JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

No sabes cuanto (FB) {Chasegine}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No sabes cuanto (FB) {Chasegine}

Mensaje por Chase Wood el Vie Nov 06, 2015 5:08 pm

Empezaba a caer la noche sobre el estadio de los Murciélagos de Ballycastle cuando los jugadores salieron de nuevo al campo, entre los vítores y los aplausos de la multitud que había acudido a la cita. El partido había acabado hacía quince minutos, pero la gran mayoría del público seguía ocupando sus asientos. Antes del comienzo del encuentro, el jefe del Departamento de Juegos y Deportes Mágicos del Ministerio había anunciado a los asistentes que al finalizar el partido contarían con la presencia de los integrantes del equipo local para revelar una noticia "de gran importancia para el mundo mágico". Tras el acto oficial, los jugadores se fotografiarían con sus admiradores y firmarían autógrafos a los fans que lo desearan.

Los Murciélagos no sólo eran muy populares, sinó que además iban primeros en la Liga Irlandesa y Británica de Quidditch y disputaban también la Copa Europea de Quidditch. Por eso el Ministerio había elegido su estadio para lanzar la campaña "El quidditch te hace molón". Iba destinada a los jóvenes magos y brujas y su objetivo era promocionar el Quidditch como una forma de desarrollarse personal y socialmente. Chase tenía serias dudas de que los adolescentes se sintiesen identificados con un nombre así, pero la idea de la campaña en general le parecía buena.

Wood y sus compañeros se situaron en fila delante de las autoridades del Ministerio que habían acudido a la cita. Echó un vistazo hacia atrás per, de todos ellos, sólo reconocía al jefe del Departamento. A su lado había una muchacha rubia de ojos azules, con porte serio y frío, que llamó la atención del capitán. Le pareció que lo miraba y le guiñó un ojo de forma cordial.

-Joder, Wood, no dejas pasar una -le increpó en broma uno de los golpeadores tras haberle propinado un codazo amistoso.
-Calla, imbécil -contestó Chase, riendo-. Sólo intento ser simpático. Vete a saber si es un pez gordo del Departamento... Hay que establecer contactos, ¡así funciona la vida! -bromeó en voz baja.

Ambos rieron y, después, las luces de las gradas se apagaron y sólo quedaron los focos que iluminaban el centro del campo, con las autoridades del Ministerio sobre una tarima y los jugadores de los Murciélagos debajo.

-Estimado y distinguido público -empezó el jefe del Departamento con una voz grave que, ampliada, resonaba en todo el estadio-. Gracias por haber esperado pacientemente para escuchar la noticia de la que un servidor les hablaba antes del emocionante encuentro. La razón por la que nos encontramos aquí ahora es un nuevo proyecto del Departamento de Juegos y Deportes Mágicos que aspira a llegar a todos los jóvenes de nuestro mundo -el mago continuó su discurso con algunas palabras sobre la importancia del Quidditch como medio de interrelación entre los jóvenes y, tras unos segundos de suspense, añadió la frase final-. ¡Tengo el honor de anunciar el inicio de la campaña "El Quidditch te hace molón"!

Algunas risillas se oyeron entre los jugadores de los Murciélagos, que no se cansaban de oír el nombre ridículo que habían escogido para aquel proyecto, pero fueron disimuladas por los aplausos de un público ligeramente confundido. Tras agradecer la cálida recepción de los asistentes, el jefe del Departamento cedió la palabra a Wood como capitán. Chase murmuró Sonorus, apuntándose al cuello con la varita, y se dirigió en primer lugar al reputado mago.

-Gracias, señor, ¡y gracias a vosotros! -añadió en voz más alta, señalando al público y dándose la vuelta para saludar a los fans de toda la grada. El público reaccionó entusiasmado, y Chase prosiguió-. Todos los Murciélagos queremos agradecer al Ministerio que hayan elegido nuestra morada para el inicio de esta campaña. Como sabéis, los jóvenes son el futuro del mundo mágico, y no podemos dejar pasar la oportunidad de acercarles el mundo del quidditch para que lo vivan con él. El quidditch no solo se practica, ¡el quidditch se disfruta!- exclamó, lanzando un puñetazo al aire, y los fans más acérrimos estallaron en gritos y aplausos-.Queremos que lo disfrutéis como nosotros, que sintáis la emoción del juego en vuestros corazones. Por eso, os invitamos a asistir a todos los actos de la campaña, en los que nosotros, los Murciélagos de Ballycastle, estaremos presentes. ¡No nos falléis, vosotros sois los imprescindibles!- finalizó, señalando de nuevo al público.

Tras su discurso, los jugadores del equipo rival salieron del vestuario y formaron una fila ante ellos. Su capitán hizo un discurso similar al de Chase, y él aprovechó para echar otro vistazo discreto a la muchacha rubia. Había cierta elegancia en su gesto que no le pasaba desapercibida.



No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: No sabes cuanto (FB) {Chasegine}

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Sáb Nov 07, 2015 2:12 am

Varios meses atrás, el Departamento de Juegos y Deportes Mágicos había puesto en marcha una campaña dedicada al fomento del Quidditch como medio para ejercitarse físicamente, para cuidar la salud y también como el modo idóneo para socializar. Los altos cargos del departamento habían dado el visto bueno a dicha campaña tras un corto pero tedioso periodo de negociaciones, al que siguieron los preparativos y organización de los eventos que tendrían lugar. Georgine, seguidora acérrima del deporte rey del mundo mágico, se había prestado a participar en el proyecto y llevaba meses trabajando codo con codo con los creativos de la campaña, además de con sus compañeros de departamento. Finalmente, tras un arduo trabajo, consiguieron sacar adelante "El Quidditch te hace molón". Una vez concluida aquella etapa, una de las funciones que le había sido asignada a la joven Holdsworth, era la de acompañar a los jugadores en los eventos públicos que tendrían lugar durante el tiempo en que la campaña estuviese vigente, siendo su primera gran aparición la de la inauguración del evento.

Rodeados de un público abrumador que acababa de presenciar la victoria del equipo local, Georgine, el resto del equipo y los jugadores de los equipos que habían disputado el partido, aguardaban a que el jefe del departamento comenzase su intervención. Mientras tanto, Georgine, ataviada con las mejores galas adecuadas para la ocasión, permitía que su mirada se deslizase por cada rincón del estadio mientras pensaba en la sensación que un público como aquel debía transmitir a los jugadores en pleno encuentro. Sin duda alguna, el alma de deportista que había en ella luchaba por satisfacer su curiosidad en situaciones como aquella. Contagiada por la emoción que se respiraba en el ambiente y sintiendo el orgullo de haber sido partícipe en la realización de tal acto, no pudo evitar reparar en los Murciélagos y sus rivales. ¿Cómo hacerlo? Había crecido viéndolos en el campo y pese a no ser sus amadas Arpías, varios de ellos ocupaban un puesto central en el ranking de sus jugadores preferidos, incluyendo algún que otro individuo de orígenes menos puros. Aquello jamás lo admitiría, claro, pero por el momento era libre de sentir la emoción de estar rodeada de estrellas.

Uno de los primero jugadores en los que reparó fue Chase Wood; irlandés, mestizo y ex-Gryffindor. Sus ojos se posaron en él durante unos segundos más de lo decorosamente estipulado, la fan que había en ella reticente a apartar la mirada en caso de correr el riesgo de ser descubierta. Maldijo para sus adentros al ver el guiño que el jugador le dedicó tan abiertamente y apartó la mirada, salvándose de cualquier incomodidad mayor que estuviese por llegar. Pese a todo, fue terriblemente discreta, sabiendo mantener la neutralidad en el gesto, fruto de la exquisita educación que le habían dado y de la que tan orgullosa se sentía, entreteniéndose en observar a su jefe dar el último repaso al discurso que pronunció a continuación.

No pudo evitar esbozar una leve sonrisa de medio lado al escuchar las risas en las que gran parte del estadio estalló al escuchar el nombre de la campaña, aunque nuevamente se contuvo de dejarse llevar. Tras el turno de Wood, en el que fue testigo de su marcado acento irlandés que se hacía tanto basto como extraño en sus oídos. Cuando éste concluyó, aplaudió, sorprendida por el inesperado don de la palabra del que acababa de hacer alarde y por su facilidad para encandilar al público con un par de gestos amables. A continuación, el capitán del equipo perdedor concluyó su discurso dando lugar a los vítores una vez más, siendo aquellos el final del anuncio y las formalidades.

Llegaba el momento de conocer a los que serían sus compañeros durante aquella segunda etapa de la campaña, por lo que siguiendo el ejemplo de sus superiores, se acercó uno por uno a la retahíla de jugadores que se hallaba ante ella, regalando sonrisas y buenas palabras a todo aquel con quien hablaba, sintiéndose más ligera de carácter que de costumbre. Sea como fuere, Georgine había conseguido olvidarse por un momento de su rectitud para sentirse como en el fondo siempre había querido: rodeada de Quidditch y como en casa.

Georgine Holdsworth del Departamento de Juegos y Deportes Mágicos, encantada —dijo frente a Wood una vez llegó su turno, mientras le tendía la mano y le dedicaba una de sus sonrisas cordiales de manual; los nervios que sentía al verse rodeada de tanta celebridad e ídolos de la infancia, ocultos tras su estudiada e impenetrable máscara —. Yo seré una de las encargadas de acompañaros a los distintos eventos de la campaña —explicó, consiguiendo sin esfuerzo mantener la profesionalidad —. Felicidades, por cierto —añadió refiriéndose a la recientísima victoria del equipo de Wood —. Gran jugada la última —se atrevió a comentar, dejando que su pasión por el quidditch saliese a relucir con una libertad tan inesperada como la positividad de su estado de ánimo, dispuesta a seguir con su tarea sin perder demasiado tiempo en entablar conversación.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: No sabes cuanto (FB) {Chasegine}

Mensaje por Chase Wood el Lun Nov 09, 2015 10:01 am

A menudo lo tachaban de despistado, de distraído, de ser demasiado poco observador, pero aun así se había dado cuenta -hubiese hecho falta ser tonto para no percatarse- de que la flamante rubia había eludido su guiño con un cortés desvío de la mirada, sin mostrar nada en su rostro que desvelase emoción alguna. Por un momento intentó ponerse en la piel de la chica y hasta llegó a empatizar con ella: pensó que la había hecho sentirse incómoda y casi se arrepintió de haberle guiñado el ojo.

Los acontecimientos del evento lo sacaron de su ensimismamiento y se deshizo de aquellos pensamientos negativos, asegurándose que aquel gesto no había tenido tanta importancia. Pronto se sintió liberado de la carga (no era alguien que dedicase largos ratos a la reflexión) y se dejó llevar por la euforia del momento: los vítores del público, los gestos varios de aprobación que llegaban de todos los presentes, la emoción que se palpaba en el ambiente... Aplaudió al capitán del equipo rival y asintió con la cabeza efusivamente mostrando su acuerdo con su discurso, lleno de deportividad y de buenos deseos para la campaña.

Mientras la audiencia otorgaba a jugadores y autoridades otra tanda de aplausos, dando por acabado el acto y empezando a abandonar sus asientos, los representantes del Ministerio desfilaron ante los Murciélagos para presentarse. Algunos se deshicieron en halagos sobre el juego de los de Ballycastle, otros se declararon hinchas del equipo, los más ariscos se limitaron a despedirse y a desearles suerte.

-Mira, Wood, ahí viene la rubia -el golpeador alzó las cejas y le dedicó una sonrisa cómplice.

-Qué manía... ni que yo fuera un ligón -bromeó Chase, a sabiendas que esa era su más que merecida reputación. De hecho, no sería desproporcionado llamarlo mujeriego, aunque él prefería describirse como enamoradizo. Las mujeres eran su segunda debilidad (la primera era el Quidditch, por supuesto) y le encantaba conocerlas, ya fuese con el propósito de llevarlas a la cama o simplemente de flirtear por el mero placer del proceso.

La rubia resultó no ser ninguna secretaria de pacotilla, como injustamente había intuido al contemplar su físico y adivinar su juventud, sino la representante del Departamento, una de las encargadas de la campaña. El tono diplomático, sereno y firme que empleaba reforzaban su autoridad tal vez más que el cargo que ostentaba. Sólo con las pocas palabras que había utilizado para presentarse, la rubia se transformó ante los ojos de Chase, pasando de ser una chiquilla despampanante a una mujer que más le valía respetar.

Le dio la mano sin poder evitar percatarse de la suavidad de su piel y de la delicadez de sus gestos mientras respondía con una sonrisa algo bobalicona a su presentación.

-Chase Wood. Aunque supongo que ya lo sabías -dijo de cachondeo, por evitar un silencio en cómodo-. Encantado. Y gracias, ha sido un partidazo, este par se han lucido - añadió, señalando con la cabeza a los golpeadores, que habían hecho un partido intachable. Se sonrojó ligeramente al oír el cumplido de Georgine, lo aliviaba de que fuese de noche y no se notase demasiado. Se alegró de que la chica le hablara de Quidditch y de no tener que alargar más conversaciones infructuosas sobre la campaña, pues ya había agotado todos los tópicos posibles acerca de aquel tema-. Te veo puesta, ¿has sido jugadora?



No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: No sabes cuanto (FB) {Chasegine}

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Mar Ene 05, 2016 2:33 pm

Tenía sentimientos encontrados acerca del capitán de los Murciélagos. Parecía un buen hombre, pero su reputación de mujeriego y fanfarrón le precedía, lo que provocaba que Georgine no estuviese segura acerca del juicio a emitir acerca del cazador. Por lo que había leído sobre él, era demasiado campechano para su gusto y además Gryffindor durante sus años de estudiante, hecho a destacar a ojos de la joven Holdsworth, que nunca había gustado demasiado de los leones. Con todo, el rango que ostentaba en su equipo, así como el de la selección de Irlanda, contando también con sus más que demostrados logros como jugador, hacían que la rubia no consiguiese ver con claridad hacia que lado se inclinaba la balanza en la que en aquel momento se encontraba Wood.

Sí, claro –dijo esbozando una sonrisa cordial mientras recibía y respondía al apretón de manos, confirmando que, efectivamente, le conocía.

No podía dejar de pensar en que no se había visto ni se vería en una situación mejor que aquella, en lo que a gustos se refiere. Situación, que parecía alejarla de todo problema externo, ya fuese la enfermedad de su padre o las turbulencias por las que su relación con Balthazar estaba pasando. Pese a sus esfuerzos por mantener la entereza y no dejase llevar por la emoción, la más mínima mención al deporte, que en aquel preciso instante podía tomarse como obligada, hacía que Georgine perdiese el norte. No podían soltarla allí y pretender que no diese rienda suelta a su pasión por el quidditch por poco que fuese.

Estoy de acuerdo –respondió acompañando sus palabras con un asentimiento, muriéndose de ganas por saludar a los golpeadores.

Sin embargo, la posterior pregunta de Wood le tomó por sorpresa, interrumpiendo así su marcha, ya que no esperaba que un profesional como él se fuese a interesar por el pasado deportivo de un miembro del Ministerio como ella. Quizá fuese por la idea platónica que solía tenerse acerca de los grandes nombres de la sociedad mágica o quizá, por el deseo que aún palpitaba con fuerza en el corazón de Georgine, de estar en los zapatos del cazador. Nuevamente, veía oscilar la balanza con desconfianza.

Nunca como profesional –confesó rápidamente antes de hacer una muy breve pausa –. Fui golpeadora de Slytherin durante mis años en Hogwarts –continuó restándole importancia a los hechos y poniéndose el freno antes de lanzarse a hablar más de lo que se esperaba de ella, siempre tan comedida en sus palabras. Bastante había dicho ya.

A lo lejos, el jefe del departamento le hizo un gesto para que se acercase. Al parecer se encontraba conversando con uno de los directivos del equipo vencedor y tenía cierto interés en presentárselo a Georgine, que  se vio en la obligación de poner punto y final a aquella fugaz presentación. Aliviada por un lado por no tener que continuar con una conversación que a la larga le resultaría incómoda debido a la nula costumbre de hablar sobre sí misma con desconocidos y por otro, molesta por no poder seguir internándose en el mundo de los jugadores, se obligó a volver a centrarse en el trabajo.

Si me disculpas –se excusó con la educación que le era propia, mostrando en el rostro de forma inconsciente la decepción que le producía verse de nuevo arrancada del maravilloso mundo de las escobas y las bludgers –. El deber me llama, ha sido un placer –concluyó dedicándole una nueva sonrisa cordial y sincera –. Nos vemos en Hogwarts –dicho aquello, se retiró en dirección a su superior, dispuesta a retomar la interminable sucesión de presentaciones.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: No sabes cuanto (FB) {Chasegine}

Mensaje por Chase Wood el Sáb Jul 02, 2016 4:12 pm

Era evidente que la señorita Holdsworth no era mujer de demasiadas palabras. Sus respuestas escuetas, casi cortantes, parecían dar a entender que quizás la presencia de Chase no era de su agrado. Sin embargo, tampoco se la veía incómoda o molesta... pero tampoco feliz ni satisfecha. No se la veía nada, eso era todo. Georgine era de ese tipo de personas de semblante aséptico, como si hubiese esterilizado su corazón para no contaminarse con los sentimientos de los demás. Para Chase, cariñoso y hasta pegajoso, tanta frialdad era un mundo desconocido, y le costaba discernir a las personas distantes de las desagradables.

-Golpeadora, ¿eh? -comentó, intentando mantener la cordialidad en la conversación. Que fuera una ex Slytherin ayudaba a entender mejor las cosas. Chase no era partidario de generalizar, y durante su época en el colegio había hecho amigos de todas las casas sin excepción, pero era innegable que la altivez abundaba más entre las serpientes que entre el resto de los alumnos.

Sin embargo, sintió que a la rubia le pesaba marcharse. Algo (no sabía exactamente el qué) le decía que era sincera cuando afirmaba que se marchaba por deber. La sonrisa que le dedicó lo dejó fuera de juego: había algo tras aquel porte diplomático y aquellos gestos de primera dama que no lograba comprender y que se moría por descubrir. Antes de alejarse, Holdsworth le recordó que se verían en Hogwarts. Con los nervios de la presentación de la campaña, Chase casi había olvidado el acto que la inauguraría en el colegio. Un acto que le llamaba mucho más la atención ahora que sabía que la rubia lo acompañaría.

-Eso espero -contestó, guiñándole un ojo. "No sabes cuánto".


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: No sabes cuanto (FB) {Chasegine}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales