JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

All good things are wild and free|| Priv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Sieffre Cináed Drăgan el Jue Sep 10, 2015 11:30 pm

4 de Enero, departamento de S. C. Drăgan, 10:12 a.m.



Las altas ventanas proporcionaban una buena vista al lluvioso exterior, una de ellas se encontraba ligeramente entreabierta y aunque algo de brisa alcanzaba a colarse, el dueño del lugar no se preocupaba en lo más mínimo. Esa clase de detalles le gustaban, los que le recordaban que no todo en la vida podía mantenerse bajo control, tal cual el clima lluvioso y frío característico del principio de año. Una chimenea en el lado opuesto a las ventanas mantenía a temperatura aceptable la sala y si a eso se le agregaba el café caliente, se obtenía un ambiente muy acogedor. O al menos para Sieffre lo era, para su sobrino único y favorito quizá no.

¿Qué dicen tus padres de todo esto? Es la… ¿tercera vez? que te involucras en uno de esos ataques de los mortífagos. ¿No han amenazado con ponerte correa y obligarte a volver a casa?– preguntó con tranquilidad. El profesor no se llevaba precisamente bien con los padres del muchacho y así había sido desde hace ya bastante tiempo, cuando él les dejo claro que no quería ser parte de su círculo privado, purista y apático. Lo sentía por los mellizos que le caían tan bien, pero ya llegaría el día en que esos dos siguieran el ejemplo de su hermano mayor y buscaran su propio camino, preferiblemente lejos de los ideales despectivos de sus progenitores.

El ex-Ravenclaw se encontraba de pie junto a uno de los libreros de la sala, donde acomodaba algunos libros y extraía otros que ocuparía para el curso que pronto retomaría. No miraba a Rikard, pero eso no significaba que no estuviera atento a sus palabras. Apenas unos minutos atrás lo había recibido y tras invitarlo a ponerse cómodo le había servido también café. Afanen no se encontraba en casa a esa hora pues algo tenía que hacer lejos de ese rincón que prácticamente había pasado a ser ya casa de dos. No habría estado nada mal pasar los tres un rato juntos, pero a veces el mayor tenía la sensación de que la bruja atendía más de lo normal al jovencito. Él aseguraba una y mil veces que no era celoso, pero aaaalgo en su interior hacía berrinche cada que veía a esos dos pasarla tan bien juntos.

Es una suerte que tu y tu chica hayan salido de esa hoguera casi intactos. No quiero ni pensar en cómo te habría cobrado tu suegro si su hija hubiese resultado herida.– pensativo se llevó repentinamente la mano a la barbilla y luego giró parcialmente hacia el muchacho. –Rik, mándame los que están allá.– pidió al chico señalando una pila de libros ubicados al otro lado del sillón, mientras él enviaba con la varita otros a la maleta que llevaría a Hogwarts.




avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Rikard Bajko el Miér Sep 16, 2015 5:03 am

Su familia era extraña a tantos grados que a veces le costaba creer que ciertos miembros pertenecían a la misma. Se había ido de casa desde el primer día del año y todavía no se acostumbraba a la distancia. Había recibido unas cuantas cartas e incluso un vociferador de sus hermanos, pero no pensaba volver a pisar esa casa a menos que el mundo sufriera un colapso de proporciones apocalípticas y no le quedara otra opción. Por eso el que estuviera en casa de uno de sus familiares, no tan cercanos, era una novedad. Pero el tío Sieffre siempre tenía una palabra de aliento para él y no era como sus padres, no al menos en su línea de pensamiento, así que como no podía robar por siempre espacio en el apartamento de Scamander, había recurrido a él.

La marca del golpe en su rostro había desaparecido gracias a su joven amigo y por lo mismo se encontraba presentable en el día que había regresado a trabajar, lástima que su jefe se había enterado de que había abandonado la casa familiar y lo mandó directo a buscar una residencia apropiada, dándole incluso un adelanto del pago de ese mes. El señor Hvalimir no era tan malo si lo veía de ese modo, a pesar de ser amigo de sus padres no lo había abandonado, pero él prefería guardar ese dinero para tiempos peores…

Si no hubiera estado desesperado como se encontraba, no habría ido a tocar la puerta de Drăgan, lo que menos quería era molestarlos a él o a su prometida, la señorita Afanen que por suerte lo tenía en alta estima y siempre lo trataba bien. En el departamento hacía algo de frío, pero nada insoportable para Rikard que estaba cabizbajo escuchando los comentarios del mago mayor sobre lo sucedido en Hogsmeade unos días atrás—. Ellos están de acuerdo con el ataque, dicen que ya era hora de que alguien tomara las riendas… —murmuró con una voz tan negra como los sentimientos que tenía por sus progenitores desde hace un tiempo ya.

Creo que su padre me habría matado, todavía no lo conozco pero al parecer la cuida mucho —aseguró aunque no tenía conocimiento de toda la situación familiar de Jenell, bien sabía que vivía con el hijo de la otra mujer y la madrastra, pero no estaba seguro de los pensamientos que guardara el padre de la chica sobre el hecho de que él fuera su novio y otros asuntos—. Claro —asintió algo distraído por las preocupaciones mientras sacaba la varita para enviarle la pila de libros pedidos al profesor, se notaba que amaba lo que hacía, aunque fuera una de las materias complicadas y raras.

Tío Sieffre, sobre el tema que te dije que teníamos que hablar —¿Cómo debía comenzar a explicarse? Era difícil en todos los sentidos. Su maleta estaba ya dentro de la casa pero mayores detalles no le había dado al hombre—. No pienso volver a esa casa, nunca —aseguró con firmeza de un momento a otro, tenía la varita apretada en la mano, pero cuando razonó lo malo que era provocar magia accidental, guardó el instrumento en su bolsillo para no provocar un desastre, y es que la situación en sí, esa que estaba viviendo, le daba dolor de cabeza. Y todavía no le comentaba a Jenell lo ocurrido…

Carraspeó mirando al piso unos segundos antes de volver a alzar la vista, buscando la aprobación del mayor, o al menos no un rechazo—. Me fui el miércoles y no he contestado ninguno de sus mensajes, he estado quedándome en el apartamento de un ex-compañero pero no quiero abusar de su hospitalidad —estar ahí sin cooperar en nada, y como invitado sorpresa, no había sido su modo de imaginar la independencia—. Sé que vives con la señorita Afanen, pero ya vas a entrar al colegio, y yo... solo necesito unos días para poder encontrar un lugar más decente… El señor Hawryluk me prometió buena paga si completaba la quincena con él —le comentó aunque no recordaba si le había dado detalles de su trabajo actual, lástima que el señor Hvalimir le tenía prohibido mencionar varias cosas.




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Sieffre Cináed Drăgan el Vie Sep 25, 2015 6:11 pm

Exhaló con fastidio y negó rotundamente con la cabeza. Aceptaba que cada mago o bruja tuviese su propia ideología sobre el mundo, pero de eso a imponerla a otros, especialmente a los hijos, ya era otra cuestión. –Debí imaginarlo…– murmuró al escuchar que la familia seguía siendo tan elitista y directa como siempre. Suponía que los padres del chico ya estaban al tanto de su noviazgo con una mestiza y eso, los hacía también crueles. ¡Mínimo se hubieran callado para no crearle dilema al muchacho! Así, quizá no se hubiese marchado de su casa.

Recibió los libros solicitados y uno a uno los fue colocando en el espacio que acababa de hacer en el librero. Cuando acomodaba el último pausó el movimiento a mitad de la acción, culpa del “tío” que fue encasquetado antes de su nombre, no le gustaba como sonaba eso, le hacía sentir viejo, lejano y de poca confianza aunque los hechos dijeran todo lo contrario. Si lo último fuese verdad no estarían conversando sobre los serios problemas que el menor tenía. Con el libro que todavía tenía en mano apuntó al jovencito, iba a recordarle que no hacía falta ser tan formal con él pero la afirmación que de su sobrino brotó, le cortó la inspiración para quejarse, dejando a Sieffre en silencio por unos minutos. Entendía la inconformidad de su acompañante, pero no esperaba que su decisión fuese tan severa y… permanente.

Sin más entretenciones dejó el último libro, cerró la maleta con un movimiento de varita y fue a recargarse sobre un muro cercano al sillón que ocupaba el otro mago. Se cruzó de brazos, ¿en qué orden debería exponerle las ideas? –Rikard– miró hacia la lluvia de la ventana y luego al mencionado. No estaba serio ni molesto, quizá ligeramente sorprendido, pero más que nada, pensativo. Le tenía sin cuidado que los padres le reclamaran después por recibirlo, lo preocupante era el qué harían directamente contra el muchacho, porque temía que no se quedarían de brazos cruzados ante el “capricho” de su primogénito. Casi podía escuchar el espanto de la familia.

Aquí siempre eres bien recibido. Por los dos.– ya imaginaba a Afanen emocionalmente contagiada por las complicaciones de la juvenil vida de su sobrino –Como bien has dicho, en unos días nos marcharemos a Hogwarts y no volveremos en mucho tiempo. Puedes disponer del apartamento.– dijo tranquilo, señalando con amplitud la estancia. Todavía tenía la varita en mano, así que después de ese movimiento explicativo la guardó en el bolsillo. –Sé que eres responsable y ordenado y nos vendría bien que esto no quedara abandonado. Por mi, puedes empezar a desempacar pero, me parece que esto no es lo más importante de tu situación.– Hawryluk, Hawryluk… Antes había escuchado el apellido pero no le venía a la mente ningún rostro en específico. Parecía ser un buen patrón pero… considerando que los padres le habían enviado a trabajar con ese individuo, no sería inteligente confiarse.

¿Qué harás cuando vengan por ti, Rikard? Y no me refiero a que quieran sacarte literalmente de aquí. Eres el principal heredero, no te dejarán en paz y lo sabes. No quiero preocuparte… pero incluso tu novia podría verse involucrada.– Cada vez sonaba peor, pero tenía que hacerle ver todas las posibles consecuencias de la decisión que acababa de tomar. –Como mínimo responde sus mensajes, aunque sea para decirles “Papá, mamá, no voy a volver. Gracias por todo”. ¡Diplomacia amigo! Aférrate a tus decisiones, pero evita las asperezas tanto como puedas.– apretó los labios y asintió dos veces, atento en todo momento al semblante de Bajko. –Locos o no, siguen siendo tu familia.– agregó por último.

Lo sentía por él, le habían tocado pésimos tiempos para entrar justamente en la edad de independencia. –Al menos parece ser que tienes a tu jefe de tu lado, y no del de ellos.– una gran ventaja económicamente hablando. Dejó la pared para tomar su taza de café que se encontraba en la mesa de centro y para beber se sentó en otro de los sillones. ¿Qué le aconsejaría Afanen? Como mujer quizá podría recomendarle algo que él desde su ángulo no había pensado.




avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Rikard Bajko el Vie Oct 16, 2015 6:43 pm

Esperar a ver que decía el mayor sobre su decisión tomada a la rápida bastaba para ponerlo de nervios, ¿Lo apoyaría o lo enviaría de regreso con sus padres? Eso le dolería pero tendría que ver qué hacer si sucedía. Él no pensaba regresar, ya fuera si recibía apoyo de Sieffre como si no. Esperó en silencio cuando él lo llamó por su nombre y un suspiro de alivio escapó por sus labios cuando él dijo que siempre sería bien recibido ahí. La pesada carga que tenía sobre los hombros disminuyó considerablemente y hasta estuvo al borde de sonreír.

Gracias, muchas gracias —dijo cuando le dio permiso de utilizar el departamento. Por supuesto que no pensaba dañar la propiedad privada, la cuidaría como cuidaba todas las cosas porque Rikard era una oda a la organización, por muchos desórdenes que tuviera su vida en general. Aunque se quedó de piedra cuando comenzaron a surgir el primer pero del camino—. ¿No lo es? —preguntó sin entender que podía ser más importante en su nueva situación de huérfano de padres, que el tener donde quedarse de manera fija hasta conseguir algo más de independencia financiera.

Poco tardó en entender a qué se refería el profesor y otro suspiro, de cansancio salió de sus labios. Imposible de olvidar, casi se sorprendía de no tener la voz de sus padres tan grabada en la cabeza, repitiéndole que era el heredero de los Bajko y que de él dependía el futuro de la familia completa—. No dejaré que le hagan daño —pronunció firme aunque sus ojos no mostraban del todo seguridad. No estaba seguro de querer saber de qué tanto eran capaces en su familia. Si le hacían daño a Jenell entonces la relación entre ellos se rompería por completo. Pero su tío tenía razón y al final tuvo que asentir, lo mejor era fingir demencia y no pelear directamente con ellos—. Supongo que tienes razón… Tendré que responder sus cartas y cosas... Cuando sepan que estoy en tu casa, si es que no lo saben ya, seguro querrán hablar contigo también —se sentía infinitamente culpable por estar cargando a tanta gente atrás de sus fallidas decisiones. ¿Qué más podría haber hecho? Si hasta un golpe se había llevado, y ese todavía le dolía, no estaba acostumbrado a ese trato.

No sé de qué lado está el señor Hvalimir pero… confío en él —de algún modo le había tomado aprecio a su jefe, de ahí que le guardara algo de lealtad. Lástima que al parecer tenía pensamientos parecidos a los de sus padres, pero él no se había atrevido a ofender a Julieta, al menos no en su presencia.

Se acomodó en uno de los sillones de lo que sería su nueva casa y miró a todos lados. Estaba bien, no tenía absolutamente nada de él y se sentía un extraño entre esas paredes, pero podría acostumbrarse. Le faltarían las voces de sus hermanos pidiéndole infinitas cosas, pero con algo de suerte y hasta los dejaban ir a visitarlo de vez en cuando. Era mucho pedir claro, aunque quería creer que su padre no intentaría borrarlo del árbol familiar—. ¿Te conté como fue ese día? —preguntó con la vista puesta en la ventana. No se había dado por enterado de que llovía, recién ahora comenzaba a percibir algo de frío y tembló en consecuencia.

Fue la primera vez que me golpeó, nunca lo había visto tan enojado. Creí que mi madre lo detendría o algo, pero… Todos estaban tan espantados como yo. Hasta mi abuela lo vio —negó con la cabeza y su mano se fue a posar en su mejilla, ahí donde había recibido el primer golpe que en su vida le había proferido su padre. No es que hubieran sido muy cercanos desde antes, pero al menos algo de cariño natural le guardaba. Seguro todavía lo sentía pero ya no era tiempo de medirse en base a sentimientos. Ahora tenía que ver con qué era lo correcto y que cosa no.




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Sieffre Cináed Drăgan el Miér Nov 11, 2015 8:48 am

De un golpe bebió casi la mitad del café sin importar lo caliente que éste estaba. La preocupación lo tenía así, porque de un segundo a otro y a raíz de sus propias palabras había empezado a pensar en lo peor. Sí, era bueno en eso, tenía bastante experiencia en visualizar los peores escenarios, esos que tal vez su sobrino tendría que vivir sin importar cuánto se esforzara en evitarlos. Se le estaba revolviendo el estómago, ¿era acaso de pensar en las crueldades que a la pareja de jóvenes les esperaba? Porque conocía a la familia del chico, y el padre difícilmente se iba a detener… No lo veía resignado a que su primogénito eligiera a una bruja que no fuese de sangre pura para compartir el resto de su vida. No dudaba que Rikard estuviese dispuesto a todo por ella, pero el profesor sabía que eso normalmente no bastaba. La familia era casi completamente purista, mas de un caso de ese tipo le había tocado ver dentro del círculo sanguíneo y desgraciadamente no recordaba ninguno que hubiese terminado bien.

Sí, eso será lo mejor.– recalcó cuando el menor cedió a responder cartas y similares de parte de sus padres. Sieffre habló con toda la tranquilidad posible, aunque en el fondo no lo estaba en absoluto. –Puedes estar seguro de que ya saben dónde estas e incluso que harás la próxima vez que salgas de aquí.- de eso no tenía duda alguna. –Por mi no te preocupes, tengo pericia en regresarles las amables palabras.– dijo dando otro breve sorbo a su oscura bebida. Discusiones había tenido bastantes con ese lado de la familia, después de todo eran la única otra rama que vivía en esa zona del mundo, tiempo atrás le hacían llegar los mensajes importantes a través de ellos.

Dejó la taza sobre la mesa, se reacomodó sobre el sillón usando como apoyo para la espalda uno de los brazos del mueble y entonces subió las piernas a los cojines despreocupadamente. Su vista estaba fija en la ventana, pero su oído atento a lo que decía el muchacho. –No, no lo hiciste.– contestó a la corta pregunta que se le hizo y acto seguido escuchó atento.

Lamentablemente no podía hacerse una idea muy clara de cómo se había sentido Rikard tras ese inesperado golpe, él había perdido a su padre siendo joven y con su madre nunca tuvo esa clase de discusiones. Con quien sí las había tenido y bastante salvajes era con la familia principal de Rumania pues Sieffre nunca profesó la ideología purista como ellos, pero aprecio profundo nunca había sentido por el resto de integrantes de la familia, lo que pudieran decir o hacer carecía de importancia para el mago. –Casi puedo asegurarte que recibirás más de esos cuando vuelvas a pararte frente a él, tenlo presente… Y me temo que los golpes son el menor de los problemas… Tu madre lo apoya y lo sabes, mientras que tu abuela… Bueno, personalmente es de quien yo más me preocuparía, las ideas radicales vendrán probablemente de ella.

Una mano se llevó a la barbilla, pensativo, y es que entre más analizaba la situación más peligros veía y sería imposible cuidarse de todos ellos. –¿Por qué no hablas primero con tus hermanos? A través de ellos tienta el terreno, seguro que saben guardar correspondencia en secreto y me atrevo a decir que son los más preocupados por ti en estos momentos.– Aunque… ¿qué tan extremos serían en esa situación? ¿Pondrían la felicidad de su querido hermano por encima de sus instintos posesivos? Esperaba que no fueran mas peligrosos que todos los demás… –Puedo buscarlos en Hogwarts cuando las clases comiencen e intentar averiguar qué piensan sobre todo esto. Aunque desconozco qué tan honestos puedan ser conmigo. Y… a todo esto, ¿tu chica sabe sobre esta discusión salvaje que tuviste con tu familia? ¿Esta enterada de que te quedarás con nosotros?– Mhm… ahora que lo pensaba no sabía nada sobre la afortunada manzana de la discordia, conocerla podría servir de algo.




avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Rikard Bajko el Lun Nov 23, 2015 4:51 pm

Una parte de él sabía que el miembro más problemático de su familia era su abuela, pero no quería reconocerlo. No ahora que se había vuelto prácticamente un extraño para todos y el enemigo teórico de su propio padre. Ni a su madre tenía para recurrir… Suspiró intranquilo imaginando nuevos golpes en su rostro, ¿Cómo se presentaría al señor Hvalimir con un ojo morado o el labio roto? Sonaba todo menos bien y no podía ir todas las noches con Lysander ni mucho menos preocupar a Jenell y mostrarle su estado físico.

Le preguntaré a mis hermanos pero a veces siento que son demasiado jóvenes, algo así como… ¿Infantiles? Todavía muy pequeños —no es que gustara de hablar mal de sus hermanitos, pero los conocía lo suficiente para saber que se meterían en sus propios problemas ahora que él no rondaba. No quería que ellos también sufrieran—. Tendré que hacer el esfuerzo… Si me ayudas preparándolos primero para que no se estresen más de la cuenta lo agradecería —asintió ya seguro de que la mejor idea era preparar terreno porque sabía lo exagerados que podían ser los tornados Bajko y eso significaba que si sabían dónde estaba él bien podían intentar escapar de casa para ir a verlo y eso sí que sería un caos total pues pronto tenían que entrar al colegio.

La mención sobre su musa personal había hecho que su rostro se compungiera. Finalmente optó por apoyar el rostro sobre sus manos mientras esperaba que el dolor de cabeza se acabara—. Jenell… Todavía no lo sabe —murmuró resignado a su mala suerte, porque veía venir lo mal que ella se pondría y no quería preocuparla—. No sé como decirle… Es que sé que se sentirá culpable, pero no es su culpa —le dijo a su tío y luego de unos segundos de duda volvió a alzar el rostro para buscar el del mayor. ¿Le había dicho que lo admiraba y que pensaba que ser así de mayor era lo ideal? Al menos de lo que podía verse por fuera, Sieffre era un hombre con una buena vida y con sus proyectos ya realizados. Ya le gustaría a él tener esa capacidad.

¿Tú como lo haces con la señorita Afanen? ¿Hay alguna forma de que no se preocupen o no se sientan mal? Quiero que se sienta segura conmigo… —preguntó esperando que el mayor pudiera revelarle el secreto de las relaciones adultas. No es que estuviera muy al tanto de la situación ajena, aparte de que parecían ambos muy mayores y Rikard no entendía por qué no se habían casado aun. Él quería tener estabilidad financiera y planeaba pedírselo a Jenell aunque no sabía que opinaría ella—. Quiero creer que con la ayuda del señor Hvalimir podré salir adelante por mi cuenta, si no tendría que buscar otro trabajo —se explicó acerca de sus cavilaciones mentales. Por supuesto que no estaba enterado que el trato con el Hawryluk no tenía tiempo de caducidad, todavía estaba demasiado joven y ciego para darse cuenta de que en clase de problemas estaba metido.




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Sieffre Cináed Drăgan el Miér Nov 25, 2015 4:39 pm

Su sobrino se preocupaba por lo que cada uno de los afectados pudiese estar sintiendo después de la fractura familiar, Sieffre entendía que eso en cierto modo era inevitable pero en ocasiones había que ser un poco fríos y encontrarle el lado útil a la gente, incluso aprovechándose del momento emocional por el que estaban pasando. Lástima que no podía decirle directamente “saca provecho al lado infantil de tus hermanos y a la loca devoción que te tienen”, seguro le sonaba abusivo. –Hablaré con ellos, te buscaré en cuanto sepa qué opinan de todo esto.– comentó dando por zanjado ese punto de la conversación.

Un bajo gruñido de desaprobación hizo al escuchar que la novia de Rikard todavía no estaba al tanto, culpable o no era importante que supiera de lo ocurrido cuando antes para que pudiera tomar las medidas que considerara necesarias.

Oh pero… ¿por qué Rikard tenía que tocar el tema de Afanen? No, no, no… ella siempre era una temática complicada, se notaba que el chico no había notado lo retorcida que era la relación de su tío con su prometida de casi toda la vida. El profesor apretó los ojos, ¿qué podía decirle al respecto?! –Rikard… las mujeres son sumamente difíciles…– dijo al abrir de nuevo los ojos, parecía que cada palabra le generaba cierta cantidad de cansancio. –Si no quieres que se preocupen solo tienes una opción: No contarles nada, conviertes los hechos en información ultra secreta. Claro que corres el riesgo de ser descubierto y entonces se molestarán contigo como si hubieses matado al último gatito del mundo. Pero con suerte eso ocurrirá cuando ya tengas todo resuelto y no haya más cosas de que preocuparse.– explicó enfatizando algunos puntos con movimientos de las manos.

Desde luego lo mejor es contarles todos los detalles, todos los detalles, o de lo contrario ellas empezarán a inventarse posibles detalles que por alguna razón siempre nos dejarán ver como los malos del asunto. Sí, se van a preocupar, pero eso es… parte de su naturaleza. Sin embargo, entre mejor sea la comunicación entre ustedes, de mejor forma podrán afrontar lo que se les viene encima. Será  inevitable que se sienta culpable, pero en algún momento entenderá que dar ese paso era indispensable. Confía en ella, Rikard.– contuvo la necesidad de supirar, ¿por qué él no podía aplicar sus propias palabras? –Confiar y apoyarte en ella es lo mejor que puedes hacer…– añadió con una forzada sonrisa.

El trabajo que tienes con ese tipo parece bueno, no lo sueltes, presiento que te abrirá muchas puertas.– de eso a que fueran las correctas ya era otra cuestión. De momento la estabilidad económica era indispensable, sin importar las circunstancias laborales debía mantener el puesto. –¿A qué se dedica tu dama? Me gustaría que nos la presentaras antes de regresar a Hogwarts, para saber quién es la afortunada. Si en nuestra ausencia quieres traerla al departamento… con toda confianza hazlo. Solo no olviden insonorizar el lugar, no queremos que los vecinos desvaríen.– no lo resistió, sonreía con complicidad a su sobrino. Cualquier hombre aprovecharía el tener techo privado para darle cariño a su chica, no hacerlo sería un desperdicio.




avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Rikard Bajko el Dom Dic 13, 2015 1:53 am

El consejo de Sieffre le hizo abrir primero los ojos como platos. ¿Era en serio? ¿No decirle nada de nada? ¡¿Matar gatitos?! Por alguna razón esa idea le pareció totalmente imposible y resignado bajó la mirada al suelo, pero luego su tío siguió hablando, captando la atención del chico que requería como saber lidiar con su vida con una chica en medio de la misma.

La parte de dar todos los detalles tampoco le agradó, la sinceridad nunca había sido lo suyo, pero si eso servía más que matar felinos, entonces tendría que armarse de valor para detallar los problemas—. Confío en ella —ese no era el problema, se dijo, la verdadera dificultad era que se sentía poco apto para cuidar de ella como era justo. Y no pensaba dejarla ir a la deriva sin él. Imposible imaginar separarse a ese punto—. No sé como pero le comentaré —dijo finalmente aceptando que era lo mejor.

Asintió ante la mención del Hawryluk, pues no tenía quejas sobre su jefe aparte de las preguntas extrañas que a veces le realizaba, como si estuviera esperando que de él naciera algo más. Pero claro que distraerse con Jenell era mejor, su sonrisa fue al fin marcándose en sus facciones al pensar en ella. Claro que el mayor añadió algo que le hizo arder las orejas—. ¡Tío! —exclamó casi atacado ante las ideas que acababa de ponerle en la mente. Claro que recordaba la noche de la enfermería y otras más. Ah, y ahora tenía deseos de abrazarla, realmente la necesitaba en su vida.

La traeré aquí para que la conozcan —sería agradable poder presentarle a parte de la familia que no fueran extremos en sus creencias. Seguro su querida Julieta estaría feliz—. Jenell es becaria de sanador en la cuarta planta de San Mungo —le dijo sonriente porque ella tenía un trabajo formal también. Verla rodeada de enfermos no le animaba a lo sumo pero sabía que era vocación de ella.

Gracias por tus consejos tío, realmente no tengo con quien más hablarlo así que… —¿Qué más debía agregar? Se reacomodo en el sofá ya más calmado, tratando de imaginar cómo sería vivir ahí—. ¿Qué habitación puedo usar? —preguntó pues sabía que la señorita Afanen llegaría también al menos hasta que tuvieran que regresar al colegio—. Olvidé comprar algo de comer, ¿Hay donde obtener cosas cerca? —no es que no gustara de aparecerse pero prefería caminar para despejarse esos días. Tampoco pensaba robarle todo lo que su familiar guardaba. Cuando ya recibiera su pago esa quincena también le pasaría algo de dinero por los gastos de su estadía. No quería ser un incordio de ninguna manera y por primera vez en todos esos días al fin se sentía casi como de regreso en su casa. Lástima que no lo era.




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Sieffre Cináed Drăgan el Dom Ene 10, 2016 3:08 pm

¿Por qué se alteraba su sobrino? ¿Por la “sugerencia” inapropiada que le dio o porque se sentía descubierto en sus planes clandestinos con la señorita Verheugen? Se aguantó la risa pero no la sonrisa y asintió cuando el muchacho aceptó presentarla antes de que se les acabara el tiempo en casa. –Cuarta planta, cuarta planta… Hechizos, ¿cierto? – si la memoria no le fallaba a atender los daños de éstos se dedicaba dicho nivel del hospital. Era un buen oficio, así Rikard tendría quien lo atendiera cuando alguna varita lo alcanzara con una magia inesperada. Eso lo tranquilizaba.

Puedes tomar cualquiera de estas dos habitaciones. – se puso en pie y señaló dos de las tres puertas. La principal era la suya pero en ella dormía a Afanen, cuando fue herida en el Ministerio la atendió en ese cuarto y voluntariamente él se había mudado a otra. Quería que la castaña durmiera en la más cómoda aunque ya se hubiese recuperado, además… no siempre dormían separados. Los detalles sobre el tema no se los proporcionó al joven mago, los asuntos entre la profesora y él todavía no eran nítidos como para compartirlos con alguien mas a profundidad.

Víveres y esas cosas puedes encontrarlos a tres cuadras de aquí. En la ventana de la cocina están pegados unos papeles de colores con direcciones de tiendas de comida ya preparada. Puedes enviar una lechuza y un elfo doméstico lo traerá a la puerta.– todo un novedoso lujo, perfecto para los días en que no se quiere ni mover la varita. –Por hoy yo invito la comida. En el horno hay lasagna suficiente para tres platos. Si tienes hambre adelante, yo esperaré a Afanen.– le invitó a probar lo que un día antes entre los dos profesores habían cocinado, no había necesidad de salir a comprar algo con ese clima. Con algunos hechizos podrían protegerse de la lluvia, pero del aire helado nada los salvaría. Sieffre habría preferido que Afanen también permaneciera en casa pero no tenía ninguna clase de autoridad sobre la bruja como para exigirle que se quedara. Frunció el ceño con preocupación al pensar en eso, ojalá la chica no pescara un resfriado…

Sé que eres bueno con la varita Rikard, pero no te confíes y procura mantenerte alerta. – entonces cayó en cuenta de que el muchacho probablemente lo tenía más presente que él mismo, hizo un movimiento con la mano para restar importancia a lo recién dicho y se dirigió hacia la ventana abierta. Apoyó ambas manos sobre el marco, como el viento soplaba en otra dirección no se mojaba. –¿Pero qué te digo yo? Lo has visto con tus propios ojos, algo malo ocurre allá afuera y apostaría a que va a ser peor. Los extremistas nunca se rinden…– la energía en su voz se fue apagando. Puede que normalmente no hablara al respecto pero le preocupaba el curso que iba tomando el mundo mágico inglés.

Cináed tal vez tuviera cierto grado de pensamiento purista pues al menos abogaba por mantener intacta la sangre en su familia, pero no rechazaba al resto. Los aceptaba como a cualquier otro mago o bruja e incluso profesaba cierta fascinación por el mundo muggle. Pero si se encontrara en medio de una encrucijada… ¿a quién apoyaría? Su propia respuesta le hacía verse como un traidor a la familia y el término le disgustaba, pero jamás estaría a favor de oprimir a otros solo por el origen de su sangre.




avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hogwarts

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Rikard Bajko el Dom Ene 17, 2016 7:35 pm

Si, la de heridas por hechizos —respondió ante la duda de su familiar. Poco después, ya en pie para definir su habitación miró las dos que se le ofrecían y escogió la que en teoría se encontraría más lejos de la de Sieffre, no quería molestar así que mejor les daría su privacidad a él y a la señorita Afanen en el tiempo que les quedaba ahí—. Esta estará bien —la señaló y usó la varita para llamar a su maleta que ingresó en el lugar elegido, poner oído atento a las indicaciones del lugar le hizo asentir.

¿Tres cuadras? ¿En qué dirección? —preguntó y al escuchar sobre comida ya preparada le rugió el estómago, seguro más de un día le serviría comprar algo rápido y delicioso de esa forma, sin complicaciones intermedias para alimentar su cuerpo—. Oh, no tenías que molestarte, pero lo aceptaré —sonrió dejando la maleta medio abierta mientras meditaba como ubicaría todo lo que cargaba consigo. Esa tendencia al orden casi exagerado era típica en él.

Tengo hambre, pero creo que organizaré primero la habitación para no tener demasiado alboroto para cuando llegue la señorita Afanen —explicó y aunque su estómago maldijo por la falta de lasagna, se auto impuso el comenzar a moverse con sus cosas.

La voz de su tío se fue alejando así que con un tercio de las cosas que traía sobre la cama, se incorporó y se acercó a la puerta para escucharlo. El mayor tenía razón, el mundo iba cada vez peor y eso era para preocuparse—. Lo sé de buena fuente, ya sabes… Mis padres —comentó con desgana y luego se recargó en el marco de la entrada a la habitación para mirar por el pasillo—. Espero que todos podamos estar bien, pero supongo que es mucho pedir. Tu también tienes que cuidarte tío —añadió con algo de tristeza y luego de unos segundos de interna agonía, se regañó a sí mismo y regresó para seguir desempacando. En esa situación era mejor distraerse, después de todo, todavía tenía el problema de las cosas que no le había dicho a Jenell y un sinfín de asuntos todavía sin posible conclusión pues no había podido sentarse a meditarlos.

Se aseguraría al menos de dar un paso a la vez, y cuando tuvo su ropa ordenada su vista se clavó en todos los recuerdos que traía consigo. Se colgó el pequeño zorro tejido del cuello de la camisa que traía sin cerrar del todo, para que observara también el lugar. Luego se dedicó a ubicar algunos libros y fotos. No eran todas sus cosas ni por asomo, pero si las que más importaban. Y ya que desde ese día inauguraba una nueva vida, necesitaba cada uno de esos objetos para que le recordaran que la vida no era tan mala ni gris como parecía.


TEMA FINALIZADO




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: All good things are wild and free|| Priv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales