¿No? —su voz tembló al final y se hizo de fuerzas para separarse de él, no podía cocinar así. Tampoco podía pensar bien, a nadie le gustaba ser una más en una larga lista—. Voy al baño y regreso, seguro el chocolate ya se derrite para entonces, no tardo —avisó e incluso sin saber dónde se encontraba el servicio pronto abandonó la cocina a paso firme. Su boca se cubrió cuando estuvo lejos de la vista de todos y sus ojos pronto se sintieron empañados, siempre había sido en exceso sensible.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Dom Mar 13, 2016 4:13 am

Los hombros de la niñera se relajaron por completo en un abrir y cerrar de ojos, gracias a que Kyagaros secundaba sin problemas lo que ella ya había dicho: el hombre no tenía noviecillas en ningún lado. Puede que estuviese confiando demasiado fácil en lo que él decía, pero es que simplemente no sentía que estuviese mintiendo u ocultando algo. Mientras el hombre del truco de la flor ponía en aprietos a Reed, Tea meditaba en que el alcohol y Raleigh hacían una buena combinación, demasiado peligrosa cuando se trataba de alguien como ella a quien le gustaba perderse en la bebida.

Las palabras del mayor fueron las que le hicieron poner atención a lo que ocurría. ¿En qué momento se había torcido tanto el asunto? Unos pasos dio hacia el chico de la apetitosa tinta y un toque le dio en el brazo –¿No crees que te pasaste?– le susurró estirándose para alcanzar su oído. Desde ahí observó a su amiga y así fue testigo de como la tormenta iba reclamando poco a poco el alma de la castaña. Se sintió mal por eso –y por lo que ella también había soltado antes para fastidiar a la pareja– pero ya era tarde para detener el desastre.

¿Sabes preparar chocolate Reed?– preguntó haciendo el intento de que todos siguieran por esa línea y dejaran fuera la tétrica temática que solo estaba arruinando el ambiente. Desgraciadamente la señorita Cáech se sentía indispuesta y aunque Teasag pensó en seguirla y hablar con ella, no tuvo el valor. La dejó marchar y sin saber qué hacer se mordió los labios. Tenían poco de conocerse entre ellos, eso explicaba el que todos fuesen tan poco experimentados al tratar con las emociones del resto, desconocían sus límites y alcances. Eran prácticamente desconocidos y sin embargo… esos desconocidos le importaban, tanto que después se asustaría. En su revoltura emocional y sin pensar buscó refugio detrás de Kyagaros, se le pegó a la espalda y se contrajo. No es que temiera la reacción del otro mago, sencillamente fue su reacción ante la inseguridad que estaba sintiendo, así se sentía protegida.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Raleigh I. Kyagaros el Dom Mar 13, 2016 4:55 am

Había soltado esa estupidez de grueso calibre a modo de venganza, se había dicho que no le afectaría ver mal a la squib, pero no fue del todo cierto. La culpa lo comenzó a llenar en cuanto tuvo en el aire las palabras pero ya no tenía sentido retractarse. Apretó los labios cuando Kaoru le salió con que ya entendería él las cosas y otras cosas que poco comprendía. El toque de Teasag en su brazo y el siguiente susurro le hicieron moldear su expresión a una un poco más preocupada, eso hasta Hildr al fin alzó la voz y Raleigh sintió al fin que era el peor hombre sobre la faz de la tierra.

Ansbach le preguntó sobre chocolate a Reed y entonces la Cáech decidió abandonar el barco. ¿Cómo es que todo se había torcido tanto?—. Dahlia… —murmuró pero la joven ya iba lejos y él bien podía sentirse como la basura que se creía. Por todos los magos del mundo, ahora sí que podía decir que era un mal tipo e incluso Moire lo sabía.

Apretó la mano y mantuvo la vista en el piso, no quería ver a Kaoru tampoco. Hasta que Tea se apegó a él y el mago suspiró. Se giró hacia ella y le tocó el hombro con cuidado, no le gustaba verla tan frágil y eso que apenas conocía su delicadeza—. Cuidemos el chocolate, Reed tiene que ir a verla —dijo y entonces si se atrevió a enfrentar con la mirada al que era su amigo. Tal vez sería mejor pactar de una vez la tregua entre los dos, eso de ir arruinándole la vida a otros no se le daba bien.




like a thief:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Dom Mar 13, 2016 6:41 am

Lo que no sabía es que él también tenía mucho por entender, por aprender a base de amargas experiencias y desgarradoras tristezas.


Ninguna respuesta de parte de su preciada flor llegaba y, cuando finalmente una apareció, fue para hacerle ver que una vez más estaban arruinados. Ese catorce del mes de los enamorados le quedaría grabado por siempre porque entre más horas pasaban, más nítidos eran sus sentimientos por esa mujer. No es que antes dudara de lo que Dahlia le hacía sentir, pero experimentar dolor le estaba obligando a palpar la  magnitud de lo que habitaba en su corazón, y en cierta forma también de lo que vivía en el de ella. Si no fuera tan profundo el amor no les dolería de ese modo, después tal vez Reed lo pensaría así, pero de momento sus pensamientos estaban en otro lado.

Sintió abismal la distancia que Cáech marcó entre sus cuerpos, sus emociones sangraron sin remedio y  helado se quedó cuando la squib se retiró decidida de la cocina. –Raleigh– la pregunta de Teasag la tenía ignorada y también el comentario que su amigo hizo a la chica. Volteó a verlo en cuanto sintió su mirada encima –Perdóname, no volverá a pasar.– fue todo lo que dijo antes de caminar rápidamente para ir a buscar a la castaña quien no había llegado muy lejos.

¿Lo rechazaría? Se arriesgaría.

Al principio se abstuvo de hablar, por detrás llegó a ella y sin pedir permiso se inclinó para cargarla en brazos, entrando con pasos rápidos a la misma habitación donde antes habían estado. El silencio prolongó aún después de sentarse cuidadosamente en el borde de la cama y no la soltó, aunque sí cambio de ubicación su mano derecha. La tenía sentada sobre las piernas por lo que no había necesidad de sostener las de ella, en lugar de eso la abrazó también con esa otra extremidad y un apretón cargado de sentimientos le dio. Los ojos también apretó al igual que los labios, éstos se esforzaron al máximo para no mostrar una mueca de tristeza pero su fortaleza se fue al abismo demasiado pronto y Kaoru Reed se rompió. Su izquierda mudó del costado de la señorita a sus castaños cabellos, procuró ser menos… intenso y con delicadeza la recargó contra su cuerpo. Así tal vez evitaría que Dahlia notara la humedad que se estaba adueñando de sus ojos.

Estaba triste, se sentía literalmente abandonado, rechazado a pesar de que él mismo había dicho que la squib podía pedirle distancia si la consideraba necesaria. El mago ahora sabía cuánto dolía eso, lo sufrido los días anteriores cuando no podían encontrarse ahora parecía poca cosa en comparación con lo que estaba experimentado. Pero Hildr se sentía de manera similar, ¿cierto? Tenía que dejar de pensar en sí mismo y atenderla a ella, en eso radicaban todos los errores cometidos hasta ahora, en su falta de atención y respeto hacia la mujer que le tenía secuestrado el corazón.

Caricias, palabras. De repente todo lucía insuficiente para hacerle llegar lo que sentía por ella. ¿Qué hacía entonces? ¿Cómo lo hacía?! –Dahlia…– odiaba escucharse a sí mismo sumergido en vil gris, sabía nadar pero en ese momento no conseguía alcanzar la superficie. No podía solo, ya no. –Te quiero. Te Amo Tú me haces feliz, sin ti… sin ti no quiero vivir Dahlia.– resignado a pasar la vergüenza de la vida buscó sus ojos, se suponía que un hombre no debía llorar y sin embargo ahí estaba él, al borde de las lágrimas frente a la mujer que quería. Pésima imagen que estaba dando, ¿cómo podía protegerla sí se fragmentaba con tanta crudeza? Tal vez después de todo sí era el inútil que muchos creían…

Te amo Dahlia– repitió más firme y una risa nerviosa le vino, el pesar se le notaba y no combinaba para nada con esos segundos de luz que brotaron por sus labios. –Estoy consciente de que… soy insuficiente, pero te pido una oportunidad. Te lo ruego… no te alejes de mi…– Si el mago hubiese sido más explícito desde el principio la castaña no habría tenido tanta inseguridad cuando el pasado de él salió en la conversación, eso solo había sido prueba de lo mal que estaba llevando Reed la relación. Quería pedirle que fuera su novia, lo deseaba con locura… Pero no quería amarrar la petición a un crudo momento como ese, quería que fuera feliz, luminoso, y de eso poco o nada había…





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Dom Mar 13, 2016 3:31 pm

Caminaba lento y sin rumbo fijo, y con sus propios sollozos no alcanzó a escuchar los pasos que habían ido tras ella. Una exclamación de sorpresa soltó en cuanto sus pies perdieron contacto con el suelo y al notar que era Reed no quiso mirarlo directamente. No quería que él viera su tristeza—. Kaoru… No... —intentó negarse en un susurro pero en vez de soltarla él la llevó a la misma habitación donde antes ella lo buscó.

Una vez que le permitió quedar sentada encima de él, pues no podía moverse mucho más, ella se mantuvo quieta y con la vista gacha. No le servía de nada fingir que estaba bien cuando no se sentía así. Y agradecía en el alma, aunque poco sentido tuviera, que Kaoru no quisiera soltarla todavía. Pero el mago sonaba tan triste cuando la llamó por su nombre que ella se hizo todavía más pequeña en sus brazos. Pensó en decir algo pero no fue necesario, no porque de pronto era el conductor el que hablaba y volvía a hacer latir su herido corazón. ¿Estaba escuchando bien? Porque de pronto si podía sentirse otra vez segura en sus brazos.

La vista giró hacia él, preocupada por el final de su declaración. Lo enfocó con sus ojos más que húmedos y casi pareció faltarle el aire al notar que Reed estaba al borde del llanto. No, no quería eso. De pronto necesitaba consolarlo a pesar de que ella había sido la primera en ser herida—. No digas que no quieres vivir… Por favor —pidió con el pecho apretado por las emociones y sus manos se fueron rápidas a las mejillas de él. Sosteniéndolo con cariño.

Y ahí estaba de nuevo, directamente diciéndole lo que ella había soñado, lo único malo es que ambos parecían quebrados al estar compartiendo su corazón, ¿Sería acaso una señal de que se necesitaban para repararse en conjunto?—. Yo... —trató de responder pero él volvió a interrumpirla luego de una triste risa. Dahlia al instante frunció el ceño al escucharlo—. ¿Por qué dices eso? En ese caso sería yo la… La insuficiente —su vista bajo unos segundos y luego sacó de su fortaleza interna para enfocarlo de nuevo. Una de sus manos se mantuvo en su mejilla y con los dedos de la otra se encargó de limpiar los ojos de la persona que tanto quería.

No era sólo querer, estaba ya segura—. Yo sé que no tengo que compararme con las otras chicas que has tenido… Aparte seguro todas eran brujas mejor dotadas que yo —negó con la cabeza ante ese pensamiento negativo. No, eso no era lo que quería decir—. No es que quiera alejarme de ti, es que no quería que me vieras así… Y mírate, lo siento tanto —se disculpó y luego de acomodarse sobre las piernas de él repartió un beso sobre cada párpado del americano. Quería curar sus heridas y que volviera a sonreír, incluso su propia tristeza se había pasado a segundo plano.

Te amo Kaoru… Te quiero tanto que duele y… Y asusta, pero no deseo estar lejos de ti, sufrí tanto cuando no nos podíamos ver —su dedo se quedó acariciando la mejilla ajena mientras le hablaba y poco después sí logró componer su expresión a una con un atisbo de sonrisa. El único detalle es que el surco de sus lágrimas seguía marcado en sus mejillas pero ella parecía no notarlo.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Lun Mar 14, 2016 8:44 am

Asintió en silencio, su vista dejó sobre la mano del mago que al parecer intentaba tranquilizarla y ahí la mantuvo hasta que la voz del conductor se dirigió a ambos. No le gustó que su pregunta fuera vilmente ignorada, pero en cierta forma… lo entendía. Visualmente lo siguió hasta que desapareció por el pasillo y ya sin él en las cercanías, la tensión se fue diluyendo lentamente en su cuerpo. –Con evitar que se queme bastará, ¿cierto?– con voz apagada habló y dudosa se acercó a la estufa. Una pala de madera tomó y con ella removió el chocolate que no estaba muy derretido todavía.

No sé cómo son las cosas entre ellos, y no es que me sienta la persona más sabia del mundo pero… Dahlia no debería desmoronarse por el pasado de Reed. Y él… nunca ha dicho que sea su novia, no recuerdo que haya usado ese término.- torció la línea de sus labios y retiró la pala, acomodándola sobre un plato pequeño. Giró por completo hacia Raleigh y un brazo se apretó con el otro –Tal vez esto les ayude a aclarar las cosas, ¿no crees? Ella tiene que ser más resistente y él menos estúpido.– se encogió de hombros, ni Kyagaros ni ella podían hacer algo al respecto. No lo culpaba del inesperado desastre, él únicamente había puesto el fósforo, los otros frotaron y la chispa prendió fuego.

Pero dar un vistazo a su acompañante bastaba para darse cuenta de que no se sentía de la misma forma. Eso estaba mal.  ¿Y tu vas a componerle el ánimo? No sabes hacer algo como eso, se dijo mientras lo observaba, pero algo tenía que hacer. Se le ocurrió ir por la flor que el mago le había dado hace unas horas, la tenía todavía en un florero con agua en un rincón de la misma cocina y de ahí la sacó. –Raleigh Ioan– unos pasos más la llevaron de regreso al hombre de los tatuajes y frente a él se paró. La rosa usó para acariciarle la mejilla, ociosa, y ya pensando poco en que se suponía que le levantaría el humor a ese muchacho berrinchudo y a la vez noble. –¿Por cuál prefieres que te llame? A mi me gustan los dos, el primero me hace sentir en confianza. El segundo mi lengua lo encuentra atractivo.– confesó y el color en las mejillas se le encendió. ¿Qué demonios estaba haciendo?

También me gusta mi nombre en… los tuyos.– las mejillas infló inconforme consigo misma, ¿por estar hablando de más o porque la rosa tocaba lo que ella no se atrevía? Un golpecito le dio con los pétalos en los labios y poco aguantó sostenerle la mirada por lo que optó por huir hacia la estufa. Gruñéndose a sí misma –con un puño en la cintura– acercó la flor al chocolate que ya lucía más acuoso. –¿Sabrá bien… con… chocolate?– preguntó repentinamente nerviosa. En serio meditaba en mancharla un poco del dulce, casi se le antojaba morder los pétalos con chocolate y la razón no quería pensarla. O mejor dicho, se empeñaba en ignorarla.


Última edición por Teasag Moire Ansbach el Jue Mar 17, 2016 5:13 pm, editado 2 veces


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Raleigh I. Kyagaros el Lun Mar 14, 2016 1:22 pm

Creo que en este caso el problema no es el pasado… Según tengo entendido Dahlia estuvo a punto de casarse con su pareja anterior así que no creo que reclame sobre ser la única —no, eso sería mucho descaro. Uno que no se imaginaba en la squib con lo poco que la conocía—. El problema supongo es que ella no sabe a qué atenerse en el presente. Kaoru no ha dicho que sean novios, como dijiste, tampoco le he preguntado porque ya lo he visto con chicas con las que sale sin ser nada —por él no tenía problema, las preferencias ajenas no eran su asunto.

Es probable que la informalidad de él no combine con lo que ella acostumbraba, o algo así. La diferencia de edad tampoco ayuda —no les deseaba mal pero veía difícil su camino. Si Kaoru no quería algo serio con ella y ella necesitaba seriedad entonces mejor sería que la dejara en paz. Pero lo había visto tan apagado las semanas que no había visto a la chica que seguramente era todo más grave de lo imaginado.

En eso meditaba cuando la chica se retiró de su lado. El hombre suspiró resignado a cuidar del chocolate que revolvió un par de veces algo torpe. Hasta que la voz de Teasag se dedicó a repetir su nombre y toda su atención volcó nuevamente en ella y no en los otros idiotas que quién sabe qué estaban haciendo en esos momentos. Los intentos de decir algo murieron cuando la flor que le había regalado rozó contra su mejilla y por poco se le cae la mandíbula al escuchar su siguiente pregunta y aclaración. ¿Cómo se suponía que respondías algo que había sonado tan mal? Porque grave quedó al escuchar sobre la lengua de la señorita, misma que intentó enfocar poco después—. Puedes usar los dos cuando... cuando prefieras. No soy de confianza… Pero quiero que confíes en mí —no, no iba a mentirle y decirle que era un buen chico porque no era cierto. El dejaba que le hicieran daño a las personas que más quería.

Incapaz hasta de tragar saliva se quedó cuando esa joven se fijó en su propia boca, porque a los ojos no lo estaba mirando y él la observó, quieto, sintiéndose repentinamente un depredador—. Moire —repitió su favorito sin que ella lo pidiera, viéndola alejarse a otro punto. ¿Significaba eso que ella quería que la besara? Porque incluso con su tozuda estupidez Raleigh no era indiferente a esa joven y en esos momentos sentía la garganta seca. Si ella volvía a llamarlo Ioan, él meditaría seriamente en probar que tanto disfrutaba su lengua en la pronunciación... Oh, estaba cada vez peor.

Iba a decirle que su boca podría saber bien con chocolate, incluso con el toque alcohólico de por medio. ¡Pero ella hablaba de la flor! Y él alzó una ceja entendiendo que la chica era más extraña de lo que había pensado—. No sabía que los muggles comían flores… Pero no lo hagas, no sé si es saludable una hecha con magia —comentó y luego se acercó también a la estufa para tomar la pala rescatando algo del chocolate ya derretido.

La misma sopló unos segundos porque no quería que la dama se quemara y luego se la ofreció, directo a los labios—. Abre, no debería estar tan caliente —pidió aunque tal vez debería haberle consultado primero si tenía deseos de que él le diera chocolate. Tarde era ya para eso, incluso el por favor se le había pasado por alto.




like a thief:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Mar Mar 15, 2016 12:34 am

Las manos de la squib le impedían al mago mirar en otra dirección y, de la misma manera, la presencia de Dahlia en su vida le invitaba a seguir adelante, a avanzar y darlo todo. Quería ser un mejor hombre para ella, por eso la sensación de rechazo era capaz de hacerlo pedazos y dejarlo en la nada. Como regaño sintió las primeras palabras de la castaña, repentinamente se sintió miserable, débil por dejar ver tan fácilmente que una parte de él se iba a dejar morir si ella lo dejaba. No era la clase de pensamiento que un adulto debía tener…

Demasiados puntos tenían por aclarar pero el problema parecía ser que cada uno se sentía fallido para merecer al otro o algo parecido, era ridículo y ponerlo en palabras generaba una segunda oleada de desastre. Porque así como Cáech no entendía por qué el conductor se sentía poca cosa, a él tampoco le cabía en la cabeza que ella todavía no entendiera que la ausencia de magia en su persona le tuviese sin cuidado. Creía haber dejado claro que esas cosas no le preocupaban para nada, pero ahora se daba cuenta de que nunca se lo había dicho literalmente, pensando en eso frunció el ceño y sus labios se tensaron. Alguien tenía que regañarla.

Pero regañar a quien con delicadeza y cariño secaba tus ojos no tenía mucha lógica. Negó en silencio con la cabeza cuando su dulce flor se disculpó, esas eran palabras innecesarias, iba a hacerle ver que no había necesidad de esconderse cuando se sentía triste pero los besos en sus párpados lo silenciaron temporalmente. Nadie le había tratado así antes. Y tampoco le habían dedicado palabras tan fuertes emocionalmente…

Saberse amado y querido consiguió que en su pecho una inusual calidez comenzara a brotar y a repartirse por el resto de su cuerpo. Era como sentirse acogido, incluso protegido. Protegido. Como otras muchas veces, la sonrisa de la chica se le contagió y aunque se sentía mejor, sabía que ninguno estaba “bien” todavía. –No quiero que te duela, y tampoco que estés asustada– dijo suave, cubrió la mano que todavía sostenía su mejilla con una propia y se apretó contra su tacto cerrando los ojos un instante –pero… creo que es inevitable, ¿cierto?- tan difícil de controlar como las lágrimas que se deslizaban silenciosamente por el rostro de su amada.

Él la había hecho llorar… ¿cómo podía perdonarse a sí mismo algo como eso? –Dahlia escúchame bien– con cuidado se inclinó para llevarse un poco de su llanto con los labios y mientras una de sus manos todavía se mantenía sobre una de ella, la otra le acomodó un mechón de cabello antes de limpiarle más humedad de la mejilla con el pulgar. –Los dos necesitamos ser más directos para evitar hacernos daño. Creo que todo esto se debe al poco tiempo que hemos tenido para aprender más del otro y antes de que me mal interpretes, no es una pausa lo que quiero. Eso nunca.– negó rotundamente sin dejar de mirarla –Lo que te pido es… que me tengas confianza para preguntar lo que quieras saber de mi, no importa lo que sea. Si tu me lo permites haré lo mismo, quiero conocerte a fondo, no quedarme con dudas. Qué piensas, qué sientes, si estas triste no tienes que esconderte… Duele ver que prefieres cargar sola con eso en lugar de compartirlo conmigo… Estoy seguro de que lo entiendes.– agregó una tenue sonrisa. Si mutuamente se amaban entonces no cabía duda de que la castaña comprendería esa clase de pesar.

Bajó la mirada a las piernas de la chica al dar un cansado suspiro, allí pensaba dejarla hasta que se dijo a sí mismo que debía esforzarse más si quería hacerse con un sitio permanente en la vida de la squib. A los ojos la miró de nuevo y a limpiarle cada gota del rostro se dedicó mientras su boca se confesaba. –Hace un rato… me invadieron los celos cuando te vi… atenta a los tatuajes de Raleigh. Por eso me fui, porque ardía de mala manera a pesar de que perfectamente sé que… no hay entre ustedes algo de lo que deba preocuparme. Pero lo sentí y no pude con ello. Será miedo a que prefieras alguien más joven.– e interesante y… Bueno, mejor no enlistaba, ni siquiera mentalmente.


Última edición por Kaoru Reed el Vie Mar 18, 2016 6:45 am, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Mar Mar 15, 2016 1:25 am

Asintió pues sabía, con algo de pesar, que era imposible no sufrir cuando querías mucho a alguien. Parecía un precio a pagar, y ella no se quejaba precisamente, aunque el dolor fuese algo que no le agradara en general. Cerró los ojos en el momento en que él acercó sus labios a su mejilla y desde allí ella lo escuchó atentamente. Mirándolo fijo mientras él le explicaba las cosas desde su punto de vista. Si, Kaoru tenía razón… Aunque por un segundo si temió que la palabra pausa fuese a estar entre la lista de cosas por hacer entre ellos, él la sacó de la duda antes de que sufriera por lo mismo—. Está bien… Es verdad que aunque llevamos ya tiempo de conocernos no ha sido suficiente —comentó algo triste todavía.

Saber que él quería serle de confianza si le hizo sonreír un poco más—. Puedes preguntar tú también —ella nunca había sido cerrada a compartir su vida, solo algunas partes, las más oscuras, pero se esforzaría por no hacer sentir a Reed apartado de parte importante de su existencia. Sabía que él quería incluso estar enterado de las veces que estaba triste, pero le iba a costar, cargar con ese tipo de pesares era algo que siempre había hecho sola. No estaba preparada para compartir ese peso—Lo intentaré… Pero me va a costar, estoy acostumbrada ya a sobrellevar las cosas —avisó para que él no se sintiera mal si a ella le tomaba más tiempo expresarse.

Dejó que él la limpiara sintiéndose más querida que antes en el acto, aunque el tema de conversación se tornó algo incomprensible para ella en primera instancia—. ¿Creíste que me interesaría Raleigh? —preguntó incrédula y luego negó con la cabeza efusivamente—. Me parece un buen chico, a pesar de todo, pero no es mi tipo… No me importa la edad y lo sabes —las manos usó para apretarle las mejillas, como si eso fuese a hacer que dejara de pensar cosas raras. Mejor le explicaba su interés al hombre antes de que mal pensara—. Quería ver sus tatuajes porque siempre me han llamado la atención. De hecho tengo uno, creo que no te lo he enseñado, me costó eso si un fuerte regaño, me gustaría tener más —algo divertida con el recuerdo una risa se le escapó, todavía recordaba la expresión de espanto de Jeremiah y ni que decir de sus padres.

Como pudo se acomodó y luego se quitó la chaleca que llevaba, el cuello era muy pequeño para enseñarlo desde ahí, y debajo de la misma tenía una camiseta negra simple, de tirantes. Se aseguró de mostrarle su hombro por atrás para que pudiese ver, aunque requirió además jalarse otro poco hacia abajo la camiseta—. ¿Ves? No es que me guste tu amigo, es que me gustaría tener más de estos —era una especie de sueño frustrado y ocioso pero que le agradaba, algo de libertad le daba esa tinta en la piel.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Jue Mar 17, 2016 6:31 pm

¿Era demasiado soso sentirse feliz porque él acababa de pronunciar de nuevo su nombre? Con la vista puesta en la flor y en el chocolate Teasag empezó a regañarse mentalmente por sucumbir a los encantos de ese hombre que la acompañaba. ¿Qué tenía de especial en comparación con otros? Se lo preguntó queriendo recordarse a sí misma que al final todos los hombres eran iguales, pero en lugar de esa clásica respuesta sus neuronas se pusieron cómodas ya que eran varios aspectos los que le llamaban la atención de ese mago. ¡No! ¡Se suponía que las cosas no debían ser así!

Un ridículo enunciado de parte del otro la arrastró a la realidad, volteó a ver a Raleigh sin poder creer que él había tomado literales sus palabras sobre comerse la flor. Bueno, sí lo había dicho en serio, ¡pero eso no significaba que la gente realmente las comiera! Ja, ya había olvidado lo ingenuo que podía ser. –No comemos flores, solo fue una… ocurrencia.– ¿era una cuchara con chocolate lo que él le estaba acercando a los labios? Oh por supuesto que lo era, y tuvo el atrevimiento de acompañar la acción con palabras peligrosas.

No, no deberías– dijo anclándose en los ojos del mago golpeador, sin miedo a delatar que había decidido tomar sus palabras por el lado no inocente –Repite mi nombre una vez más y entonces lo pensaré, Ioan…– añadió embobada y dejándose llevar por lo que su cuerpo le pedía tocó el chocolate que se le ofrecía con la lengua, fue solo una minúscula lamida tras la cual apretó los labios y luego de un par de segundos sonrió divertida. Todavía estaba nerviosa, normalmente jugar con el cabello era una buena escapatoria pero tenía la flor en una mano y cerca de la olla del chocolate. Con dudosos movimientos la bajó y con las dos manos la sostuvo cerca de su pecho, la acomodó abajo de la pala con chocolate, si goteaba caería sobre los pétalos y entonces haría que él los limpiara.

Poco conocía a Kyagaros pero no mentía al decir que una parte de él le generaba seguridad, no sabía qué razones podía tener él para afirmar que no era una persona de confianza, quería averiguarlo y la pregunta la tenía pendiente en su cabeza. Solo que en esas circunstancias se negó a soltarla, no quería perderse detalle de los labios ajenos, suponiendo que le cumpliera ese pequeño deseo.


Última edición por Teasag Moire Ansbach el Lun Mar 21, 2016 9:15 am, editado 1 vez


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Raleigh I. Kyagaros el Vie Mar 18, 2016 2:58 am

¿Qué no comía flores? Ahora se sentía más idiota que de costumbre por haberlo dado por hecho. Si no frunció el ceño fue porque estaba preocupado de enfriar el chocolate y tendérselo a esa complicada mujer, que una vez más le dejó con una expresión de desconcierto. ¿Qué no debería qué? ¿Era su idea o la chica lo decía por algo más que el chocolate? Eso o que él ya deliraba.

Y encima le estaba pidiendo cosas raras otra vez. Pero estuvo perdido en el momento en que ella sacó la lengua para tocar el chocolate, de ahí en más supo que iba de mal en peor en su vida—. ¿Tu lengua si disfrutó? —preguntó tanto porque recordaba lo que ella había dicho sobre su segundo nombre como por el chocolate. Unas gotas del todavía espeso líquido intentaron llegar al piso pero terminaron sobre la flor que él se había esforzado en crear y Raleigh alzó una ceja mientras miraba el efecto antes de volver a subir la vista hasta donde estaba la pelirroja.

¿Siempre eres tan complicada? —preguntó de modo retórico pues ya tenía la respuesta segura a esa duda técnica. El pulgar de su mano libre fue y robó parte del chocolate, del mismo punto donde ella había usado su lengua y así manchado se lo llevó directo a la boca para saborearlo sin quitarle los ojos de encima a la chica. No, mejor que ni le preguntaran por qué estaba intentando coquetear de manera tan grave con ella.

Sabe bien así que no seas quejosa —anunció y luego volvió a pegar la cuchara de madera a los labios de la joven, manchándolos de paso y volviéndolos más apetecibles a su parecer de lo que ya eran por naturaleza—. ¿Podrías por favor abrir? Moire —tal vez a ella le gustaba más su primer nombre—. O Teasag, los dos te quedan bien —asintió creyéndolo sin dudas.




like a thief:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Vie Mar 18, 2016 7:56 am

Kaoru iba a cambiar, estaba decidido a hacer cuanto fuera necesario para poder dedicarle más tiempo a Dahlia y sin que fuera a escondidas. No perderse a sí mismo en el proceso no iba a ser fácil, pero ya se las apañaría. Asintió agradecido por el permiso para preguntar, la primera vez que tuvo a la chica en casa ya se habían hecho algunas preguntas pero era diferente, ahora sentía más confianza para abordar los temas menos amistosos de la vida. –Lo entiendo, sé que eso es algo que no cambiará de un día para otro. Esperaré paciente.– le aseguró finalmente con una sonrisa sincera.

A continuación vino el obligado regaño, aunque no lo sintió precisamente severo. La castaña era suave por naturaleza. –¡Perdón! Necesitaba escucharlo…– admitió literalmente entre las manos de la señorita ya que las mejillas le apretaba y esa presión había hecho que su voz sonara algo extraña, aplastada.  Y en medio del extraño gesto el conductor fue notificado de un pequeño y llamativo detalle que nunca habría imaginado en la squib. –No me lo habías mencionado– aclaró Reed dándole espacio para que se acomodara todavía sobre sus piernas. Curioso observó cada uno de los movimientos que trazó la chica para quitarse la primera capa de ropa, era imposible que su interés no se disparara, no todos los días la mujer que te tiene banqueteando se quita ropa encima de ti. Además, lo estaba haciendo con toda la intención de mostrarle la piel… bueno, la tinta para ser exactos.

De golpe Kaoru sintió sed, ¿o era hambre? La inocencia ocasional de Dahlia lo iba a matar uno de esos días, estaba seguro, y también estaba seguro de que volvería del más allá para tenerla de nuevo entre sus brazos. –¿Hace cuánto lo tienes? ¿Y qué parte de la historia te hace reír? ¿El regaño?– así que Dahlia Hildr Cáech era más rebelde de lo que podía apreciarse a simple vista, debió imaginarlo antes, después de todo el aventurarse a casa de un hombre  a quien recién conocía no era algo que una chica obediente haría. –Me gusta, mucho.– fascinado dio su opinión y sin ánimos de contenerse jaló otro poco la camiseta para poder mirar un poco más de su chica. –Quiero verlo completo. ¿Te ayudo?– a sacarse la ropa, claro. En lo que recibía respuesta los dedos de su mano izquierda tocaron la piel entintada, con la yema recorrió primero lo que alcanzaba a ver del contorno de la flor y después, siguió acariciando sin prisa los pétalos internos.

¿Me llevarás contigo cuando pidas el segundo?– preguntó suave, apegándose a la nuca de la castaña luego de acomodarle el cabello hacia a un lado para que no fuera a cubrirle el tatuaje, y para poder apreciar más de su piel, obviamente. Le gustaba el estilo de la squib, vestía decente y a la vez tentadora, demasiado tentadora…

Ya no metió más a Raleigh en la conversación, tenía ya bien claro el porqué del momentáneo  interés de Dahlia en revisarle los tatuajes así que intentaría olvidarse de lo sucedido. ¿Él y Ansbach mantendrían a salvo la cocina o debería de ir pensando en cuánto tendría que pagar para cubrir los daños? No tenía la más remota idea de cómo se desempeñaban sus amigos en la cocina, pero revolver el chocolate no podía ser tan complicado. Se atendría a las consecuencias, porque quería quedarse en esa habitación con Dahlia por más tiempo. Hasta el cansancio y también después de eso.





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Sáb Mar 19, 2016 1:14 am

¿Hace cuánto lo tenía? A pesar de ser un bonito recuerdo si tuvo que pensar en una fecha en particular y luego de meditarlo su sonrisa se amplió más—. Fue cuando cumplí 21, tenía deseos de independizarme pero solo alcancé a salir, hacérmelo y ya me tenían de regreso en casa —una ligera risa le sobrevino ante esas memorias que para ella si eran dulces aunque no lo fueran realmente. Incluso en algunos de sus pesares ella sacaba la parte positiva por muy difícil que pareciera el intentarlo.

Saber que al hombre le gustaba lo que veía le llenó el corazón de calidez, misma que ya había sentido solo por recibir el abrazo de Kaoru. Quieta se quedó para que él mirara a gusto, aunque si se sorprendió un poco cuando él le jaló la ropa otro poco, ¿Tal vez no se veía del todo bien? Como no tenía ojos en la espalda no recordaba bien si llegaba a quedar bajo la banda del brasier—. Oh, perdón, creí que si se vería así —una mejilla infló a modo de disculpa y berrinche. ¡Ella se había esforzado por poder mostrarlo como se debía y que él no se perdiera detalle! La sorpresa vino con la pregunta de él y cuando le acomodó el cabello ella sintió cosquillas… Sí, de los dos tipos que se podían percibir y luego de unos instantes tragó saliva.

Te llevaré conmigo, si te haces uno tú también será emocionante —ahora que lo pensaba no sabía si él tendría alguna marca simpática. Y eso mismo le preguntaría, pero antes tenía que dejarlo ver bien el que ella se había hecho así que luego de sonreírle divertida se llevó las manos al borde de la prenda…


Seguimos en... Let me take your heart


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is in the air — Priv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales