JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Nina R. Varshavsky el Jue Sep 10, 2015 8:03 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Departamento de Ardghal, Londres Mágico.
31 de Diciembre, 23:51 pm.


Perdóname, ¿Si? No soportaría que tu…

Quien hubiese inventado las frases de disculpa, seguramente no conocía a Nina. Por alguna razón, en ella no sonaban bien. Poco importaba cuan sincera sonaba, pues nadie podría creer, ni ella misma, que sintiera algo parecido a reales remordimientos luego de hacer lo que ella creía era lo correcto. Por ejemplo, en esos momentos, no se arrepentía de haber sacado al secretario de la fallida fiesta de final de año. Tampoco se sentía mal por la gente que habían dejado atrás, ella nunca había sido una heroína ni lo sería.

Desde que lo había cargado sobre su hombro hasta aparecer directamente en el departamento de él, no razonó que además de secuestro estaba entrometiéndose en propiedad privada. Dos delitos en menos de cinco minutos. Había suspirado con pesar antes de llevarlo cargando hacia la cama, todavía recordaba la ubicación de las estancias y las cosas en el hogar personal de su amigo. Así que luego de acomodarlo ella tomó asiento en el lado libre del gran colchón. Mucho más cómodo que el lugar que le hubiera ofrecido si lo llevaba a donde ella vivía esos días.

Estaba segura de que Taggart se mantendría inconsciente unos cuantos minutos más, luego del golpe que ella misma le había dado. Tal vez si se sentía algo culpable por el golpe... pero nada más. Era un mal necesario, bien sabía que el otro no la hubiera acompañado si no lo obligaba a abandonar el barco. Él se había visto tan… ¿Inocente? O bueno, no sabía la palabra, pero le había dado una extraña sensación al verlo tan motivado a ayudar a posibles heridos, arriesgando su propia vida en el camino.

Luego de que el ruido en su mente se apagó, ella respiró en paz. Se levantó de la cama y se dirigió a la cocina, con una sonrisa casi culpable tomó un vaso de leche y luego de beber logró mirar la hora. Ya era el nuevo año y ella no había dado abrazo alguno. Si hubiera estado en otro lado del globo, con su manada, seguro la celebración habría sido más familiar. Dejó abandonado el vaso en una de las mesas de la cocina y regresó por donde había venido. No pensaba dejarlo despertar a solas y asustado en su propio departamento, así que lo primero que hizo fue quitarse los zapatos y sentarse sobre la mullida colcha.

Lo miró unos segundos, preguntándose si estaría soñando algo o su mente se mantendría en blanco, y su mano se extendió para tocar la frente ajena, siguiendo la línea hasta su siempre alborotado cabello. Era acoso a todas luces pero poco le importó, ella lo quería vivo y así se quedaría mientras pudiera evitar que algo malo le ocurriera.

Los minutos pasaron, lentos y aburridos, y ella comenzó a sentir sueño al ver que él no reaccionaba, se dejó entonces caer a un lado de Cahir, acomodando las piernas para que quedaran naturalmente flexionadas, casi en posición fetal, su vista no quería abandonar el rostro ajeno pues pocas veces lo podía ver así sin ser juzgada por lo mismo. Solo por esta vez se permitiría mirarlo con una sincera añoranza que ni ella entendía—. Tu futura novia va a molestarse conmigo por haberte raptado, pero no me importa —murmuró acerca de la conversación que había salido en la fiesta. Un día él se atrevería a pedirle una cita a la chica que le gustaba y ella lo perdería. Mejor que disfrutara de lo poco que tenía—. Feliz año nuevo Ghaly… —susurró antes de cerrar los ojos con una sonrisa en el rostro. Aunque fuera por un instante, se había sentido bien.


Última edición por Nina R. Varshavsky el Miér Ene 13, 2016 11:40 pm, editado 2 veces




forever:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo


Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Ardghal C. Taggart el Sáb Ene 30, 2016 4:07 pm

Explicar el “cómo” no fue necesario, Nina improvisó de la manera correcta y el secretario no tardó en estar completamente libre de ropa. Ya estaba claro que no tenía inconveniente en dejarse ver así por ella, él estaba atento a las reacciones de su amiga y por eso sonrió al verla sonrojar. Gracias a ese agradable tono rojizo en las mejillas ajenas la confianza del hombre subió otro poco, mientras que el gemido que escapó de los labios que hace unos segundos había saboreado también elevó algo en el mago, el deseo de… enterrarse entre sus piernas y… hacerla gritar. ¿Tendría esa oportunidad?

¿Cruel por qué?– preguntó con voz suave, haciendo una breve pausa en el recorrido que hacía con la lengua al oído de la bruja. La mayor parte de su atención estaba puesta en los movimientos que aún hacía contra el cuerpo femenino, por esa razón no entendió inmediatamente a qué se refería Varshavsky con esa pregunta, estaba distraído con las sensaciones. Y cuando su cabeza encontró la respuesta ya no tuvo espacio para comentar al respecto. Si Nina quería que esperara, eso haría. Aunque la duda se hubiese apoderado de su expresión. Esperó pacientemente –pero no menos ansioso– a que la señorita se pusiera cómoda, no quería ponerla nerviosa con su mirada así que se abstuvo de observar qué hacía exactamente con sus piernas. Ya imaginaba algo y si estaba en lo correcto su piel pronto se lo confirmaría. Por eso prefirió aprovechar y poner su mirada en otro punto de su interés, en el pecho de su añorada amiga, allí donde una cicatriz había marcado la suave piel.

¿Me darás la explicación al oído?– no estaría mal recibir los detalles de cómo ella se derretía directo en ese punto. Una amplia sonrisa en el hombre salió a acompañar la risa femenina que le llenó precisamente el oído, siempre que la escuchaba reír se convencía de que podría hacerla feliz por el resto de su vida. Ahora sabía que conseguir algo como eso no sería tan sencillo pero estaba dispuesto a todo por ella, con o sin luna. Esos pensamientos fueron a guardarse muy bien en el corazón del hombre, dejándole espacio para disfrutar sin preocupaciones las circunstancias. Todo su ser lo agradeció, empezando por su cadera que pronto se vio abrazada por un par de piernas que le robaron el aliento por largos segundos. Y cuando Nina empezó a moverse debajo de él, empezó a preguntarse quién de los dos se derretiría primero.

Como ordene Señorita.– respondió con media sonrisa, esa noche se esforzaría por ser obediente. No se movió con dulzura ni a ritmo lento, sumamente marcados fueron sus movimientos contra la intimidad de su bruja, soñaba con clavarse y quería que se notara. El pecho lo sentía más caliente, apretar los encantos de la rusa era toda una delicia, el premio a todos los esfuerzos de la vida y los premios había que disfrutarlos, exprimirlos cuantas veces fuera posible. –Quiero… amarte así toda la vida…– si sonaba bien o mal no importaba, tenía que decirlo en voz alta para no explotar por dentro. Su boca buscó rápido la de su pareja y aunque de modo intermitente a causa del movimiento –cuyo ritmo iba en aumento– la besó con desesperación. ¿Cuánto tiempo había esperado por ese momento? La vida por fin parecía sonreír sinceramente para ambos y no podía estar más feliz por eso, el color venía con Nina en su día a día y así deseaba que fuese permanentemente.

¿Puedo?– se atrevió a preguntar, posando una mano en la cadera de la mujer para darse a entender. Los ojos clavados en los de ella rogaban por un , porque cada parte de su ser ansiaba llenarla por completo, demostrarle que no se había equivocado al confesarle sus sentimientos y sus secretos. Con él podía ser natural, sin medirse, sin reprimirse.


Última edición por Ardghal C. Taggart el Lun Feb 08, 2016 9:37 am, editado 1 vez



How:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Nina R. Varshavsky el Jue Feb 04, 2016 5:16 am

¿Cahir quería explicaciones poco inocentes en el oído? El sonrojo pareció subir en la mujer al escuchar su petición y ante la sonrisa de él no pudo más que sumarse a la felicidad general. Porque seguro uno de esos era el sentimiento que ella tenía en esos momentos—. Eres un pervertido Ghaly... Pero... —se acercó a su oído y luego de repartir un suave beso bajó la voz—. Cuando hablo de derretir... Me refiero a humedad —no, no, seguir explicando podía con ella. Ya se había sentido como un tomate maduro en esos segundos y tiempo después cuando tuvo la oportunidad se aferró a la cadera de él.

Los movimientos contundentes con los que Taggart colisionaba contra su centro le hicieron ir subiendo el volumen de los sonidos que venían naciendo en su garganta. Y en eso estaba su mente, completamente inmersa en esa declaración física de intenciones, cuando algo inesperado sucedió.

Los ojos de la bruja se abrieron de golpe y buscaron la mirada de Ardghal con desconcierto. ¿Había dicho lo que ella había creído escuchar? Los labios de él impidieron que ella soltara la primera pregunta que le había venido a la mente y los gemidos de Rada fueron agudizándose todavía más a causa del ritmo potente que llevaba el mago para frotarse contra la intimidad de ella que demostraba su necesidad generando más humedad y permitiendo que los movimientos —incluso cuando eran externos— fuesen haciéndose más rápidos.

Puedes —respondió apresurada cuando él liberó sus labios y tocó su cadera. Ya lo necesitaba dentro y no pensaba negarse a pesar de que todavía seguía con la espina clavada por la frase dicha por el secretario que se repetía una y otra vez en su mente como si necesitara que ella la escuchara y preguntara de qué se había tratado. Y en ese momento sus labios que debieron seguir gimiendo con gusto formularon una pregunta que tal vez debió guardarse—. Ghaly... ¿Me amas? —preguntó con toda la timidez que se podía en esos momentos, mientras su entrada esperaba con impaciencia a que Cahir hiciera un galante ingreso por la misma.

Ya fuera rudo o suave, ella lo aceptaría—. Si fue solo una expresión ignora mi pregunta... Ya quiero que entres —y no solo quería que entrara físicamente. Quería que ingresara y se quedara también en su vida. Apenas comenzaban el año y él ya la había llenado de promesas que nadie habría podido hacer mejor que él. Nina había podido captar al fin el sincero interés que guardaba por ella su amigo y eso lo agradecía infinitamente, incluso aunque fuese solo un tranquilo querer. Sentirse apreciada por él de esos modos había hecho que la felicidad se implantara en su pecho que se mantenía agitado rozando el torso quien la apresaba contra las colchas.




forever:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Ardghal C. Taggart el Lun Feb 08, 2016 4:09 pm

La forma en que la bruja lo miró segundos antes de que él la besara le dejó en claro que una nueva duda había surgido en ella, y él quería saber de qué se trataba. No cabía duda de que en ocasiones la vida era complicada, tener que decidir entre escuchar lo que Nina tuviera para decirle o seguir devorándole la boca no fue sencillo. Por suerte podía obtener las dos cosas y sus labios disfrutaron cada momento de contacto, y también de los gemidos ahogados que lo tenían fascinado. Oficialmente tenía un gusto enfermo por escucharla en ese tono. Después se lo confesaría, para disfrutar también de su reacción. La señorita no se había equivocado al llamarlo pervertido.

Lo era, y ella desde hace tiempo era inspiración pura. Inspiración viva y dueña de todo tipo de sonrisas que en los labios del mago se formaban, como la que mostró complacido cuando se le otorgó permiso para irrumpir en la intimidad que antes tenía prohibida. Ardghal con la respiración agitada ascendió por el contorno femenino desde el punto en la cadera hasta el nivel del busto, el desliz de su mano fue fluido y como el destino de sus dedos después de eso no estaba definido hizo una pausa. Pausa en que su nombre fue pronunciado una vez más con cariño, acompañado también de una pregunta en apariencia sencilla, pero inmensa y profunda como el océano mismo.

¿La amaba? Le sorprendió tanto la timidez con que Varshavsky se lo preguntó como la pregunta en sí. En el interior del mago existía una única respuesta a esa duda, una que habitaba firme y palpitante desde hace ya algún tiempo, cuando se descubrió por primera vez sufriendo por la ausencia de la extranjera. Su anatomía clamaba por la humedad prometida pero el corazón le impidió dar un paso más sin exponer primero con claridad sus sentimientos. Ella lo merecía. –No fue solo una expresión Nina y por supuesto que no la voy a ignorar- ya sabía a dónde llevar su mano: a abrazar la mejilla ajena, a asegurarse de que lo enfocara a él y a nada mas –Nina te amo. Reconozco que aún hay mucho por conocer del otro pero no por eso dudes de tu importancia en mi vida. Sin ti todo duele tanto… Solo una emoción tan intensa como el amor me explica algo como eso...– soltó su rostro para de nuevo apoyarse a dos brazos por un instante. El rostro apegó al contrario y así pudo sentir su mejilla de principio a fin.

El apoyo volvió a ser parcial ya que con una de sus extremidades fue a acariciar la entrada que húmeda lo esperaba, jugó un poco entre sus pliegues, curioso hundió un poco el dedo medio y al hacerlo, un suave sonido de gusto se escuchó de su parte. Como cuando pruebas un postre por el que te hicieron esperar por largo rato. Durante los siguientes segundos el secretario afirmó su posición sobre la mujer y tras confirmar que el punto y el ángulo eran los deseados retornó a los ojos de Nina. Estaba ya ubicado en su entrada, bastaba un impulso para llenarla. –¿Tu me amas?– preguntó en un susurro al mismo tiempo que su miembro penetró firme hacia la húmeda calidez de la bruja.

Al irrumpir en ella la boca del mago se abrió buscando robar aire, inmóvil se quedó brevemente para disfrutar de la textura y la temperatura, de la presión con que la anatomía femenina lo cobijaba y, al mismo tiempo, quedando a la expectativa de lo que Nina pudiese requerir. Luego retrocedió centímetros, como si fuese a marcharse y con una potente embestida hizo de nuevo el ingreso. Buscaba descubrir la profundidad de la chica y el cuerpo masculino repitió las estocadas una y otra vez, no requirió de mucho tiempo para adoptar un agitado ritmo, semejante al ya implementado cuando se frotaba superficialmente contra Nina. La voz del hombre surgió de nuevo a combatir contra el silencio, manchando el ambiente con ocasionales sonidos de placer y agitación. Ya no tendría que callarse, de verdad lo creyó.



How:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Nina R. Varshavsky el Miér Feb 17, 2016 4:13 am

Cuando la mano de Taggart la recorrió hasta dar con su mejilla, ella tembló. Acababa de hacer una pregunta difícil y lo sabía, temía de hecho por la respuesta, porque sentía que se rompería fácil si era una negativa aunque había intentado por todos los medios sonar tranquila al decirle que nada malo pasaría si era solo una expresión, que ella podría olvidarlo… Pero no podría. Y cuando él se lo confirmó con palabras, además de alivio pudo volver a sentir con fuerza sus propios latidos. Sus mejillas quisieron arder de nueva cuenta ante la declaración directa que le estaba otorgando ese mago. Revelándole los secretos del amor que a ella parecían escapársele.

¿Entonces si dolía de manera tan intensa si era amor? Porque eso solo significaba una cosa. Y ante la expectativa, la mujer sonrió contra la mejilla que se había apegado a la suya. Debería haber respondido algo entonces pero su respiración se agitó otra vez cuando él comenzó a jugar con una mano en su intimidad, y cortó de golpe una inspiración cuando él lo introdujo un dedo en su entrada, acompañando así el sonido de gusto que le había escuchado a Cahir. Con la ansiedad reclamando su lugar en el cuerpo femenino, los ojos de Rada pidieron que el hombre acabara con su agonía. Pero para su sorpresa él le tenía ese regalo y además una pregunta que su mente apenas si logro procesar—. ¡Sí! —gimió con la primera embestida que la atravesó en cuerpo y alma. Su pecho subía y bajaba al son de su respiración.

Y fue su aliento el que dejó de estar bien ordenado cuando él comenzó a moverse contra su intimidad, traspasándola reiteradas veces y buscando su propio ritmo para frecuentarla a gusto—. Si te amo, Ghaly —repitió ella entre tensas y profundas inhalaciones, cuando logró razonar que seguramente él no había captado su respuesta inicial, esa que había dado a conocer tanto su cuerpo como su alma aun antes de aceptar siquiera racionalmente lo que sentía por Cahir. Escucharlo en esos momentos, con sonidos de placer, fue música a sus oídos y le llenó el pecho de una evidente calidez, ya no era solo que se sentía arder.

La voz de ella pronto fue alcanzando la altura de los gemidos, cada vez más descontrolados y esos mismos agudos y descuidados sonidos se fueron acomodando a la rapidez con la que él se movía entre sus piernas, generándole un calor interno y más tensión de la que ella se sentía capaz de soportar. Quería que siguiera, que siguiera eso y más—. Ghaly… Toca —pidió agitada, si él quería recargarse del todo en ella no se iba a quejar, pero necesitaba al menos una de sus manos encima para sentir que volvía a la realidad de los movimientos que él mismo generaba en ella y que tenían tanto a su corazón como a su cuerpo sintiéndose desbocados.

¿P-puedes ir más rápido? —preguntó de pronto lo que sí podía decir aunque sintió que su rostro hervía por sí solo y aunque le faltó añadir la parte del y más fuerte su cuerpo también lo pensó. ¿Sería muy descarado decirle además de probar más de una posición? Bien le había dicho pervertido a él pero Rada gustaba de extender esa clase de momentos y si era con Cahir estaba segura de que disfrutaría de todas las posibles versiones para amar sus cuerpos que existieran, hasta que la hiciera derretir contra él.




forever:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Ardghal C. Taggart el Vie Feb 26, 2016 9:48 am

En ella encontró lo que le hacía falta para sentirse completo, a sus oídos llego la confirmación de que sus sentimientos eran correspondidos y no fue de una manera simple o clásicamente rosa. No, Nina era diferente, era fuerza y pasión, intensidad y una suave pero constante tortura ya que cada centímetro de su cuerpo lo llamaba y no había manera de disfrutarla entera al mismo tiempo. Ardghal podía parecer un serio y monótono hombre del Ministerio, pero dentro había guardado por mucho tiempo un fuego que requería propagarse hasta calcinar todas sus energías. El problema siempre había sido encontrar a la persona correcta para compartirlo, alguien con quien consumirse sin miedo a nada y que también lo disfrutara tanto como él. Y en ella todo se cumplía, la amaba con más fuerza de la que su propio corazón podía latir y a su vez el de la bruja vivía por él, así le hizo sentir su declaración de amor. Esa que guardaría como uno de los mas grandes tesoros en su existencia.

La larga espera había valido la pena, estaba seguro de que juntos harían grandes cosas, llegarían hasta donde les apeteciera tomados fuertemente de las manos. Porque cuando dos almas que hermoso embonaban, todo se movía hacía adelante, y hacia adelante caminaría con ella, en la dirección que más le apeteciera. Le descontrolaría el aliento todo lo que quisiera, con el amor mutuamente declarado siempre en medio.

Agitado en todas las formas posibles sonrió ante la petición que se le hacía de tocar, y de aumentar el ritmo con que se compartían el calor que llevaban dentro. Ser uno solo, eso quería alcanzar Cahir y aprendería a complacerla para lograrlo. Sus peticiones atendería como si ese fuese el fin del mundo, el último de sus días. –Me gusta que pidas– confesó poniendo su mirada sobre la de ella y sin romper el contacto visual se aferró con fuerza a la tela de la cama. Pero ella quería sentirlo todo lo posible, lo había entendido así que el torso apegó por completo al cuerpo de Nina, disfrutando desmesuradamente de presionarse contra sus senos. Ya no podría deleitarse con su cicatriz pero después tendría oportunidad de hacerlo.

A su espalda se abrazó fuerte como si quisiera evitar que se le escapara aunque no creía que algo como eso pudiese pasar. Sus piernas se acomodaron según el nuevo ángulo y la penetración que por segundos interrumpió pronto retomó con potencia. Más rápido, tanto que su respiración parecía rogar por una tregua, una que el mago no pensaba conceder porque él también quería más. Quería deshacerse de tanto placer y que Rada se extasiara junto con él hasta el cansancio. Ansiaba hacerla gritar, sus gemidos le inundaban ya todos los sentidos pero Ardghal quería triplicarle como mínimo las sensaciones que la tenían tan exquisitamente agitada bajo su cuerpo.

Regálame tus manos…– suplicó casi con desesperación sin frenar la agresiva invasión que a su centro hacía. Al contrario, al ir avanzando las manecillas el mago se encajaba con más arrebato, en medio de ese fuego al rostro de la rusa se apegó y sin pensar mordió bruscamente su oreja. Le sirvió para silenciarse aunque fuese unos segundos, mismos en los que su profunda y acelerada respiración fue más evidente. Pero mantener los dientes allí le complicaba el seguir trabajando sobre ella por lo que rápido se soltó y con ello su voz volvió a sonar fuerte en la habitación. Podía ya sentir la abundante humedad entre sus cuerpos y también el calor incontrolable en su piel y en la de Nina. No hacía falta preguntarse si al amanecer estarían todavía juntos, Taggart no la dejaría ir, y si de alguna forma Varshavsky escapaba, con todas sus fuerzas él la perseguiría. La encontraría.



How:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Nina R. Varshavsky el Miér Mar 02, 2016 7:24 am

Al parecer Ardghal debía ganarse el premio a decir la mayor cantidad de cosas que le hacían subir la temperatura. Porque escucharlo confesar que le gustaban sus pedidos pervertidos era más de lo que ella esperaba y con gusto sintió luego como el torso del hombre se apegaba al de ella. Rada cerró los ojos para guardarse la intensidad del momento entre largos y audibles suspiros, esos que parecían extenderse con cada roce de sus cuerpos.

Con las manos de Cahir alrededor de ella recibió de nuevo el ritmo que marcaba su anatomía al ingresar a la suya, pudo sentir con infinito gusto que él aumentaba el ritmo, tal como ella había pedido y sus jadeos se descontrolaron a causa de lo mismo. Casi sentía la necesidad de mover también la cadera pero no quería que él se equivocara mientras hacía cada entrada con una profunda y rápida estocada. Perdida como estaba en esas sensaciones, apenas si escuchó la súplica ajena.

Sus manos que antes habían parecido dormidas de tanto aferrarse a la ropa de la cama, ahora se movieron arrastrando los dedos hasta la espalda de Taggart, no se había atrevido a arañarlo con fuerza por temor a ser demasiado ruda pero al sentir una mordida brutal en su oreja un grito salió de su garganta y sus uñas se clavaron sin tregua sobre la piel contraria—. ¡Cielos! Ghaly… T-te dije que soy sensible ahí —reclamó aunque lo había disfrutado más de lo que su lado masoquista quería aceptar. Sus mejillas ardieron con fuerza luego de decirlo en voz alta aunque seguro también tenía que ver con los movimientos ya cada vez más descarados que hacía el hombre entre sus piernas.

Escucharlo de ese desinhibido modo la iba a volver adicta, sus manos movilizó en la espalda de él  para dejar de enterrarle las uñas en un solo punto, removiendo las mismas sobre la piel, con gusto dejó que las yemas de sus dedos se grabaran la textura y calidez ajenas y finalmente tuvo una apoyada justo arriba del trasero de hombre, disfrutando de la tensión en ese punto que se formaba a causa del esfuerzo que ponía el contrario para moverse—. Cahir… Cahir —repitió con gusto el segundo nombre del mago, entre otra serie de agitados gemidos y su otra mano se acomodó en la nuca ajena aunque terminó apretando uno de sus hombros—. Cahir… Espera —pidió ya cerca del límite de las sensaciones. Quería probar tantas cosas con él que no lograba decidirse, aunque por su parte sucumbir al placer podía darse más de una vez y bastante seguido si es que Ardghal decidía aprender a tocarla de forma correcta.

¿Podemos probar otra…? —preguntó con timidez apretándolo con las piernas para que disminuyera brevemente la intensidad de su penetración. Sufrió claro, pues su anatomía ya gritaba que lo necesitaba, pero estaba decidida y fueron sus ojos los que lo miraron con ilusión esperando que él aceptara y entendiera los deseos de ella.




forever:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Ardghal C. Taggart el Vie Abr 01, 2016 5:09 pm

El reclamo de la bruja por la mordida en el oído se le grabaría de por vida, Ardghal se había dejado llevar de nuevo por las sensaciones y por ello olvidó que a Nina no parecían gustarle mucho las acciones bruscas. O eso creyó hasta que las uñas que en consecuencia le recorrieron la espalda le hicieron alzar el rostro en reacción al inesperado dolor que le provocaron en la piel, fue entonces que pudo apreciar las facciones de la chica y en sus mejillas descubrió otra dosis de color rojizo, ¿cómo debería interpretar eso?

Necesitaría hacer más pruebas para descifrarlo pero no de momento, pues su concentración estaba puesta en enterrarse sin cesar entre sus piernas, ah, y en deleitarse con los dedos que le acariciaban la espalda después de haber sido algo rudos. No se lo dijo a Varshavsky, pero escuchar su nombre repetidamente en la voz de ella fue sumamente atractivo, una sonrisa traviesa se hizo espacio en los labios del mago por ello y no se apagó ni porque la bruja le estuviese pidiendo una pausa. Con la voz y… con las piernas.

La sonrisa de él se acentuó y su cuerpo se detuvo mientras la observaba con detalle después de que la petición le fuese lanzada. –Todas las que quieras– respondió con gusto casi sobre los labios de la mujer. Luego ladeó el rostro un poco y a los segundos estiró un brazo para alcanzar una de las almohadas, la dejó cerca, a un costado de ellos. –Esta será la primera vez que… salga de ti. Completó mentalmente la frase, las manos apoyó sobre la cama y el rostro bajó para poder mirar entre las piernas de ambos. Despacio retiró su miembro de la intimidad que lo había mantenido caliente todos esos minutos, hacerlo le generó sensaciones contradictorias puesto que le pesaba abandonar tan delicioso lugar, pero a la vez tenía su encanto el deslizarse por completo hacia afuera y claro, también el observar ese acto.

Los labios se mordió y enseguida llevó la vista hacia los ojos de Nina. –Recoge tus piernas y… súbelas a mis hombros…– pidió procurando no sonar excesivamente ansioso. Tomó los dos muslos de la rusa y hacia adelante intentó moverlos, para que quedaran momentáneamente flexionados sobre el torso. Por su parte enderezó casi por completo la espalda y sin pena alguna clavó la vista en la intimidad ajena que ahora podía apreciar desde otro ángulo.

Lo que veía era demasiado tentador y aunque inicialmente el plan era penetrar en ella desde esa posición, Taggart fue incapaz de contenerse y se recostó sobre la cama –sin liberar los muslos que le retenía hacia adelante– todo lo necesario para poder entrar en Nina con la lengua. Primero dio largas lamidas ascendentes en su zona sensible, después empezó a hacerse espacio para ingresar, aplicando presión con la punta. Una parte del mago sufría porque los deseos de darle duro con su miembro eran demasiados, pero su lengua estaba disfrutando tanto…



How:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Nina R. Varshavsky el Vie Abr 08, 2016 3:04 am

La mujer lo miró con emoción una vez que accedió a su petición con esa hermosa sonrisa. Pues ella adoraba verlo feliz y pensar que era por ella lo volvía un deleite todavía mayor. ¿La primera vez? Su cabeza no alcanzó a entender lo que ocurriría, aunque su cuerpo claro que lo percibió. Primero lo vio apoyarse y su vista dirigió al punto que él miraba, verlo salir y sentir el repentino vacío le hizo quedar sin aliento. No entendía como pero en poco tiempo y gracias al placer que le había provocado se había acostumbrado a la sensación de ser llenada por él y ahora que lo veía fuera sonreía al pensar que su dureza había estado cobijando dentro.

Recoger las piernas y subirlas a los hombros, recibió las órdenes todavía perdida en pensamientos nada inocentes y ayudada por él logró subir las piernas aunque tuvo que acomodarse para que no le doliera la ubicación y el peso de las mismas sobre su torso. Saberse observada le hizo sonrojarse intensamente y carraspear—. Tus… tus hombros, Ghaly —pidió sosteniendo sus piernas con las manos desde detrás de las rodillas y así esperó mirando por entre sus piernas al hombre que al parecer no tenía intenciones de moverse todavía.

Imaginaba el ingreso en ese nuevo ángulo de la erección de Cahir pero en vez de eso lo vio inclinar el rostro y pronto una traviesa lengua le sacó suspiros de asombro y de profundo deleite—. ¡Ghaly! —gimió su nombre respirando agobiada luego de las lamidas a su punto más sensible. Pero fue cuando entró que apretó con más fuerza sus propias piernas temiendo que las dejaría caer por las sensaciones que le provocaba saberse atacada de ese modo y en una posición que le quitaba movilidad, pues ubicada de ese modo no tenía muchas formas de ocultar sus pliegues de los deseos del hombre.

Nina por supuesto no tenía deseo alguno de ocultarse, tampoco de detenerse. De ahí que sus caderas intentaron moverse contra el rostro de él, y con cuidado bajó una de sus piernas que terminó apoyada sobre la espalda de Taggart. Su espalda se había arqueado sobre la cama, a causa de las sensaciones, y temblando de gusto cerró los ojos unos instantes entre tensas exhalaciones y gemidos que pronto fueron subiendo de volumen, si el mago quería que ella alcanzara la cima antes que él tendría que seguir haciendo eso en lo que se esmeraba.

La mano libre de Nina fue a apoyarse sobre la cabeza del hombre y se enredó en sus siempre bien peinados cabellos para desorganizarlos a gusto—. Cahir… N-no aguantaré mucho más sin pausas —comentó aunque en su caso problema no sería pues podría sucumbir otra vez y seguido al placer, pero como era la primera vez, prefería terminar con él adentro, si es que lo lograba—. Se suponía que ibas a… —no completó la frase, que aunque parecía queja no lo era.

Con fuerza se mordió los labios sintiéndose temblar por dentro, su cuerpo tenía deseos de retorcerse por el deleite que estaba viviendo, y la tensión no sabía por dónde escapar y explotar para ser consumida en conjunto. Definitivamente era el mejor inicio del año que se podía tener, ya no necesitaba mentirle más al hombre que había descubierto que amaba y se sabía también amada por él con igual intensidad. Ya no quedaban dudas en ella, aparte de como iba a resistir a tenerlo cerca de ahora en adelante sin devorarle la boca.


Última edición por Nina R. Varshavsky el Dom Jul 31, 2016 4:16 am, editado 1 vez




forever:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Ardghal C. Taggart el Mar Jun 21, 2016 3:59 am

Saborear la intimidad de la chica le pareció delicioso, al poco tiempo Taggart ya se encontraba frotando intensamente la lengua contra el centro de Nina. Sentir su humedad y escuchar la agitada voz de la señorita ayudó a que el mago se esmerara aún más en lo que hacía. Tanto que consideró seriamente el hacerla llegar al límite de esa forma. Fueron las palabras de ella las que le hicieron descartar esa posibilidad y retomar el plan inicial. Demasiadas cosas quería probar con ella, probar y pulir hasta el cansancio.

Dilo. ¿Se suponía que iba a qué?– pidió –por gusto morboso–  luego de dar una última lamida a la suave entrada de la bruja. Con una amplia sonrisa Ardghal volvió a sentarse sobre las sábanas, resignándose a no tener los dedos de Nina entre el cabello, y mientras se movía su vista mantuvo  fija en la zona que acababa de abandonar. Y que pronto volvería a llenar.Lo siento, quería saborearte. No me pude resistir.– dijo relamiéndose inconscientemente los labios. Una mano se pasó por el cabello aunque no con la intención específica de ordenarlos, fue un acto de inercia tras el cual volvió a tomar el cuerpo de la bruja.

Sus muslos tomó por los costados, su erección que pacientemente había esperado su turno centró para reingresar en su nuevo hogar y entonces sin decir nada más se enterró entre las piernas de su amiga, por quien había guardado fuertes sentimientos una larga temporada. Con potencia ingresó en un solo movimiento y solo cuando no quedó más espacio entre ambos, se permitió acomodar con cuidado las piernas de la chica sobre los hombros. Apoyó una y luego la otra, al terminar se aferró con las dos manos a la cadera de Rada y dio total libertad a la necesidad que tenía de explotar en sensaciones y emociones junto con ella.

No comenzó despacio, inmediatamente las embestidas que trazó dentro de ella fueron fuertes y sumamente constantes, sin intención de frenarse. –Dime que extrañarás tenerme dentro de ti, Nina.– pidió extasiado con la húmeda calidez femenina, a la que ya estaba sumando su propia humedad. Poco a poco su miembro se deslizaba con mayor facilidad en la intimidad ajena y eso no hacía mas que invitarlo a acelerar. Las palmas de las manos las deslizó hacia los muslos de la rusa, subió y subió hasta estar cerca de sus rodillas y de ahí se sujetó. El cuerpo inclinó un tanto más hacia adelante, las piernas de la extranjera se vieron recargadas de nuevo contra su vientre. Pero la postura favorecía la incansable invasión de Taggart.

La voz del hombre no tardó en agitarse al igual que su respiración. Los gemidos naturalmente aparecieron y ni un poco hizo por silenciarlos, fue capaz de mirar a Nina a los ojos en todo momento. Visualmente también quería devorarla. –¿Puedo…?– No, mejor actuar en lugar de pedir permiso, por eso cortó la pregunta y en sustituto a las palabras clavó su dureza con algo más de agresividad. No podía evitarlo, le gustaba ir a ese ritmo, vivir la desesperación que le causaba el acercarse a toda prisa al punto más alto de placer. Claro que no permitiría que todo acabara pronto, sus impulsos controlaría a tiempo para comenzar de nuevo. Después de todo, ella ya le había hecho saber que deseaba una larga noche en conjunto.



How:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Nina R. Varshavsky el Dom Jul 31, 2016 7:08 am

A pesar de su gusto claro por todo lo que a contacto físico se refería, ponerlo en palabras era capaz de avergonzar a la mujer de más de treinta años. De ahí que escuchar a su amigo pedirle completar una frase que nada de sano tenía le hizo hervir las mejillas—. ¡Ghaly! —lo regañó casi al instante, aunque su garganta poco después le recordó que le hacía falta responder a las dudas ajenas—. Se suponía que ibas a… a entrar con tu… ¿P-por qué tengo que decirlo?! ¡Pervertido! —la voz le tembló al decirlo, igual como su corazón que pareció casi desfallecer en su pecho por el esfuerzo puesto. Imposible le era completar las frases sucias que el mago quería, aunque seguramente unas copas de alcohol o un poco más de insistencia ajena hubiesen logrado el milagro.

Pues verlo poco después relamerse luego de mirarla con descaro a la distancia, llamó poderosamente a su ansiedad. Misma que logró expresar en un tenue suspiro en el momento en que Taggart volvió a entrar a ella, llenándolo todo, incluido su corazón. En esos momentos, mientras la penetración iba subiendo de intensidad, no hubo forma para ella de pensar en la vergüenza de repetir para él lo que quería escuchar—. Extrañaré que me llenes así Ghaly… —a poco estuvo de rogarle que se quedara dentro de ella pero era demasiada concentración la que requeriría para decirlo y su respiración ya se comenzaba a descontrolar y su mente a perder contacto con la realidad nuevamente a la vez que él se acomodaba contra ella, apresándola bajo su peso y haciéndola vibrar con cada descarado ingreso que realizaba a su intimidad cada vez más rápido y –hasta juraría– más profundo.

Los sonidos de él llegaron para acompañar los que ella emitía naturalmente desde hace unos segundos. Mirarlo la avergonzaba pero era inevitable mantener anclados sus ojos en los ajenos. Pero aun así no entendió la pregunta del hombre y extrañada lo miró—. ¿Puedes qué? —apenas si logró preguntar cuando un nuevo tipo de presión se hizo en ella. Allí estaba de nuevo el modo casi violento que tenía Taggart para tomarla, y esta vez ella entendió que lo estaba haciendo por gusto y no por obligación. Al darse cuenta de que seguramente le había malinterpretado antes cuando él había intentado tomar de la misma forma, no hizo más que dejar sus mejillas hirviendo y a su pecho latiendo con extremada fuerza.

Sus gemidos se fueron confundiendo con gritos a medida que él le entregaba de sí la potencia que llevaba dentro e incapaz de resistirse por mucho al disfrute que le generaba que él quisiera hacerse con su intimidad de ese modo—. S-sigue… ¡Sigue Ghaly! —pidió entre jadeos nada sanos y completamente desesperados. Los ojos cerró cuando mirarlo se hizo imposible y más fuerte dejó salir su voz poco antes de que una sensación infinitamente más potente que todas las anteriores se apoderara de ella y de su interior, llevándola ya sin que pudiera evitarlo a derretirse por el mago que se movía todavía dentro de ella y que seguramente podría notar el efecto que acababa de lograr en ella que por poco pierde todo el aliento con el agudo grito que acababa de soltar.




forever:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Licántropos

Volver arriba Ir abajo

Re: ... And a Happy New Year ☾ Private [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales