JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Can you keep this promise? ☩ Private

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Vseslav M. Hawryluk el Mar Oct 13, 2015 4:02 pm

« Nothing's gonna change between us »

26 de Enero, 2025.

Ese día había tormenta de nieve. Durante ese tiempo los trabajos en la viña parecían remitidos a almacenamiento y preparación, así que sabía que su hermano estaría en casa. Por eso había decidido pedir el día libre. Se suponía que estarían solo Hvalimir, él y los sirvientes. Synn estaba en el colegio y sus otros hermanos fuera de la comunidad familiar. Vseslav extrañaba a lo sumo el tener reuniones familiares los cuatro, pero podía ver que su vida con los Hawryluk como una unidad bien compacta y sellada se estaba arruinando y ya no quería seguir descubriendo cosas que lo apartaran más y más de sus lazos favoritos.

Durante la mañana se había dedicado a dar vueltas por su habitación, y más tarde había pasado por su laboratorio personal. Al final había tirado todos sus intentos de experimentación de esa mañana, pues no se sentía precisamente bien de ánimo. Y la culpa la tenía identificada, con nombre y apellido. ¿Cómo era posible? ¿En qué momento había ocurrido? Todavía recordaba sus gritos furiosos el día que Hvalimir había decidido sincerarse con el clan familiar y anunciar un compromiso del que nadie tenía ni la menor idea, lo peor es que era con una demente que tenía complejo de serpiente y que incluso le había regalado una venenosa al mayor.

Vseslav odiaba a ese monstruo de tres cabezas... Con toda su alma. Le recordaba que había fallado en mantenerlos unidos, en limpiar una vez más el camino de su hermano mayor y casi padre. Una vez lo había hecho, pero esta vez se había tardado demasiado en descubrirlo. Y esa mujer, aunque era más joven que los dos, se había ganado el interés del mayor robándose toda la atención y las luces del escenario. El mundo era tan pero tan injusto con él.

Renegando sobre la vida, poco antes de la hora de almuerzo, había decidido buscar a uno de los pocos magos que sí respetaba en el mundo. Y lo había encontrado, en su despacho. Escribiendo cosas como siempre—. Buenas tardes, Hvali —saludó correctamente porque ya pasaba del medio día. Pero sus ojos se afilaron al descubrir al bicho que rondaba por uno de los finos sillones. ¿Por qué tenía el mundo que recordarle la traición de su hermano? Vseslav quería perdonarlo, realmente, pero así no podía. No si todos los días le restregaban en la cara que el otro prefería formar una familia aparte de ellos—. ¿Rikki no viene hoy? —consultó al recordar al joven que hacía de asistente de su hermano mayor.


Última edición por Vseslav M. Hawryluk el Sáb Nov 07, 2015 9:02 pm, editado 2 veces




can you feel it? :

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Sáb Oct 31, 2015 6:40 pm

Llevaba horas sentado frente a ese escritorio, revisando documentos, redactando algunos o plasmando su firma donde fuese necesario. Su lectura era siempre silenciosa y aunque fuesen solo letras de “trabajo”, el mago disfrutaba de todas esas actividades que realizaba una y otra vez en la casi perfecta quietud de su despacho. Casi, pues muchos aspectos de su vida habían cambiado en los últimos meses y la serpiente que con comodidad paseaba entre esas cuatro paredes y otras zonas de la casa era la materialización de esos cambios. Sus días ya no eran los mismos, ahora todo era más interesante.

Claro que lo interesante suele venir acompañado de detalles incomprensibles, estresantes quizá, pero sin duda eso es parte de la diversión, porque sin emociones complicadas se volvería entonces aburrido. No era la clase de matices que Hvalimir buscara normalmente, pero sus decisiones lo habían acercado a experiencias inesperadas y ahora uno de sus objetivos era entender los cambios y desarrollarlos según su propio criterio. Tarea difícil, a decir verdad.

La puerta de su despacho se abrió y sin levantarla vista de los papeles regresó el saludo, sabía que era él. –Buenas tardes Vseslav.– después de tantos años ya no se quejaba por la forma en que su hermano menor le había moldeado el nombre, era tal vez su modo abstracto de demostrarle que lo apreciaba, porque sin temor a equivocarse podía decir que Vseslav era su hermano favorito. Creativo hasta los huesos… –No. Pasará el día entregando mensajes y otras cosas. A esta hora debe estar llegando a Borgin & Burkes. ¿Buscabas más de su sangre?– explicó y preguntó con naturalidad, enfocando al otro mago solo cuando hizo la pregunta final. Dudaba que le hiciera falta más sangre pura, pero no adivinaba que otro asunto específico podría haberlo motivado a visitarlo en ese lugar de la casa. Quizá estaba aburrido. –Puede que prefieras de squib o muggle…– frunció el ceño solo de imaginar a su hermano mezclándose de nuevo con asquerosos muggles, si era sangre la que requería se aseguraría de enviar a alguien mas a conseguirla, incluso Rikard podría.

Se llevó una mano a la sien, tras detener sus labores de oficina. Los segundos de silencio le permitieron escuchar los murmullos de su runespoor y al enfocarla por inercia recordó a su prometida y la situación que con ella tenía. –Vseslav– inició, mirando por fin al mencionado. Cabía la posibilidad de que él pudiese ayudarlo. –¿Fuiste capaz de hacer feliz a Zalesky?– oh si, él que hasta hace tiempo jamás pensaba en ese término ahora lo tenía a diario en la cabeza, y es que por más intentos que hacía para conseguir de la vidente una sonrisa diferente, no lo conseguía. No sabía cómo hacerla sentir querida, valiosa por su propia esencia y no solo por su habilidad. Hvalimir llevaba tiempo queriendo resolver ese acertijo y parecía ser el momento de consultar a alguien más.

Temía que si las cosas continuaban como hasta ahora su matrimonio con Fatmire sería todo menos feliz para ella y el mayor de los Hawryluk no quería eso. Ansiaba verla contenta, disfrutar de su compañía, que dejara ya de ver su futura unión como una obligación dictada por el destino. Parecía tener una barrera inquebrantable a su alrededor, o esa impresión daba al mago. Pero no se daría por vencido, si perseverar requería consejos de su más cercano entonces eso buscaría.


Última edición por Hvalimir M. Hawryluk el Lun Nov 16, 2015 5:55 am, editado 1 vez



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Vseslav M. Hawryluk el Sáb Nov 07, 2015 9:39 pm

Así que Rikard andaba donde el esposo de la mujer que los tenía a todos dominados. Vseslav no tenía nada contra ella, simplemente un ligero pesar porque su hermano se había negado a compartirle una gota de sangre de la susodicha. Si era el segundo al mando en teoría, ¿Qué tanto le costaba pedir al menos una pequeña muestra?—. No quiero de su sangre, solo deseaba saber si tendríamos compañía para el almuerzo —comentó ya dejando de mirar al bicho ese y se fijó directamente en la brillante cabeza de su hermano.

Sangre de squib está bien, suelen estar bien protegidos o ocultos… Como el hijo de esa familia amiga tuya —claro, se habían negado a dejarle experimentar con el niño de los Giraud aunque toda esa familia suya era un desastre. Mejor que ese jovencito supiera que podía ser útil a la ciencia. Pero claro, la mayoría de los squib, como él, tenían relación con familias puristas y por lo mismo se hacían intocables. Una tristeza absoluta.

Al ser llamado se acercó al escritorio y sus dedos recorrieron los papeles esperando la consulta u orden que le daría el hombre y cuando escuchó la pregunta por unos segundos puso expresión desconcertada—. ¿Zalesky? ¿De cuando acá te interesa ella? —en paz descansara la pobre mujer que había sido el contenedor para traer a la vida a su preciosa Synnøve. Extraño le pareció el asunto así que caminó alrededor del escritorio hasta apoyarse en la mesa del lado donde estaba Hvalimir sentado, simplemente porque extrañaba la cercanía del otro.

La felicidad es un concepto sobrevalorado Hvali. Si cuenta como algo, me esforcé para traerla conmigo durante el proceso de conquista, pero luego… —tal vez no debería tener esa conversación con el mago a su lado, comentarle que había incluso forzado a la mencionada para que tuviera una criatura con él no sonaba a charla casual. Se cruzó de brazos y miró al techo unos segundos antes de observar las ventanas atrás del escritorio—. Tatjana era una mujer simple, quería sentirse querida. Eso le hice creer y luego la cuidé lo necesario mientras Synn crecía en su interior… Si fue feliz alguna vez, seguro fue al principio y tal vez al final, cuando la liberé —le había dado la libertad y una sentencia de muerte, pues él mismo había acabado con su existencia.

Pensar en la muggle se le hizo extraño por un segundo, eso hasta que captó, tal vez de manera errónea o no tanto, cuáles eran las intenciones del empresario a su lado. Su mano cayó con fuerza sobre los papeles que el otro firmaba y lo miró, tan cerca cómo se encontraba en esos momentos, casi sentado sobre el escritorio. Quedaba en un punto más alto que el otro y hacia abajo lo miró, con expresión de molestia—. Te interesa por la mujer esa… Que te llena de serpientes y te hace creer que le interesas tú y no tu fortuna y posición… ¿No eres capaz de hacerla feliz todavía, Hvali? —no midió sus palabras ni un poco mientras mantenía la vista fija en el mayor como si con eso fuese a lograr que confesara lo inútil que se sentía en esa relación. A Vseslav no le sorprendería si le decían que Yllka había hechizado a la sangre de su sangre solo para atraerlo a sus garras. No es que le importaba mucho conocer los sucesos reales, con su imaginación retorcida le bastaba para hacerse una idea.




can you feel it? :

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Lun Nov 16, 2015 5:54 am

No le interesaba Zalesky, eso era una tontería. Lo que al mago interesaba era averiguar qué métodos había usado su abstracto hermano al tratar emocionalmente con la muggle, desde luego Fatmire se encontraba muy por encima de esa muerta, pero Vseslav era más astuto de lo que mostraba, era ingenioso y peligroso. Como fuera la errada suposición del menor dañó un poco el humor de Hvalimir, su expresión neutral acababa de cambiar por una poco contenta y eso que lo complicado aún estaba por venir.

“Me esforcé para traerla conmigo”, ¿qué se suponía que significaba eso exactamente? Fatmire no era una mujer simple y él no tenía intención de fingir ante ella, y tampoco quería engañarla para sacar provecho. Tal vez la experiencia de Vseslav no le serviría en absoluto, entre más hablaba más diferencias abismales encontraba. –¿La cuidaste? – preguntó con cierta incredulidad, pero la formuló para sí mismo y no para que el otro le diera una respuesta. Le costaba visualizar a su hermano cuidando de una mujer, porque desde su perspectiva, el “cuidar” de alguien implicaba forzosamente afecto. Su hermano profesando algo como eso por la escoria muggle era impensable, siempre había pensado que su unión había surgido exclusivamente con la intención de experimentar cosas que para el mayor de los Hawryluk no tenían sentido y a esa idea se seguiría apegando. No quería pensar mal del menor de la familia.

¿Qué crees que haces? – cuestionó molesto por la forma en que el otro mago golpeó sobre sus pertenencias, hacia él dirigió la mirada, cargada de incomprensión e indignación. –Cuida el modo en que te expresas de mi futura esposa Vseslav. No quiero tener problemas contigo por tus tontos descuidos.– advirtió con severidad. En su silla se removió para poder mirar lo más de frente posible al otro Hawryluk, no pensaba moverse más de su lugar, el que estaba perdiendo su lugar era el medimago, que él se ajustara a la posición debida. –Mi fortuna y posición no le sirven en lo absoluto, no posee esa clase de ambición y, aunque así fuera, no  me  importa.– recalcó lo último con frialdad, no tenía por qué escuchar acusaciones infundadas, ¿qué iba a saber Vseslav de Fatmire?

Creí que podría encontrar en tus palabras algo que me sirviera para mejorar mi situación con ella. Pero estaba equivocado, no me sirves.– soltó con toda la intención de dañar. Apreciaba a su hermano, pero ya una vez le había arruinado los planes matrimoniales y aunque ahora se lo agradecía, no estaba dispuesto a permitir que se repitiera algo como eso. Ya era tiempo de que aprendiera a no meterse en los asuntos personales del mayor. –Lo arreglaré por mi cuenta. Te veo en el almuerzo Vseslav. – dijo altivo. Si solo iba a soltar estupideces sobre su prometida entonces era preferible que se retirara  y así evitaban mellar los lazos que los unían desde que el pelinegro llegó al mundo.



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Vseslav M. Hawryluk el Miér Nov 25, 2015 10:54 pm

Las amenazas del mayor de los Hawryluk dolían. No porque realmente estuviera preocupado por el resultado, había descubierto hace tiempo que el dolor podía ser placentero, lo que le afectaba era sentirse nuevamente menospreciado. Pasado a llevar, dejado de lado, todo por la mera mención de la bruja que obligadamente sería parte de la familia un día, a menos que algo ocurriera, eso o que alguien hiciera algo. Fue en ese efímero instante que la idea llegó a su mente con una fuerza poderosa. Y en vez de seguir mirándolo con desprecio una sonrisa recorrió el rostro de Vses mientras escuchaba los inútiles intentos de defensa de Hvalimir.

Digas lo que digas, estás ciego por ella… Por eso no puedes ver qué quiere realmente de ti —una mujer baja, eso era, y si no fuera porque estaba seguro de que el otro se enojaría, ya le habría gritado en su cara la baja calidad que le veía a la susodicha, insuficiente para su hermano por supuesto, aparte de que era casi su hija. ¿Qué acaso Hvali se sentía tan viejo que necesitaba reafirmarse con una jovencita?  No, al menos él no era capaz de dar con una razón aceptable por la que el mago de ya cincuenta años quería contraer nupcias a esas alturas. ¿Por qué no hacía las cosas más fáciles y se quedaba soltero como todos los demás? No necesitaba casarse para llevársela a la cama de todos modos.

Claro que su hermano no entendía, no comprendía el daño que estaba haciendo al hablar de esa manera frente al otro hombre. Por eso la mirada del pelinegro se ensombreció mientras escuchaba el rechazo mayor que podían hacerle, porque lo estaba enviando lejos de su despacho, diciéndole lo inútil que era. Finalmente, como no sabía lo que era llorar, simplemente soltó una risa—. No sabes como mantener a una zorra a tu lado Hvalimir… Creí que eras el hermano mayor —le escupió las palabras ya sin contenerse. Su mano se elevó hasta tomar del cuello al mayor y buscó en su mirada algo que le dijera que no estaba todo perdido, que iba a recuperar al empresario de su lado—. Si necesitas meterte entre sus sábanas es más fácil de lo que crees... —añadió con tono lúgubre, a él poco le importaba las relaciones de una noche que pudieran tener los otros miembros del clan, mientras no fuera un para siempre, no valía.

De ahora en adelante, había decidido, por el bien de toda la familia eliminar a la amenaza que tenían en medio—. No te precupes, yo lo arreglaré todo… Lo hice una vez y volvería a hacerlo las veces que hicieran falta, porque eres mi hermano, mi familia, y una de las pocas personas en el mundo que me importan —mientras hablaba se fue inclinando sobre el otro y finalmente lo abrazó por sobre los hombros, tal cual había hecho desde muy joven aunque seguramente ahora no se ganaría nada más que el rechazo ajeno. Lo bueno era que con el maltrato previo Vseslav estaba seguro de que ya no le dolería un nuevo golpe, la poca sensibilidad era una de sus mejores cualidades.

Hvalimir lo había querido así, lo había herido y lanzado la primera estocada—. Hoy no almorzaremos juntos —añadió mientras se separaba antes de recibir un golpe, su varita estuvo de un segundo a otro en su mano, rápido y certero apuntó hacia la única otra criatura en la habitación aparte de ellos dos—. Ve pensando como explicarle a tu dama... —sonrió con malicia y la luz verde emanó de su varita. Directa a la serpiente de tres cabezas que resbaló de encima del sofá como el peso muerto que ahora era. Primer paso, completado.




can you feel it? :

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Dom Dic 27, 2015 3:52 pm

Hvalimir no estaba cegado, al contrario, su campo de visión era más extenso y detallado. Era Vseslav quien no sabía enfocar, quedándose siempre con la primera y vaga impresión de todo, por eso no comprendía que lo que su hermano quería era una relación formal con la vidente. Matrimonio, no unas cuantas noches en sus sábanas. Y si él no comprendía la diferencia, Hvalimir no iba a invertir tiempo en explicárselo pues se trataba de una perspectiva que evidentemente el otro nunca tomaría.

A pesar de todo sabía que no podía culpar al menor por solo pensar en jugar, estaba bien, lo perdonaría y esa conversación se guardaría en algún rincón. El mago se dispuso a ignorarlo para continuar con lo que antes hacía, como realmente esperaba que el otro se marchara no lo miró más. Hasta que tuvo el atrevimiento de insultar directamente a su prometida… Podía decir lo que quisiera sobre él, no le afectaba para nada, pero que se expresara de modo tan bajo sobre Fatmire no podía ser simplemente ignorado. Sumamente molesto llevó la mirada hacia el medimago, pero al mismo tiempo éste le sujetó del cuello, una acción que jamás esperó de su propia sangre. Entonces la indignación se hizo presente –¿A qué estas jugando?– cuestionó con voz golpeada y un tanto forzada por la incomodidad de ser tomado por el cuello. Eso no podía ser una amenaza, Vseslav era incapaz de hacerle daño, lo sabía.

Por eso no se molestó en retenerle la mano o usar cualquier otro método para liberarse del agarre ajeno. En cierta forma hasta sentía “pena” por su hermano que recurría a actos tan ridículos para lidiar con su propia desesperación. Pero lo perdonaría, porque él aún lo tenía en estima, porque siempre serían familia. En eso, coincidían: la familia era importante. Y Fatmire formaría parte de la misma le gustase o no al resto.

Se abstuvo de aclarar que no tenía preocupaciones de ningún tipo –creía tenerlo todo bajo control– y con la tranquilidad que eso le daba permitió que su hermano actuara a su gusto. No tardó en confirmar que él estaba en lo cierto, el agarre a su cuello no había sido mas que un infantil intento de amenaza que ahora adoptaba un matiz inofensivo, un abrazo. Sin embargo los abrazos se prestaban para atacar por la espalda, realidad que no le pasó inadvertida al empresario pero, de una u otra forma, siempre volvía a la misma ley: Vseslav era incapaz de hacerle daño.

No se movió, quieto permaneció a pesar de que corresponder al abrazo podría haber compuesto un poco la tempestad instalada entre ambos. Hvalimir podía perdonar, mas no premiar a quien no lo merecía. Y su hermano ese día no era merecedor de nada.

Casi le hizo reír la negativa para almorzar juntos, otro infantilismo por parte del contrario. –Como prefieras. – le dijo sin poder evitar el calificarlo de voluble. Ciertamente la discusión había sido desastrosa pero a Hvalimir algo como eso no le impedía tomar los alimentos en compañía de su hermano, podía dejar a un lado todo lo dicho con la misma facilidad que se lavaba las manos. Ah… pero el hombre del cráneo tenía que hacer colapsar la tolerancia de su mayor…

Nada lo advirtió de lo que ocurriría enseguida. Para cuando la distancia entre ambos hombres se hizo clara la varita del ajeno en el despacho ya apuntaba a la serpiente. –Detente.– dictó firme, comprendiendo rápidamente las intenciones del otro, segundos tarde lamentablemente. Se había puesto de pie y la varita sostenía también en la mano pero era demasiado tarde para salvar a Uroš, la maldición ya había brotado de la otra varita. Y el sonido de su querida criatura al caer muerta al suelo, perforó los sentidos del dueño.

Vseslav dejó de importar por segundos, su vista se centraba en la casi perfecta runespoor que no volvería a ver en movimiento nunca más. Casi perfecta porque naturalmente sin vida ya nada era lo mismo, un ser de la naturaleza carente de la chispa de la vida era ya lo mismo que una roca en el camino sin importar cuánto tiempo llevara existiendo en el mundo. Y todo era culpa de su preciado hermano.

¡VSESLAV!– le gritó iracundo, sumándolo de nuevo a la escena. Nunca lo había hecho enfurecer como en ese instante, si lo que buscaba era ser odiado estaba muy cerca de lograrlo y, aunque palabras que escupirle como fuego sobraban no le soltó más que una. No tenía sentido, de nada serviría. La varita por poco la rompió de lo fuerte que la apretaba en su puño. Un Crucio podía parecer un efectivo castigo a ojos de cualquiera, pero Hvalimir sabía que ni siquiera eso afectaría al pelinegro, mucho menos los golpes. Seguro que le divertía el recibir algo como eso de parte de su propia sangre. –Retírate.– ordenó y con la varita señaló la puerta del lugar, misma que se abrió bruscamente de par en par. Ya encontraría el modo de hacerle pagar y con creces, mientras tanto no quería verlo más, tenía algo importante de qué ocuparse. Un cadáver que para su propio asombro extrañaría más de lo esperado. Buscaría a Fatmire, ella sabría cuál era el modo más digno de tratar a sus difuntas cabezas y, desde luego, debía explicarle la declaración de guerra.



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Vseslav M. Hawryluk el Lun Ene 04, 2016 4:15 am

Siempre había estado seguro de que se sentiría bien hacer lo correcto. No que él defendiera solo las buenas acciones, claro, tampoco era tan descarado de no reconocer que a veces hacía cosas malas por pleno gusto, pero comenzaba a meditar que lo que había hecho no terminó siendo ni bueno ni malo, porque no le había reportado beneficio alguno a pesar de saber con firmeza que era lo correcto. Claro que había escuchado cuando él le pidió que se detuviera, pero eso no impidió que diera la sentencia con la frialdad que solía.

La serpiente había caído como la nada que valía con un sonido seco. Y creyó que eso tendría, nada más, hasta que la voz de Hvalimir Hawryluk se hizo presente en la escena en un tono que fue capaz de hacerle temblar. Y por más enfermo y morboso que fuera, lo disfrutó en esos momentos. Sonrió al creerse lo suficientemente importante para ser odiado, era mejor eso que la indiferencia, e iba a darle una larga cátedra al otro sobre las bondades de un sentimiento tan negro, incluso se giró, pero la nueva palabra que provino de los labios de su hermano mayor lo bajó de su nube.

Su felicidad explotó cual esfera inflable y la puerta abierta con magia le hizo saber que el otro no tendría ni la amabilidad de atacarlo de regreso. Como si lo que acabara de hacer no fuese una atrocidad, infantil pero terrible. Le quitaba valor—. Puedes odiarme todo lo que quieras, yo te seguiré queriendo —murmuró sintiéndose el héroe de su propia tragedia. Y como el poeta principal, dio una mirada por sobre el hombro al que le superaba en edad y una sonría torcida se atisbó en su rostro—. Tómalo como una advertencia para tu musa —no tenía sentido despedirse y seguirle hablando, así que haciendo acopio de su fuerza de voluntad que muchas veces fallaba, salió de la estancia sin más.

Cuando estuvo afuera, luego de los tres pasos que dio en el pasillo, su varita se removió furiosa como él en su mano e hizo que la entrada del despacho del empresario temblara ante su ira antes de cerrarse de manera grosera. Despreciado una vez más. Quiso maldecir todo el lugar pero no fue capaz, tampoco tenía hambre ya luego de lo sucedido y de hecho no quería seguir ahí en esa oscura casa que gritaba por las paredes que su vida era miserable.

Si tuviera a alguien más a quien recurrir, allí habría ido a llorar sus pesares. Pero no había nada en el mundo para él. No a su alcance al menos, y darse cuenta encendió su odio un poco más. Iba a destrozarlo todo hasta que el mundo entero se enterara de que su familia era suya, y de nadie más. No importaba lo dañados que estuvieran los pocos miembros que quedarían en pie luego de eso. Él al menos no iba a morir tranquilo hasta que su deseo se hiciera realidad. Nada ni nadie iba a cambiar sus sueños o su relación con Hvalimir.

Lo iba a destruir y recomponer a la vez si hacía falta.


TEMA FINALIZADO




can you feel it? :

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you keep this promise? ☩ Private

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales