JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Sustain the untruth | Priv | +18

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Jihei Minamoto el Mar Sep 22, 2015 12:35 am

13 de Febrero 2025
20:05 hrs




Un silencio de muerte dominaba las mazmorras e incluso el movimiento era casi nulo entre aquellos muros. Era el cuerpo de un “hombre” el que por momentos rompía la quietud, cambiando ligeramente de posición mientras dejaba correr el tiempo. Al fin y al cabo, minutos de vida le sobraban. Estaba ocupado aunque pudiese no parecerlo, toda su atención estaba enfocada en la mujer que aparentemente libre de prendas, dormía profundamente entre oscuras sábanas. El dosel de la amplia cama debía impedir que ojos se posaran sobre ella con libertad, pero acatar reglas estaba lejos de ser el fuerte del hombre atrapado entre muerte y vida. Para él, ella lo era todo, en más sentidos de lo que aceptaba analizar, y pocas reglas conseguían mantenerlo al margen del cuerpo femenino. Por eso la observaba en silencio, después de haber abierto parcialmente la delgada cortina.

Su espalda permanecía firme sobre la helada pared, sus brazos cruzados llevando un rojo guante en una de las manos, esperaban ansiosos el poder enredarse en la bruja. Enredarse y destrozarla. Vaciarse en ella hasta la extenuación. Y, sin embargo, no podía permitirse tales placeres. No todavía, se decía esporádicamente. Palabras que ni él mismo creía, porque por Elaine existía, parcialmente muerto, pero de pie.

¿Cómo calculaba la hora? Seguro nadie lo sabría pero, llegado el momento, rompió posición y vistiéndose un oscuro chaleco de aspecto formal, a la cama se aproximó. En las profundidades de esa residencia el ambiente era frío y algo húmedo, pero aunque llevara Jihei la tinta de sus brazos despejados al igual que el torso, el clima no le afectaba. Y claramente, a ella tampoco.

Laine– la llamó tras hacer a un lado el dosel para poder hablarle –y disfrutarla– directamente. –Hora de despertar.– añadió, hincando la rodilla izquierda sobre la cama. Sus dedos se auto proclamaron con permiso para acariciarla, siendo el rostro de su ama la zona elegida, al menos para empezar. El cabello le removió del rostro antes de deslizar el tacto por la suavidad de una de sus mejillas y, desde ahí, se desplazó a los labios eternamente tentadores que poseía su creadora. –Despierta– insistió en un tono distraído. Su obligación era levantarla cada noche para hacer el trabajo, pero evidentemente disfrutaba el tenerla en cama, indefensa mientras su conciencia se encontraba todavía en un punto inalcanzable.

Pero su dueña no reaccionaba, así que relamiéndose los labios optó por tomar otro tipo de medidas. Dejó su rostro y subió a la cama, jalando la negra tela que hasta hace unos segundos cubría parcialmente el cuerpo de la bruja. A sus pies se ubicó y a sus muslos enganchó los brazos. Se abrió camino y entre sus piernas se inclinó. Fue su lengua la que tocó lo antes prohibido, presionando con humedad cada milímetro de la privacidad ajena. De la calma pasó bruscamente a la tempestad, hundiéndose a profundidad y sin pausas. Más fuerte se prendió de ella, aunque despertara no la quería dejar ir.


Última edición por Jihei Minamoto el Lun Mar 21, 2016 4:03 pm, editado 2 veces


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Elaine Rhankaves el Sáb Sep 26, 2015 8:25 am

Dormir era un arte cuando vivías eternamente. Y ella por algún misterio lo había dominado. Podía hacer que su mente se desconectara por completo de ese mundo unas cuantas horas, y según ella se trataba de sus sueños de belleza aunque tenía más que claro que no iba a volverse más hermosa y perfecta de lo que ya era. Una eternidad con el mismo rostro. Estaba en teoría agradecida de la edad a la que la habían convertido, su cuerpo había alcanzado a desarrollarse lo suficiente e incluso a ella le gustaba admirarse y tocarse si hacía falta, sus curvas le parecían agradables.

Pero casi nunca era necesario… Como esa tarde en la que plácidamente se encontraba en su cama, con su cerebro descansando y una ligera sábana que la cubría. No necesitaba nada más pues bien sabía que nadie aparte de Jihei cruzaría a sus aposentos, y de él no tenía queja alguna en teoría. Claro que lo regañaba, porque era parte de su deber como jefa del mismo, pero le confiaba todos los días su alma envenenada y su vida misma.

Sintió el primer llamado a su nombre, pero mantuvo los ojos cerrados. La verdad era que apreciaba las sorpresas de vez en cuando, y los despertares creativos. Por eso se dejó hacer cuando él se atrevió a tocar su rostro. Estuvo tentada a morder los dedos que la recorrían pero se contuvo. Ese día era Lunes, pero ella no quería ir a abrir la tienda. Tal vez no sería tan mala idea dejar la responsabilidad laboral para más tarde, o al menos eso confirmó cuando unas manos que conocía tanto como las suyas, la dejaron a vista y presencia de la mirada de cazador furtivo que se cargaba su dueño.

Ni siquiera en ese momento se movió, preparada estaba para defenderse en caso de ataque, pero como bien había imaginado, el método que usaría el vampiro sería uno de los que a ella le llamaban a disfrutar, disfrutar y dejarse llevar. La lengua experimentada del oriental le hizo suspirar audiblemente, y cuando él atravesó por su cavidad inferior en busca de sus profundidades unos cuantos suaves gemidos vinieron a la escena, indicando que ya había despertado del todo, no pensaba seguir fingiendo estar dormida.

Se retorció en su posición, sin mover mucho las piernas aunque su cadera naturalmente se removió, constriñendo su interior para recibir las caricias que poco tenían de inocencia. No buscó incorporarse hasta que decidió que quería verlo directamente trabajar. Y se acomodó apoyándose en sus propios codos, girando levemente el rostro para observarlo aunque poco podía ver de su rostro—. Minamoto… ¿Qué crees que haces? —preguntó suspirando de gusto e impaciencia, si comenzaba así de suave la tortura se hacía larga para ella, aunque podía notar que él lo estaba disfrutando. Se mordió el labio hasta hacerlo sangrar sólo por las ansias que le recorrieron las ideas.

Creí que me despertabas para ir a trabajar —murmuró acomodando sus piernas para aumentar, si es que era posible, la abertura que lo recibía. Apoyándose solo en un brazo extendió su mano hasta la cabeza ajena y lo tomó del cabello para obligarlo a mirarla—. No me has dicho buenas noches —eso que equivalía a sus buenos días. Le sacó la lengua mientras forcejaba para impedirle acercarse a su intimidad, aunque pronto dejó de jalar el cabello y simplemente mantuvo su mano sobre su cabeza.

Sigue y no te detengas —lanzó su orden sin mayor ceremonia. No se iba a negar a los placeres que él en específico le generaba. La tienda y los clientes bien podían esperar.


Light is easy to love... Show me your darkness



You should have learned by now, I'll burn this whole world down:


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Jihei Minamoto el Dom Nov 22, 2015 3:56 pm

Justo iba tomando un ritmo más intenso cuando su dueña despertó y apoyándose en la cama levantó parcialmente el torso. Ese cambio en la escena le hizo pausar por tan solo un segundo, cuando Rhankaves preguntó por lo que él hacía, el vampiro ya volvía a hundir la lengua en ella con delicia. Era plenamente consciente de que la bruja podría detenerlo en cualquier momento y solo por torturarlo por lo que la opción que más oportunidades le daba de no ser rechazado era la de no parar. Los suspiros ajenos no le habían pasado desapercibidos, si insistía conseguiría hacerla caer.

Y por un momento creyó haberlo conseguido ya que las largas piernas de su Sire se abrieron aún más para él, sin embargo, llenarse de ella nunca era tan sencillo, se lo recordó el tosco agarre que la dama hizo  a su cabello, ese con el que le forzó a levantar el rostro. El japonés gruñó por la obligada separación pero después sonrió sin pena alguna al escuchar que su creadora reclamaba un cálido saludo. Jihei se relamió los labios, usaría el recuerdo de esa exigencia a futuro para hacer notar que ella necesitaba ese tipo de pequeñeces de su parte. –Buenas noches, Laine.– si eso quería, eso le daría. Tenía que reconocer que era una “buena” noche, como cada vez que ella era lo primero que sus ojos podían adorar al despertar.

Al no tener más presión sobre la cabeza su actitud cambió. De estar a obligada disposición de su agarre, se frotó con devoción contra la mano que lo tocaba. Sin pensarlo cerró los ojos durante cada segundo que duró ese movimiento pues no quería averiguar la expresión que la vampiresa pondría al notar la entonación de sus actos. –Te arrepentirás…– murmuró, dando una última y fugaz mirada a la bruja antes de cumplir con lo que se le ordenaba, volviendo sediento a sus profundidades. ¿Lo dicho era para ella o para sí mismo…?

Jihei apretó el agarre a los muslos de su ama o al menos lo hizo al principio, pues una vez que se hundió de nuevo en su calidez y suavidad, no quiso contenerse y soltó el agarre del lado derecho. Su lengua se sumergía tan profundo como podía y luego agregó el índice a la invasión. Los movimientos no iban a la par, intencionalmente los marcaba con desorden, tal cual los sentimientos que por ella guardaba. Querer complacerla y al mismo tiempo torturarla no podía ser precisamente normal…

No pasó mucho tiempo antes de que un problema se presentara al sirviente, estaba disfrutando con creces lo que en ella hacía pero… otra parte de sí exigía igualmente satisfacción. Dos, en realidad, pero prefería ignorar la más humana, darle por muerto porque si cedía a esa parte de sí, todo entre ellos se arruinaría.

Con la lengua hizo lo posible por robarse la humedad natural que de la mujer nacía y después de unos profundos minutos, se detuvo, siendo lo último que retiró el índice de su diestra. Antes de levantarse dio una última lamida a la entrada que lo hacía desvariar, después se apoyó en el brazo izquierdo y la humedad impregnada en su dedo la embarró en los labios de Rhankaves. ¿Lo castigaría por haber parado?

Evidentemente esa posibilidad no le preocupó. Sobre la sábana se sentó, tan apegado como fue posible a las piernas abiertas de su jefa y con los dientes se sacó el guante rojo que llevaba en la izquierda. Quería sentirla con ambas manos y literalmente lo hizo, rodeándola con ambos brazos y apretándola para después levantarla de su sitio y acomodarla a horcajadas sobre él. –Laine– cuidaba de llamarla de ese modo cuando se encontraban en privado –Lo que me das no me basta.– declaró con seriedad. Fruncía el ceño mas no por molestia, era un gesto de inconformidad, ¿o de preocupación quizá? Deseaba todo de ella, pero no solo físicamente, ansiaba escucharla aceptar que le pertenecía enteramente a él. Pero tal tontería nunca ocurriría, ¿cierto? Saberlo levantó en él la ira, misma que fundió con su eterna necesidad de Elaine y sin permiso ni aviso alguno se adueñó del cuello femenino, donde clavó con furia los colmillos y succionó en un intento por apagar el fuego que amenazaba con acercarlo más a los vivos. Prefería estar muerto, encadenado siempre a ella.


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Elaine Rhankaves el Jue Nov 26, 2015 6:55 am

Recibir el saludo de regreso, justo como ella quería, le hizo sentirse dichosa. Pero mientras soltaba el agarre de los cabellos masculinos pudo ver con sorpresa lo que Minamoto se atrevía a hacer. Su ceja mantuvo en alto mientras lo veía moverse. Parecía un perro… ¿O eran los gatos los que buscaban cariño así? Un gesto burlón se apoderó de su rostro mientras lo sentía frotarse contra su palma y aunque hubiese podido quedarse quieta afirmó su posición en el aire para que él se moviera a gusto. Ya se reiría  en su cara, más tarde, por esa clase de comportamiento. No tomó en cuenta la amenaza de la voz ajena pues estaba segura de que no sería ella la primera en arrepentirse como el contrario juraba.

Tenerlo de nuevo justo en su centro le hizo cerrar los ojos, la sensación le gustaba y la disfrutaba con creces, un notorio gemido emanó de su boca cuando un dedo se sumó al conjunto de caricias y ella se dejó caer de espaldas contra la cama, arqueándose contra el colchón culpa de los movimientos desorganizados entre sus piernas. Sus suspiros de audible gusto se dejaron escuchar por toda la habitación mientras su cuerpo temblaba y se retorcía contra la cama deleitándose por la presión que se generaba justo en su intimidad y que se expandía por el resto de su anatomía.

Claro que no estuvo preparada para cuando poco después el hombre dejó a medias el trabajo. Gruñó frunciendo el ceño, con suma molestia cuando recibió sus propios fluidos sobre los labios—. ¿Quién te dio permiso de detenerte? —preguntó con aspereza, pero lejos de imponer resistencia lo dejó hacer cuando él se acomodó cerca de ella antes de levantarla de su posición. Terminó sentada justo sobre él, con las piernas bien abiertas y sedientas por más de sus caricias. Lo quería ya llenándola pero la entonación usada por el oriental hizo que le dedicara su atención más de la cuenta justo antes de que soltara una declaración que la dejo boquiabierta.

¿De qué hablaba exactamente ese mago? Incrédula lo observó sin decidir que decir primero ante el reclamo que no lograba entender. Si él quería algo más de ella, ¿Por qué no solo lo pedía? Mentiroso si decía que no tenía espacio para expresarse cuando estaba en su presencia… Aunque tal vez se refería a otros aspectos, esos que jamás mencionaban. No pudo continuar con su meditación pues los dientes que tan bien conocía desgarraron su cuello haciéndola gritar de forma aguda, sus manos automáticamente buscaron aferrarse de la espalda masculina y allí presionó con dedos y uñas, disfrutando de manera insana de la rudeza con que él la trataba.

Pero tenía una necesidad física completa ya de quien tenía al frente, lo podía percibir. Se apegó a su torso buscando que sus senos descubiertos lo rozaran aunque ese leve toque no era suficiente para lo que ella quería sentir estando frente a él—. Tócame y te daré más todavía… —murmuró sin temor a ofrecer más de la cuenta. Por mucho que lo negara ella estaba siempre dispuesta a regalarle cosas al pelinegro, incluso cuando no se lo merecía. Bien sentada sobre él buscó primero una de las manos contrarias para llevarla a su pecho—. ¿Vas a clavarte también en mi corazón? —bromeó aunque por un segundo le supo extraña la frase, y no precisamente porque estuviera del todo fuera de lugar.

Cerró la boca entonces y se afirmó con la mano de la espalda contraria para ir a pedir con la otra que también la tocara pero más abajo, y le enseñó el camino que se abría desde atrás por entre sus piernas, su centro seguía en estado de alerta ante la expectativa de más roces y toques por parte de Minamoto, y sus labios buscaron el oído contrario mordiéndole el costado del mismo mientras le robaba el líquido vital. El constante dolor en su cuello era uno de sus placeres poco comunes, enfermos y enviciados—. Jihei… Dime que más quieres de mí —añadió con seriedad, ese día estaba dadivosa aunque no sabía qué error cometía al dejarle espacio para hablar. Mucho menos aventuraba la profundidad de las necesidades de su hombre de confianza, y aún así deseaba complacerlo de algún modo, argumentando para su mente práctica que simplemente le estaba pagando por todo lo que hacía por ella aunque sabía que no era la única razón.


Light is easy to love... Show me your darkness



You should have learned by now, I'll burn this whole world down:


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Jihei Minamoto el Vie Dic 11, 2015 6:35 pm

La expresión de Rhankaves antes de la mordida no la olvidaría, había dolido de un modo tan distinto que causó en el vampiro desesperación. Desesperación porque le confirmaba que el tiempo que llevaba de pie en el mundo había sido insuficiente para matar ciertas emociones. Experimentar una clase de dolor no físico era ridículo y lamentablemente ella también lo había notado. Pero… ¿no se trataba justamente de eso? De que ella se diera cuenta.

Robarle sangre lo alejó lo suficiente de esos inútiles pensamientos, al igual que las uñas que sintió encajarse en su espalda, ahí donde la tinta lo invadía todo. A ese ritmo no sería tan difícil abandonar por completo el inusual tema de conversación, el roce de sus pezones y del resto de sus senos eran una insistente invitación a ello, a olvidarse de los detalles que cambiarían su supuesta vida si permitía que salieran a la luz. Y es que era un error, porque para ellos, dos criaturas de oscuridad, no tenía sentido anhelar tan opuesto a su naturaleza.

La intensidad con que succionaba de Elaine disminuyó temporalmente, su atención se había divido pero era culpa de ella, por pedir y ofrecer de forma tan tentadora y esperanzadora… Sin dar resistencia se dejó guiar por la mano de su ama y, una vez que llegó a su destino, presionó su pecho. La violencia vino después, cuando la bruja tuvo el atrevimiento de pronunciar un enunciado que trajo de regreso los pensamientos que Jihei tanto se había esmerado en apartar. ¿Se estaba burlando de él? Fue al dudar de la respuesta que el vampiro apretó bruscamente uno de los senos de la mujer, porque no creía poder clavarse en su corazón pero quizá arrancárselo tendría más oportunidades de éxito.

Esa era una de esas noches en que al japonés le resultaba imposible descifrar a su dueña, era demasiado compleja y el rumbo por el que ella lo orientaba lo confundía aún más. Elaine lo necesitaba, de eso ya no quedaba duda, se lo dejó bastante claro al dirigirle también la otra mano pero ésta vez por detrás del cuerpo femenino. Y desde luego él no se iba a negar a satisfacerla. Sus dedos se adueñaron de la intimidad del tesoro que tenía encima, encontrando pronto su sitio, ese que solo a él pertenecía. El dedo central fue el que se sumergió en ella con un solo movimiento mientras los cuatro se aferraban a la suavidad de su piel, por si acaso quisieran cerrarle el paso al que tenía la fortuna de humedecerse en la calidez de su ama. El resto de su brazo hacía lo posible por oprimirla contra su torso y su mano, retomó también la fuerza con que en un principio bebía la sangre ajena. Hasta que todo lo que era su mundo pareció derrumbarse al escuchar la voz femenina.

No… Ella debió guardarse las palabras, seguir mordiendo el oído del mago y con eso evitar que ciertas cosas fueran dichas por él. Porque nada coherente nacería de exponer en voz alta lo que más ansiaba de Rhankaves y el oriental lo sabía, lo sabía tan bien como que no tendría otra oportunidad para decirlo. Él no la buscaría, y en ese momento era ella quien se la otorgaba.

Soltó entonces la mordida en que la tenía, lentamente. Aunque Jihei creía dudar todavía al respecto la verdad era que se encontraba ya tomando la ruta ofrecida, directo a una perdición más profunda que en la que ya se encontraba. La pregunta era si, al final de ese camino, ella lo querría todavía a su lado o si decidiría deshacerse de él y de su estorboso sentir.

Ninguna de sus manos abandonó su posición, pausaron sin respectivas sus labores pero tenían toda la intención de retomar en cuanto eso fuese dicho. Movió el rostro hacia el frente y con fuerza la miró directo a los ojos, lucía serio y quizá un poco molesto pero eso no lo detuvo. –Laine– manchado de sangre acercó los labios a los de su Sire, faltando solo milímetros para tocarlos por completo. –Ámame.


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Vie Dic 11, 2015 6:39 pm

Ridículos.

Apareció de pie sobre la misma cama y con desprecio clavó inmediatamente la katana en el supuesto sirviente, enterrando el arma por la espalda del vampiro, atravesándolo para alcanzar a herir con el mismo filo a la vampiresa que tantos problemas le daba. Ahora que ya había comprobado que esas famosas armas si cortaban decentemente Hvalimir se diluyó en oscuro humo para materializarse de nuevo a una mayor distancia de las sucias criaturas. La superficie de la cama no le habría dado solidez para maniobrar y bien sabía a qué se enfrentaba, permanecer dentro del rango de los vampiros habría sido un error. A simple vista no parecían llevar la varita a la mano, claramente estaban ocupados en otro tipo de cosas y aunque la escena inicial no fue de su agrado tenía que admitir que había sido bastante conveniente para su propósito. Claro que tratándose de criaturas nocturnas como ellos, la magia era el menor de los problemas.

Fue uno de ustedes. Nadie más tomaría el riesgo de herir a nuestra vidente…– acusó sin temor a equivocarse. Cierto era que el ataque había sido indirecto y que salir heridos de esa corrupta fiesta era parte del plan, pero cualquier Mortífago sabía que entre los suyos había ciertos elementos que no debían tocar y uno de ellos era precisamente Fatmire. Su habilidad era importante para la causa que se suponía que perseguían en conjunto, aunque la ira del mago nacía en el hecho de que habían herido a la mujer que tanto necesitaba en su vida. Pero dejar a la vista que lo suyo era personal, emocional, le habría complicado las cosas.

Antes de atacar llevaba la varita y la segunda espada en la misma mano pero ahora que ya había desocupado su otra extremidad, conservó la varita en la  izquierda y el arma en la diestra. No se manejaba con esa clase de espada pero de algo debía servirle. Las había tomado de otra de las habitaciones mientras buscaba el paradero de los ocupantes de la casa. Entrar no había sido fácil pero con anterioridad había estado estudiando los hechizos de seguridad que aplicaban en la tiende que manejaban en el callejón Knockturn y en ellos se había basado para preparar su entrada en la residencia de los vampiros. Un par de protecciones le causaron más dificultades de las esperadas, de ahí que Hawryluk luciera un tanto estresado y cansado. Usaban maldiciones impensables para defender su territorio, ahora entendía cómo habían logrado sobrevivir tantos años sin que alguien los atacara durante el día, pero él tenía quien le asesorara cuando de maldiciones se trataba y aunque evadir por completo los efectos no le fue posible, sí fue capaz de romperlas y evitar parte de la tortura.

Apuntó al dosal de la cama y con magia le prendió fuego, no le preocupaba en lo absoluto dañar la propiedad ajena. Con las flamas completaba lo necesario para deshacerse de los de esa raza, a Elaine no podía matarla sin entrar en conflicto con Zabini pero al otro no lo creía importante, y si la vampiresa sabía lo que le convenía no se pondría contra la líder solo porque le mataran al ayudante. Después de todo, solo era, una herramienta más, ¿no? Una sonrisa mal intencionada tuvo el atrevimiento de aparecer en el rostro del mago, porque después de lo que acababa de ver y escuchar había entendido que tal vez, solo tal vez, esas cosas aún tenían algo de humanidad. Y eso sería su debilidad, su perdición. –Les vendría bien pedir perdón.– dijo altivo, enfocando con la varita a la bruja. El filo de la espada estaba impregnado de veneno, no estaba seguro de si algo como eso tenía efecto en escoria semi muerta como ellos pero lo averiguaría.


Última edición por Hvalimir M. Hawryluk el Lun Ene 25, 2016 10:48 pm, editado 1 vez



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Elaine Rhankaves el Mar Dic 22, 2015 10:37 pm

La violencia con que él le atrapó uno de sus senos fue casi motivadora, no suficiente para dañarla pero si para hacerle fruncir el ceño. La eterna lucha que llevaban parecía que seguía viento en popa y así lo creyó Elaine mientras lo guiaba hasta otro punto en su anatomía. Tener aunque fuera uno de los dedos del vampiro dentro de ella era suficiente para animarla y sus suspiros se fueron agitando cuando él se esforzó en robarle el líquido que la tenía teóricamente viva.

Tal vez no debería haber dicho lo que su boca murmuró en esos momentos. Seguro no habría terminado todo tan mal. Porque mal se sintió cuando él se apartó de su cuello. Más que probable el hecho de que se burlaría de ella por ofrecer tanto de golpe, lo que claramente no se esperó fue verlo así de molesto, generando confusión en ella los primeros segundos luego de que pronunció su nombre… El aroma de su propia sangre en los labios ajenos fue lo único que la mantuvo activa en esos momentos, antes de que se desatara la tormenta.

Decían que el amor se sentía como un rayo que te atravesaba el cuerpo. Una descarga eléctrica, un palpitar más fuerte y duro que los demás. Lo que ella sintió mientras sus pupilas parecían dilatarse y sus ojos brillaban más de la cuenta, fue una completa confusión. Primero porque estuvo segura de que si no hubiese escuchado la voz ajena entonces no se hubiera percatado de una tercera presencia en la habitación, y segundo porque estaba malamente segura de que la respuesta que tenía para darle a Jihei era una más compleja que la única palabra que él había usado. Y dolía…

Su boca expulsó sangre manchándola a ella y al mago sobre el que estaba sentada. Tensa miró hacia abajo aunque al moverse pudo notar el filo de la espada que atravesaba a ambos como si hubieran sido flechados—. Me sorprende que hayas llegado tan lejos, Hvalimir —casi escupió en su nombre y se giró para verlo. Era alentador notar que se veía desarreglado, seguro por todo lo que había pasado para sortear las múltiples defensas que tenían ellos en el lugar donde vivían. Pero la ira crecía en ella a cada palabra del atacante.

¿Creía que podía venir y entrar a su casa? ¿Interrumpirla en un momento que ella estaba disfrutando? Sí, porque lo había disfrutado. Incluso con la impensable petición de su hombre de confianza. Lástima que ya no podía responderle, no mientras no se deshicieran de la basura—. Vienes por ella —supo entonces que el Hawryluk profesaba algo más que simple sentido por compromiso por la vidente, y también estuvo segura de que tendría que matarla luego de eso. Cuando vio las llamas encendiendo la cama se salió de encima de Jihei y de la espada misma. Su vista se mareó por un segundo y supo que el maldito calvo había añadido veneno a la composición, seguramente a Jihei le haría efecto más rápido por ser más joven.

Te perdono Hawryluk, por ser tan desconsiderado de entrar a una casa sin llamar. Destruir el lugar y amenazar a sus habitantes como si valieras algo más que las monedas que puedes aportar —rápida se movió y con su varita en mano apuntó al mago, no se preocupó de vestirse aunque le desagradaba estar expuesta de ese modo a alguien que no merecía mirarla. Seguro arrancarle los ojos sería divertido. Odiaba el fuego así que se alejó de la cama y lanzó la varita a Minamoto—. Minamoto… Esta es tu orden del día. Quiero que te vayas, ahora —exigió con voz gris. Sabía a lo que había venido el otro porque ella hubiese hecho lo mismo en su lugar. Y no iba a dejar que tocaran algo que por años había estado cuidando hasta sin saber qué tan importante era para ella.

Busca algo para el veneno —le murmuró al vampiro y luego su varita no tardó en lanzar algo contra el hombre. No hizo ni el intento de alzar la voz, no lo necesitaba... Pero no alcanzó a ver resultado alguno, la parte superior de la cama acababa de caer muy cerca de ella y con un grito de furia se movió de posición. No era el lugar correcto para pelear.


FDR: Creo que los dados son Team Hvali, estaremos fritos Mina-san! Literalmente...


Última edición por Elaine Rhankaves el Vie Feb 19, 2016 3:18 am, editado 2 veces


Light is easy to love... Show me your darkness



You should have learned by now, I'll burn this whole world down:


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por I Solemnly Swear el Mar Dic 22, 2015 10:37 pm

El miembro 'Elaine Rhankaves' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Hechizos' :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Cuenta Master

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Jihei Minamoto el Miér Ene 13, 2016 7:00 pm

Que sarcástica era la vida, parecía querer decirle que era mejor morir a recibir una respuesta de su bruja. Pero lo ocurrido no tenía pizca de gracia, ni siquiera humor negro. El filo entrando por su espalda le provocó dolor, él todavía lo experimentaba, no como los de su raza que eran mucho más antiguos. Y sin embargo, para el vampiro fue peor ver que el arma alcanzaba a herir también a su ama. Apretó dientes y colmillos, furioso porque su propia distracción había permitido que semejante desastre ocurriera. Reconoció la voz del invasor, pertenecía a uno de esos magos de Zabini que Jihei consideraba inútiles, y pronto quedó claro qué lo había llevado a cometer el mayor error de su vida. Salir no iba a ser tan sencillo como entrar.

La sangre ya estilaba de su herida pero la preocupación del japonés estaba centrada en su creadora, quien se desencajó de la espada a la brevedad pues evidentemente la situación no se quedaría solo en charla. Irguió la espalda y listo para soportar lo que indudablemente iba a sentir, pasó el brazo derecho por encima de su hombro en busca del arma que lo atravesaba. La empuñadura no estaba a su alcance, lo que su mano alcanzó fue parte del filo y tras sujetarlo fuertemente lo extrajo de su propio cuerpo. El quejido para mala suerte de su orgullo alcanzó a ser audible y es que el ángulo no le había favorecido, se había visto obligado a hacer el movimiento hacia arriba, cortando con ello más de lo que habría aceptado.

Algo como eso no iba a matarlo pero sí detuvo sus acciones por minutos que le parecieron eternos. Sus heridas se cerrarían pronto gracias a Elaine, haber estado bebiendo de ella iba a acelerar el proceso pero aun así odió ver correr su sangre de ese modo, por culpa de… su propia katana. Hawryluk se había atrevido a hurtar un objeto de inusual valor para Minamoto, pero la ira causada por ese acto no se comparaba con la que nacía de ver herida a Rhankaves. Su sangre siempre helada amenazaba con hervir.

Atrapó su varita en el aire y dispuesto a deshacerse del tercero se incorporó para bajar de la cama. Y allí se percató, las cosas no iban a ser tan sencillas para él. La mirada se le nubló de modo intermitente y por un segundo pareció apagarse por completo. Reconoció lo que le ocurría, los venenos formaban parte de sus dominios, un gusto aprendido en tiempos de humano y vivo. Se movió de lugar, consciente estaba de que permitir al veneno invadirlos no era una opción pero… tampoco podía ignorar la escena.

La cabeza se le llenó de quejas para la bruja en cuanto escuchó su orden, ella acababa de teñir de negro el humor del vampiro que no podía creer lo que sus oídos habían escuchado fuerte y claro. ¿Estaba loca?! Quería escupirle que no había modo de que él aceptara dejarla ahí con el estúpido de Hawryluk, pero sabía Elaine en realidad no necesitaba que alguien la protegiera, lo superaba por mucho en magia y experiencia, conservarlo a él como sirviente era un simple capricho. Por eso se abstuvo –por increíble que pareciera–, para evitar ofenderla con palabras inservibles.

Si permites que te hiera no te lo perdonaré.– Gruñó antes de mirarla de perfil y al hacerlo recordó la confusión que en sus orbes se reflejó antes de que los interrumpieran... Luego miró al culpable con mucho más que odio. Llevaba en mano la wakizashi. –Recupérala.– pidió a la vampiresa. Antes de hacer la retirada estratégica apuntó al fuego, ese elemento le causaba mucho más que simple disgusto, le recordaba que la inmortalidad no era absoluta. Un hechizo de extinción lanzó contra el fuego después de que el dosal cayera sobre la cama estropeándolo todo. Después desapareció, pero volvería.

Su cuerpo volvió a tomar forma en una de las habitaciones que utilizaban como bodega de pociones y similares. Contaban con un apartado en exceso generoso para venenos acumulados a lo largo de un siglo como mínimo, era más una colección ociosa que mercancía para la venta. De la mayoría tenían los antídotos, y en la mente del vampiro estaba claro cuál necesitaban. El tiempo se le fue en dar con el frasco correcto y preparar un par de dosis en frascos independientes, con la vista cada vez más nublada y apagada por lapsos más extensos sí le significó cierto grado de dificultad. Uno lo bebió, de inmediato un dolor insoportable le vino a la cabeza pero sabía que era buena señal, una especie de “pago” que el creador había puesto en el antídoto por puro gusto. Jihei se vio forzado a quedarse quieto unos minutos, si no se estabilizaba primero no podría aparecerse correctamente.


FdR:el 40% extra me ha salvado de la humillación. Yo creo que los dados quieren meterte mano cuando estes en el suelo.


Última edición por Jihei Minamoto el Miér Ene 13, 2016 7:04 pm, editado 1 vez


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por I Solemnly Swear el Miér Ene 13, 2016 7:00 pm

El miembro 'Jihei Minamoto' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Hechizos' :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Cuenta Master

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Lun Ene 25, 2016 11:29 pm

¿Rhankaves lo perdonaba?? ¡Como si él necesitara algo como eso! El ego que esa bruja demostró le hizo sonreír con burla, esa misma noche se encargaría de pisotear al menos un poco de esa seguridad tan molesta que la caracterizaba. No era tonto, sabía que vencer a uno de esa raza no era sencillo y si a eso sumaba la gran cantidad de años con que ese ejemplar en específico contaba la situación se complicaba. Pero ella sí que era estúpida, acababa de delatar su preocupación por la seguridad del otro vampiro al ordenar que se marchara. Hvalimir se debatió entre impedir con un hechizo de anti desaparición que el otro se fuera o si permitirlo y así no tener que enfrentar a dos al mismo tiempo. Se consideraba con mayores oportunidades contra Minamoto, además quería que ella sintiera lo que él al descubrir herida a Fatmire.

Pero quizá el elegir nunca estuvo dentro de sus posibilidades. La varita de la vampiresa lo apuntó y eso lo obligó a hacer lo mismo, arrebatándole la oportunidad de hacer algo contra el oriental. Hawryluk tensó su expresión, para colmo el susodicho se había atrevido a apagar el fuego antes de acatar las indicaciones de la mujer y marcharse. –Te preocupa que lo dañe.– afirmó dando por verdadera su propia teoría. Arrugó más la frente al darse cuenta de que el movimiento de Rhankaves bien podría haber sido una simple distracción ya que no lo atacó. Sospechaba que ambos dominaban la magia no verbal mas no estaba completamente seguro, si resultaba ser cierto se vería envuelto en una mayor dificultad. No se enteraría de los ataques hasta que estuviesen en curso, eso implicaba una desventaja para su persona. Serían milésimas que podrían complicarle el actuar en respuesta.

¡Incarcerous! – ordenó a su varita atacar a la desnuda mujer que tenía al frente. Si conseguía inmovilizarla tendría tiempo para arruinar sus pertenencias, no descartaba el ir en busca del otro sujeto y desquitarse, sería la jugada perfecta. Como no había alcanzado a escuchar lo que entre ellos hablaron no sabía si tramaban algo más, tenía que averiguarlo y evitar sorpresas desagradables. Cuanto antes, mejor. No estaba en sus planes el estar mucho tiempo bajo ese asqueroso techo.





FdR: 95% total... Defiéndete de eso Veamos cuál es la voluntad de los dados(?)


Última edición por Hvalimir M. Hawryluk el Lun Ene 25, 2016 11:31 pm, editado 1 vez



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por I Solemnly Swear el Lun Ene 25, 2016 11:29 pm

El miembro 'Hvalimir M. Hawryluk' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Hechizos' :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Cuenta Master

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Elaine Rhankaves el Sáb Ene 30, 2016 9:39 pm

¿Así que encima si la herían iba a terminar siendo regañada por Minamoto? La situación había comenzado a ser ridícula de un momento a otro y asintió sabiendo que se refería a recuperar la espada que cargaba el Hawryluk ensuciando con sus dedos una de las pertenencias del vampiro. El fuego al menos se detuvo antes de que él se fuera y la mujer todavía ofuscada por haber fallado en su hechizo miró con odio natural a su actual enemigo.

Él acababa de decir una frase que ella no pensaba negar—. Todo lo que hagas se lo devolveré diez veces a tu mujercita —gruñó mientras se preparaba para intentarlo de nuevo, con la mala suerte de que el otro se le adelantó. Protego. Lanzó con su mente pero no alcanzó a ser lo suficientemente rápida y una cuerda comenzó a estrujar su cuerpo haciéndola caer al piso mientras se retorcía.

Buen espectáculo estaba dando al estar todavía sin ropa pero solo pensaba en no perder la varita, no necesitaba el aire pero si era molesto tener el peso en la garganta, le impedía pensar con claridad y controlar sus movimientos para que de su varita saliera algo que sirviera de algo—. Te vas a arrepentir… Sec… sectum —murmuró apuntando al brazo con que el hombre cargaba la varita.

FDR:
60 + 30% = 90% VS 95% (el corazón de los dados me quiere en el piso y amarrada...)
100 + 30% = 130% (a ignorar por hechizo anterior, creo(?), aunque siempre puedes optar por el masoquismo.)


Última edición por Elaine Rhankaves el Sáb Ene 30, 2016 9:47 pm, editado 2 veces


Light is easy to love... Show me your darkness



You should have learned by now, I'll burn this whole world down:


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por I Solemnly Swear el Sáb Ene 30, 2016 9:39 pm

El miembro 'Elaine Rhankaves' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Hechizos' :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Cuenta Master

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Jihei Minamoto el Dom Feb 07, 2016 2:23 am

Negó fuerte con la cabeza, como si eso fuese a ayudar a que su mente se despejara más rápido. Guardó la otra dosis de antídoto en el bolsillo y empuñó la varita, lo más prudente habría sido esperar un poco más antes de desaparecerse pero cada segundo transcurrido era uno más que el veneno afectaba el cuerpo de su ama, y eso, no podía permitirlo. Lo necesitara o no, la prioridad de Minamoto era asistirla.

A ojos cerrados desapareció de esa recóndita habitación, tomando de nuevo forma en el lugar del cual había partido inicialmente. Allí donde una cama se encontraba manchada de negras cenizas, y su Sire tumbada en el suelo se retorcía presa de una cuerda. El vampiro fue presa de una ira incontenible, por más de un siglo se había asegurado de que nadie dañara a Rhankaves y ahora un mísero mortal a quien antes ni siquiera había dado importancia tenía el atrevimiento de someterla. –Finite Incantatem– ordenó furioso apuntando a la maldita cuerda. Debía liberar a la vampiresa antes que cualquier otra cosa.

Pero su condición evidentemente todavía era dudosa, su hechizo no funcionó y el intentar liberarla con sus propias manos tampoco iba a funcionar, la fuerza física no podría contra una cuerda mágica. Apretó los dientes y se interpuso entre el cuerpo de la bruja y el otro mago, consideró el darle directamente el antídoto en los labios pero no iba a arriesgarse a que Hawryluk le destruyera el frasco.–Desearás no haber entrado en esta casa.– dijo con ansias de matar, pero no podía ya que en teoría eran aliados, todos pertenecían al grupo de Zabini.


Última edición por Jihei Minamoto el Dom Feb 07, 2016 2:44 am, editado 1 vez


Omae ga nozonda ketsumatsu darou

When all is said and done, I will be the one:

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Vampiros

Volver arriba Ir abajo

Re: Sustain the untruth | Priv | +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales