JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

I hold it all when I hold you ☼ Private

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Lun Oct 19, 2015 2:50 am

When memories fade we've got each other
When time and confusion collide singin' I hold it all when I hold you

— Anberlin

Viernes 3 de Enero, 2025. 15:45 am.

En unos días tendría que volver a Hogwarts. Su quinto año había estado cargado de todo tipo de emociones, desde el inicio. Pero eso no empañaba su buen humor. Ese día recibiría una visita que había estado esperando y aunque su madre tenía que trabajar y su padre también, ella recibiría con gusta a la chica. Su hermano estaría con ellas unos minutos antes de irse a jugar con unos amigos, o algo así había escuchado a medias pues justamente en ese momento estaba casi colgando de la ventana de su habitación esperando que Noisette regresara de su cacería.

No había visto a Abel ese día así que sufría un poco, pero como las vacaciones las había pasado con él a variadas horas de la noche y madrugada —culpa de la presencia de su padre— no todo era tan malo. A la hora en que Teasag se suponía que llegaría, se rindió y dejó la ventana abierta para que su búho encontrara por sí mismo el camino—. Solo recuerda que nos vamos en pocos días —bufó al aire antes de recorrer el corto camino hacia la escalera.

Revisó el salón y se veía organizado, aunque prefirió guardar uno que otro modelo de los trabajos manuales que hacía Mathieu en el colegio. Había algo con el chico que le molestaba últimamente pero no le había dicho a sus padres para no preocuparles, al igual que no les había dicho lo ocurrido con el vampiro que ya parecía extrañamente un asunto del pasado. Un pasado bastante remoto y que prefería no sacar a la luz. De debajo de una maqueta del sistema solar un papel cayó en el piso y ella se agachó luego a recogerlo—. Telequines… —un grito la hizo detenerse a mitad de la lectura, y su hermano apareció como un rayo apuntándolo con su pequeña mano.

¡Farah suelta eso! No seas entrometida —le arrebató el papel de las manos a los pocos segundos, la bombilla del techo explotó de la nada cerca de la cabeza de la rubia y ella se alejó mirando atónita al niño que sin decir nada se fue corriendo a su habitación. ¿Qué había sido eso? Por suerte no le había caído ningún trozo sobre la piel, pero se sacudió por si las dudas. Ese mocoso le estaba ocultando algo, y aunque una idea tenía en mente, no quería mencionarlo a sus padres hasta que fuera claro. ¿Para que alterarlos todavía?

Estaba usando la escoba y la pala para limpiar cuando el timbre sonó, seguro era ella—. ¡Ya voy! —subió la voz para hacerse escuchar y dejando el desastre a medio arreglar corrió hacia la puerta. No podía evitarlo, ver a la pelirroja le alegraba el día—. ¡Tea! Bienvenida —saludó antes de abrazarla con confianza. La había extrañado. La verdad era que le hubiese gustado tener una hermana mayor como la chica, pues Farah desconocía casi por completo su oscura historia y creía que solo le faltaba algo de compañía para verse más feliz—. Pasa, por favor. Papá y mamá ya se fueron a sus trabajos y Mathieu, pues... Sigue tan raro como siempre, creo que tiene que salir —le anunció el hecho de que estarían solas esa tarde. Pero a la rubia no le molestaba. Su madre le había dejado los ingredientes listos por si quería cocinar algo mientras la visitaba su sobrina—. ¿Cómo estás? Te ves bien —la serpiente alzó la mano para tocar las puntas del cabello de la otra y sonreír con amplitud. ¡Ah, pero todavía no terminaba de barrer!


Última edición por Farah Schiele el Lun Feb 15, 2016 4:05 pm, editado 1 vez



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Miér Oct 28, 2015 7:17 pm

Estaba nerviosa, cada vez que visitaba a sus únicos familiares se ponía tensa. No es que fueran despectivos con ella, de hecho era todo lo contrario, pero no estaba acostumbrada a tanto afecto y por eso le costaba reaccionar con naturalidad a ello. Claro que huir solo porque los nervios la comían no tendría sentido y cada que se daba la oportunidad o la invitaban, se llenaba de valor para poner un pie en la casa de sus tíos. Los quería demasiado, pero todo eran tan complicado… Una parte de sí se repetía que exactamente ese estilo de vida quería para sí misma, mientras que la otra torcía la sonrisa y le decía que fuera realista, que alguien como ella nunca encajaría en un hogar como ese. El resultado: una mujer con miedo a ensuciar el sofá de los tíos.

Respiró profundo, se dio palmadas en las mejillas y luego llamó a la puerta de los Schiele. Ya le habían dicho que los mayores estarían trabajando pero que igualmente podía pasar a la casa un rato, parecía que a su tía no le pasaba desapercibido que Tea por esas fechas tendía a ponerse un tanto nostálgica y seguramente por eso la habían llamado, para evitar que cayera en ese estado y se dejara llevar de nuevo por el alcohol. Afortunadamente tenía más de una semana sin embriagarse a fondo aunque no por voluntad propia sino porque el efectivo no le alcanzaba ni porque la quincena recién fuera empezando. Tenía tantos pagos por hacer que no le quedaba mas remedio que resignarse, hacerse a la idea de lidiar con la ansiedad que en ocasiones le causaba el estar sin gota de alcohol por varios días.

Pronto escuchó una conocida voz al otro lado de la puerta y en automático la pelirroja dio un respingo. –Farah…– correspondió con cariño al abrazo de su prima, verla siempre era un alivio, un descanso a su alma siempre alterada. De inmediato entró al hogar, revisando que sus zapatos no dejaran manchas de tierra sobre el suelo o algo similar. –Los chicos siempre son raros, no pueden evitarlo. – dijo entre risas, levantando la vista hacia las escaleras, supuso que Mathieu estaba arriba enfrascado en su mundo. Dejó su mochila junto a uno de los sofás y como si tuviese siglos sin estar bajo ese techo invirtió algunos minutos en deleitarse con las decoraciones. ¡Tenían una casa tan bonita!

Gracias, estoy bien. Ya sabes, trabajando día y noche, durmiendo como oso cada vez que tengo la oportunidad. – respondió con una sonrisa, encogiéndose de hombros. Su vida no tenía nada de interesante hasta ese momento, le faltaba la chispa que la hiciera especial, un toque de magia quizás lo arreglaría pero sabía de sobra que eso a ella no le sucedería. –Tu te ves diferente…– se llevó una mano a la barbilla y con detenimiento observó a la rubia, tenía cierto aire a… –¿Hay algún cambio interesante en tus días? Es como si… hubieras crecido pero no en estatura. ¿Dónde dejaste a mi niña inocente eh?- preguntó divertida, apegándola a ella con un brazo y con el otro dándole un suave coscorrón en los cabellos color claro. –¡Ah! Por cierto, quisiera pedirte unas cuantas recetas. Las galletas que me enseñaste a hacer el otro día conseguí venderlas en pequeñas bolsas para regalo. También podría vender las tuyas aunque… si no me equivoco ya casi regresas al colegio... – Farah era su niña pequeña, un panecillo andando que no quería que nadie tocara. Tan especial que incluso la magia la había encontrado en medio de ese mundo tan gris y polvoriento.
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Jue Nov 05, 2015 9:54 pm

Recibir el abrazo de vuelta era lo mínimo que esperaba así que no tardó en hacerla pasar a la casa después, mientras renegaba con la cabeza—. Es que yo sé que son raros pero Matt está más extraño de lo usual… ¡Estoy segura de que oculta algo! —suspiró y miró con ansias la mochila de su prima esperando que le permitiera revisar que llevaba dentro, su curiosidad natural tenía la culpa eso y que veía como modelo de mujer a la chica y tenía muchas dudas que le gustaría que ella respondiera. ¿En quién más podría confiar? Su madre no al menos.

Trabajas demasiado, ser adulto suena difícil —infló la mejilla pues aunque tenía claro lo que le gustaría ser de mayor, en el lado mágico del mundo claro, eso no quitaba que tal vez sus padres prefirieran que estudiara luego alguna carrera muggle—. ¿Me veo diferente? —sentirse observada la puso nerviosa y se mordió el labio y se quejó en cuanto la mujer la trató como una niña. ¡Ya no lo era!—. Oh, sabía que tú te darías cuenta… ¡Tengo tanto que contarte! Pero no me trates como niña —se llevó las manos al rostro, para ocultar el sonrojo que se había levantado en ella. Abel, tenía que hablarle de él y no sabía ni como comenzar.

Te prestaré mi cuaderno con recetas secretas, tengo una copia que me llevo al colegio porque no quiero perder el oficial —y porque los idiotas que la veían como poca cosa por su ascendencia muggle podían decidir jugar a romper sus cosas como sucedía de vez en cuando. Ya quería salir del colegio para poder librarse de ellos. Pero no quería contarle ese tipo de malos tratos que recibía al otro lado del mundo.

Se arregló un mechón de cabello antes de llevarla a sentarse al sillón—. Siéntate, por favor. No sé como pero se rompió la bombilla así que estaba barriendo —le dijo y luego volvió a la escoba para limpiar rápidamente y llevar los restos de la muy fallecida luminaria a la basura. Cuando regresó miró al techo y supo que era mejor esperar a que alguien fuera a quitar los restos porque se veía algo peligroso—. Pues ehm… Como te dije, si tengo algo que comentarte —tomó asiento al lado de ella, apegándose todo lo que podía a la chica.

¡Pero no le puedes decir a nadie! —rogó y le hizo señas para que se acercara y poder hablarle al oído—. Tengo novio… Llevamos ya cuatro meses y unos días —fue en ese momento en que se dio cuenta de cuánto tiempo había pasado sin verla. Culpa del internado por supuesto, pues luego de que Abel le pidiera formalizar la relación, resultó que ella entraba a clases y había regresado apenas hace unos días y por cortas vacaciones. Emocionada se quedó mirando a la joven esperando que le dijera cualquier cosa. ¿Reaccionaría bien o mal? ¿La interrogaría? Algo le había comentado alguna vez a Tea sobre el vecino que no la trataba bien aunque seguramente ella había notado que de tanto hablar de él parecía que realmente Abel le había gustado desde siempre, ahora tendría que contarle el resto de la historia. Mientras no reaccionara en modo celópata como podría reaccionar su padre si se enteraba, todo bien.



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Vie Nov 20, 2015 2:41 am

Los hombres siempre ocultan algo, pensó mas no se lo dijo, mejor dejarla creer un poco en ellos, después de todo nadie escarmienta en cabeza ajena, como decían por ahí. –Ser adulto es difícil y encima aburrido…– comentó vagamente, soltando un suspiro de fastidio, mejor ni pensar en la fea realidad que le esperaba en cuanto pusiera un pie fuera de esa acogedora casa. Asintió sonriente y se llevó una mano a la barbilla, con orgullo actuado. –Yo siempre me doy cuenta Farah.– rio después de decirlo, ya quisiera ella enterarse de cada detalle que acontecía en la vida de su prima, pero eso sería más difícil que comprarse una varita mágica.

Feliz de saber que sí le prestaría recetas tomó asiento cuando se le invitó a hacerlo y en cuanto se puso cómoda levantó la vista hacia la bombilla mencionada. ¿No era eso extraño? Normalmente se fundían pero no estallaban en mil pedazos. Si no fuera porque conocía lo bien portada que era la rubia habría pensado que ella misma la había destrozado con un hechizo mal dirigido, pero no, estaba claro que ese no era el caso. Sintió la necesidad de pararse y ayudarle a barrer pues necesitaba tener las manos ocupadas para estar tranquila, ero ya se imaginaba la negativa que le daría la bruja por ser la visita así que se resignó y esperó.

Soy todo oídos. Tus secretos están a salvo conmigo, soy experta en callarme por la eternidad.– afirmó y sonrió orgullosa, aún cuando en el fondo decirlo le rompió unos cuantos centímetros. Curiosa se acercó para recibir información ultra secreta pero nada la había preparado para escuchar algo tan letal para su enamorado corazón. –Tienes… ¿novio?!– ¿Cómo pudo ocurrir algo como eso?? –¿Cómo, cuándo y dónde? ¡Dime el nombre del afortunado!– pidió acelerada y a la vez en el tono mas bajo que le fue posible, en medio de un apretado abrazo a la señorita que tanto quería. –¡Estoy feliz por ti! Pero no puedo decir que me simpatice el tener que compartirte con un extraño.– continuó al dejar de asfixiar a Farah entre sus brazos, inflando de paso una mejilla porque Tea se encontraba en pleno berrinche.

Por supuesto todo se arregla si lo presentar y así dejamos de ser desconocidos. Ah, y si es que demuestra ser digno de mi galleta favorita. Porque si es un señorito irrespetuoso lo patearé donde más le duela…– literal. Nada le impediría apalizar a un mocoso irreverente que no valorara a su prima. –Ven, hablemos afuera. Aquí puede escucharnos el enemigo.– dijo tomándola de la mano y mirando con una ceja en alto las escaleras que llevaban hacia la habitación de su otro primo. De pie se puso y se llevó a la serpiente fuera de la casa, no creía que hubiese problema por pasar un rato fuera de los muros.

En cuanto estuvieron al aire libre tomó asiento sobre las escalinatas y con un par de palmadas al suelo invitó a la bruja a volver a sentarse junto a ella. –¿Cuándo se lo dirás a mis tíos?– preguntó con la vista al frente, después de tanto secretismo daba por entendido que los padres de la chica no sabían nada todavía. Ciertamente tenía mucho que preguntarle, y también algo más que pedirle además de las recetas pero eso lo dejaría para después, cuando su hambre de detalles románticos fuese saciada. No era devota del amor en su propia vida, pero sí en la de sus más cercanos, le gustaba ver cómo otros sí podían encontrar quién correspondiera a sus sentimientos y ser felices.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Mar Dic 01, 2015 3:34 pm

Asentir una y otra vez ante la pregunta de si tenía novio debería estar prohibido. ¡Le encantaba tenerlo! Más todavía porque era Abel, e iba a darle todos los detalles pero el abrazo de la chica la hizo reír y correspondió intentando mantener su voz en un tono bajo, no fuera a ser que Mat se atreviera a bajar y arruinar el momento—. Yo también estoy feliz… ¡Muy feliz! —aceptó en voz alta y al ver la mejilla inflada y a modo de berrinche de su prima ella infló las suyas también en automático, dos podían jugar ese juego. Claro que no era un extraño, Mo tendría que conocerlo por supuesto para que lo sintiera de la familia.

Claro que te lo presentaré… De hecho ya has escuchado de él. ¡No le hagas daño por favor! Se porta bien conmigo —al menos nunca más había vuelto a maltratarla, ni verbal ni físicamente. Todavía se sentía perpleja cuando recordaba cómo era todo antes y el cambio radical que había surgido entre ellos por cosas del destino.

Se dejó llevar de la mano y cuando estuvieron afuera, tembló ligeramente y arrugó la nariz revisando la escalinata antes de tomar asiento. Ella siempre cuidaba de su ropa cuando podía así que mejor no se sentaba sobre algo sucio—. No sé cómo decirles… —aceptó apesadumbrada ante la mención de sus padres. Algo le gritaba que su padre se sentiría como todos los padres de las historias que ella leía. Su madre tal vez lo tomaría por el lado amable.

Pero todavía ni le comenzaba a comentar sobre el chico así que se acomodó en donde estaba y se giró para quedar viendo a la otra chica de frente, Tea no la veía pero la rubia podía mirarla tanto a ella como al árbol que unía su casa con la de su querido—. Es… es Abel Giraud, el vecino de atrás… ¿Recuerdas? —mejor que no recordara mucho porque a su mente solo vendrían las quejas y a veces hasta llanto de Farah mientras le contaba lo que el chico le había hecho. Recordaba incluso haberle mencionado el tema de su varita en pedazos y otras ocasiones más problemáticas—. Antes de iniciar el año pasado se acabaron las peleas y todo lo demás… Es decir, estábamos peleando de nuevo y una cosa llevó a la otra y… me besó —sus mejillas se colorearon en automático y tuvo que bloquearlas con sus manos de nuevo mientras sonreía bobamente con el recuerdo—. Y pues… a mí se me escapó decirle que en realidad siempre había querido ser su amiga… y que me había gustado todos esos años. Oh, Mo, ¡No sé cómo le dije algo tan vergonzoso! —si hubiese tenido donde ocultarse lo habría hecho pero no podía en esos momentos, así que se remitió a mirar a su prima de reojo.

Él iba a verme los fines de semana después de eso y lo pasábamos bien… Y una noche de Agosto me pidió ser su novia oficial —recordar esa noche y lo que había ocurrido después le aceleraba los latidos. Ya no tenía miedo a dormir gracias a él, el episodio con el vampiro estaba prácticamente olvidado sin que le dijera a sus padres ni a nadie. Moire tampoco lo sabía pero no se atrevía a comentarle—. Tal vez no debería mencionarle a mis padres que me visita de vez en cuando en las noches, ¿Cierto? —la culpa la tenía la familia de Abel pero ella nada podía hacer. Mientras los adultos no descubrieran que se veían en secreto a horas descuidadas todo iría bien.



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Lun Dic 07, 2015 6:51 am

Era entendible, nadie nunca sabía cómo decirle a los padres que ya se tenía pareja, al menos nadie normal. Pero confiaba en que sus tíos eran bastantes comprensivos y sabrían escucharla y tomar la novedad con calma cuando su prima se decidiera a contarles. Meditaba feliz en que Farah tenía un gran futuro por delante, formaba parte de una bonita familia, poseía milagrosamente magia y ahora ya tenía un chico que la adorara, de eso estaba segura porque la rubia no era ninguna tonta y jamás daría su corazón a alguien indigno. No se trataba de la clase de muchachita de mente volátil y corazón atrabancado, sino una señorita de valores que sabía darse a respetar. ¡Se alegraba tanto por ella!

El shock mental le vino cuando escuchó el nombre del afortunado, su memoria no era de lo mejor pero estaba segura de que ese niño… le había causado grandes problemas y tristezas a Farah, no creía estar equivocada. ¿En qué parte de la historia se había perdido?

No fue fácil callarse pero logró cerrar la boca y dar oportunidad a que la pequeña bruja se explicara, porque seguramente una laaarga historia había de por medio, entre el caos de la infancia y la propuesta de noviazgo.

Ok… Eso de discusión convertida en beso le dio mucho que pensar, casos del estilo había escuchado uno que otro pero este se apegaba más fielmente a esa frase loca que dictaba que entre el odio y el amor había solo un paso. ¿Quién lo diría? pensó y una de sus rojas cejas decidió dejar abajo a su compañera. La tensión que inicialmente sintió al saber de quién se trataba se fue disipando poco a poco, no le daba plena confianza pero una que otra persona en el mundo sí era capaz de cambiar para bien, con suerte y el tal Abel era uno de esas anomalías andantes.

Sonreía de nuevo y es que no podía evitarlo cuando veía a su galleta sonrojarse al contarle los detalles de su situación. La vida era bonita de vez en cuando, para gente selecta que de verdad lo merecía y, aunque sabía que nadie la tenía toda pintada de rosa ella estaba dispuesta a poner de su parte para que ese par lograra pasarla lo mejor posible. Sería un escudo si Farah estaba tan segura de que fuese el hombre indicado.

¿Te visita en las noches?– pregunto sorprendida lo ya obvio, vaya sorpresa, una que no esperaba de la inocente jovencita. Bueno, ya tenía edad para buscar algo más que una mano sudada y besos romanticones. Ansbach negó volviendo la vista al frente –Ni se te ocurra decirles esa parte y no es que el plan sea esconderles cosas a tus padres, simplemente… hay ciertos detalles que deben ser exclusivos de la pareja. Claro que si tienes dudas de cualquier tipo entonces sí te recomendaría conversarlo con alguien. No necesariamente ellos, pero que sea de tu total confianza.– no iba a regañarla ni a darle sermones vergonzosos sobre sexualidad, a esa edad cualquiera dominaba ya la teoría. –Solo recuerda fortalecer los puños por si tu chico requiere una lección más dura.– dijo medio en broma, poniendo cara de malosa aunque apenas y contenía la sonrisa. También mostró el puño izquierdo, ese que tenía tan entrenado como el derecho. –Eso o un rodillazo ya sabes dónde.– agregó bajando el brazo y encogiéndose de hombros, después de todo era una sugerencia clásica contra los hombres.

Los invitaría a algún sitio para conocernos pero… no quiero ser mal tercio.– forzó una media sonrisa. Sus manos fueron a agarrarse del borde de la escalinata y sus ojos directos al suelo. Ya no suspiraba, eso lo dejaba para las señoritas que podían permitirse amores abrasadores. –Y… ¿él ya sabe que eres bruja cierto?– si no le fallaba la memoria algo tenía que ver el muchachito con la magia pero no era un mago. –¿Cómo es que solo te visita por las noches si es tu vecino?, debería ser sencillo venir a verte.– Cierto, había dicho que se veían los fines de semana, eso confirmaba que no era mago y por eso no asistía a la misma escuela. ¿Entonces dónde estudiaba? –Empezaré a hacer mi lista de preguntas para Abel…– murmuró para sí, e iba en serio.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Vie Dic 11, 2015 10:24 pm

Cuidaría de no dar los detalles completos de su relación con Abel en el momento en que se decidiera a hacer a sus padres parte del asunto. No lo veía al menos en el futuro cercano, más que nada por la situación personal del Giraud que le impediría ir a visitarla a horas normales donde sus padres pudieran verlos a ambos y presentarlos. Ella soñaba con alguna cena o comida familiar, pero de momento era mucho pedir. Su sonrojo casi fue doloroso cuando su prima habló de tener dudas, y es que ella sí que las tenía—. Confío en ti, totalmente… ¿Te puedo preguntar mis dudas? —consultó nerviosa porque no estaba segura de poder hacerlo, no porque desconfiara de Tea sino porque se moriría de la vergüenza hablando de ciertos asuntos—. Y no creo poder golpearlo... Es decir, de poder puedo, pero no quiero hacerle daño —negó con la cabeza entre risas sin querer imaginar una situación donde tuviera que sacarse al squib de encima. De momento ella lo quería siempre cerca.

La sorpresa le sobrevino cuando la chica habló de invitarlos y ser un mal tercio, ¡Eso se podría arreglar!—. ¿Y tus amigos? No me digas que soy tu única amiga porque no te creeré, sé que somos menores de edad pero no soy tan infantil, ¿Cierto? —negó con la cabeza, estaba segura de que Moire llevaba una vida relativamente normal. Ni por asomo se imaginaba la clase de gente con la que frecuentaba la pelirroja—. Sería divertido salir con más gente —aseguró ante la idea que se había posado en su mente, pero Abel y ella eran todavía demasiado pequeños para tener muchas amistades en común con las cuales reunirse, así que la idea de que Tea los invitara era toda una novedad muy emocionante a su parecer.

Lo sabe, sus padres lo son también —le dijo y suspiró ante la pregunta sobre las visitas a horas raras—. Lo que pasa es que tiene problemas familiares, Abel es… algo que los magos llaman squib, ambos padres son magos pero él nació sin magia… Por eso peleaba tanto conmigo —le explicó con algo de marcada tristeza en la voz, y su mirada se fue literalmente al suelo—. Su padre estuvo un tiempo en el hospital y hace poco regreso, así que Abel tiene menos libertad para salir… Para peor, su familia es de ese tipo de magos que rechaza a los que son muggles, o sea, que vienen de familias no mágicas, por lo que probablemente no me verían bien como algunos de los chicos en el… es decir, no estarían muy de acuerdo con que yo salga con él —intentó ocultar la realidad que por poco se le escapaba por estar distraída. ¿Qué pensaría Teasag si ella le contara que en el colegio algunos gustaban de molestarla por ocio solo por su sangre? ¡Y eso que tenía la misma magia que ellos! El mundo no era definitivamente un lugar acogedor, mucho menos justo.

Mo... ¿Tu crees que soy un bicho raro? —preguntó de pronto con dudas crecientes en su joven alma. No quiso mirar a la chica, pero el recuerdo de lo mal que estaba visto para algunos su mero nacimiento, sumado a que tenía en su expediente el ataque de un vampiro demente y otros detalles complicados, le hacía dudar a veces de su valía.



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Lun Dic 21, 2015 2:42 am

Sus ojos brillaron al descubrir que su prima confiaba tanto en ella y sin demora asintió sumamente feliz. Si Farah quería preguntarle algo haría todo lo posible por responderle con sinceridad y responsabilidad a la vez. Oh pero la primera pregunta de la bruja fue sobre las amistades de Teasag. ¿Qué podía decirle exactamente? A su cara vinieron unas cuantas caras pero de esas que daban su amistad por conveniencia, moda o aburrimiento. Bien, quizá si buscaba más profundo sí encontraría una amistosa y sincera sonrisa y en efecto, un nombre vino a su mente. En ese entonces todavía no conocía ebrios que regalaran chaquetas, así que se contentó con cierto tipo que conoció en el instituto dónde había ido a presentar evaluaciones escolares. No lo había tratado lo suficiente, pero más de una vez se lo había topado haciendo fila con las secretarias y la conversación aunque sencilla había sido amena. Alguien que se interesaba en estudiar grados tan discordes con su edad no podía ser una mala persona.

Tal vez si podía pensar en alguna salida en conjunto y aprovechar la oportunidad para interrogar al novio de su rubia favorita. No le gustó  mucho cómo empezó a sonar eso de que el chico en cuestión tenía problemas familiares y menos el semblante que Farah puso tras decir que en otros tiempos peleaban. Algo recordaba de eso, sin embargo Schiele parecía realmente preocuparse por su novio y eso en automático, hacía que Teasag se preocupara también por los dos. –¿Mu..? – puso la vista al frente, consternada porque no había entendido bien la palabra ni el por qué de un término específico para referirse a la gente normal como ella. Su duda tuvo que dejarla para después, el asunto del que se hablaba era más importante. –¿Intentas decir que… los magos son racistas? No espera, esa no puede ser la palabra…– ¿cómo se le podía llamar a eso? –Ah… olvídalo pero… entonces están en un gran lío.– abrió la boca para decir algo más pero se detuvo para pensarlo mejor.

Dudaba que sus tíos fuesen despectivos con el muchachito pero la cosa podía cambiar si se enteraban de que la pareja se veía a horas poco apropiadas y a escondidas de todos. Desde luego a la pelirroja no le quedaba duda de que Farah era una señorita que sabía darse a respetar y que sabía elegir bien a quien darle un cachito de corazón, pero eso no les salvaría de un buen regaño si esa parte de la relación salía a la luz. Sí se percató de que alguna frase sospechosa dejó la rubia incompleta pero su atención se había enfocado de momento en todo lo demás, ya la interrogaría después al respecto porque empezaba a preocuparse de su bienestar tan lejos de casa.

Quítate esa idea de la cabeza– le dijo y una mano puso sobre una de la jovencita –Eres especial, eres magnífica, por eso la magia te alcanzó Farah. Disfrútala, es algo que nadie te puede quitar.– no es que fuera experta en el tema de herencia mágica y todas las otras cosas que seguramente tenían algo que ver, pero no veía posible el que alguien te arrebatara un don que se poseía de nacimiento.

Le sonreía feliz, en verdad se alegraba por su prima, por su habilidad mágica y porque por fin había encontrado alguien que la mereciera como novia. –Alguna forma debe haber para que tu y Abel se vean bajo otras circunstancias. Puedo patrocinar esas salidas– dijo guiñándole un ojo. –Habla con él, que se las ingenie para salir de día y juntos nos vemos en algún otro lado. También hablaré con mi amigo a ver qué se le ocurre. Es mayor que yo aunque no sé exactamente por cuántos años, pero su vejez lo hace un poco más sensato que la mayoría. ¿Qué te parece? Estoy segura de que algo divertido puede armarse entre todos.– le tomó la otra mano y animada le apretó ambas. ¡Quería verla disfrutar de la vida! Afuera existía todo un mundo para recorrer.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Dom Dic 27, 2015 5:25 am

No quiso repetir la palabra racista más que nada porque se le venía esa y otras peores para definir a algunos. De solo pensar en los mortífagos se le helaban las venas. Por eso era mejor que guardara cierta información para que Moire no terminara excesivamente preocupada por cosas que no se podían controlar.

Lo que sí podía controlar era su propio estrés, ese que se quitó en el momento en que la cálida mano de la chica se posó sobre la de ella. Mágicamente se sintió reconfortada con las palabras ajenas y estuvo al borde de que se le llenaran los ojos de lágrimas—. Oh Tea, siempre sabes qué decirme… Sería tan divertido si tuvieras magia también, estoy segura de que podrías enseñarme muchas cosas —incluso a controlar una varita demente que gustaba de mandarse por sí sola. Ver a la mujer como una heroína de historieta era uno de sus pasatiempos. Ansbach le parecía siempre la protagonista que salvaba el día.

Ante las ideas de la otra joven, Farah frunció levemente los labios y se aseguró de apretar los dedos ajenos cuando tuvo ambas manos a su disposición—. ¡Ya quiero conocer a tu amigo! Suena a que es agradable —sonrió contagiándose de la emoción mostrada por la pelirroja—. Y le diré a Abel. ¡Seguro encuentra la forma de hacerlo! El problema soy yo también… Es que el colegio al que voy, Hogwarts, es un internado, necesitaría permiso de mis padres o tutores para poder salir una vez que esté ya en temporada de clases —le explicó y aunque se imaginaba difícil esa parte supuso que podría con ello.

¡¡Mo!! —le dijo de pronto y le hizo cosquillas unos segundos con expresión traviesa—. ¡Eres la mejor, te quiero mucho! —su sonrisa se amplió y aunque luego se levantó para defenderse del posible ataque de regreso—. Recuerda que la venganza nunca es buena —bromeó entre risas y dio unos giros alrededor solo para mantenerse en movimiento. Fue al mirar por una de las ventanas que daban a la cocina que se quedó quieta y recordó entonces que tenía unos ingredientes bien dispuestos allí para que pudiesen preparar algo en conjunto.

Mamá me dejó de sus ingredientes, ¿Quieres probar a hacer algo? Supongo que Mathieu se irá pronto si es que no se fue sin avisar. Así que tendremos todo el tesoro para nosotras dos —su vista se giró unos segundos hacia la casa que se alcanzaba a vislumbrar del otro lado de la cerca y su gesto se apagó un poco, si estuviera también el chico que tanto quería, todo sería perfecto.



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Mar Dic 29, 2015 12:28 am

Apreciaba los buenos deseos de su prima, a Tea también le habría encantado tener magia pero saber que eso jamás pasaría le hizo sentir repentinamente triste. Lo bueno era que ya estaba acostumbrada a sonreír como si dentro de ella nada estuviera roto y solo cuando se hundía en alcohol se desahogaba. Seguro Farah le escucharía sus penas y la consolaría pero no quería ensuciar el bonito mundo que la bruja tenía a su alrededor. Suficiente tenía ya con sus complicaciones románticas.

Lo que sí se le había pasado fue pensar en cómo sacarla de su misterioso internado, no sabía prácticamente nada de la escuela de la rubia y la palabra “internado” obligadamente sonaba a algo muy estricto. –Hablaré con tus padres, les diré que quiero que pases conmigo mis pocos días de vacaciones. Así tal vez nos den su autorización, ya solo sería cuestión de esperar que… ¿Hogwarts? acepte la petición. – esa era una primera opción, ya después pensarían con calma el plan hasta pulirlo.

Esperaba los brazos y sonrisas pero las cosquillas le tomaron desprevenida y no pudo defenderse a tiempo y la risa escapó más allá de sus labios como pocas veces. No solía reír tan libremente, era super raro, tanto que a veces ella misma olvidaba como sonaba su alegría. –¡Fa!– Moire también podía llamar a la muchachita por una sílaba y justo como la rubia sospechaba, la pelirroja consideró el atacar de rergeso. –Puede que no sea buena, pero recuerda que es dulce, muuuy dulce…– le dijo con dulce malicia, abrió y cerró los dedos de ambas manos con las palmas hacia Farah. –Te atraparé cuando menos lo esperes.– avisó y también se puso de pie. Se iba a marear si su prima seguía dando vueltas.

Esa es una excelente idea. ¿Qué tenemos para hoy? Pastel, galletas, donas tal vez…– todo sonaba apetitoso para la muggle, solo de pensar en comida empezaba a darle hambre. Tranquila estiró los brazos y se tronó los dedos, y al hacerlo siguió la mirada de Schiele. Lo hizo en automático, captando rápidamente lo que muy probablemente le ocurría a la adolescente. En esa casa vivía el afortunado Abel, ¿no?

¿Por qué no preparamos algo y se lo hacemos llegar? No sé mucho sobre tu magia, ¿tendrás algo que pueda hacer volar las cosas hasta su jardín? O podría llevárselos yo antes de irme, tocó a su puerta, dejo el regalo y me doy a la fuga.– Por lo que Farah le había explicado los padres del muchacho eran complicados y seguro no verían bien el que alguien normal los visitara pero… si nadie sabía quién exactamente había dejado el paquete en su puerta, tal vez lo aceptarían. –También puedes esperar a que sus padres no estén, o a que lo veas rondar por el patio.– con los dedos hizo por desenredarse el cabello y decidida entró de nuevo a la casa. –Vamos, ensamblemos nuestro plan siniestro, Pequeña Galleta mía.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Mar Ene 12, 2016 12:21 am

El plan de pedir permiso a sus padres y usar a Tea para taparlo sonaba bien a su parecer, no es que no se sintiera mal por mentir tan descaradamente pero prefería eso a tener que dar mil explicaciones, así que al menos esa parte del asunto pareció quedar clara mientras ella asentía.

Las cosquillas surtieron mejor efecto del esperado pues pronto pudo escuchar la risa de su prima, cosa que la hizo automáticamente feliz. Escucharla así de relajada era un punto a su favor, pues se sentía bien hacer el bien. Claro que alejarse se hizo necesario y en ese momento inicial logró escapar lo suficiente de la otra para que no le devolviera el ataque—. ¡Ten piedad! Mucho dulce hace mal, tu sabes —trató de rogar una tregua aunque no podía dejar de reír a su vez, por los meros nervios que le provocaba la posibilidad de recibir algo parecido y mirar las manos y dedos de Ansbach moverse hacia su posición no servían para darle tranquilidad.

¡Eso sería genial! Pero estoy segura de que su casa tiene protecciones contra la gente… sin magia, pero se lo puedo guardar por si viene en la noche o dejárselo en el jardín, eso es más fácil —la idea la emocionaba y siguió a Tea apenas ella encabezó la marcha para ir a cocinar—. Estaba pensando en galletas, pero creo que también podría ser crepas dulces, o mhm… podríamos probar a hacer muffins y adornarlos a gusto —fue enlistando mientras levantaba los dedos de la mano izquierda aunque la chica no la podía ver. Tenía unas cuantas recetas más pero esos eran los que había tenido en mente desde la mañana, no es que tuviera tanta hambre tampoco, pero le divertida adornar los platillos y sabía que Moire iba a disfrutarlo sin duda.

Ya dentro de la casa se dirigió a la cocina y allí comenzó a sacar recipientes y a acomodarlos sobre la mesa—. Creo que tenemos delantales para cocinar en ese cajón —señaló uno de una de las estanterías y de paso se amarró el cabello en una coleta con una liga que había tenido previamente en su muñeca—. Vamos a ver si eres capaz de seguirle el paso a tu maestra favorita —alzó el mentón al decirlo solo para parecer más grande que la otra chica aunque se notaba que estaba bromeando. Para aumentar todavía su desplante se paró en puntas de pies aunque le costaba mantener el equilibrio y puso sus brazos en jarras.

Serás mi ayudante en esta noble tarea —anunció con seriedad y aunque estuvo al borde de que las piernas le fallaran, caminó alrededor de la otra chica esperando que le entregara el delantal estirándole un brazo para que hiciera los honores. No podían culparla de que se pusiera inquieta cada vez que estaba con la gente que quería, y con su familia estaba a ese nivel donde no tenía problemas en mostrarse infantil.



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Lun Ene 25, 2016 5:24 pm

Vaya, hasta protección contra gente no mágica tenían… Moire ni siquiera podía imaginar cómo era eso exactamente, ¿acaso las puertas nunca se habrían? O tal vez las rejas crecían… Bien, dejar el postre para Abel en el jardín sí que parecía ser la mejor opción. Personalmente le estresaría demasiado estar en una situación de pareja como esa, pero como jamás se había enamorado no había modo de que se pusiera en su lugar y entendiera la crueldad y tristeza de esa gran barrera.

Crepas y muffins– dijo con emoción contenida cuando estuvo ya dentro de la cocina –Hace tanto que no como crepas… Pero me gustaría decorar los muffins. – y comer de todo, claro. Si tuviese un vecino agradable o una amiga especial a quien obsequiarle un poco de eso sería fabuloso, pero no los tenía, por lo tanto comería allí con Farah y solo una que otra pieza se llevaría a casa para el siguiente día.

Obediente buscó delantales donde su prima le indicó y dos de ellos sacó. –Ah… no será fácil pero me esforzaré– ¡nunca sería tan hábil como la rubia en esas cosas! La pelirroja a veces dudaba demasiado de sí misma y terminaba revisando los pasos mil veces temiendo cometer un error, eso la hacía lenta, a veces ella misma se preguntaba cómo es que no había desistido todavía de probar suerte en la repostería.

Tal vez porque la pequeña bruja siempre conseguía hacerla sonreír, como en ese momento, donde la postura que adoptó y el tono en que le habló le dieron color una vez más a su vida. Tea consideró el darle un empujoncito para jugar con el equilibrio de la rubia pero se contuvo porque no quería que la cocina se convirtiera tan pronto en un desastre. Se aclaró la voz, tenía que corregir su propia respuesta para sonar convincente y combinar con las palabras de su maestra. –No la decepcionaré, oh gran maestra.- quiso sonar solemne al entregarle el delantal solicitado, se lo extendió haciendo una marcada reverencia pero a mitad del acto la risa superó su supuesta seriedad y se hizo escuchar inevitablemente. –Espero que Mathieu no nos vea haciendo esto, con lo amargado que ha de ser como futuro adolescente seguro nos considera locas. Hombres, siempre sintiéndose más maduros de lo que realmente son.

¿Pondrás corazones en los muffins para Abel? Quiero poner estrellas en los míos, que sean rosas cursis y melosas. – dijo divertida al amarrarse el delantal que le correspondía. –Mhm… ¿qué voy a hacer con mi cabello? – se preguntó en voz alta mirando todo alrededor en busca de algo que le sirviera para amarrarlo, alzarlo o lo que fuera. ¿Cómo no había pensado en eso al salir de casa si ya sabía que casi siempre cocinaban? Fallas técnicas que recordaría la próxima vez que visitara la casa de sus tíos.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Sáb Ene 30, 2016 9:11 pm

Ya llevaba a su haber dos risas espontáneas de Teasag y eso le generaba una indiscutible calidez en el pecho. Tomó el delantal para ponérselo ya bajando al mundo de los mortales y rio con la chica ante la mención de su hermano—. Mat es un idiota, y sigo diciendo que algo oculta… ¿Puedes creer que anda leyendo sobre telequinesis? —negó con la cabeza todavía con la duda marcada en su alma sobre las razones por las que su pequeño e inútil hermano resultaba querer investigar de cosas así. La mejor opción que se le ocurría daría un giro completo a su vida pero por eso mismo dudaba en creerla del todo.

¿Corazones? —su rostro se volvió colorido al instante y estuvo más que segura de que quería poner esos adornos en lo que fuera a darle al chico, por muy cursi que fuese a ella le gustaban esos detalles—. Creo que tenemos estrellas y corazones pequeños por ahí, buscaré después —comentó y teniendo en mente las recetas que quería probar su prima comenzó a cargar con los ingredientes hacia la mesa, pero al parecer Ansbach necesitaba algo de ayuda—. Yo tengo más ligas, ¡Solo déjame buscarla! —dijo y salió rauda en dirección a su habitación. Las escaleras las subió corriendo y aunque se cansó pronto encontró algo que serviría para la pelirroja.

Al bajar fue un poco menos suicida pero no tanto y cuando llegó de nuevo a la cocina respiraba agitada por la carrera—. No me tardé nada de nada —asintió y se acercó a su prima para amarrarle ella misma con cuidado el cabello, tuvo que pararse en puntas de pie otra vez para hacerle un moño que sirviera y no dejara cabello molestando en su rostro y cuando estuvo lista se acercó al lavaplatos para limpiarse las manos, era hora de cocinar.

Comencemos por las manos limpias, haremos los muffins y mientras se hornean podemos armar unas crepas que son más rápidas —señaló el itinerario de ese día y puso manos a la obra dejando la receta de delante de ellas en la mesa—. A ver… Necesitamos mantequilla, leche, huevos, harina, levadura, azúcar de la blanca y de la morena, un toque de vainilla y mhm… ¿Te gusta la canela? —preguntó y dejó encima los ingredientes que necesitaban para la primera parte, desde ya necesitaban decidir si le pondrían eso o solo con la esencia de vainilla—. No sé si quieres revolver o medir los ingredientes, los primeros son la harina, el azúcar, la levadura y los sabores —explicó y esperó a que la chica le dijera con qué deseaba ayudar.

¿Te conté que en Hogwarts no existe la electricidad? Extraño tanto las batidoras cuando estoy allá —recordó con una sonrisa sus esfuerzos por aprender a batir con magia y que al final habían rendido frutos, pero como era apenas una estudiante tenía teóricamente prohibido hacer magia fuera del colegio así que ya de regreso en el presente, hacía uso de los elementos muggles otra vez.



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Teasag Moire Ansbach el Vie Feb 05, 2016 3:36 pm

Sonriente fue testigo de cómo el color volvía al rostro de su prima, verla de ese modo le daba mucho gusto, no cabía duda de que estaba frente a una chica bien enamorada y eso hacía crecer los deseos de la pelirroja de ayudar a Farah y Abel. –  Siento molestarte con… eso. – no había sido su intención interrumpir lo que la rubia hacía pero agradecía la ayuda con la liga, no quería terminar estropeando algo con su cabello. –Lo noté. Si un gatito se hubiese atravesado en tu camino lo habrías atropellado. Gracias por la ayuda. – naturalmente fue una broma lo del gato, pero es que Farah había salido disparada por las escaleras dejando impactada a Moire con su carrera.

Bien, entonces primero las manos– al igual que la joven bruja se lavó minuciosamente las manos y se las secó con una toalla. –Me parece bien ese orden, no puedo esperar a comer las dos cosas…– todo sonaba tan delicioso… –¡Por supuesto! La canela siempre me recuerda a mi madre, tengo en la cabeza una escena en la que ella me preparaba unos panes espolvoreados con canela. – ¿era por ese tipo de recuerdos que ella se empeñaba en aprender sobre repostería? No lo había pensado hasta entonces y ahora que caía en cuenta de eso, más feliz se sentía en ese terreno.

Pido… medir los ingredientes. – estuvo tentada a pedir la parte fácil de solo mezclar pero como la idea era aprender, debía dejar la comodidad a un lado. –¿No tienen electricidad? – tenía que ser una broma… –¿Entonces cómo hacen funcionar los… aparatos? No sé, ventiladores, la televisión, radio… O sin irse tan lejos: ¿cómo se iluminan en la noche? – desde su ángulo un mundo sin electricidad sería sumamente aburrido, aunque claro, magos y brujas debían tener mucho con qué divertirse gracias a sus varitas. –No sabía que te dejaran usar la cocina, sinceramente no puedo imaginar cómo luce la cocina de un castillo.– comentó mientras sacaba una taza medidora y un recipiente amplio y hondo donde hacer la mezcla. También acercó una cuchara, supuso que se ocuparía para la vainilla y tal vez la canela.

Teniendo ya ingredientes y los utensilios básicos se dio a la tarea de revisar la receta e ir midiendo los ingredientes, las cantidades requeridas las fue vaciando en distintos recipientes de menor tamaño para que Farah los fuera agregando en el momento correspondiente. –Dime algo, si te dieran a elegir entre este mundo y el mágico, ¿cuál preferirías para vivir? No digo que uno tenga que ser abandonado, solo en cuál te gustaría tener tu propia casa. Algún día serás mayor de edad y tendrás libertad para elegir. – ella misma no podría responder algo como eso, nunca había pisado suelo mágico y no tenía ni la más remota idea de cómo lucía o que otras diferencias drásticas encontraría además de la ausencia de electricidad.


Última edición por Teasag Moire Ansbach el Jue Feb 18, 2016 12:04 am, editado 1 vez


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Gente no mágica

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Farah Schiele el Miér Feb 17, 2016 8:45 pm

Teasag a diferencia de Farah si gustaba de comer lo que cocinaba, para la Schiele dependía del día y la hora si se atrevía a probar sus propias mezclas con hambre o si solo tomaba un trozo pequeño para dar visto bueno al sabor—. Me hubiese gustado conocer a la tía Lisa —comentó la chica recordando como la nombraba su madre aunque nunca había tenido el placer de verla y había fallecido antes de que tuvieran la posibilidad de estar más cerca de ella.

Está bien, puedes medir los ingredientes —concedió el permiso real y lo dijo haciendo movimientos en el aire con las manos, como si pudiese dirigir una orquesta. ¿Qué cómo era vivir sin electricidad? Pues horrible. La magia lo valía pero mejor sería tener todo entremezclado—. No hay nada de eso, o mejor dicho, cosas del siglo pasado… Las radios funcionan con magia, no hay televisión, tampoco ventiladores, las cocinas del colegio son unos calderos terribles que solo los elfos saben manejar así que usualmente les dejaba a ellos la responsabilidad de cocinar lo que preparaba yo —¿Le había explicado a Teasag acerca de las criaturas mágicas del otro lado? Tenía sus dudas y presentía que terminaría confundiendo a su querida prima con tanta información.

La observó atentamente mientras la otra trabajaba, sus manos picaban por hacer algo, pero se contuvo con solo caminar de un lado a otro ubicada frente a la chica y separada por una mesa central de ella. Su pregunta la tomó por sorpresa y pestañeó unas cuantas veces antes de saber que responder—. Me gustaría tener… mi casa en este lado, es decir, el mundo mágico es divertido porque puedes usar magia cuando eres adulto, pero les faltan muchas cosas, preferiría tenerlas y dentro de donde viviera usar magia hasta aburrirme —la idea se le hizo maravillosa así que sonrió ampliamente luego de aprobar su propia respuesta.

Pero el gesto le tembló en la cara cuando pensó en Abel, ¿Querría él vivir en ese lado del mundo o preferiría seguir en el mundo mágico? No es que estuviera poniéndole un anillo al dedo pero si se podía imaginar para toda la vida con él, le gustaría convencerlo de que hasta para él sería más fácil tener las comodidades de los muggles, pero temía ofenderlo resaltando su falta de magia—. Aunque bueno, nunca se sabe… —añadió luego pensativa. No quería deprimirse así que tomó la bolsa de harina que su prima ya había usado y tomó un puñado. No lo pensó mucho, simplemente extendió la palma y luego sopló en dirección a la chica hasta que su cabello quedó descolorido por el polvillo blanco.

Unos segundos mantuvo de tenso silencio y luego comenzó a reír por su propio arrebato, se tuvo que sostener el estómago pues era todo demasiado gracioso, ella no era así normalmente pero estar con su familia le permitía sacar destellos de infantilismo que tan bien hacían al alma.



Even when you're breaking my heart:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: I hold it all when I hold you ☼ Private

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales