JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Each day...each night | Priv

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Vie Oct 02, 2015 12:17 am

Recuerdo del primer mensaje :

Viernes 20 de Diciembre, 2024.



Una sola vez habían conversado, una noche en la que ella subió al Noctámbulo y ambos charlaron durante el recorrido siempre ajetreado del autobús, hasta que un mago de mayor edad solicitó con su varita el servicio del vehículo pero no para subir. Ese fue el fin de la charla, cuando con suma molestia el desconocido –al menos para el conductor– exigió a la chica que bajara rápido para volver a casa. Dahlia, se había presentado con ese nombre y también compartieron otros datos básicos. Así fue como supo dónde buscarla y en que horario encontrarla.

Él rotaba turno en el trabajo, por eso en ocasiones se encontraba libre durante el día y a veces por la noche. Era tarde y en un par de horas debía iniciar su ronda nocturna, pero tenía algo importante que hacer antes de partir, era un capricho y lo sabía ¿pero qué importaba? Su curiosidad era grande y la iniciativa implacable.

Todo listo. Se dijo y dirigió sus pasos hacia la librería que llevaba rato observando. Hildr justo salía ¿iría directo a su casa? Con la duda en los labios y bajo una falsa apariencia chocó con el hombro de ella, aprovechando el tráfico de magos y brujas que se disponían a desalojar Diagon. –Disculpe– dijo con falsa voz y sin mirarla, pasando de largo. Pero, algo había caído al suelo, a los pies de la joven castaña. Un pequeño sobre negro que siguiendo el perfil del común vociferador empezó a llamar por su nombre a la chica, desde el suelo y con una vocecilla femenina. Dentro guardaba una nota igual en papel negro, impregnado con dulce aroma a chocolate. Muda por supuesto:

Mensaje:

Diario cruelmente invades mi cabeza,
culpa entera de tu lengua y tu belleza.
Humedezco a solas chocolates y fresas,
¿Quieres morder conmigo una cereza?





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo


Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Miér Oct 28, 2015 4:16 am

Luchar contra las lágrimas era difícil pero no imposible, alcanzó a secarse las gotas que habían caído aunque los ojos los seguía sintiendo acuosos y seguramente el nudo en la garganta no se le iría con facilidad. Podía escuchar a Kaoru pero su atención estaba puesta en la fría celda que había guardado a su padre por años y que le recordaba la crudeza de la vida. ¿Realmente la protegía más de lo necesario? Pues eso parecía—. Casi siempre ha sido así aunque le he pedido que no lo haga —murmuró y negó con la cabeza ante la petición de revisar su ojo. ¡No! Si se acercaba mucho se daría cuenta de que ella le había intentado mentir tan bobamente y ella moriría de la vergüenza.

Escaparse de la presencia ajena fue difícil, mejor dicho, ni siquiera lo logró, pues él ya estaba a su altura y la mano del hombre se tomó de su piel generando la electricidad de siempre. Le era tan extraño el sentimiento que seguía provocándola a quedarse pasmada, un efecto de su recientemente conocido admirador—. Suena bien, tengo unas cuantas horas libres en días hábiles y durante los fines de semana —dijo y por culpa de la mano no pudo escapar del todo de la mirada contraria, aunque si se aseguró de no pestañear mucho para que sus ojos no se desbordaran en un torrente difícil de controlar. Él no querría tener a una cocinera llorosa en su casa—. Salgo de trabajar de lunes a jueves a las seis y los viernes hasta las dos. Los sábados tengo casi todo libre y el domingo solo en la noche porque es día familiar —explicó a la rápida tratando de apartar la atención del chico de ella aunque con sus palabras no serviría.

N-no es nada grave, lo de mi ojo —aseguró y con la mano apartó la del pelinegro pues se comenzaba a sentir ligeramente ahogada por la mirada del conductor—. Vamos por tu libro —casi pidió y apenas pudo escapó a pasos rápidos hacia las alturas. Las estanterías conocidas fueron un alivio para su alma y le trajeron la paz que necesitaba para recuperarse de los recuerdos oscuros.

Luego de dar unos cuantos giros encontró el pasillo donde estaría el libro que él quería, pocas personas iban al segundo piso de la tienda así que al menos ningún club de niños los atropellaría de un segundo a otro. Cuando llegó al lugar buscó una pequeña escalera que estaba al final y la acercó para subirse, esta vez la estantería no estaba tan arriba como la de la que se había caído minutos atrás—. Aquí está lo que querías —le dijo mientras se subía a la misma y se estiraba para alcanzar el tomo que por suerte no intentaría morderla como algunos de los libros hechizados que tenían.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Miér Nov 04, 2015 3:06 pm

Esperó a que Dahlia desmenuzara en voz alta su  horario, él ya lo sabía de memoria pero dejarla hablar era importante, además consiguió el dato extra de que los domingos eran día familiar para ella. Su familia parecía ser unida, ¿sería después eso un problema para él?

Ser testigo de la humedad en sus ojos no fue agradable, pero fue peor saberse indigno de su confianza porque evidentemente ella se había abstenido de contarle exactamente qué le ocurría. Tal vez había sido una especie de nostalgia, pero él, ajeno a la realidad de la muchacha, no tenía modo de adivinar la verdad tras su tristeza. No insistió cuando la squib apartó la mano con que él le tomaba el rostro, era lo más natural del mundo querer tener lejos la mano de un casi completo desconocido y sin embargo tampoco fue grato para el  mago. –Ok, vamos…– respondió con toda la neutralidad que pudo cuando se hizo mención de retomar la búsqueda del libro. Una vez estuvo fuera del rango de visión de la chica Kaoru frunció el ceño, no había imaginado que ser rechazado de maneras tan imperceptibles fuese a sentirse como una estaca en el corazón…

Pero respiró profundo y continuó, caminando atrás de ella sin decir nada más. Prefirió pensar en qué día sería mejor para encontrarse y cocinar en casa, aunque seguía sintiéndose un poco oprimido. A pesar de eso sus ojos se desviaron hacia la chica con quien gustaba soñar despierto y no se perdió detalle de su figura cuando subió a otra escalera y se estiró para alcanzar el libro que él buscaba. Podría haber ofrecido ayuda con su varita que quizá esa clase de gestos la ofendían. –Perfecto, mi hermana estará contenta. – comentó cuando quedó claro que sí se trataba del ejemplar correcto.

Con cuidado sacó algo del interior de su abrigo y antes de que Hildr bajara con el libro en mano, él subió también a la escalera. Como obviamente no podía acomodarse en el mismo escalón que ella, se quedó uno atrás, encantado de poder tenerla tan cerca. –Tengo algo para ti– dijo en voz baja, pasando un brazo hacia adelante –rodeando parcialmente a la chica– y en la mano sostenía un pequeño envoltorio navideño. –¿Esta bien si paso por ti el próximo viernes? Así tendremos toda la tarde para la tarta de manzana…– y con un poco de suerte la noche y madrugada para otras cosas. Claro que eso ya eran divagaciones personales, pero con soñar no perdía nada. Esperaba que aceptara el obsequio, dentro llevaba unas galletas que había comprado a una amiga y que le habían parecido perfectas para su sirena. Estaba listo para bajar de la escalera en cuanto ella tomara el envoltorio, aunque si prefería quedarse ahí arriba acorralada no se iba a quejar.


Última edición por Kaoru Reed el Dom Feb 21, 2016 6:16 am, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Vie Nov 06, 2015 5:51 am

Tomó el libro entre sus dedos, sorprendida al saber que su acompañante tenía más familia. Ella había querido hace algunos años tener algún hermano o hermana pero no había sucedido para su lamento, aunque no podía quejarse porque sus padres le daban cariño de sobra—. ¿Tienes una hermana? ¿Qué se siente? ¡Suena divertido! Lo más parecido que tengo es mi prim…. —guardó silencio cuando percibió la presencia ajena justo detrás de ella, y se quedó quieta unos segundos, estática en su posición.

Confundida intentó mirarlo por sobre su hombro abrazando el libro contra ella. ¿Por qué se había subido? No lograba entender a ese chico y se distrajo ante la mención de un objeto desconocido y que se sumaría a sus pertenencias—. ¿Algo para mí? —preguntó y sus ojos parecieron iluminarse de golpe. Por su mente desfilaron tarjetas, chocolates e incluso fresas, y cuando vio el envoltorio se emocionó, incluso olvidó quejarse o al menos preguntar por qué había decidido entregárselo justo en ese lugar. A pesar de que la posición era poco común, con la mano libre no tardó en tomar su regalo aunque así difícilmente podría sostenerse en la escalera.

Muchas gracias. ¡Ya quiero ver que es! Pero siento que voy a caerme de nuevo —suspiró entre risas y se acomodó para tomar todo con un solo brazo. Decidida estaba a moverse, aunque parecía una hazaña peligrosa a esas alturas. Al borde estuvo de resbalar pero luego de girarse terminó con la espalda apoyada contra la escalera, casi sentada en uno de los escalones y todavía cargando los dos preciados objetos—. Este viernes está perfecto, pero… Mi padre tiene a un trabajador que se encarga de escoltarme todos los días. Jeremiah, ese que iba conmigo el otro día. Mhm sería mejor si me esperas por la salida de servicio —no es que se avergonzará de él sino que el otro se encargaría de preguntarle hasta acerca de sus bisabuelos al chico—. A menos que quieras responder sus preguntas —le dio la opción sonriendo sin importar la elección ajena, salir con él para hacer una tarta le era suficiente diversión para ignorar los detalles.

Como estaba ahí inspeccionó el papel y su corazón dio un brinco al leer la frase en la tarjeta, nerviosa decidió que lo mejor era ver el contenido y cuando encontró las galletas su boca se abrió de la sorpresa—. Kaoru… ¡¡Son adorables!! —exclamó y sacó una para inspeccionar la figura, sentir su aroma y luego comerla. Luego tomó otra y se la ofreció directamente en los labios al mago. Su espalda comenzaba a doler por uno de los escalones que había quedado en mala posición contra ella. Al menos ninguno de los otros trabajadores los había visto ahí así que no recibiría regaños—. ¿Me dejarás bajar o quieres otra cosa? —pregunto señalando con la boca la estantería por si deseaba algún libro, todavía podía sentir el dulce aunque ya lo había tragado. Tenía sabor a felicidad.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Miér Nov 11, 2015 11:32 pm

En determinado momento consideró el bajar de la escalera para darle movilidad a la chica, pero al ver que por sí sola se las ingeniaba para cambiar de posición y no caer en el proceso, desistió. Resultaba divertido observarla maniobrar a ese nivel de dificultad del cual él tenía la culpa. De hecho una ligera risa se le escapó cuando Dahlia expuso que temía caer de nuevo, claro que para él eso no sería ningún inconveniente, pero no parecía el momento adecuado para decirlo, primero que abriera el regalo. Estaba feliz de ver que sí lo había aceptado.

-Jeremiah…– repitió de mala gana el nombre del famoso guardia que se cargaba la señorita, el sujeto definitivamente no le agradaba pero ya veía que tendría que usar la diplomacia algún día, tarde o temprano se lo toparía. –No temo a las preguntas, pero por esta vez preferiría ocupar todo mi tiempo contigo así que te esperaré en la salida de servicio.– se explicó, animado de finalmente haber conseguido un poco más de la castaña. Kaoru fue atrapado por la bonita sonrisa de su nueva amiga, puede que ella no se diera cuenta pero poder apreciarla a tan corta distancia era toda una maravilla para él. De ahí que no reaccionara del todo cuando Dahlia hizo notar su emoción por el contenido del regalo, él estaba embobado con cada detalle de su expresiones, hacerla feliz era ciertamente satisfactorio.

Desde luego no dudó en aceptar la galleta que le fue ofrecida aunque puso quizá demasiada atención a los dedos que se la dieron, antes de tomar el oso con los dientes para después comerlo lentamente. Con ese ofrecimiento ya podía darse por bien servido, porque recibir esa clase de atención por parte de la chica que lo tenía desastrosamente ansioso era el mejor regalo de navidad que podría haber recibido. Masticaba con gusto y lo animado que estaba seguro se notaba. –Mhm… ya que lo mencionas, sí quiero otra cosa. Después de eso ya podrás bajar, todo lo que quieras…– agregó a media voz, con un tono que bien podía etiquetarse como coqueto, al igual que su sonrisa.

Primero se sujetó de un borde de la escalera y ya con más seguridad subió al escalón donde la squib estaba parada, no era lo más sensato del mundo, el espacio para sus pies era reducido y sería fácil perder el equilibrio pero… valía la pena el riesgo. Ya estando en ese escalón se sujetó también con la otra mano, acercando luego el rostro al de ella. La misma escalera le impedía escapar y de eso se aprovechó, tras una breve mirada a los orbes de su dulce personal unió los labios a los de ella, dando un lento beso, tan profundo como le fue posible considerando que los contrarios no estaban preparados para recibirlo. Se relamió luego de ese fugaz deleite mas no se apartó todavía. –Listo. Ya tienes permiso de bajar…– susurró con una amplia sonrisa, poniendo una mano sobre el libro que Dahlia tenía apresado y ahí la dejó unos segundos. Después retrocedió, bajó al suelo y una mano extendió para ayudarla a hacer lo mismo. Ojalá ella lo siguiera, más allá de esas puertas…


Última edición por Kaoru Reed el Dom Feb 21, 2016 6:18 am, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Jue Nov 12, 2015 10:52 pm

La sonrisa de Kaoru era agradable mientras la escuchaba. Y al verlo aceptar la galleta de su mano ella se sintió realizada. Aprendería a preparar algo parecido porque le había encantado la forma que tenían y necesitaba replicarlo aunque seguramente hacer osos pequeños no era tan fácil. ¿Dónde podría conseguir un molde similar?

Puso atención cuando él menciono que si quería algo más, y esperó impaciente a que él le dijera. Para su sorpresa fue más acción que palabras y se quedó quieta en su posición cuando lo vio afirmarse y subirse a su mismo escalón—. ¿Kaoru? —preguntó confundida mientras notaba como se acercaba a ella. ¿Tenía algo?—. Kao- —el ru se desvaneció contra los labios que le habían cerrado el aliento. Y pasmada se mantuvo los primeros segundos, sin oponer resistencia alguna mientras se sentía flotar en una extraña nube que pronto comenzó a hacer que su corazón bombeara con más fuerza y que los nervios la agitaran. Kaoru tenía sabor a galleta y su rostro se hizo hacia atrás apenas le dejaron espacio, trató de decir algo pero las palabras no salían.

Ya podía darlo por oficial. Kaoru no era tímido, era más parecido a una explosión que no le permitía mantenerse de pie con seguridad. Si su piel hubiese sido más clara seguro el bochorno habría sido más evidente, aunque podía sentir con claridad como el calor había trepado directo a sus mejillas. No podía decir que era la primera vez que le habían robado los labios pero si la primera que había deseado continuarlo y que no había querido alejar de golpe.

Diario cruelmente invades mi cabeza, al ver su mano apretó el libro y el regalo contra ella, pero en vez de tomarla para ayudarse a bajar le entregó el tomo y descendió por su cuenta con rapidez, mirándolo con una mezcla de emociones difíciles de dilucidar. Culpa entera de tu lengua y tú belleza. Humedezco a solas chocolates y fresas, por alguna razón era su propia voz la que en su mente repetía la cita y le daba nuevos significados, ninguno era precisamente sano y se cubrió el rostro con la mano libre mientras se aferraba al envoltorio de las galletas. ¿Quieres morder conmigo una cereza?—. Si quiero… —murmuró y avergonzada todavía más de sus pensamientos que de la situación, las palabras le brotaron con exceso de rapidez mientras intentaba no mirarlo directamente—. Yo... ¿Por qué tú...? Es decir, puedes pagar en la caja, si dices que vas de mi parte te darán descuento —se negó a sí misma la posibilidad de preguntar sobre el beso que acababan de compartir, tratar de sonar tranquila era tarea imposible, pues las frases de la tarjeta seguían repitiéndose en su cabeza.

Estaba huyendo, literalmente, aunque cuando ya llevaba tres pasos de lejanía se detuvo. Le tomó otro minuto pero se giró y le sonrió, todavía azorada y cubriéndose los labios—. T-te veo el viernes… Feliz Navidad Kaoru —su voz le salió en un hilo pero seguro el mago había sido capaz de escucharla, y la squib por su parte salió corriendo por el pasillo, directa a las escaleras que descendió a buena velocidad. Seguro él encontraría la salida y la forma de ir a pagar así que no le preocupaba.

Podía sentir todavía el corazón golpeando fuerte y pronto desapareció por la puerta que daba a la zona donde solo los empleados podían ingresar. Allí buscó un punto alejado de la vista de curiosos y se golpeó las mejillas más de una vez mientras se susurraba palabras para calmarse. ¡No era un adolescente! Oh, pero Kaoru… Él… ¡Él la había besado! Sin duda era un hombre peligroso, aunque ella no veía particularmente malas intenciones en el joven que ya consideraba mucho más que un simple admirador. Tal vez ese viernes debería pedirle que recitara en voz alta las palabras de la tarjeta… Así podría guardarlo en su cabeza con su voz incluida. Sonrió incapaz de eliminar las emociones recién vividas y volvió a tocarse los labios con una risa nerviosa. ¿Podía considerarlo otro regalo de navidad?


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Dom Nov 15, 2015 7:05 am

Ya no podía ni quería parar. Oficialmente esa chica lo había atravesado de lado a lado sin saberlo y nada conseguiría que la olvidara. No después de probarla directamente, y de ser testigo en primera fila de cómo sus mejillas se encendían, ¿qué estaría pasando por su cabeza en ese preciso instante? Mataría por saberlo, pero a ella no podía hacerle daño, no tan letal, no todavía.

Kaoru esbozó una satisfactoria sonrisa y tomó el libro que ella le estaba entregando, habría preferido por mucho recibir su mano, pero al parecer era mucho pedir. Bien, no iba a forzar más las cosas ese día, saturarla tan pronto podía ser contraproducente. Mientras tanto, el mago parecía estar pegado al suelo por algún hechizo porque sus pies se negaban a moverse, era como si supieran que la cabeza pensante y el corazón latente más arriba se resistía a dejar de observar a la desconcertada squib. No iba a negar que disfrutaba bastante de su desconcierto y sin embargo, pasados unos segundos fue él quien quedó confundido. ¿Qué habían dicho sus labios? ¿Había escuchado bien o sus neuronas convenientemente daban forma a los sonidos escuchados?

En ese momento no tuvo tiempo de ligar ideas, la señorita se disponía a darse a la fuga y él todavía no le daba las gracias por el libro. Afortunadamente sus pies no la llevaron lejos todavía y entonces tuvo el mago la oportunidad de verle sonreír de nuevo y no solo eso, le estaba confirmando la cita. Una sonrisa más acentuada exigió sitio en el rostro de Kaoru, más feliz no podía estar, esas palabras por parte de la castaña eran el regalo perfecto de Navidad. –Feliz Navidad, Dahlia.– alcanzó a responder aunque a la brevedad la presa se le escabulló sin remedio. Al segundo siguiente que Hildr desapareció de su vista, Kaoru apretó entusiasta el puño del brazo en que no sostenía el libro. Las cosas le habían salido mejor de lo esperado y esa emoción no se la podrían arrebatar, ni siquiera el aburrimiento que le esperaba en casa de la abuela.

Sin más fue a la caja y pagó por el ejemplar que llevaba para su hermana, tenía planes importantes que trazar para el viernes prometido. Estaría puntual esperándola afuera de la librería.



Viernes 27 de Diciembre, 2024.  13:55 hrs.


No es que fuera obsesivo, pero llevaba más de veinte minutos montando guardia junto a la puerta de servicio de Flourish & Blotts. No había tenido oportunidad de averiguar la rutina del guardia de Dahlia, pero confiaría en la seguridad que ella había mostrado de poder encontrarse en ese punto sin ser descubiertos. De cualquier forma venía preparado para esfumarse rápidamente y así no arriesgarse a tener contratiempos por culpa de Jeremiah. Como no habían acordado qué harían respecto a los ingredientes tendrían que comprarlos antes de ir a casa, tarea que lo tendría en tensión ya que prácticamente saldrían de contrabando, pero ese mismo riesgo sumaba diversión al encuentro.

Dahlia apareció por la puerta tal cual habían quedado y antes de que cualquier otra cosa pasara abandonaron la zona para ir en busca de las cosas que necesitarían. Con cierta prisa hicieron las compras, lo cual no les dio gran oportunidad de tocar el tema del beso no previsto de la última vez, pero el día tenía aún suficientes horas, y sino, la noche también era larga. –Esto nos llevará a casa. La aparición no se me da.– confesó tomando una mano de su invitada y colocando en ella una gema que había preparado para la ocasión.

Aparecieron en medio de una amplia estancia, desde ahí podía apreciarse la cama y algunos muebles propios de un dormitorio, pero también la sala y una sencilla cocina. No había muros entre esas zonas de la casa, solo para el cuarto de baño y un ventanal que daba a un jardín. Desde el otro lado se escuchó un ladrido mas no había señal de movimiento.

Bienvenida– dijo animado, agitando después la varita para que las bolsas con las compras flotaran hasta la cocina. –Es sencillo pero cómodo. Puedes quedarte con esto.– añadió haciéndole cerrar los dedos alrededor de la gema. Un paso lo había introducido al espacio personal de Dahlia y de ahí no le apetecía salir. –Consérvalo por favor, por si algún día necesitas algo.– estaba enganchado a sus ojos, queriendo averiguar si ella lo consideraba extraño por ofrecer tan fácilmente su hogar.


Última edición por Kaoru Reed el Dom Feb 21, 2016 6:20 am, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Dom Nov 15, 2015 11:01 pm

Viernes 27 de Diciembre, 2024.  Por la tarde.

Los días se le habían hecho lentos, la noche de la Cena de Navidad sus padres le habían preguntado en variados tonos qué era lo que ocurría con ella. ¡Parecía con la cabeza en las nubes! Pero aparte de negar y reír, ella no les confesó nada. Las siguientes horas y días los pasó soñando despierta, recordando a veces con gusto y otra con ansiedad el sabor de Kaoru en sus labios. ¡¿Por qué no había correspondido como se debía?! Se repetía regañándose a sí misma de vez en cuando, seguro el mago no se habría dado cuenta de cuanto le había gustado.

El día de la cita se levantó más nerviosa que de costumbre y se vistió pensando precisamente en el causante oficial de sus distracciones aunque no conocía sus gustos en vestimenta. Pero el vestido que le habían regalado por navidad se le hacía cómodo y agradable. Y las medias la protegían del frío. Las horas siguientes la martirizaron en la espera, y poco antes de dar con la hora de salida, se aseguró de estar cerca de la salida no oficial, para que Jeremiah no la interrumpiera.

Lo logró por supuesto, ver a Kaoru y huir poco después con él fue tan excitante como se esperaba, y pudieron comprar sin mayores retrasos los ingredientes. Ella intentaba mantener tranquilos los latidos de su corazón, pero era difícil cada vez que lo escuchaba hablar. Sus ojos en automático se desviaban para disfrutar de ver los labios contrarios. Sorprendida tomó el traslador y cuando llegaron al lugar ella ahogó un murmullo de sorpresa.

¡Que agradable! —aseguró pues se veía exactamente como su imaginación pensaba acerca de la vivienda de un hombre soltero. O algo así, era por supuesto más pequeño que las estancias a las que ella estaba acostumbrada, pero se notaba que vivía en modo pacífico y relajado. Su vista se desvió a la cocina y cuando escuchó un ladrido su cuerpo pareció tensarse. ¿Tenía un perro?!

Cuando las manos ajenas tomaron las suyas ella lo miró al instante, nuevamente consciente de la cercanía y con su imaginación dispuesta a generar de todo tipo de situaciones. Culpa de él por haberle tentado con sus labios—. Gracias por invitarme y por… todo —dijo mirándolo fijo mientras apretaba la gema en sus manos. La guardó luego en uno de sus bolsillos. Tener algo que la conectara con el chico era sin duda más que prometedor—. ¿Puedo venir cuando quiera entonces? —preguntó sin pensar en lo poco razonable de la idea, aunque no quería que él pensara que ella era así con todos sus nuevos conocidos, le gustaba hacer amigos pero no todos la invitaban así.

Tienes todo cerca y bien organizado —comentó mientras miraba con algo de nerviosismo obligado la cama que se veía desde esa posición—. Si me miras así me pones nerviosa... —confesó cuando sus miradas colisionaron de nuevo. Su risa nerviosa hizo aparición y luego se separó un paso de él, para comenzar a inspeccionar el lugar y se dirigió directamente al ventanal. Como la mujer infantil que era se apegó al vidrio apoyando las manos y la frente, en busca de algún ser peludo que hiciera de acompañante—. ¿De casualidad tienes una mascota? —preguntó ilusionada ante la posibilidad de que fuera uno de esos animales que a ella no le permitían tener—. Siempre he querido tener un perro pero mis padres son amantes de los gatos… Al menos me dejan tener peces. Tengo dos de esos payasos —comentó animada mientras recordaba a sus dos buenos amigos. Quería comenzar a preparar la tarta pero antes deseaba mirar.


Última edición por Dahlia H. Cáech el Vie Nov 27, 2015 12:58 am, editado 2 veces


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Vie Nov 20, 2015 4:34 pm

Kaoru asintió enérgico, él estaría sumamente feliz de recibirla en casa todos los días o de saber que visitaba el lugar incluso sin que estuviese presente. Por eso agradeció internamente el que Dahlia aceptara su oferta, lo cual quedó implícito al momento que la chica se guardó la gema. De alguna forma ellos dos se entendían o esa impresión tenía el mago, porque ella no había mal visto su propuesta de visitas frecuentes a pesar de que tenían poco de conocerse, y él en ningún momento pensó que la castaña estuviese tan dispuesta con todo aquel que se le acercara.

Mhm… ¿o había entre ambos algo más? Para el conductor no pasó desapercibida la especial atención que puso su invitada en la cama, darse cuenta de ese interesante detalle le hizo sonreír, más temprano que tarde quería llevarla justo ahí. –Lo siento– se disculpó después de que la squib se declarara nerviosa por culpa de la forma en que él la miraba, no lo había tomado a mal y se notó en la risa de él que de inmediato acompañó a la femenina y de verdad lo sentía por Dahlia, porque mirarla con intensidad, queriendo descubrir todo de ella le era natural, sencillamente no lo podía evitar.

La vio alejarse de él, directo al ventanal. No fue difícil adivinar qué había captado su atención. –Vaya, es justamente un perro lo que tengo.– dijo tras escuchar la existencia de gatos y peces en la vida de la señorita. También se acercó al ventanal, tomando posición justo detrás de la castaña a quien colocó una mano sobre el hombro izquierdo, antes de dar un par de golpes al cristal. El sonido atrajo al can, uno no muy alto, oscuro y… con solo un rastro casi imperceptible de pelo sobre la cabeza, el resto carecía de pelaje. –Sunekosuri, ese es su nombre.– dijo  acomodando el rostro a un lado del de Dahlia. Miraba hacia abajo, allí donde el perro se encontraba apoyando las patas delanteras al cristal, entusiasmado. –Ten cuidado con tus pies, es un poco traviesa. Se cree fuerte, tiene la manía de querer derribar a la gente. Claro que, nunca lo logra.– avisó y muy a su pesar abandonó su cómoda posición para abrir el ventanal.

¡Hey!– el animal efectivamente se lanzó en cuanto tuvo oportunidad contra las piernas de Kaoru, hacía tiempo que no se portaba así con él, ¿sería acaso porque le vio con compañía? –Es hembra, xoloitzcuintle...– comentó al ponerse en cuclillas para rascarle la cabeza a su mascota, no era una raza común pero justamente por eso le había gustado. El nombre de la raza le había costado bastante aprenderlo hace cuatro años, actualmente no le representaba dificultad alguna el pronunciarlo. Naturalmente los ladridos contra la invitada no tardaron en hacerse escuchar pero como el mago le tenía en una especie de abrazo no pudo acercarse a “saludar” a la recién llegada. –Es amiga mía, una muy especial…– le dijo a la hembra para calmarla, lo cual funcionó, aparentemente. –Acostúmbrate a ella, nos visitará con frecuencia. ¿Cierto Dahlia?– al decirlo buscó los ojos de su tentadora invitada, le ilusionaba el tenerla en casa, miles de cosas que podrían hacer juntos…


Última edición por Kaoru Reed el Dom Feb 21, 2016 6:23 am, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Vie Nov 27, 2015 2:19 am

Su espalda sintió los nervios directos de tener a Kaoru justo atrás de ella, un estremecimiento la recorrió incluyendo su hombro aunque logró ocultarlo pues su atención fue finalmente tomada por el perro que para placer de la castaña si existía. Observó interesada cuando al fin apareció en su campo de visión y su sorpresa fue evidente. Hasta donde conocía, la mayoría de los perros eran bastante peludos, pero ese era extrañamente—… ¿Es calvo? —preguntó con notable inocencia mientras el animal se paraba en sus patas contra el cristal. Ella rió y al escuchar el nombre asintió tratando de guardárselo—. Sunekosuri… ¿Qué significa? —repitió preguntó curiosa pues suponía que debía ser alguna palabra oriental, sabía solo lo básico de la familia de Kaoru así que conocía que él había nacido en America a pesar de su nombre y rasgos diferentes a lo común.  

Se aterró por un segundo cuando el cristal quedó abierto y el animal hizo ingreso, ella no sabía cómo tratar con perros aunque siempre había querido uno—. ¿Solos… solocuincle? —repitió fallidamente y negó con la cabeza sabiendo que no lo había pronunciado igual ni por asomo. Disfrutó de ver a Reed agacharse y darle cariño a la pequeña bestia y su felicidad pareció contagiarse aunque casi saltó al escuchar el primer ladrido en su contra. ¿Eso significaba que Sunekosuri no la aceptaba o todo lo contrario?

Al escuchar a Kaoru presentarla se sintió tocada en su fibra íntima y la emoción se hizo ver en su rostro—. Hola —saludó al animal antes de desviar su vista hacia Kaoru para responder la pregunta que había dejado en el aire—. ¡Por supuesto que vendré! Tan seguido como pueda —aseguró sin duda alguna asintiendo divertida.

Pero se sentía lejos del núcleo feliz que formaba la pareja frente a ella, así que con curiosidad pero algo de timidez, se agachó un poco para extender una mano algo temblorosa a la cabeza del animal. Este rápido buscó tomar el aroma de la extraña y sentir la nariz húmeda de la criatura le hizo detenerse en su intento antes de proseguir. Fue cuando tocó la cabeza, sorprendentemente suave y casi por completo lisa, que la hembra se liberó de su amo y saltó directa hacia la squib que llamaba poderosamente su interés a pesar de las palabras de su amo.

El equilibrio de la chica era bastante precario así que luego de que le asaltara las piernas, ella intentó retroceder pero terminó de trasero sobre el piso de la casa de su amigo. Su quejido adolorido luego del grito de sorpresa por la caída fue su primer sonido pero luego vinieron una serie de risas nerviosas pues el animal en vista de que la chica estaba a su altura prácticamente se subió a ella para buscar el rostro de la invitada mientras ella intentaba controlarla con las manos e incorporarse fallidamente porque ni sentarse debidamente podía. ¿Sería acaso porque ella solía tener un aroma dulce?—. No, no, no… Sune… Por favor —pidió Hildr entre gritos agudos y risas—. ¡Kaoru ayúdame! —rogó al mago que desde su posición, ya prácticamente acostada sobre el piso, no podía ver.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Dom Nov 29, 2015 2:51 am

Enérgico asintió, fascinado por ese “tan seguido como pueda”. Y cuando la squib no pudiera, él se encargaría de raptarla. Luego hizo un poco de espacio para que la castaña y su mascota pudieran socializar, todo apuntaba a que al menos la parte del reconocimiento marchaba bien. –Sunekosuri es el nombre de un y ōkai, un fantasma japonés. Se dice que aparece en noches lluviosas y hace tropezar a la gente al atacar sus tobillos o rodillas.– en vida su madre siempre se había esforzado por inculcar algo de su propia cultura a sus hijos y, aunque no fue por mucho tiempo bastó para que Kaoru adquiriera interés por sus raíces y aprendiera otras cosas por su cuenta.

¡Dahl!– exclamó el mago al ser testigo de cómo el perro repentinamente se arrojaba contra su chica, ah porque ya la consideraba suya, mas le valía a otros no mirarla más de la cuenta. Sus manos inicialmente tenían la intención de quitarle de encima al animal pero una parte de él se quedó en otro plano a causa del quejido que su amiga soltó tras la caída. Era la primera vez que la escuchaba en ese tono y pasaba lo mismo con las risas y otros gritos que vinieron después. Debía ayudarla aunque no fuese nada grave lo ocurrido, pero esos sonidos fueron mucho más que música para su persona. Sus oídos no eran los únicos disfrutando el momento.

Kaoru ya estaba de pie y ver a su invitada forzosamente recostada en el suelo de su casa no ayudaba a que él se decidiera a actuar. –Mhm… me gusta cómo te ves ahí.– confesó pensativo, llevándose una mano a la barbilla y se movió unos cuantos pasos de modo que Dahlia lo tuviese en su rango de visión, aunque Sunekosuri estorbaba a ratos. –Pero prefiero ser yo quien esté sobre ti.–  después le daría un premio al can por dejar a la chica en tan agradable posición. –¡Sune, afuera!– ordenó y aunque al animal le costó, obedeció.

¿Empezamos?– preguntó sonriente al extender una mano a la squib en cuanto la mascota se marchó a su sitio en el patio. –Quiero verte preparar la tarta. El suelo puede esperar…– añadió. Una vez que la tarta estuviera en el horno tendrían tiempo para curiosear, claro que él iba a disfrutar también del proceso, ni de broma iba a ser sólo un espectador. Sus manos ardían, necesitaba sentirla de nuevo cerca de su cuerpo.


Última edición por Kaoru Reed el Dom Feb 21, 2016 6:24 am, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Dom Nov 29, 2015 8:47 pm

Comprendió la razón del nombre de tan simpático animal cuando estuvo en el piso, pero ya era tarde para comentarlo. Luego de rogar por auxilio y terminar con unas cuantas lamidas en el rostro y en las manos—. ¡Kao-Kaoru! —volvió a pedir sin entender por qué se tardaba tanto, y terminó más que confundida y distraída cuando al fin pudo verlo. ¿Qué solo iba a quedarse mirándola? En ese momento Sunekosuri se lanzó al ataque al no verla oponer resistencia y ella retomó tiempo después la defensa con las mejillas hirviendo. Sí, había escuchado perfectamente las frases del chico y ahora se moría de la vergüenza por el descaro ajeno.

Al fin fue liberada del can y algo mareada tomó asiento en el suelo. Se golpeó las mejillas, lugar que necesitaba lavarse para su pesar y con una mejilla inflada miró al hombre que se había tardado un siglo en ayudarla—. Eres extraño… —comentó y cuando vio la mano ajena la tomó sin dudarlo. La mención a la tarta había retornado la alegría en su vida aunque necesitaba primero limpiarse así que miró a todos lados y por si misma recorrió la distancia a donde estaba el baño—. ¡Ya voy! —anunció y luego de lavarse bien las manos y el rostro salió con algunas gotas encima por secarse muy rápido y sonriendo de lado a lado.

Vamos por esas manzanas —por poco y levanta una mano al cielo de camino a la cocina, pero se contuvo hasta que estuvo en el lugar. Sin pedir permiso revisó los cajones y demáses buscando los implementos. Lo primero que haría sería la masa así que luego de conseguir un recipiente fue por las bolsas que habían quedado abandonadas algo lejos de ella. al tenerlo todo encima estiró los brazos como si se estuviera preparando para ejercitar—. Entonces… ¿Quieres aprender? Sune es muy obediente por cierto —mencionó luego de preguntar y comenzó por partir los huevos aunque luego se quedó con los cascarones vacíos preguntándose por el basurero—. ¿Dónde…? —inquirió y un mechón se fue sobre su rostro, intentó soplarlo meditando en que necesitaba una liga o algo para el cabello, pero no había traído nada parecido. Un pequeño error de navegación.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Jue Dic 03, 2015 7:51 am

¿Acababa de decirle extraño? Pero… ¿por qué?? El mago quedó desconcertado y un tanto preocupado, esperaba no haber arruinado la imagen que la squib tenía de él. Tal vez fue por el gesto que le vio hacer antes de llamarlo de ese modo y ahora se sentía un poco mal por no haberla ayudado inmediatamente. Pensativo se quedó mientras la veía caminar hacia el baño, al menos no parecía tener inconveniente en ir libremente por del departamento.

Perdido en sus pensamientos no se percató de que estaba abriendo y cerrando la mano con que había ofrecido apoyo a Dahlia, su cuerpo parecía disfrutar de haberla sostenido de nuevo pero su cabeza estaba en otro lado. Hasta que la chica regresó con renovados ánimos y mientras ella alistaba los utensilios e ingredientes, Kaoru fue por un par de delantales que había conseguido para la ocasión. Antes de salir de casa los había dejado sobre la cuadrada mesa del comedor. –Sí, casi siempre lo es.– dijo sobre su mascota, ¿eso no había sido una queja indirecta por lo sucedido o sí? Esperaba que no… Se había distraído mirando todo el material que su amiga acababa de reunir pues no quería perderse detalle.

¿Dónde?– preguntó y la miró, comprendiendo inmediatamente a qué se refería. –Yo los tiro– dijo, pero primero se tomó unos segundos para acomodar el mechón rebelde de la chica detrás de su oreja. Lo hizo sin pensar y satisfecho con su trabajo sonrió, inevitablemente su atención fue a dar a los ojos de su invitada y no le soltó la mirada hasta que tuvo en las manos los cascarones y entonces tuvo que dar media vuelta para tirarlos al cesto de basura. –Quiero aprender, ¿me enseñarás?- respondió y preguntó mientras se lavaba las manos. Se aseguró de secarse perfectamente y entonces retomó los delantales. El negro que solo cubría de la cintura hacia abajo se lo colocó él y con el otro en las manos se acercó a Dahlia por atrás.

¿Te ayudo con el cabello?– preguntó notando que el mechón de antes estaba a punto de resbalar de nuevo. No esperó por una respuesta, se dejó el delantal blanco sobre el brazo izquierdo y con la derecha sacó su varita del bolsillo trasero del pantalón. Un sencillo trazo consiguió recoger el cabello castaño en una coleta anudada con uno de sus propios mechones, nada que después fuese complicado de deshacer. –Si aprendo a hacer la tarta puede que algún día le invite a mi hermana y a mi abuela. Quiero ver sus caras cuando les diga que fue hecha sin magia.– comentó entre risas, si tenía éxito bien podría implementar la idea para año nuevo. –¿Puedo?– preguntó por último, inclinándose un poco hacia un costado para que ella pudiera verlo y también el delantal que esperaba le permitiera ponerle personalmente.


Última edición por Kaoru Reed el Dom Feb 21, 2016 6:33 am, editado 1 vez





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Vie Dic 04, 2015 10:40 am

Iba a entregarle los cascarones cuando él se ofreció a hacerlo por ella, pero el chico se distrajo antes ayudándole con el mechón rebelde que tenía. Ella sonrió en automático cuando ya nada cubría su campo de visión, ya parecía que el episodio con la mascota del hombre no había sucedido, o mejor era decir que ella no le guardaba resentimiento—. Claro que te enseñaré —a eso había venido, ¿No? Lo observó ponerse un delantal y aprobó la prenda asintiendo con la cabeza, aunque nadie le había preguntado su opinión.

Giró la cabeza cuando él se salió de su campo de visión para ubicarse tras de ella, y en ese momento su mechón volvió a caer sobre su rostro. Así era inevitable pedir o aceptar la ayuda, por mucho que quisiera verse independiente—. Si, por favor —dijo en voz alta, lo que no se esperó fue que él sacara la varita para ayudarle. Nerviosa se dejó hacer, pues recordó con claridad como sus padres la ayudaban también hasta en las cosas más mínimas… ¿Kaoru también creería que ella no podía cuidarse por sí misma? Eso le haría sentir automáticamente incómoda.

A tu hermana y tu abuela les gustan más las personas con magia —comentó sin pensarlo. No era un reclamo, solo una acotación. Ella venía de una familia que cuando ella estaba presente le mostraba apoyo, pero era solo a ella. En secreto los había escuchado mencionar su disgusto tanto por otros tipos de sangre y siempre tenía que ver con los no mágicos. Un pequeño dolor que llevaba dentro. Distraída se tardó en reaccionar a lo que Reed estaba diciéndole, y ya cuando vio el delantal sus ojos se iluminaron. ¡También tenía uno para ella! Asintió efusivamente esperando que él lo pusiera, pero sus manos eran naturalmente inquietas —un mal de familia según decían— y estaban cerca de donde intentaba armar la mezcla, así que se preparó para explicar la continuación mientras el oriental le ayudaba con la ropa.

La receta es fácil. Como ya viste, son dos o tres huevos, a tu gusto… además tienes que poner una taza de leche y una de azúcar —relató mientras ponía las cosas en el bol. Pero luego infló la mejilla al no ver nada parecido a lo que necesitaba para proseguir—. ¿Tienes algún batidor manual? —consultó girándose a ver al chico, un tenedor también le serviría aunque posiblemente sería más lento.


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Kaoru Reed el Vie Dic 04, 2015 7:00 pm

¿Ese comentario equivalía a un “tu familia es purista”? porque a eso le había sonado. Kaoru sintió la necesidad de hablarle sobre su hermana y abuela a la chica, no supo si por querer suavizar –aunque no lo merecieran– la imagen que seguro acababa de hacerse de ellas o si fue por simple necesidad de hablar sobre su historia personal, de compartirla con ella. Solo a quienes consideraba de gran confianza les hablaba al respecto pero, ¿no se dejaría ver muy egocéntrico si de la nada hablaba sobre sí mismo? No tuvo tiempo de meditarlo, Dahlia acababa de darle un magnífico “sí” y él con una feliz sonrisa procedió a colocarle el delantal.

Ah pero, ¡ella ya había empezado con la lección! Las manos del mago estaban ocupadas haciendo el segundo y último nudo por atrás al nivel de la cintura de su maestra, pero su atención estaba puesta en los ingredientes y cantidades que la squib iba poniendo en el recipiente. Después tendría que poner por escrito todo el proceso para no olvidarlo. –¿Batidor? Ah… sí, espera. Pedí uno prestado.– dijo apresurado y se movilizó hacia una de las puertas de la alacena. Había consultado algunas cosas sobre utensilios con Ansbach para no verse tan inútil frente a la castaña, y de paso le pidió uno que otro prestado. Se apresuró a lavarlo y secarlo antes de volver junto a la chica.

Solo hay que  revolver, ¿cierto?– consultó y se robó el bol para hacer lo dicho, observando quizá con demasiada atención cómo el huevo parecía disolverse en la leche. –¿Qué más hay que poner aquí?– ¿la harina? Porque definitivamente eso no podía ser todo. –¿Y en qué afecta el que uses dos o tres huevos? ¿Cambia la consistencia?– dejó de batir y dio un largo vistazo al resto de cosas puestas sobre la superficie, después volteó hacia su invitada. Las dudas lo atacaban, ¿y si era importante batir con rapidez para que algo en particular ocurriera? Tal vez debió esperar por más indicaciones… Bien, al final si estaba luciendo como un inútil. –Si pregunto demasiado, dime y me detengo, porque preguntas tengo bastantes para ti.– se suponía que estaba hablando de la receta pero no iba a negar que quería saber más de ella como persona –Y peticiones también…– agregó ladeando la sonrisa. Se había anclado de nuevo en los ojos de la señorita pero recordó que esa clase de miradas la ponían nerviosa así que desistió y bajó la mirada a la labor que sus manos retomaron, una sosteniendo el bol y la otra mezclando con calma.


Última edición por Kaoru Reed el Dom Feb 21, 2016 6:35 am, editado 2 veces





c&a:

Hit me!:

If the time is over:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Dahlia H. Cáech el Sáb Dic 05, 2015 3:37 am

Para su sorpresa Kaoru si tenía implementos útiles—. ¿Tienes amigos muggles? —preguntó con interés pues no cualquier mago soltero podía jactarse de tener un batidor entre sus pertenencia, así que fue lo primero que se le ocurrió. Ella había conseguido el que tenía en casa del profesor que tuvo para aprender a cocinar.  

Verlo tan animado le hizo sonreír y dejó que se dedicará a batir, para ser su primera vez no estaba nada mal—. Pues luego viene… —no alcanzó a responder la primera pregunta cuando una segunda le asaltó. En vez de molestarse se sintió extrañamente feliz. No era normal para ella ser el alma sabia. Usualmente tenía que ser a la que enseñaban a hacer algo, la eterna alumna. Y ahora al fin tenía a alguien que la veía capaz de hacer algo y enseñarlo a otros. Si, se sentía bien—. Justo como dices, hacen que la masa quede más consistente, también que la textura sea suave y ayuda con el sabor y volumen si no mal recuerdo —fue recitando los datos que recordaba de los libros que había mirado

No, no... Pregunta con confianza. Tiene algo de divertido no ser la única que pregunta —normalmente las personas de su familia la interrogaban pero al resto de gente ya fuera por su curiosidad natural o por rechazo ajeno, terminaba ella siendo la que más preguntaba y cuestionaba sus existencias, no a la inversa—. ¿Peticiones? Puedes hacerlas —aseguró sin dudarlo pues no podía imaginar que él fuera a solicitarle algo malo—. Luego de lo que ya mezclaste tenemos que poner la harina y un poco de manzanas, pero tienen que estar trituradas mhm... Ahora que recuerdo esa parte suele hacerla por mí —infló la mejilla ante su pequeño problema, no contaba con un batidor muggle con la potencia para unir la manzana con lo demás y que quedara como una mezcla uniforme.

Ah, pero antes de que veamos cómo hacer eso... ¡Yo sí tengo una petición! —dijo cuando su memoria se refrescó y se dirigió a donde había abandonado un bolso. Lamentablemente ella no podía usar uno extensible porque no tendría como sacar las cosas, pero un bolso normal le venía bien. De ahí saco uno de sus preciados tesoros y luego regresó corriendo y apuntó con una cámara hacia el chico—. ¡Di manzana! —pidió entre risas y espero unos segundos para sacar la fotografía. Quería conservar ese momento visualmente, no todos los días se podía ver a alguien cocinando por su cuenta al estilo muggle, al menos no en ese lado del mundo.

Había logrado que se la regalaran por Navidad un nuevo modelo, era menos difícil de usar que las que usaban antiguamente los magos, no causaba explosiones perturbadoras. Y claro, no era tan simple como una muggle. Se acercó hasta donde estaba el pelinegro y se ubicó justo a su lado, apoyando su mejilla en el brazo ajeno y estirando el brazo que tenía más libre para intentar capturarlos a ambos a la vez, claro que luego tendría que revisar si no había cortado la cabeza de alguno—. Manzana~ —repitió antes de apretar nuevamente el gatillo...


THE CAGED BIRD SINGS OF FREEDOM
everytime we touch:
in your smile i see something more beautiful than the stars:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Squib

Volver arriba Ir abajo

Re: Each day...each night | Priv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales