JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Afanen Seren Vlček el Jue Nov 26, 2015 3:17 pm

Calles del Callejón Diagon, atestadas de gente.
Miércoles 15 de Enero, 2025. 18:21 pm.

Había tenido que pedir un permiso especial ese día para salir del colegio, algo difícil pero no imposible. La misiva de su madre había tenido la culpa por argumentar una emergencia, el problema había sido que ella había llegado, tan temprano como le fue posible, y luego resultó que era una falsa alarma de la mujer que recién se había enterado de que su hija había estado viviendo con Sieffre antes de entrar al nuevo ciclo de clases, pues había visitado su departamento personal y se había dado cuenta de lo vacío que estaba.

Explicarle la situación actual a la mujer le había dado dolor de cabeza, y seguramente debería haberse ido de regreso al castillo apenas terminó ese asunto, pero ¿Qué sentido tenía? Sus clases comenzaban mucho más tarde y últimamente con el exceso de nubes poco podía hacer. Las calles ese día estaban ligeramente resbalosas por la nieve que había caído hace poco pero que todavía no se decidía a cubrir del todo el lugar, y eso significaba que seguramente no tendría la posibilidad de ver estrellas otra vez. A Sieffre le gustaría verlo pero él tenía también sus clases todavía.

Decidida a no perder el día completo terminó primero dando una vuelta por el banco para retirar unas cosas de su cámara, luego había ido a mirar unos vestidos pero se había metido en una calle que tenía un tumulto de gente por alguna razón incomprensible y allí estaba, atrapada en medio del grupo y soñando con algo de aire libre. El día viernes saldría con Cináed a una fiesta y no tenía zapatos adecuados, eso si era un problema de proporciones.

Tal vez sería mejor que fuera a simplemente beber algo, no es que quisiera llegar alcoholizada al castillo pero un té o café no sonaba precisamente mal a esas horas, el hambre ya comenzaba a hacer mella en ella y una expresión infantil se posó en su rostro mientras atravesaba el mar de piernas y brazos, quiso creer que los toques que había sentido habían sido simplemente accidentales pero comenzaba a pesarle su idea de seguir por ese rumbo. Lástima que la zapatería que quería estaba justo en esa dirección, al final de esa calle.

Como era de esperarse, su mano colisionó con algo o alguien y se giró para disculparse aunque mucho caso no tenía, la sorpresa que se llevó fue casi mortal al reconocer el cabello bicolor de la otra presencia y una expresión de genuina felicidad se implantó en su rostro—. ¿Kaoru? ¡Qué grande estás! —si, ella nunca había tenido mucho cuidado al tratar con ese chico, le había dejado claro que ella era mayor sin pensarlo desde el principio aunque eso no les impidió compartir una historia algo extraña pero que para su suerte había terminado bien. Al menos a su parecer. El grupo de gente para su mala suerte comenzó a empujarla y hacerla caminar hacia atrás, alejándola de Reed sin remedio.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Kaoru Reed el Jue Dic 03, 2015 5:58 pm

El día anterior le había tocado cubrir la ronda nocturna lo cual lo mantuvo en el autobús también durante la madrugada y parte de la mañana. Lo normal para él habría sido volver a casa y dormir hasta la tarde pero desde hace unos meses sus horarios ya no eran en absoluto normales pues siempre que había oportunidad se veía con cierta squib sin importar la hora que fuera o lo cansado que pudiera estar por el trabajo. Y es que coincidir en horarios era un tanto complicado pero sin darse cuenta, la chica había pasado a ser tan importante para Kaoru como respirar.

Por eso ahora rondaba por el callejón como un muerto viviente, ya que al terminar su turno se buscó algo para desayunar y de ahí se dirigió directamente a la librería donde la chica en cuestión trabajaba. A mitad de la semana solía encontrarla relativamente desocupada y conseguía acompañarla durante sus horas laborales, y así había pasado la mitad del día, ayudándole a acomodar mercancía nueva que les había llegado mientras conversaban de cosas comunes. Así fue hasta minutos antes de la hora de la comida cuando no le quedó más remedio que esfumarse antes de que el guardia personal de la señorita lo viera rondando de nuevo a su protegida.

En teoría debería haber buscado algo para comer pero el cansancio era más pesado que su apetito y despreocupado se buscó un rincón entre los callejones donde tomar una siesta. Y perdió la noción del tiempo, hasta que su estómago reclamó el vacío en su interior. El sol ya quería ocultarse y él todavía se sentía medio muerto, mejor comer algo antes de que pasara literalmente al lado de los muertos.

Eso buscaba cuando su somnolencia lo llevó malamente a mezclarse entre el tumulto de gente que iba y venía en todas direcciones en una de las calles principales del callejón Diagon. De milagro no soltaba la chaqueta. –¿Ah? – ¿quién le hablaba? Su cabeza le decía que conocía esa voz que se hizo escuchar después de un inevitable y fugaz choque, al igual que la otra persona se detuvo y volteó para averiguar de quién se trataba. –¿Seren-chan? – ¿de verdad era ella? Hacía tiempo que no la veía y aunque en teoría en otros tiempos la llamaba de esa forma para molestarla, al final la combinación se había arraigado en el mago. Iba a decirle algo pero… la marea de gente ya la estaba arrastrando en la dirección contraria.

Le había dado la impresión de que la profesora tenía intención de conversar más así que no dudó en abrirse espacio entre la gente para alcanzar a sujetarla de un hombro. En cuanto la tuvo literalmente a la mano se desplazó hacia ella aunque no sin algo de dificultad, de hecho por poco y su chaqueta se va con alguien mas. –Salgamos de aquí, no quiero morir todavía. – dijo, y al estar todavía como zombie su voz sonó seria aunque el comentario en sí no lo fuera. En cuanto pudo cambió el agarre a un brazo de ella y de ese modo consiguió sacarla de la tempestad, abriendo él paso entre la gente. Y estar fuera del apretujadero fue un alivio, ahora solo tenían que mantenerse en la orilla y salir de esa calle.

Por fin reaccionaba y sonriente se cruzó de brazos. –No me digas algo como eso, me haces sentir como un mocoso. – renegó aunque poco faltó para que la risa se le escapara. Claramente a su edad ya no crecía ni una pizca. –No es mi culpa que tu no hayas crecido. Pero dime, ¿de dónde has salido y a dónde ibas? Ibas, porque ahora que nos hemos encontrado tendrás que acompañarme a comer algo. – necesitaba revivir y con urgencia. –¡Vamos! – como no iba a aceptar un no por respuesta la arrastró junto con él hasta el siguiente cruce de calles, allí doblaron, ya no estaba tan atascado de gente. ¿Pero qué habría por ahí para comer?





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Afanen Seren Vlček el Lun Dic 07, 2015 2:36 pm

Ella tampoco quería morir aun, no alcanzó a decirlo pues Reed la tomó del brazo para sacarla de ahí. Su ceño estaba ligeramente fruncido ante el recuerdo del apodo que él le había puesto hace años, pero como se había pegado al final se acostumbró al mismo. Revivirlo ahora era algo extraño. Cuando al fin tuvo que aire que quería inhaló una gran bocanada y exhaló poco despues. La  sonrisa volvió a su rostro mientras el conductor hablaba y ante la mención de la comida su estómago pareció reaccionar—. Kaoru-chii, eres un mocoso, digas lo que digas —le dijo sin pena usando uno de los sufijo que creía conocer aunque no tenía idea de si lo había utilizado como era debido. Ella no hablaba japonés, pero algunas cosas le había preguntado al chico.

Él se movía rápido y no le dejó ni tiempo de contestar a su invitación algo obligada, ella al menos no pensaba negarse pues tenía tanta ya suficiente hambre para acriminarse—. ¿A dónde me llevas exactamente? No pensaba negarme, mi estómago se queja hace un rato por comida, pero quería ir a una tienda de zapatos que está al otro lado del tumulto —le fue explicando mientras recorrían la calle siguiente, su mente intentó recordar donde encontrar algo de comida y cuando la idea vino a su mente apretó el brazo del más joven para que apresurara la marcha, si el lugar estaba abierto entonces la comida sería más que disfrutable, pero como ella pocas veces estaba en ese lado del mundo no sabía si los negocios sobrevivían.

¿Ya te volviste un ciudadano decente? —preguntó a su modo para saber de la vida del contrario—. Imagino que sigues trabajando en el autobús —difícil creer que él dejaría el empleo que tantas oportunidades le daba aunque pocos podían notarlo. Los de fuera solían pensar que no valía tanto la pena. Recordó la vez que le había hablado a Sieffre sobre el otro hombre —lo que se podía— y una sonrisa mediana ante los recuerdos fue imposible quitar de su rostro. No es que disfrutara del modo celoso de Cináed, pero verlo tan infantil siempre le causaba gracia y hasta un sentimiento de ternura casi maternal con él. Aunque pensar en ese momento en madres e hijos la ponía triste.

Es por aquí, había antes un restaurante pequeño, donde vendían comida relativamente casera, no preparada por elfos —avisó apuntando a las ventanas de un segundo piso, el lugar no era muy concurrido porque se les había ocurrido ponerlo sobre una tienda de sombreros así que pocos conocían a donde llevaban esas escaleras del costado. Una vez que comenzaran a subirlas los posibles menús aparecerían a la vista de los visitantes.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Kaoru Reed el Jue Dic 24, 2015 4:00 pm

Las cosas entre ambos habían sido aclaradas hace ya varios años pero el que Afanen insistiera en recalcar la diferencia de edad se seguía sintiendo como una palmada en la cabeza. Sin importar los años que pasaran Kaoru se negaba a considerarse más joven que la profesora y no es que tuviera complejo de anciano, sino que ella tenía alma de adolescente. Lo rescatable era que al menos le seguía hablando con la confianza de siempre, no le molestaba el sufijo que tendía a aplicarle a su nombre.

Ustedes siempre comprando zapatos, ¿irás a alguna fiesta afuera o tienes banquete con los niños de Hogwarts? – preguntó curioso sin voltear a mirarla. Aminoró el paso cuando sintió el apretón en el brazo, si le decía que los zapatos eran más importantes que alimentarse se iba a morir. –¡Oye! Yo siempre he sido un ciudadano decente. Bueno, más o menos.– se quejó entre risas porque la decencia la vestía solo cuando no le quedaba otra opción. –Y de momento continúo al volante. – se encogió de hombros y luego siguió von la vista la dirección que la bruja le señaló. Nunca había notado que algo vendían allí arriba, alzó una ceja y llevándose una mano a la barbilla aceptó. –Ok, veamos que tal cocinan.

Caminó con prisa, quería evitar que el estómago entrara en modo caníbal y al llegar a la puerta misteriosa cedió el paso a la señorita. Subió después de ella y en definitiva algo rico preparaban en ese lugar, su olfato lo detectó primero, su cabeza empezó a imaginarlo cuando pudo ver el menú y sus ojos dieron el visto bueno cuando una vez arriba observó los platos de otros clientes. –¿Puedo robarles el plato? – preguntó casi serio a su amiga mientras caminaban hacia una de las mesas con ventana a un costado. Sin pena había señalado el plato de uno de los magos que ya estaban comiendo, si su “onee-chan” le daba permiso pensando que él hablaba en broma mínimo haría amago de adjudicarse el platillo de la mesa ajena, solo para espantarla.

Acomodó una silla para Vlček antes de tomar sitio en la silla opuesta y sin dudar alzó rápidamente una mano solicitando servicio. –A veces pienso en cambiar de empleo, pero difícilmente encontraré alguno que sea tan flexible en horario y que no me exija tiempo después de las horas laborales. – por ejemplo la profesora seguro que tenía mucho qué hacer aún después de dar sus clases. Él necesitaba tiempo totalmente libre. –Probaré suerte en la universidad muggle, el tiempo para estudiar es indispensable. – lo dijo con toda naturalidad aunque nada normal tenía el que un mago quisiera ingresar a esa clase de escuela, muchos menos viniendo de una familia purista y, por si fuera poco, pasando ya de la tercera década. Pero para eso se había preparado por años y estaba orgulloso de sus logros. No sería nada fácil, pero sí divertido. Aceptaba el reto.

¿Qué me dices de ti? ¿No te has aburrido en… Hogwarts? – tentado estuvo a nombrar al prometido de Afanen en lugar del colegio donde trabajaba, pero sabía que ella lo quería sin importar que fuera un bastardo. En otros tiempos sí que se quejaba, pero desde hace unos años –antes de que se perdieran ambos en sus propios caminos– había entendido que nada más que ella misma, conseguiría cambiar esa turbia relación con Drăgan. ¿Algo como eso ya habría ocurrido? O con suerte el mencionado mago por fin se había bañado para quitarse de encima el lodo que no lo dejaba abrir los ojos.


Última edición por Kaoru Reed el Sáb Ene 23, 2016 8:22 pm, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Afanen Seren Vlček el Lun Ene 11, 2016 3:08 pm

¿Tan evidente es que tenía que salir y por eso se compraba zapatos?—. De hecho si tengo una fiesta, van a inaugurar un club en Hogsmeade —le explicó mientras caminaban y por poco se le escapa la risa cuando él intentó convencerla de lo que ya sabía. Claro que no era decente, así no había nacido. Se alegró de que él continuara en su trabajo y no hizo muchos comentarios además de leves risas mientras se acercaban a las escaleras que los llevarían al local en cuestión. Al ir mirando los posibles menús en el aire su estómago pareció rugir de mala manera, así que la mujer aceleró el paso.

Claro que la poca decencia de Reed se hizo presente y ella frunció levemente el ceño—. Por supuesto que no puedes, si quedo con mala imagen, ¿Cómo voy a regresar aquí? —no, no, ya se lo imaginaba robando platos con descaro y aunque le causaba gracia no pensaba aceptarlo. Algo del modo aburrido de los adultos se le había pegado a la mujer.

Agradeció el gesto de que le acomodara la silla y luego de ubicarse lo miró atentamente—. En eso tienes razón, creo que si el dinero te alcanza para tus cosas no hay problema en mantener el mismo empleo. Otro asunto sería que tuvieras sueños que requieran más apoyo monetario—comentó aunque ella nunca había sufrido problemas de dinero pues siempre había tenido de respaldo a sus padres cuando la situación se ponía complicada—. ¿Universidad muggle? ¿Cómo funciona? —si arrugó los labios al principio luego volvió a destensar su rostro. No es que tuviera algo en específico contra los muggles, simplemente poco trataba con ellos y entre ella y Cináed, él era el más interesado por el otro lado de la vida no mágica.

¡Claro que no me he aburrido! Aunque Hogwarts me convirtió en animal nocturno… Mi empleo no tiene que digamos horarios flexibles, porque son todos nocturnos, así que si quiero ser como el resto de los mortales que viven de día tengo que pasar con unas ojeras terribles. Según Sieffre al menos no se notan tanto o dijo una vez que a él no le importaban, pero seguro es porque también tiene —se tocó las mejillas unos segundos preguntándose qué tan mal aspecto daba ese día pues las clases nocturnas le impedían tener sueños de belleza apropiados. Antes de que pudiera extenderse comentando también de su tema de conversación favorito, el servicio se hizo presente para pedir las órdenes de los hambrientos.

Mhm tengo deseos de comer cordero, si tienen pastel de carne lo quiero. Ah y si tienen pudding de Yorkshire, creo que tengo algo de ansiedad —pidió ella y luego dio una mirada a Kaoru para que soltara también su pedido y se encargara de las bebidas si es que iban a beber algo.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Kaoru Reed el Dom Ene 24, 2016 6:41 am

Afortunadamente Kaoru no tenía problemas económicos, el trabajo le daba lo suficiente para los gastos reglamentarios, como no era comprador compulsivo no se veía en aprietos. Además también tenía su parte de la herencia familiar, sus padres habían dejado a su hermana y a él con una economía más que sólida. Aunque no se notara a simple vista, el mago estaba mejor acomodado que muchos. Tampoco solía tocar esa herencia a menos de que se quedara sin opciones, lo cual no ocurría con frecuencia.

El sistema de estudios muggle no es muy distinto del nuestro, claro que las temáticas van en otra dirección. La universidad equivaldría a especializarse en medimagia, por ejemplo.– explicó brevemente, escuchando con atención los detalles laborales de la vida ajena. –Animal nocturno te hace sonar salvaje– comentó divertido por la forma en que ella se expresaba –La vida nocturna es más interesante, no lo puedes negar. ¿Quién quiere ser un mortal común y corriente? Siempre he estado a favor de la rareza. Cuando salgamos de aquí inspeccionaré a la luz del sol tus ojeras, intenta no morir con eso.– Afanen no se iba a salvar del sarcasmo del mago, se aseguraría de recordarle lo divertido que era pasar tiempo con él.

La espalda apoyó en el respaldo de la silla cuando alguien del personal se acercó a hacer su trabajo y claramente pudo sentir cómo su estómago rugía con la simple mención de los platillos. –Pastel de carne también para mi por favor, pasta y… una jarra de jugo de naranja. ¡Entre más pronto mejor!– pidió al unir sus manos como si fuese a hacer oración. ¡Estaba hambriento! Su estómago iba a tragarse a sí mismo en cualquier momento. La bruja terminó de anotar y se retiró, asegurando volver pronto con la comida.

¿Ansiedad por qué Seren-chan? Las zapaterías no irán a ningún lado, cuando estemos llenos podrás comprar los pares que necesites, no sufras.– los brazos apoyó sobre la mesa y sus manos se apoyaron una sobre otra, con curiosidad observaba a quien años atrás lo había rechazado y luego volvió a abrir la boca. –¿Con quién irás a la fiesta de Hogs? No me digas que una noche de desenfreno te tiene nerviosa.– oh claro que no, de alguna forma sabía que no era el caso pero quería que ella soltara la sopa sin presiones. –Estoy seguro de que volverás loco a más de uno. Por eso no te preocupes.– la conocía, por naturaleza tenía encanto. Como de costumbre ignoró la barrera de respeto que se suponía debía mostrar hacia alguien que le superaba en edad y con los dedos se atrevió a darle un golpecillo en la frente a la profesora. Como la mesa todavía estaba vacía no tuvo que preocuparse de tumbar o derramar algo.





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Afanen Seren Vlček el Vie Ene 29, 2016 2:33 pm

Una sonrisa casi lobuna se tomó de su rostro cuando Kaoru resaltó su salvajismo natural. No iba a negar que le divertía el concepto aunque cuando él se aseguró de burlarse de sus ojeras ella frunció los labios. Una cosa era burlarse de sí misma y otra que alguien más lo hiciera—. Eres un grosero, tal vez mis ojeras son parte vital de mi encanto —dijo intentando no sonar ofendida muy pagada de sí misma, verse cansada era obligatorio cuando habías acostumbrado a tu cuerpo a vivir en la noche más que en el día.

Luego de pedir la comida que ambos cuerpos rogaban, Afanen anotó mentalmente que debía probar la pasta que el hombre había pedido. Y su mente no tardó en mancharse de las ideas que tenía últimamente sobre la vida, ella misma y también acerca de Sieffre—. No son los zapatos los que me ponen intranquila —intentó explicarse pero el conductor insistió con sus ideas erróneas y la profesora supo que no le quedaba más que decirle con detalle—. Voy con Sieffre, y no me mal mires. Tampoco es que me ponga nerviosa ir con él, es... Es otra cosa —un dedo irrespetuoso fue a posarse en su frente y ella suspiró apartándolo con una mano.

Según había dicho el chico, ella era capaz de volver loco a cualquiera. Pero Seren no se lo creía ni de broma pues si así fuese posible tendría el amor del hombre por el que había desvariado todos esos años y no sólo la necesidad de andar mendigando su cariño. Su amor propio estaba tan dañado que se terminaba culpando de que su prometido no la quisiera aunque ella hiciera casi todos los esfuerzos por estar disponible para él—. Estás ciego Kaoru-chii, lamentablemente ya no estoy en edad de atraer gente. Luego de los 40 está todo perdido —algo triste jugó con sus dedos sobre el mantel. Pero no quería estar deprimida en esos momentos, así que prefería cambiar de tema.

¿Tú ya encontraste novia o vives de flor en flor? —preguntó esperando con sincero gusto que al joven le fuera mejor que a ella en la vida. Se sentía literalmente un mal ejemplo de relaciones personales—. Creo que ya viene nuestra comida —señaló y tuvo razón cuando la mesera regresó con todo su pedido levitando en el aire. Pronto la mesa estuvo llena de comida y el aroma le hizo agua a la boca—. ¡Que aproveche! —dijo la mujer y segundos después se encontró sacando un trozo de pastel de carne mientras el sabor le llenaba la boca.

Te dije que valía la pena —mencionó sin terminar de comer apropiadamente y cuando se dio cuenta tomó una servilleta para limpiarse y abochornada intentó mantener la dignidad—. Lo siento, suelo comer sin mucha gente alrededor, Cináed aguanta mi falta de modales pero mi madre lanza un grito al cielo cada vez que tengo que comer con ella. A propósito, ¿Qué es de tu hermana y de tu abuela? —recordaba que el chico tenía familia algo estricta, pero a Fanen no le suponía problema pues estaba acostumbrada a ese tipo de núcleo familiar.


Última edición por Afanen Seren Vlček el Vie Feb 19, 2016 4:34 am, editado 1 vez


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Kaoru Reed el Lun Feb 01, 2016 6:32 pm

Parpadeó un poco sorprendido pero no la miró como bicho raro. Si ella insistía en darle una oportunidad a Sieffre él no iba a detenerla, respetaba su decisión y también su perseverancia. No insistió en atacarle la frente pero sí rio un poco por la reacción ajena, la chica siempre había sido molestable.

Mientes y exageras. Primero porque sigues siendo atractiva y segundo porque no tienes cuarenta. Yo sé que quieres ser mayor pero no, no lo eres. – y tampoco la veía con alma de cuarentona, solo estaba… ¿deprimida? y por eso decía esas cosas. Bueno, ella había dicho “nerviosa” pero algo de depresión le había parecido a Kaoru percibir en el aire.

Mhm… sí y no– respondió a su duda y de la mesa quitó los brazos para que pudieran servir los latos, todo se veía tan rico que sufría por no tener un estómago más grande… –¡Itadakimasu! –exclamó juntando de nuevo sus manos, luego tomó los cubiertos y tomó el primer trozo de pastel. Asintió enérgico, no podía estar más de acuerdo con que el platillo y el lugar valían la pena. No pudo decir nada ante la disculpa de la profesora por su forma de comer pues él mismo tenía la boca ocupada, mientras terminaba con el bocado sirvió jugo en los vasos y le pasó uno. –Conmigo no te preocupes por esas cosas– dijo después de beber un poco –Ellas están bien, dentro de lo que cabe, claro. Mi abuela sigue siendo tan exigente como tu madre y mi hermana… ocupada como siempre. Entre su hijo y la empresa poco tiempo le queda para sí misma.– unos segundo se quedó pensando en eso, con gusto se ofrecería para cuidar a su sobrino pero ya imaginaba la cara y la negativa de Belladona…

¡Ah! te decía que ya no vivo de flor en flor, eso quedó atrás hace un buen rato– cortó otro trozo de la carne y la picó con el tenedor antes de continuar –Encontré a mi persona especial solo que… aún no le he pedido que sea mi novia. No sé que me pasa…– Muy cierto, ¿por qué no se lo había pedido? Ya se sabía muy bien aceptado y correspondido, haría planes para declararse en ese sentido –porque en otros ya lo había hecho y de sobra– antes de que Dahlia se hiciera ideas erróneas por culpa de su falta de seriedad. Pensó en pedirle opinión a su amiga sobre algunas cosas pero todas sonaban ofensivas considerando su situación con el famoso prometido. Por ejemplo, preguntarle cuánto tiempo consideraba aceptable salir con alguien para conocerse antes de pedirle noviazgo formal, o qué pensaría sobre un hombre que la llena de acaricias antes de formalizar… No, preguntar esas cosas sería desastroso.

¿Entonces qué más le decía?! –Es squib, y su familia parece ser tan complicada como las nuestras. De momento no la he invitado a ninguna fiesta o evento parecido, de hecho nos vemos a escondidas de… su guardia personal. – Ok, eso estaba lejos de parecer decente, pero pocas cosas quedaban en su vida que pudiesen catalogarse como correctas y centradas. –El  mundo debería ser tan libre y rebelde como nosotros. Por cierto, ¿me darás una dirección a la cual escribirte? La última vez olvidé pedírtela, aunque… vives en Hogwarts ahora que lo pienso…– entonces hacia allá le enviaría correo –¿Aristarco sigue vivo? – preguntó llevándose otro bocado a la boca.





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Afanen Seren Vlček el Vie Feb 19, 2016 6:19 am

Tomó el vaso de jugo y bebió esperando las palabras contrarias. Agradeció que fuese amable con ella acerca de su falta de modales y escuchó acerca de la familia del joven—. Cierto, tu sobrino, me imagino que ya está gigante —los años pasaban rápido. Por eso temía por ella misma, ¿Cómo es que la hermana menor de ese chico ya tenía un hijo grande y ella ninguna posibilidad? La vida era injusta.

Gratamente sorprendida quedó en principio cuando Kaoru le dijo que ya tenía alguien con quien estar, iba a interrumpirlo preguntándole que planes tenía con la afortunada, pero cuando escuchó que todavía no le pedía noviazgo ella frunció el ceño. Mal, Reed ya estaba comenzando con el pie izquierdo—. Eso mismo, ¿Qué estás esperando? —preguntó apuntándolo con uno de sus cubiertos—. ¿Hace cuánto sales con ella? —necesitaba calcular el estado de gravedad de ese hombre, esperaba con todas sus fuerzas que no sufriera de cierto mal que impedía a los hombres actuar como se debía con sus parejas. ¿Qué de malo tenía el compromiso formal?

Al menos si le dieron detalles de la chica en cuestión y ella se reclinó en su asiento meditando. Una squib, eso si era toda una novedad, familia complicada lamentablemente pero todos parecían venir de círculos parecidos así que al menos tenían de qué quejarse en conjunto—. ¿A escondidas?! Kaoru… ¿Qué estás haciendo exactamente con esa chica? Si me dices que solo te gusta hacer perversidades con ella te voy a tirar un zapato en la cabeza —le advirtió con claras intenciones de lograr su cometido si él resultaba ser un idiota más en ese mundo lleno de ellos.

Renegando con la cabeza comió un poco más y se tardó en responder la pregunta—. Sigue vivo por supuesto, con su fanatismo rojizo… Y Hogwarts es mi dirección para casi todo el año, mejor que la envíes ahí. Mi otra dirección está en Londres —y tenía un tercer refugio para cuando vivía con Sieffre de vez en cuando desde un tiempo a esa parte de su vida. Si, no tenía modo de reclamarle al conductor decencia cuando ella vivía en una relación que era todo y nada a la vez, mundo complicado e irónico.

La mujer siguió comiendo hasta que tuvo la boca llena mientras meditaba sobre lo deprimente y extraño de la vida, hasta que tragó, no sin algo de dificultad y apuntó otra vez al hombre frente a ella—. ¿Me vas a presentar a tu chica un día? Cuando si sea tu chica, claro —puntualizó para hacer más evidente la necesidad de que formalizara aunque parecía que si estaba interesado en lo mismo así que ella podía respirar tranquila—. Siempre he pensado que debe ser divertido tener citas en parejas, pero… bueno, imposible de lograr en mi caso —negó con la cabeza antes de beber otro sorbo de jugo. Al menos de momento esa posibilidad se veía totalmente remota.

Ser adulto es cansador —comentó en tono pensativo mientras revolvía lo que quedaba en su plato antes de decidir llevárselo a la boca. Esas semanas habían sido especialmente arduas mentalmente para ella.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Kaoru Reed el Vie Feb 26, 2016 1:20 am

Los regaños que venían de personas que no lo entendían siempre lo fastidiaban, pero con Seren era diferente, a ella sí se los aceptaba –aunque no siempre fue así– y sus palabras acusadoras sin duda lo hicieron sentir avergonzado. No por lo que hacía, mas bien por lo que no hacía. Con el cubierto en mano alzó los brazos rindiéndose ante ella, sus labios sonreían, pero con una especie de angustia o temor a recibir literalmente el zapatazo en la cabeza. –¡No es mi culpa! Su padre le tiene guardia personal por ser squib. Salimos desde finales de diciembre y… no hago nada malo con ella, esta contenta, eso es buena señal ¿no?– si veía una varita apuntándolo, un tacón o un cubierto iba a usar el plato como escudo, literalmente.

Respiró aliviado cuando la profesora se tranquilizó, como sintió que su cuello estaba a salvo de momento bajó los brazos y otro bocado tomó de carne. –A Hogwarts será– le escribiría continuamente, para no volver a perderse los detalles de la vida del otro, además la bruja tenía ideas llamativas para futuras salidas. –Te la presentaré, lo prometo. Y haré planes para declararme de tal modo que no pueda resistirse a darme el sí. Ya verás.– le aseguró con su habitual sonrisa de lado a lado. –No digas que es imposible. ¿No es una cita lo que tienes justamente con Sieffre? Ya dime qué es lo que te tiene tan pensativa, porque si no son nervios por salir con él entonces… ¿qué es?– curioso por gusto.

Un trago dio a su bebida, pasando después a enredar pasta en su tenedor mientras volvía a enfocar a su amiga de años. –La verdad, no creí que lo esperaras por tanto tiempo. Ya sabes, siempre estuvo claro que el ganador era él pero… No sé, ¿hacia dónde van exactamente? A mi parecer podrías buscarte a alguien mejor, créeme cuando te digo que eres atractiva. Te lo digo como amigos sanos que somos.– Mal se sintió por el mago que ella quería pues de alguna forma entendía que el otro sí sentía algo por la profesora pero… así era la vida. Si no lo tomas, dale la oportunidad a alguien más. No seas cruel y egoísta.





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Afanen Seren Vlček el Jue Mar 17, 2016 1:49 am

Finales de diciembre no era tan grave, así que por eso lo perdonó. Si no llevaban ni un mes juntos entonces era ella quien se estaba adelantando a los hechos, pedir noviazgo muy pronto solía también ser un error, era mejor buscar el punto intermedio en esos asuntos—. Sigue haciéndola feliz entonces, si está contenta está todo bien —asintió muy a su pesar pues ella solía ser más preocupada de lo que ahora aparentaba hablando con tal tranquilidad del asunto en el que la conversación se centraba.

Pero como siempre había que volver a las raíces, allí estaban otra vez con el asunto de Sieffre. La mujer terminó inflando las mejillas ante la acotación ajena de que sí que tenía citas con su prometido, pero ese no era el detalle que al otro se le escapaba—. Una cosa es que quiera salir conmigo a una fiesta y otra que acepte ir con amigos en plan de pareja… No sé si eso lo aceptaría la verdad —tampoco es que ella pensara en preguntárselo. A veces prefería evitar preguntar demasiado para no llevarse sorpresas deprimentes. Pero eso generaba otra clase de problemas de comunicación y por un segundo si tuvo la intención de decirle a Reed todo lo que había estado pensando durante ese tiempo.

¿La juzgaría él como su madre o simplemente le desearía suerte? ¿Le haría ver que era una estupidez sin sentido? Seren se mordió el labio mientras meditaba ya dejando otra vez la comida de lado, iba a enfriársele al paso que iba—. Yo tampoco pensé que tendría que esperarlo tanto tiempo pero… me vi un día y ya había pasado más de una década —dos casi para ser exactos, si consideraban el punto en que su relación se había ido al desastre. De todos modos Cináed estaba en sus recuerdos de toda la vida, era imposible decir que podía arrancárselo como si nada, menos del corazón, ese que lo guardaría por siempre contra vientos y mareas. Incluso contra sus ideas poco sabias.

La verdad es que… Tengo miedo de no poder tener hijos —dijo luego de unos instantes y aunque le costó logró levantar la vista para observar al que era su amigo. Siendo sinceros no haría caso a la opinión ajena en ese asunto, a la de nadie, justo como se lo había dicho y repetido a su madre, pero temía dudar una vez que las palabras estuvieran en el aire manchándolo todo—. No creo poder rehacer mi vida con alguien más tampoco, no me veo capaz… Ya tengo el corazón demasiado desgastado para pasar otra vez por los mismos temores, terminaría enfermando a la otra persona —aparte, ¿Sería si quiera capaz de sentir amor por alguien más? Eso sí que lo dudaba. No después de todos esos años, no un amor profundo y complicado como el que solía cargar a cuestas.

Quiero pedirle ese pequeño favor y… Y luego ya lo dejaré en paz. La verdad no lo veo con intenciones de pedirme nada oficial, si bien nos llevamos mucho mejor que antes no es lo suficiente como para que él desee estar conmigo como se debería y la costumbre me está matando internamente —con lentitud revolvió lo que quedaba en su platillo y luego abandonó ya el cubierto por la paz. No pensaba comer nada más—. Si quieres regañarme, que sepas que mamá ya me dijo de todo lo posible aunque al final se resignó a que lo haré y que pase lo que tenga que pasar —no se cruzó de brazos para no verse excesivamente cerrada, pero mentalmente así estaba.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Kaoru Reed el Vie Mar 18, 2016 6:35 am

Quiso reír al ver a Afanen inflar las mejillas, pero tenía comida en la boca y tuvo que contener el impulso para no ahogarse. Aunque del instante gracioso pasó a una expresión pensativa, en la cabeza de pensamientos casi siempre informales no sonaba tan diferente una cosa de la otra, al final seguía siendo una salida juntos, ¿no? como pareja aunque no se pusiera literalmente en palabras. Ahh… pero mejor no exponer su análisis mediocre o terminaría arruinando el humor de su amiga. Tal vez era él quien tenía que analizar desde más ángulos la situación, quizá y hasta aprendía algo útil en el proceso.

Notó que la profesora ignoraba su propio plato, él se echó otro bocado de carne a la boca y siguió escuchando. Ahí sí que se sintió algo triste por ella, a nadie le gustaba esperar por eternidades… menos cuando existía un amor tan profundo de por medio… Si el detalle de las décadas se le hizo depresivo, peor fue el escuchar a la castaña confesar uno de sus miedos, uno que no recordaba haberle escuchado antes a alguien más. ¿Tanto soñaba con ser madre? No, llamarlo “sueño” era grosero. El cubierto dejó junto al plato y un poco intentó agacharse buscando la mirada de la bruja que ahora parecía querer esconderse de él.

De alguna forma entendía cómo se sentía Afanen, o al menos un aproximado. Uno no podía simplemente decirse un día que se enamoraría de alguien más para rehacer su vida y obtener éxito con la misma simpleza con que se compraba un caldero en la tienda. En esa parte Kaoru bajó también la mirada, retomó el tenedor y sin orden empezó a mover la pasta. En eso estaba cuando comprendió que la profesora literalmente tenía pensado pedirle un hijo al otro mago, sus ojos se abrieron por sorpresa y después de unos segundos se atrevió a mirarla de frente. ¿Hablaba en serio? Eso sonaba todavía más deprimente…

Negó con la cabeza, él no la iba a regañar. –Nada de eso Seren. La decisión es completamente tuya, solo…– ¿cómo se lo decía? –Es solo que creo que llamar a eso “favor” será poco agradable para él. No lo conozco lo suficiente obviamente pero… yo sí creo que siente algo especial por ti. No le va a sentar bien el escuchar que quieres dar un cierre a la historia que llevan.– aunque quizá eso era justo lo que le hacía falta a Drăgan: darse cuenta de que no la tenía segura. E iba a perderla, después de lo escuchado Kaoru ya no veía esperanza alguna. –Piénsalo bien, y si estas segura de que no te arrepentirás después, entonces adelante. Tienes derecho a ser feliz así que busca y encuentra esas cosas que te ayudarán a conseguirlo.– una cálida sonrisa le dedicó, ella era especial para el conductor y en verdad quería verla sonreír y disfrutar de su vida, se lo merecía.

Otra vez se deshizo del tenedor, ésta vez para acariciar la cabeza de cabellos castaños con cariño. Quería recordarle que no estaba sola, y que al menos él la valoraba de corazón. –¿Quieres que te acompañe a comprar los zapatos? Intentaré ser buen crítico.– dijo con voz más animada y aunque los cariños a la bruja cesaron, no retiro la mano de sus cabellos.





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Afanen Seren Vlček el Mar Mar 29, 2016 2:50 am

Su humor había derivado a gris en cosa de minutos. No era culpa de Kaoru, por supuesto, era el tema en general el que la tenía mal y recordarlo solo aumentaba el sentimiento de que las cosas no estaban tan bien como deberían. Estaba esperando el veredicto ajeno con algo de temor y alivio sintió al escuchar sus primeras palabras.

A veces si podía ser obediente así que asintió ante el asunto de que el por favor era tan vez una manera demasiado insensible de pedirlo. Pero, ¿Cómo más se solicitaba algo como lo que ella quería de Sieffre? Prefería no profundizar todavía en esos detalles y consecuencias o terminaría por arrepentirse y otra vez volverían a lo mismo—. Sé que no le sentará bien… Algo lo conozco, pero tal vez puede que sea un alivio para él, saber que no tiene que seguir haciéndose cargo de mí. Sentir algo especial puede significar muchas cosas y no me hace sentir segura algo tan volátil —la vista bajó al decir eso. Se sentía poca cosa y encima fallida así que guardaba pocas esperanzas a pesar del cariño que sabía que Cináed le guardaba, lastimosamente solo cariño ya no era suficiente para ellos dos, no al menos para ella.

Quiero creer que me arrepentiré si me quedo callada y no se lo digo, lo he estado pensando mucho tiempo y ya me hace daño en la garganta —ya estaba cerca de los cuarenta, ese era el límite antes de que las cosas se complicaran, de hecho ella ya estaba pasada de la edad que se debía para tener hijos sin muchas dificultades, y terminar enferma y sola no era su plan de vida. Al menos sola pero con salud lo aceptaría, se decía de vez en cuando para intentar animarse.

La mano amiga que se posó en su cabeza la llenó de tristeza. En el acto se le empañaron los ojos y aunque trató, terminó soltando unos gruesos goterones que le humedecieron las mejillas—. ¿Harías eso por mí? —consultó algo por lo demás innecesario, pues Kaoru se había ofrecido en primer lugar. La profesora se aseguró de limpiarse el rostro rápidamente aunque su afán de que no se notara en su rostro su estado anímico no funcionaba del todo—. Paguemos directamente o tendremos que esperar otro tanto y ya quiero salir de aquí —como no había sido una junta previamente preparada no podía asegurar que Reed tuviese la culpa y necesidad de pagar así que sacó también su monedero y luego de levantarse se dirigió hacia el lugar donde se podía cancelar también cuando los clientes no querían esperar por el o la mesera.

Ella misma corrió con los gastos, y luego esperó al hombre antes de salir por el estrecho pasillo. Una vez en la calle buscó el brazo del mago y de ese se tomó, subiendo luego el rostro para mirarlo—. Eres un buen amigo, Kaoru-chii —logró sonreírle y luego guió la marcha hacia la zapatería que había estado buscando en primer lugar. Lo bueno era que con el tiempo pasado la ola de magos que le habían impedido el paso ya no se encontraban allí en medio—. Mi vestido es rojo, ¿Debería buscar sandalias rojas también? —sabía caminar con tacones pero no tenía costumbre de usarlos muchas horas. En el colegio como era un ente nocturno solía vestir de manera cómoda.


Última edición por Afanen Seren Vlček el Jue Mar 31, 2016 2:17 am, editado 1 vez


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Kaoru Reed el Jue Mar 31, 2016 1:54 am

Asintió firme con la cabeza, si Afanen sentía que lo mejor era exponer verbalmente a Sieffre sus deseos entonces Kaoru no pondría en duda que eso le haría bien a ella. Se aseguraría de estar en contacto con la profesora para saber cómo avanzaba ese asunto y ofrecer apoyo si llegaba a necesitarlo. Como en ese momento en que las lágrimas brotaron de los ojos de la bruja sin remedio, eso le dolió al mago en el pecho. Ver llorar a los amigos siempre era desastroso, pero saber que personalmente tenía algo de culpa por profundizar en el tema que la tenía tan triste era aún peor. Solo le quedaba esperar que esa clase de desahogo le ayudara a encontrar la calma…

¡Por supuesto! Eso y muchas otras cosas.– el americano finalmente retiró la mano de los cabellos de su amiga y un bocado de su plato tomó rápidamente antes de levantarse y seguir los pasos de la mujer. Mientras se dirigían a pagar él sacó su billetera pero no fue lo suficiente veloz como para ganarle a la castaña y pagar la cuenta. Una puchero hizo pero ya se desquitaría después, la próxima vez el gasto correría por su cuenta, se aseguraría de eso.


Afuera el aire le sirvió para despejarse de la complicada conversación y más tranquilo se sintió al verla sonreír. –Gracias. Cuando alguien lo ponga en duda los enviaré contigo.– dijo sonriente, obviamente era una broma, no iba a mandar a nadie a interrogar a la profesora de astronomía. Apretó un poco su brazo y con paso animado avanzó hacia la zapatería que ella le había mencionado antes. –Rojo sería lo obvio… Pero un dorado quedaría bien, algo transparente también.– sugirió bajando la vista hacia ella. A punto estuvo de mencionar las zapatillas de cristal pero se contuvo a tiempo, podría haber desembocado en el mismo tema turbulento de antes, además, a Vlček le iba más el papel de guerrera y no el de una cenicienta soñadora.

Veamos qué tienen en la zapatería, esto será toda una aventura Seren-chan~



TEMA FINALIZADO





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Close Encounters of the Third Kind ﻬ Private

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales