JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Marko Z. Krastev el Dom Oct 18, 2015 7:48 am

Don’t walk in front of me… I may not follow
Don’t walk behind me… I may not lead
Walk beside me… just be my friend

― Anonymous

16 de Agosto, 1975 | Residencia Ljungstrand, UK | 01:22 am

Su método solía basarse en la observación. Observación y teoría. Eso significaba también que no tendía a entrometerse en sus propios puntos de exploración. Al menos así lo hacía en ese entonces, aunque no era un modo satisfactorio de aprendizaje. Siempre ver, jamás tocar. Le pasaba con tantos tipos de cosas que terminaba doliéndole. Acababa de cumplir 309 años hace dos días, y aunque claramente era un anciano, se sentía relativamente joven. Comparado con su padre, por supuesto. Todavía no superaba del todo el asunto de que su cuerpo no cambiara pero intentaba llevar algo parecido a una vida. No era feliz, pero todavía no se alteraba con su existencia.  

Era excelente estudiante en todas las materias que se introducía. Pero eso también significaba que hacía años que dejara su posición de niño. Simplemente abandonó los juegos por una vida de libros. Aunque para su deleite, desde el año anterior, descubrió que todavía podía fingir ser un niño, al menos por unos días. El alma de adulto no se podía eliminar pero si ocultar y era singularmente refrescante.

Dar vueltas por las calles de Londres no le era novedad, al parecer en ese tiempo los chicos aun no entraban a clases, y fue entonces cuando le conoció. Era un niño más, de un mar de las mismas criaturas, pero había capturado su atención y eso no se perdía tan fácil si se tenía lo necesario. No sabía bien qué lo había motivado pero terminó interesándose por ese pequeño mocoso lo suficiente para mantener contacto con él luego de la primera vez. Pronto decidió que lo quería de amigo. Toda una novedad. Su modo usual de hacer amigos mortales se basaba en buscar y escoger con pinzas a uno que fuera valioso para él, y mantenerse con visitas regulares por largos años. Cada uno de esos seleccionados seres lo abandonaban al final del camino. La muerte los arrebataba sin misericordia de su mano…

Tal vez por eso esta vez se había decantado por un chico de apenas once años. Y que si los cálculos no le fallaban, tendría ahora doce. Cuando se encontró en medio de la propiedad de la familia del chico, sonrió. Todavía recordaba con claridad la cara del niño cuando él le había revelado que era un vampiro. Porque la amistad debía basarse en sinceridad mutua. ¡Y grata sorpresa! No fue rechazado por el precoz Ljungstrand y así habían seguido el contacto a pesar de la distancia.

Tres cartas le había enviado durante su primer año, una por cada trimestre. Todavía tenía cosas por saber sobre el mítico castillo que él jamás había podido pisar como estudiante. Seguro si le dieran la opción lo habría hecho sin pensarlo si quiera, pero no aceptaban estudiantes inmortales de tantos años dentro de sus paredes y nunca tendría la posibilidad de descubrir cual hubiera sido su casa en esa comunidad.

No le costó dar con el que si era un niño de los dos, pues conocía exactamente donde estaba su ventana en la residencia. Abrir fue cosa de magia, literalmente y en medio de la oscuridad se acercó a la cama, tocándole poco después el hombro con las puntas de los dedos—. Es muy temprano para dormir... Despierta —pidió y lo removió con cuidado. Su fuerza era todo menos amable así que no la usaría—. Vine porque no me dijiste feliz cumpleaños —reclamó como era de esperarse, aunque segundos después se movió lo suficiente para quedar sentado a un lado del cuerpo del chico, era una cama bastante cómoda.  

¿Soñabas algo de interés? —preguntó de pronto de manera algo incorrecta. Su mano fría se extendió hacia la del muchacho y esperó sonriente el saludo de regreso. Kjell no podría haber cambiado tanto en un par de meses, no tanto como para rechazarlo de golpe incluso si entraba a escondidas a su cuarto y sin invitación. Cabía la posibilidad de que el abrir su mundo a nuevos conocimientos le haría razonar que tener una extraña amistad con un ser como Zdravko era un peligro, pero, ¿Cuáles eran las probabilidades? No quería matarlo por tan poco.


Última edición por Marko Z. Krastev el Sáb Nov 07, 2015 8:18 pm, editado 1 vez


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Dom Nov 01, 2015 12:51 am

Estudiar en Hogwarts sí que lo había cambiado, imposible ser el mismo después de conseguir una varita. Todo en el colegio le entusiasmaba, devoraba libros y practicaba cuantos hechizos estaban a su alcance, husmeaba por los pasillos y practicaba el vuelo con escoba, todo portando siempre con orgullo el verde de Slytherin. Ahora que estaba en casa durante las vacaciones parecía aburrirse a ratos. Sí, había bastantes libros por leer y podía seguir practicando su magia pero, no era lo mismo vagar por la casa solo, porque como todo hermano mayor encontraba sumamente aburrido el jugar con su hermano menor Oven. Demasiado infantil para su gusto, y es que Kjell era más despierto que la mayoría de su edad, vivía ansioso por coleccionar nuevas experiencias.

Quizá fue por eso que desde un inicio se entendió a la perfección con Marko, quien a pesar de ser peligrosamente travieso le simpatizaba. Gran sorpresa se llevó cuando éste le confesó que era un vampiro… ¡Mil caras puso Kjell ante tal noticia! culpa de lo increíble que parecía conocer personalmente a una de esas criaturas y que encima fuese uno de sus mejores amigos. Le habría encantado presumir que se escribía cartas con un vampiro pero había decidido que guardaría el secreto, lo habría hecho aunque el otro no se lo hubiese pedido. Desde que las fechas de volver a casa se acercaban podía sentir ya la emoción de charlar con él de nuevo y fatal decepción se llevó al no verlo aparecer por ningún lado desde que puso un pie en la residencia. Recordaba su cumpleaños, pero al final no supo qué hacer: esperar a que lo visitara para felicitarlo o escribirle una carta con sus buenos deseos. Entre la indecisión y confusión terminó por no hacer nada, como si hubiese optado por la primera opción.

Ante el primer llamado del anciano no reaccionó, estaba profundamente dormido y la voz ajena no lo alcanzó. Fue el movimiento del otro al sentarse sobre la cama a su lado y la siguiente línea de palabras lo que consiguió hacerle abrir los ojos perezosamente. Se frotó con pocas ganas el ojo derecho y balbuceó algo incomprensible antes de espantar lo suficiente el sueño como para asimilar lo que ocurría. –¿Marko? – oh sí, recién se daba cuenta de quién irrumpía en su cuarto y lo despertaba. –Ah… sí, soñaba sobre… sobre…– negó rotundamente –olvídalo, no recuerdo nada, se ha ido.– dijo antes de bostezar largo y tendido.

Hizo a un lado las cobijas sin cuidado alguno y extendió el brazo derecho para estrechar fuerte la helada mano de su amigo. –Wow, había olvidado lo frío que eras. Es bueno recordarlo.  – dijo divertido soltando el saludo. –No tiene caso preguntar cómo entraste, ¿cierto? ¡Ah, cierto! Tengo algo para ti.– rápido bajó de la cama soltando quejidos cuando sus pies tocaron el suelo en los primeros pasos, todavía no era invierno pero seguía siendo drástico el cambio en comparación con lo cálido de la cama y sus cobijas. Fue hasta su armario y al abrir las puertas buscó algo abajo, en una de las esquinas.

Disculpa por no hacerlo más presentable, no sabía cómo decorarlo. – explicó apenado al caminar de regreso hacia el vampiro. En los brazos traía un envoltorio café con una cinta de un tono café más oscuro, no lucía un moño sino simplemente un nudo que pretendía ser decorativo. Había pensado en usar negro pero quizá resultara ofensivo para su compañero y por eso prefirió no tomar ese riesgo. –¿Creíste que lo había olvidado?– ni cuenta se había dado de que Krastev había sacado el tema a relucir minutos atrás. –Pero no es así,  ¡felicidades Marko! ¿Cuántos años cumples? – felicitó y preguntó a la vez que extendía ambos brazos para hacerle entrega de su obsequio. Era un envoltorio rectangular de dimensiones similares a las de un libro pero obviamente sin contar el grosor, dentro guardaba uno de los dos espejos gemelos que había comprado con sus ahorros –nada despreciables– y en verdad esperaba que al otro le gustara la idea de conectarse por ese medio. Sonrió satisfecho, se sentía un buen amigo, solo faltaba averiguar si el misterioso vampiro lo consideraba como tal.




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Marko Z. Krastev el Sáb Nov 07, 2015 8:43 pm

Primer paso, aprobado. El niño lo había reconocido. No pudo evitar sonreír mientras lo veía desperezarse y cuando al fin tuvo su mano entre la suya se supo automáticamente aceptado—. Entré por la ventana, tu casa es todo menos segura —comentó aunque sí que había tenido que pelear con algunos hechizos protectores. Seguramente al siguiente día los dueños de casa notarían que sus barreras habían sido traspasadas pero ya sería tarde para quejarse. Impaciente se quedó mientras el más pequeño se movía a buscar lo que fuera que le tenía, a Marko como a todos le gustaban las sorpresas así que se giró sobre la cama para seguir con la vista a Kjell como si estuviera de cacería.

¿Me trajiste ropa? Que aburrido. Eso lo regalan los adultos —bufó al ver que se introducía literalmente en su armario. Eso hasta que sus ojos atisbaron el regalo que parecía una caja. ¿Un libro entonces? Un cuaderno tal vez. Extendió las manos para recibirlo y salir por fin de dudas—. Claro que lo olvidaste, bien pudiste darme alguna carta o algo —renegó aunque se sintió bien ser recordado por un simple humano. Cuando al fin tuvo el objeto en sus manos no tardó ni dos segundos en sacarle el envoltorio, lo hizo con relativo cuidado para conservar también el papel y la cinta.

Cumplí 309 años y… Oh —se quedó mudo de asombro cuando vio el espejo lo inspeccionó unos segundos por todos lados y luego se le escapó una infantil risa—. Dime que no es solo un espejo para que admire mi eterna belleza y juventud —bromeó y miró a su reflejo con algo de pesar, imposible de ocultar que odiaba ser tan pequeño físicamente y cualquier superficie sobre la que se reflejara se lo recordaba fatídicamente—. ¿Tienes el otro? Nunca he tenido un par de estos —preguntó esperando no estarse equivocando en la utilidad del objeto, que luego abrazó a su vientre para no tener que seguir observando ese rostro que conocía de memoria.

Alguna vez, hace muchos años, había intentado desfigurar sus facciones, pero no había resultado particularmente bien y luego había vuelto a su aburrida normalidad—. No debiste molestarte pero estoy feliz de recibir algo tuyo —le confirmó mientras miraba por unos segundos las decoraciones en los bordes del espejo, que le hicieron pensar que el chico había gastado bastante en comprarlo—. Estaba pensando hace unas semanas que debía regalarte algo pero al final no me decidí, si quieres algo de cualquier lugar del mundo solo tienes que decirlo —por supuesto que pagaría y con creces la amabilidad del chico para con él. Sentirse apreciado por alguien fuera de su familia era un lujo para esos años que tenía. Así que en las pocas oportunidades que tenía, se asegura de devolver el favor.

Quiero detalles también de como es el castillo, fueron insuficientes las cartas. ¿Hay algún modo de que yo pueda entrar a mirar? ¿Ya tienes más amigos? ¿Los prefieres a ellos o a mí? —fue preguntando todo de golpe y esperó con su paciencia infinita las respuestas a todas sus dudas. Miró por un segundo la ventana que había dejado abierta y supuso que el menor se enfermaría si la dejaba abierta así que usó su propia varita para cerrar antes de que siguieran entrando brisas congeladas aunque a él no le molestarían.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Mar Nov 17, 2015 5:35 am

¡Obvio que no iba a regalarle ropa! Hasta a él de desesperaba que los mayores siempre obsequiaran eso porque para colmo de males, tenían pésimo gusto. Los ojos de Kjell buscaron un punto muerto en el cual perderse porque lamentablemente no tenía modo de justificar el hecho de que no le había escrito ni una carta para el día exacto en que Marko cumplía años. Lo bueno fue que el vampiro no le dio muchas vueltas a ese incómodo detalle de la realidad y pasó directamente a confesar los años que llevaba vagando por el mundo, puede que a su amigo le causara una especie de pesar el acumular más años y seguirse viendo exactamente igual, pero para el niño humano todo eso era una maravilla. Era misterioso y sorprendente, lo hacía un ser genial, único y especial.

¡Por supuesto que no es un espejo de esos! Sería aburrido.– dijo divertido y ante la mención del espejo hermano, Kjell se apuró a sacarlo de atrás de la cabecera de la cama. Entusiasmado extendió los dos brazos para mostrarlo y que no quedara duda del propósito del obsequio. –Nunca te había dado nada, por eso aproveché la excusa que tu envejecimiento me daba.– la juventud no le permitía ver que usar ciertas palabras podía ser cruel para alguien como Marko que no estaba precisamente contento con la realidad que vivía, Ljungstrand bromeaba sin pensar en las consecuencias, pasarían años antes de que entendiera que no todo era genial cuando se era un vampiro.

Fue agradable ver que el regalo sí había sido del agrado del otro, respiró literalmente aliviado y con cuidado colocó su espejo sobre la mesa de noche. ¿De verdad podía pedirle un regalo de cualquier parte del mundo? Sonaba grandioso pero… –¡Ah! El castillo es fantástico, necesitaría dos vidas completas para poder describirte todos los detalles a través de cartas. Mhm… Me parece que solo permiten visitas en casos especiales y… únicamente de día.– oh pequeño gran problema, ¿cómo podría colar a su amigo por la noche? –¡Buscaré la manera Marko! Podríamos hacer mil cosas ahí dentro, ya verás.– aseguró con decisión, movería cielo y tierra para conseguirlo.

Conocidos tengo muchos, pero amigos de verdad…– negó e hizo una mueca reprobatoria –ninguno llega a eso. No todavía.– explicó honestamente encogiéndose de hombros. –Todos son muy simples. Tu eres interesante, podría hacerte preguntas por horas y horas y no me cansaría. Seguro hasta se me ocurren otras más en base a las primeras respuestas. ¿Tu has encontrado alguien más con quien pasar el rato? No te imagino aburrido y sin hacer nada en tu casa, aunque claro, tal vez eso sea porque no conozco tu casa. ¿Me invitarás alguna vez?– preguntó con gran curiosidad. Me encantaría ver dónde duerme, pensó mientras se sentaba en el suelo. Suerte que su amigo cerrara las ventanas, Kjell empezaba a congelarse y a sentir que una lluvia de estornudos le vendría en cualquier momento.  –En la sala común de Slytherin tenemos una chimenea. Estoy seguro de que tu habrías quedado en la misma casa, nuestros colores van con tu personalidad. El día… que diga, la noche que consigamos hacerte entrar deberás usar también el uniforme.– ¿Por aquel entonces era él un soñador? No precisamente, pero creía lo suficiente en sí mismo como para afirmar que encontraría el modo de ayudar a su amigo.




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Marko Z. Krastev el Dom Nov 29, 2015 8:13 pm

Envejecimiento me deja como si fuera un árbol o un vino… —reclamó aunque no se ofendió por las palabras del niño. Sabía que los más pequeños siempre decían la verdad y él la prefería así que mayores dificultades no tendrían con eso. Mejor un amigo sincero que el cariño falso—. ¿Dos vidas? Yo tengo más que eso —murmuró esperando mayores detalles y asintiendo ante la información entregada. Lo bueno es que Ljungstrand parecía dispuesto a ayudarlo a colarse dentro y eso lo emocionaba a su modo. Su sed de conocimiento quería revisar ese castillo, al menos verlo de cerca—. Primero tienes que conocerlo bien tu eso sí, porque me tienes que hacer la visita completa como si fueras un guía turístico —anunció su petición entre risas, esperaba que la habitación del niño estuviese lejos de la de los mayores para que los aburridos adultos no despertaran y vieran a quien tenía de infiltrado.

No he encontrado a nadie más que tu… Tampoco he buscado la verdad —confesó pues se había mantenido esperando que la amistad con Kjell diera frutos antes de intentarlo con alguien más—. Seguro en un par de años harás buenos amigos y te divertirás sin mí bajo la luz del sol —comentó con simpleza mientras se medio recostaba de vientre en la cama, apoyando la cabeza en sus manos mirando al chico—. Cuando me aburro salgo a pasear, o estoy con la familia. Te invitaré para que conozcas a mi hermana y a mi padre… No es mi padre de sangre pero es amable y mucho más viejo que yo —rió pues no se imaginaba viviendo tanto como Yanko y eso que sabía que así sería. ¿Quién le haría el favor de matarlo para ser exactos?

Imaginarse con el uniforme le hizo sonreír y luego se dejó hundir entre las colchas, inhalando el aroma que tenían. La sangre del pequeño no le llamaba la atención así que su interés era meramente por curiosidad, él sabía que el humano crecería cada día mientras él se quedaba estancado en esa inocente edad y sin remedio. Le iba a doler pero lo iba a disfrutar por partes iguales—. Tendrá que ser este año o el próximo entonces, cuando vayas creciendo tu ropa ya no me quedará —murmuró como si el tema no le afectara—. Slytherin es la casa de las serpientes, ¿No? —trató de corroborar el dato que había leído luego de enterarse de la casa donde había sido seleccionado.

Buscó con la mirada al chico que se había sentado en el suelo. Inquieto Marko se removió para quedar con la cabeza al borde de la cama y las manos colgando lánguidas hacia abajo—. No respondiste mi pregunta de qué cosa quieres… ¿Tienes alguna colección? Deberías, es divertido, a mí me gustaría pero no me he decidido acerca de qué guardar además de esculturas pequeñas y libros —tal vez hasta podrían coleccionar algo en conjunto. Zdravko no tendría problemas en cooperar con traer del artículo de diversos lugares del globo, hasta podía llevar a su amigo si así él lo quería—. También quiero que escojas un lugar para visitar… Algo que se pueda ver de noche, será divertido, sé que todavía no sabes aparecerte pero solo tienes que afirmarte de mí, poner la mente en blanco y ya estaremos al otro lado del mundo —seguramente sería peligroso pero confiaba en que el otro seguiría sus instrucciones, así se evitaban una visita al Hospital por despartición. Su interés no era dañar así que si resultaba que era muy riesgoso aparecerse construiría un traslador.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Sáb Ene 23, 2016 3:08 pm

Espera un año más y verás. Seré el mejor guía turístico de Hogwarts que hayas conocido.– aseguró frotándose la nariz. Claro que iba a ser el mejor, el mejor y el único que Marko seguramente conocería, por eso la victoria sería automática. Kjell no comprendía por qué su amigo no hacía más amigos, entendía que no era fácil por su condición pero si ellos dos lo eran, entonces sí que podía conseguirse otros si así lo quisiera. –Por más que quiera no puedo divertirme contigo al sol– dijo y se acostó en el suelo. Los brazos los puso bajo su cabeza y con los pies movía ociosamente un extremo de la colcha que colgaba de su cama –Y si lo que dices realmente ocurre entonces seré afortunado. Tendré amigos con quien pasar el día y también la noche, para eso estarás tu.– tendría que dormir entre clases para poder tener los ojos bien abiertos después de que el sol se ocultara.

La ilusión se reflejó en la cara del pequeño humano, ¿de verdad le presentaría a su familia?! ¡eso sería estupendo! Lo sentiría como un amigo más normal y no como el secreto que actualmente era. Tal vez podrían inventarse una cena familiar para presentárselo también a sus propios padres, a esa hora no habría razón para sospechar su verdadera naturaleza. Sí, eso también sería perfecto. –¿Es más viejo que tu? ¿Cuánto es eso?– preguntó risueño y es que no imaginaba a alguien más antiguo que el propio Marko. Tener una vida tan larga debía ser interesante, se tendría tiempo de sobra para recorrer todo el mundo y aprender magia de todos los colores y sabores. Genial, pensó Kjell, a su edad hambriento de conocimiento.

La verdad no se había puesto a pensar en que tarde o temprano su uniforme ya no encajaría en el cuerpo de su amigo, eso no le gustó. En cuanto regresara a clases se aplicaría a memorizar el castillo para así poder apurar esa ansiada visita. Estaba decidido. –Sí, es la casa de las serpientes. La mejor de todas.– dijo orgulloso –Hasta ahora no colecciono nada pero… ¿Qué tal dagas?– de golpe se sentó y algo dudoso continuó –¿Podríamos ir a Francia? En ese viaje podríamos conseguir la primera de nuestra colección. Sería interesante empezar de ese modo, prometo pensar en mucho blanco, no te daré problemas.– asintió dos veces. Cuando se trataba de magia la diferencia de edad era mucho más evidente. A veces se preguntaba si conseguiría ser tan bueno como su amigo o si ese era un nivel inalcanzable para un mortal como él. Inconscientemente en ocasiones buscaba no ser tan infantil cuando se encontraba en compañía del vampiro, quizá por eso se decantó por las dagas nada aptas para niños, en lugar de los relojes o libros de historias sobre dragones que también le habían cruzado por la mente. No quiso arriesgarse a que su amigo lo encontrara aburrido y entonces desechara la propuesta.

Si no fuera menor de edad podríamos viajar por largas temporadas… Yo vigilaría que nadie te interrumpiera en el día, y en la noche seríamos libres para disfrutar del mundo.– soltó con cierta frustración. Ljungstrand disfrutaba de su edad mas no podía negar que una parte de él ansiaba ser mayor para extender sus horizontes sin que nadie pudiese ponerle un alto. Cuando pensaba en eso la vida parecía eterna, tener que esperar tantos años le resultaba aburrido… –¿Me esperarás? Hasta que salga del colegio al menos, entonces podría pasar más tiempo contigo.– aunque nunca se lo hubiese dicho en voz alta… Marko era su mejor amigo.


Última edición por Kjell Ljungstrand el Jue Feb 04, 2016 11:54 pm, editado 2 veces




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Marko Z. Krastev el Vie Ene 29, 2016 1:17 am

Ser un amigo nocturno sonaba bien, así que sentía que todo iba bien ahora que le había surgido también el deseo de llevarlo a conocer a su familia. Y al parecer el crío también estaba ansioso con la idea—. Actualmente tiene mhm… como 690 o algo así —explicó sin mucha emoción aunque podía notar que su amigo parecía feliz con eso.

La idea de una colección en conjunto se le hizo interesante, y miró al niño esperando sus posibles ideas—. ¿Dagas? ¿En serio? —alzó una ceja algo dudoso y movió las manos ociosas que tenía casi tocando el suelo bajo la cama—. No es que no me gusten, pero creo que los niños no deben jugar con eso. Además si te comienzas a desangrar podría tener deseos de morderte —bromeó al final intentando sonar serio y esperando que el chico no se ofendiera—. Francia estará bien, dicen que Paris es la ciudad de la luz, así que no tendremos problemas en la noche —aceptó con una sonrisa su nuevo destino—. También podemos ir a Francia y decidir allí qué coleccionar, dependiendo de las tiendas que encontremos abiertas —añadió para darle la opción al chico de escoger algo más, lo había notado algo dudoso sobre la elección y él tampoco estaba seguro de qué tan sano sería que Kjell guardara esas armas.

Escuchar los deseos que tenía el niño de estar con él le hizo sentir singularmente apreciado, casi vivo de nuevo. Lo miró con oculta emoción y una sonrisa que no pudo eliminar de su rostro—. Tengo todo el tiempo del mundo, así que no te preocupes, me divertirá verte crecer y cuando estés listo te enseñaré lo que la vida nocturna puede ofrecer —se levantó de donde estaba y se acercó hacia el niño para extender su mano derecha para sellar esa promesa. Ya que había decidido que era un humano interesante, no iba a abandonarlo pronto, Marko podía ser excesivamente leal cuando decidía dar un trozo de su confianza—. Tenemos un trato y una promesa —murmuró esperando poder apretar la mano ajena con la suya, con cuidado para no quebrarlo claro.

También tengo que asegurarme de que no te olvides de mí durante estos años, ¿Te quedan como seis años de colegio? —preguntó tratando de sacar cuentas sobre cuanto estudiaban en Hogwarts. Seis años no eran nada cuando habías vivido ya más de 300 años, así que esperaría con impaciencia y estudiaría todavía más para tener viajes divertidos que seguir, lo planificaría todo para que ambos disfrutaran estando lejos de ese país excesivamente lluvioso.

Buscó con la mirada hasta dar con un reloj en el lugar, Ljungstrand no se veía tan adormilado pero no quería que comenzara a cabecear así que mejor que oxigenara su pequeño cuerpo—. Enséñame tu casa, ¿Tienes algún animal salvaje oculto o algo divertido que ver? Seré tu sombra si alguien aparece para preguntarte qué haces a estas horas —le parecía un buen plan de acción. Inspeccionar el terreno sería divertido y estarían ambos en movimiento, además de que tendría la emoción de mantener niveles bajos de ruido para que los adultos no aparecieran a arruinarlo todo.


Última edición por Marko Z. Krastev el Lun Feb 15, 2016 1:32 pm, editado 1 vez


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Vie Feb 05, 2016 12:34 am

Frunció su infantil ceño e hizo una mueca de disgusto, como cuando lo regañaban por hacer mucho escándalo o le negaban algún permiso. Y es que fue como si le reventaran un globo justo frente a la cara, ¿Marko también lo iba a sermonear sobre lo que debía jugar un niño y lo que no? Su argumento aunque razonable no lo convenció –No voy a desangrarme. El plan es coleccionarlas, no jugar con su filo.– renegó sin cambiar de expresión. –Pero esta bien, cuando vayamos a Francia y averigüemos qué más tienen por allá, entonces decidiremos. Pero si no nada nos convence nos quedaremos con las dagas.– claro, como si a un par de menores les fuesen a vender algo como eso. Kjell era un niño físicamente y también mentalmente, no reparó en ese pequeño desperfecto del plan siniestro.

Si tu dices que será divertido verme crecer, entonces tendré que creerlo. – personalmente le sonaba aburrido observar por años y años a alguien pero el sabio era el otro y no iba a poner en duda su decisión. –Trato y promesa.– confirmó la joven serpiente quien satisfecho estrechó la mano de Marko, manteniendo en el rostro una media sonrisa. La espera hasta ese día se le haría eterna, pero se esforzaría por ser paciente.

Mhm… sí, prácticamente seis años. Nada del otro mundo.– añadió lo último con sarcasmo. –¿En serio quieres conocerla? – la casa en sí le parecía aburrida, no estaba muy seguro de si un recorrido nocturno divertiría al vampiro pero supuso que nada perdía con intentarlo. –No me dejan tener animales, mi madre los aborrece. Un día le pedí un grindylow y me dijo que estaba loco. – encogió los hombros y se puso de pie. Buscó sus calcetines y a prisa se los puso, no quería hacer ruido al caminar pero tampoco morir por el frío del suelo. –Sígueme Marko, veremos qué tan buena sombra eres.

Afuera en el pasillo el clima era frío pero estático, no corría el viento y eso en cierta forma era un alivio, lo malo estaba en que Ljungstrand tenía la sensación de que todo estaba más tenso debido a la quietud a su alrededor. Si por error tumbaba algo se escucharía a todo lo largo del corredor. –Lumos– quiso encender su varita, ésta obedeció y al segundo se apagó –Lumos – insistió Kjell y entonces funcionó correctamente. –Por allá esta la habitación de mamá y ésta, es la de mi hermano. Un fastidioso cualquiera. – señaló tres puertas adelante y luego la opuesta a la suya. Naturalmente caminó en la dirección que los alejaba de su progenitora y por un momento se detuvo para mirar a su amigo –¿Quieres resbalarte por el pasamanos de la escalera? Es divertido, especialmente cuando chocas contra la gárgola que se encuentra al final. A veces gruñe. – sugirió con media sonrisa. Enseguida apuntó con la varita hacia adelante por donde se encontraba el inicio de una escalera ancha que daba a la segunda planta de la casa. Se le olvidaba que el vampiro podía ver mejor que él en la oscuridad.

Independientemente de si el vampiro quería o no jugar en la escalera tenían que avanzar en la misma dirección. Kjell echó a andar y ni cinco pasos había dado cuando el gato de uno de los viejos cuadros de su madre maulló al percibirlos. De los maullidos pasó a los gritos horrendos que solo un gato sabía hacer, esos que en ocasiones asemejaban al llanto de un bebé, solo que más estridentes y espantosos. ¿Cómo se callaba a una pintura?! Probó suerte apagando su varita pero el felino no se silenciaba.




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Marko Z. Krastev el Lun Feb 15, 2016 1:55 pm

¿Qué tenía de malo querer conocer la casa de quien considerabas tu amigo? Marko no entendía la duda presentada por Kjell aunque cuando supo que no tenían animales un suspiro se le escapó. Soporíferos eran los padres de ese pobre niño—. Sonaba a una buena mascota, aunque creo que te hubiese resultado si hubieras pedido algo más normal y aburrido como un Kneazle —eso era un pedido de un crío común, por eso es que al vampiro le agradaba su amigo. Tenía un lado especialmente raro aunque le preocupaba su descuidada forma de pensar, pero no podía culparlo si tenía apenas una década y un poco más—. Puedo ser mejor que tu sombra real —comentó preparado para el reto, de un modo casi infantil por supuesto. Porque nada tenía de adulto el estar emocionado por dar vueltas por una casa extraña de noche.

Pudo ver como su acompañante intentaba encender su varita y no se rió con su intento fallido, simplemente lo miró y esperó a que funcionara—. ¿Ya sabes encender la luz? Muy útil —comentó con sinceridad el que solo parecía un niño y se divirtió caminando sin hacer ruido y dando unos cuantos giros de un lado a otro como si estuviese trazando un semicírculo detrás de su guía—. Lo bueno es que no todos los hermanos son fastidiosos, aunque tal vez Penka te diría que yo si lo soy —una sonrisa llena de dientes mostró luego de que le presentaran las habitaciones familiares.

Se estaba cuidando de hablar despacio para seguir con ese intento de inspección secreta del lugar. La oscuridad era la amiga de Krastev así que por el habría recorrido todo eso con la luz apagada, pero no podía pedirle lo mismo a su amigo que tal vez hasta algo de miedo tendría. ¿O sería más valiente de lo esperado? Lo tuvo claro cuando una idea alocada y seguramente poco cuidadosa salió a flote—. ¿Resbalarnos? —repitió hasta que a su imagen mental vino la idea y una risa poco silenciosa se le escapó—. Creo que nunca he hecho algo así —explicó y siguió al infante con una emoción conocida formándose en su cuerpo. Como cuando encontraba una materia nueva por estudiar.

Un sonido agudo le dañó los oídos. ¿No que no tenían gatos? Pronto vio que se trataba de un cuadro y aunque el chico había apagado la luz el sonido se había vuelto estridente y molesto. Marko sacó su varita y pronunció el hechizo para que se callara de una vez, no iba a arruinarle una cosa no viva su diversión esa noche—. Silencio —exigió y luego iluminó con varita el cuadro, para que Ljungstrand lo viera. Resultaba que si había funcionado pues se veía al gato moverse sin entender por qué su voz no escapaba de su plano mundo.

Ahora sí, me lanzaré yo primero para recogerte si te caes —avisó y trotó todo el camino hasta la escalera. Seguro alguna persona de edad lo miraría con expresión de desacuerdo, pero los más ancianos entenderían lo divertido que era volver a una época que poco se había disfrutado. Se aseguró de guardar su varita entre su ropa antes de dejarse deslizar por el pasamos, el gruñido esperado por la gárgola no llegó, porque con el cuerpo duro de Zdravko el inocente adorno salió volando y terminó en el piso con un estruendo—. Oh oh… —el vampiro confundido miró la cosa y luego se rascó la cabeza. ¿Cómo explicaría eso? Esperaba que no costara repararlo.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Vie Mar 11, 2016 7:18 am

Kjell se rascó la cabeza, un tanto abochornado. No se le había ocurrido silenciar al gato como habría hecho con cualquier otra persona, aunque tampoco era uno que a su edad tuviese ya aprendido. –Tendré que practicar ese– dijo con media sonrisa, el gato lucía cómico a causa de su incapacidad de comprender por qué ya no se escuchaba a sí mismo. El niño volvió a girar hacia la escalera y un poco sorprendido miró al otro cuando le avisó que tomaría el primer turno. –No creas que soy tan frágil– se quejó haciendo una mueca de disgusto ya que no le había causado mucha gracia el que su amigo lo imaginara cayendo sin cuidado alguno. ¡Él tenía experiencia! Y hace… como dos semanas que no se caía. Sí, eso era todo un logro.

El mago novato se cruzó de brazos y atento se dispuso a ver qué tal lo hacía Marko, quien sabe, tal vez el que caía estrepitosamente era otro. Tomó nota de lo cuidadoso que fue con su varita y luego le brotó la risa al ver lo limpio que resbalaba su invitado por el pasamanos. –¿Seguro que es la primera vez que… ¡Cuidado!– no terminó su pregunta y luego exclamar en voz alta se cubrió rápidamente la boca. Pero ya era tarde para todo, la fea gárgola estaba despedazada en el suelo y ese ruido sí que había sido escandaloso. Repararla era lo de menos, ¡el real problema era que alguien seguramente aparecería pronto para averiguar qué había pasado!

Apurado Ljungstrand se deslizó también pero acostumbrado como estaba a topar siempre con la gárgola se descontroló al final y no pudo detenerse a tiempo. Como resultado fue a estamparse contra la espalda de su amigo y eso no ayudó a la situación, porque la risa se le escapó ésta vez a él. –¡Olvídate de esa cosa! ¡Hay que escondernos!– en cuanto estuvo recuperado de la colisión sujetó a Krastev del brazo y lo jaló hacia el corredor de la izquierda. Optó por abrir la puerta de la biblioteca, ese sería su escondite provisional hasta que estuviesen seguros de que nadie rondaba cerca.

Mamá duerme como piedra, pero Oven despierta con cualquier cosa y encima es un quejica.– cerró con cuidado la puerta y luego volteó hacia su escandaloso compañero. –Preferiría tener una hermana como Penka, aunque sea quejosa. Así son las niñas. Oven es ridículo por ser hombre y a la vez quejoso.– sacó la lengua a la nada, en señal de desagrado a su propio hermano. Hasta que le pareció escuchar un ruido en el exterior y rápido la guardó. A punto estuvo de retroceder un paso pero en el último segundo hizo lo opuesto y se adelantó hacia la puerta queriendo escuchar algo.

¿Probamos la aparición ahora mismo? Así evitaríamos que nos descubrieran– le dijo muy serio. No quería que reforzaran los hechizos de protección de la casa después de esa noche, obviamente no imaginaba el alcance de la magia de Zdravko a la hora de anular esas cosas.




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Marko Z. Krastev el Dom Mar 27, 2016 5:24 pm

Fue una suerte que sirviera de pared hacia el niño que se resbaló mientras Zdravko se mantenía atento a la desastrosa imagen que presentaba la gárgola en el piso y el consecuente fallo de su intento de divertirse como un infante común. Al sentir el choque por atrás se giró a ver al otro que reía y se le contagió el gesto—. ¿Escondernos? ¡Ah! ¡Tus padres! —no tardó en entender la preocupación ajena aunque era una preocupación relajada. Se dejó jalar y trotó al lado del otro hasta que llegaron donde se ocultarían.

Pero se había equivocado, el problema no serían los adultos sino el otro niño de la casa. Desde que sabía que Kjell no le guardaba aprecio había decidido ser un amigo que le apoyara y tampoco gustaba del hermano menor en cuestión, aunque poco le conociera—. Tu hermano es peor que ese gato —comentó en un murmullo. Por poco se desternilla de la risa al escuchar que llamaba a Penka quejosa y que además lo señalaba como una característica inherente al género femenino—. Cuando crezcas verás que hay tanto hombres como mujeres quejosos —le avisó olvidando sonar como niño, en esos momentos, al echarse unos cuantos siglos encima.

Claramente lo que se acercaban eran pasos, al menos eso dilucidaba con su oído el vampiro y reconoció poco después que eran demasiado ligeros para ser de un adulto promedio así que si se trataba del otro mocoso. El Ljungstrand mayor dejó en el aire su idea y Marko arrugó el ceño. Cometer errores no le gustaba y sería un riesgo intentarlo en esos momentos—. Todavía creo que es muy pronto pero… —suspiró luego de una corta meditación y finalmente le extendió el brazo al niño—. Tómate firme y veremos si eres bueno para aparecerte —ofreció ya decidido a hacer el intento, el Hospital iba a terminar siendo el destino siguiente como algo marchara mal.

Ni pensó en despedirse del otro pequeñajo que al parecer sintió los murmullos y comenzó a golpear la puerta antes de ponerse a llorar como el segundo molesto gato de la casa—. Nos vemos al otro lado, Oven —fingió una voz rasposa solo para molestar antes de esfumarse por completo de allí, llevando de paso al pequeño niño. Ah, pero había cometido un error gravísimo y se dio cuenta cuando estuvieron sobre una fría calle vagamente iluminada—. Comienza a contar tus partes y dime si estás entero —pidió antes de girarse a mirarlo, ya fuera por la brisa del exterior, todavía no percibía el aroma de la sangre infantil en el aire, pero nunca se sabía, aunque…

¿Lo había traído solo con pijama y calcetines?!—. ¿Dónde están tus zapatos?! —le reclamó como si lo hiciera un padre a su hijo y suspiró negando con la cabeza, antes de revisar posibles heridas mejor sería que le dejara los suyos, así que se descalzó para quedar solo con calcetines y le extendió sus zapatos que seguro todavía le podían quedar. También se quitó la chaqueta que usaba por vil ocio, pues no la necesitaba y la acomodó sobre los hombros del que sí era un niño. Ya cuando Ljungstrand decidiera crecer y dejarlo atrás, físicamente al menos, tendría que conseguirle ropa por otros medios.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Jue Abr 14, 2016 3:19 am

Y ahí estaba Marko, haciéndolo sentir de nuevo como un crío. Lo era, pero que tu mejor amigo enfatizara ese detalle no era divertido. –Yo no seré quejoso.– aseguró, aunque solo los años dirían sí eso sería verdad. El reconocimiento que Zdravko hizo a los pasos que se escuchaban al otro lado Kjell lo ignoró, él se centró únicamente en el ceño fruncido de su amigo vampiro a quien ya casi veía dándole una respuesta negativa. Normalmente el humano era insistente y obstinado, pero con su extraño compañero cedía fácilmente, casi siempre aceptaba sus decisiones, tal vez porque lo sabía con más años, conocimiento y experiencia.

Pero esa era una de sus noches de suerte, ¡Marko usaría la aparición llevándolo consigo! –¡Perfecto!– exclamó sintiéndose victorioso el mayor de los hermanos Ljungstrand, ya no había necesidad de silenciarse, por más que la persona al otro lado intentara acusarlo en el futuro no tendría prueba alguna. Porque Kjell estaba seguro de que el vampiro y él saldrían de ahí sin dejar el más mínimo rastro. Se sujetó fuerte del brazo del inmortal y con una sonrisa cargada de seguridad le respondió –Soy bueno, ya verás que sí.– ¿tenía en qué basar su afirmación? Pues no, pero a él le bastaba su propia confianza.

El vórtice se lo tragó por primera vez, lo que vio en el trayecto le fue totalmente incomprensible e inevitablemente le revolvió el estómago, y la cabeza también. Todo su cuerpo se sintió como gelatina, afortunadamente su mente estaba tan anonadada con lo que en general sentía que no tuvo tiempo de meditar en el miedo que daría perder un trozo en el camino. Lamentablemente el tiempo para apreciar cómo se sentía el desaparecer mágicamente terminó antes de que pudiera poner en palabras todo lo que se había acumulado en sus sentidos, en cuestión de segundos el niño se vio atacado por un frío inesperado y en lugar de contabilizar su anatomía como se le pidió, lo primero que hizo Kjell al materializarse fue frotarse enérgicamente los brazos.

Bajó la vista, sus pies estaban en su lugar. Las piernas también e igual su torso, los brazos obviamente también y la cabeza… bueno, esa era la más obvia de todas. –Lo estoy, soy una sola cosa Marko.– respondió animado. Bueno, tan animado como la temperatura de la calle le permitió sonar, que no era mucho. Después dio un paso, dos, y a la mitad del tercero lo interceptó una interrogante que en primera instancia parecía obvia. –¡En mi casa! en mi habitación para ser exactos… – oh, cierto… hasta ahora pensaba en que si vestimenta no era para nada adecuada considerando que estaban en la calle pero… ¿él cómo iba a saber que Krastev lo llevaría a un lugar abierto y público?!

No me regañes Marko… La próxima vez traeré corbata, prometido.– no era sarcasmo, lo decía en serio. No quería avergonzar a su amigo por lucir tan desordenado en sus viajes aventureros. Con una mejilla inflada se calzó los zapatos que el vampiro acababa de prestarle, le quedaban ligeramente grandes pero nada que pudiera incomodar por un rato. –Gracias– De la chaqueta no se quejó, tenía demasiado frío y usarla fue reconfortante. –¿No tendrás una taza de café por ahí? ¿Y dónde exactamente estamos? No reconozco el lugar.– sacó su varita que tampoco había sufrido desperfectos en el camino y por segunda vez en la noche la usó para iluminar a su alrededor. Ésta vez lo consiguió al primer intento.

Hasta que pasaron unos minutos Kjell fue capaz de asimilar lo emocionante que había sido viajar por ese medio, sonrió con orgullo y la nariz se frotó con la mano que tenía desocupada. –¿Ves que tengo potencial como mago? Algún día haré lo mismo que tu, impresionaré a algún mocoso al arrastrarlo por primera vez en una aparición. Seré un adulto sabio y respetable, y claro, con estilo.– agregó mirando su pijama. –¿Cómo fue tu primera muestra de magia? Yo estampé un gato contra el suelo.– contó divertido, aunque con el pasar de los años había empezado a sentir algo de culpa por ello. Sin pregunta empezó a caminar hacia el frente, de los adultos que pudieran encontrar en el camino no se preocupó, seguro algo se les ocurría para escapar de ellos.




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Walk beside me ∞ Private {Flashback}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales