JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Schuld und Sühne | Privado {+16}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Pansy D. Zabini el Lun Ago 24, 2015 3:23 am

2 de Diciembre, 2024 | 2:31 am | Mazmorras

Su vida estaba llena de decepciones. Eso lo había comprobado desde muy pequeña. En primer lugar sus padres, más interesados en el crecimiento de su hermano que en el de ella, aunque a claras luces el futuro de la niña siempre había sido más brillante. Luego los años en el colegio, los amigos que pudo conservar y otros que se perdieron en el camino. El retorno del Lord tenebroso que había terminado en un desastre, cuando supuestamente había sido para mejorar la vida de todos ellos. Después de que le ganaran a ese hombre sin nariz, las decepciones continuaron sin descanso… Un matrimonio ventajoso pero no por amor, su incapacidad de darle un hijo varón a Blaise, que había tapado por años como su fuerza secreta pues las mujeres podían tanto como los hombres, pero aunque ella quisiera respaldarse en eso los comentarios de los otros le llegaban y como eran de parte de seres cercanos no había podido eliminarlos a gusto.

El movimiento que ella misma reviviera de la cenizas, pero que había tenido altibajos en el camino a la gloria. Y ahora… bueno, no sabía ni cómo explicar el modo en que se sentía en esos momentos. ¿Cuántas personas más faltaría que la decepcionaran de ese modo para que ella dejara de esperar en los demás? No iba a conquistar el mundo mágico a solas, pero si pudiera claro que lo haría. Lástima que necesitaba a muchas cabezas sobre las cuales pararse, si tan solo supiera volar, entonces no necesitaría a nadie, ni siquiera a su querido esposo—. No logro entenderlo —dijo luego de unos minutos de silencio. Estaba sentada en un cómodo sillón y tenía al fugitivo de la justicia justo frente a ella.

Los Nott, sus amigos, cercanos a ella, siempre cooperadores. Por mejor los había enviado al frente de batalla, había puesto sus esperanzas en Theodore esperando que le demostrara que tenía lo necesario para hacerse cargo de más cosas. Y nuevamente, la decepción en su vida—. Envío a cuatro mortífagos… Y horas después, me encuentro con que en vez de llamar refuerzos, fueron descubiertos dos de ellos. Dos que resultan tener un apellido tan conocido en estos medios que podrían hacernos caer a todos —una risa fue naciendo desde su vientre hasta que la expresó aunque parecía más bien un graznido. Se tomó la sien con pesadez mientras movía la varita en la mano.

¿Por qué Daphne no vino? —si le decía que era porque se le caía la cara de vergüenza, ella lo comprendería, lo entendería pero buscaría que el rostro se le cayera literalmente. Así de furiosa se encontraba—. Repite otra vez la historia, repítela y escoge con cuidado tus palabras —de eso iba a depender si lo perdonaba ese día. Su varita se levantó entonces para apuntar al hombre—. Imperio... Arrodíllate —lanzó el maleficio entre dientes, moviendo la varita en la posición en la que quería que él cayera. Justo frente a sus pies.


Última edición por Pansy D. Zabini el Vie Sep 25, 2015 2:53 pm, editado 2 veces


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Callejón Knockturn

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Theodore H. Nott el Jue Sep 10, 2015 1:46 pm

Los sentimientos que Theodre Nott sentía dentro de él eran diferentes entre sí, pero todos se debían a lo mismo: su gran fallo para con Pansy Zabini, una de esas personas que había permanecido en su vida desde que tenía memoria. Estaba dispuesto a sufrir el castigo pertinente que la morena quisiera ponerle, pero solo a él, por eso había obligado a Daphne a quedarse allí, lejos de las afiladas garras de Pansy.

Y allí estaba, quieto, recto como si le hubiesen clavado en el suelo, algo demacrado por las condiciones en las que tenían que vivir ahora y con el semblante neutral. No sentía miedo, pues estaba acostumbrado a todo aquello. Escuchó a la mujer, y la siguió con la vista. Notó el gran enfado en su voz, entiendiéndolo y compartiéndolo totalmente. Y se dejó hacer, pues no tenía más elección. Se apoyó en sus manos para no terminar con la cara en el suelo, pero no levantó la cabeza, pues lo tomaría como algo desafiante. — No la dejé venir. — respondió alto y claro. — Fue error. — añadió. — Y yo pagaré por él. Solo yo. — respondió nuevamente, dejando bien en claro que solo él recibiría aquel castigo.

No tengo excusa para ello, y note haré perder el tiempo escuchando la historia una vez más. — continuó pocos segundos después. — Merezco un castigo, y lo acepto. — volvió a repetir, casi parecía una súplica, y en parte, lo era. Esperaba crucios, esperaba todo tipo de torturas, pues si algo había aprendido de Pansy, es que nada era suficiente para ella, al menos, hasta que su enfado se quedase en nada, y aún así, sabía que les costaría bastante el volver a hacer que la morena confiase en ello. — Te he fallado, y no sabes cuánto lo lamento. — fue diciendo antes de que la tortura llegase. — Pero Scamander lo pagará, y todos los que estaban en esa casa. — prometió y, más que una promesa para Pansy, era una promesa para él. ¿Los motivos? Habían despojado a su esposa de la vida que él se propuso darle. ¿Y él? No importaba, todo se resumía en Daphne. Ella era lo más importante para él, y era por lo que más se arrepentía de haber tenido ese error. Pero pronto volverían a estar dónde estaban antes, y nadie podría decirles absolutamente nada.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Pansy D. Zabini el Miér Sep 16, 2015 8:33 pm

La piedad era una virtud que no le era tan ajena como todos esperaban, claro que sabía ser compasiva, misericordiosa y todos los sinónimos que se le ocurrieran a aquellos que solían cometer errores y que necesitaban el perdón. El individuo frente a ella se había convertido de un segundo a otro en uno de los de ese grupo, y lo escuchó atenta y en silencio una vez que lo tuvo en el piso del lugar. Así que él había decidido, por su cuenta, no traer a Daphne a esa reunión. Y quería pagar por sí mismo el castigo que sabía les esperaba.

Porque todos los pecados se pagaban, y él ya había comenzado a sufrir por el hecho de haberse convertido en un fugitivo de la justicia—. Estoy sumamente decepcionada Theodore, lo sabes —aseguró corroborando las palabras que él acababa de decir, mejor así, que no le repitiera con detalle todas las fallas que había cometido. No necesitaba oírlo de todos modos, le estaba dando la oportunidad de salvarse, otra cosa es que él no supiera qué palabras podrían hacer que esa mujer cambiara de opinión—. Scamander —saboreó el apellido en su boca, tenía un claro gusto a vómito—. Esa mujer siempre ha sido una entrometida… Demente como ninguna pero un problema a eliminar —claro que había pensado en la mujer, no en el esposo. El idiota que se había casado con ella tenía tan poco valor que aparte de darle el apellido no se le recordaba por nada más. Al menos dentro del escalafón mental de Pansy.

Dime Theo, ¿Qué debería haber hecho? ¿Entregar a tus hijos a las autoridades? ¿Olvidarme de ellos y dejar que los consumieran en investigaciones? ¿Culparlos para que terminaran por ti en Azkaban? —atacó una primera vez, a palabras, quería que él rogara por clemencia, porque tal vez eso le haría sentir mejor. Aunque tenía cierto disfrute el verlo allí resignado a su destino—. No debiste impedirle a Daphne que viniera pero lo acepto, eres un hombre... —se levantó del asiento y caminó alrededor de él hasta terminar de pie a sus espaldas. No le había dado permiso de levantarse ni de girar la cabeza así que no esperaba que él la mirara.

¿Qué acaso no soy lo suficientemente buena por haber perdonado a los tuyos e incluso pagado para que no encontraran nada? —porque eso había hecho. Nadie tendría prueba alguna contra los hijos de Nott, se lo había prometido a Daphne una vez y ella siempre cumplía sus promesas—. Debes saber que esto me duele tanto como a ti... —susurró agachando el rostro antes de apuntar con la varita al cuello del hombre. El aire que cruzaba hacia sus pulmones la ofendía—. Incarcerous —murmuró y pronto una cuerda nació alrededor del cuello del hombre y se extendió por su torso buscando cortarle la respiración.

Ella se separó unos pasos para ver su obra—. No puedo, de verdad… Me enferma tener que hacer esto a un amigo —dijo pero aún así fue fuerte y esperó. Esperó hasta que se le hizo suficiente y entonces, la cuerda desapareció.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Callejón Knockturn

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Theodore H. Nott el Vie Sep 18, 2015 1:45 pm

Sabía lo que se le iba a venir encima, y no temía por ello. Pansy no sería capaz de matarle, ¿dejarle medio muerto? Sí, pero no matarle. No era un simple siervo, habían compartido muchas cosas, y quizás eso ayudase a que la mujer no terminase por matarlo. Las palabras de la mujer se clavaron en sus oídos como afiladas agujas y le hicieron cerrar los ojos con fuerza, sabiendo que sus hijos estaban a salvo gracias a ella, algo que jamás sabría como pagarle. — Siempre estaré en deuda contigo por haber protegido a mis hijos de ellos. — repuso como pudo, sin poder alzar ni un solo momento su cabeza para poder mirarla, viendo solo los pies de la mujer y como se movían para desaparecer, sabiendo que estaba detrás de él, pero sin poder moverse un apice.

Has hecho más de lo que nos merecíamos, te fallamos y no sabes cuánto lo lamento. — susurró, tratando de relajarse, pero una cuerda apareció alrededor de su cuello y torso, ahogándole por segundos. Su cara se volvió roja y unas pequeñas venas se comenzaron a formar en las sienes y en su frente. El aire le faltaba, pero de sus labios no salió ni una sola palabra. Theodore Nott no era alguien débil, y un Nott jamás pedía clemencia. Eso era lo que su padre le había enseñado desde bien pequeño y eso era lo que trataba de poner en práctica ahora mismo. Y más aún sabiendo que su querida amiga, solo acababa de comenzar su tortura y castigo.

No supo cuanto estuvo así, medio ahogándose, pero las cuerdas desaparecieron y tomó una gran bocanada de aire, tosiendo secamente después y con sus ojos cerrados. El corazón le iba acelerado, golpeando con fuerza su torso, hasta haciéndole daño. Quiso mirarla, pero no podía moverse, ni siquiera había podido terminar en el suelo, pues la maldición se lo impedia.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Pansy D. Zabini el Vie Sep 25, 2015 2:51 pm

Escuchar que Theodore aceptaba las deudas que tenía con ella no era malo, pero no reparaba del todo su humor. Por eso fue que a pesar de que él aceptó que lamentaba el daño causado —primeramente a ella y además a la causa que perseguían—, ella no pudo evitar dañarlo en ese momento con la cuerda. Esperaba gritos por un lado, o ruegos, pero no los iba a obtener tan fácil al parecer, una lástima—. Respira, tranquilo —murmuró tocando con sus dedos el hombro de su antiguo compañero de colegio antes de apartarse de su posición y volver al asiento que había abandonado.

Luego de ubicarse allí, su vista se clavó en los ojos de su prisionero, porque eso era de momento, y trató de buscar algo que le permitiera perdonarlo. De un momento a otro lo liberó de la maldición con la que lo controlaba—. Lo haces tan, tan difícil —dijo y su varita se movió en el aire para susurrar un hechizo de invocación. Una botella fue lo que apareció frente a ella y luego de depositarla en el piso, con una pequeña explosión generada por su varita, el líquido corrió por el suelo de la mazmorra mientras se escuchaban los últimos tintineos de los cristales—. No puedo dejarte ir sin ningún rasguño, ¿Lo entiendes? —preguntó aunque era de modo retórico, y cuando lanzó los finos trozos hacia él, su vista se mantuvo atenta para ver el daño generado.

Ver su sangre derramada le hizo sentir mejor, tanto que llegó al punto de sonreír con algo parecido a la benevolencia—. Si permito que te vayas ahora, eso me convierte en el eslabón débil… Y matarte me parece un desperdicio —comentó y cruzó las piernas con elegancia mientras maquinaba sus ideas—, así que, dime Theodore… ¿Tu lealtad sigue intacta? —consultó cuándo ya estuvo segura de lo que quería que él hiciera.

¿Serías capaz de sacrificar a alguien en tu lugar y el de Daphne? Todos tus compañeros necesitan entender que esto no es un juego —murmuró y el olor de la sangre en el lugar pareció animarla—. Decide, tú o alguien más. Debo preguntar… ¿Quién tuvo la culpa de lo ocurrido esa noche? —si quería ser el héroe o mantener su orgullo, ella ya no tendría piedad. Ni de él ni de su mujer. Esperaba que lo tuviese claro.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Callejón Knockturn

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Theodore H. Nott el Lun Oct 12, 2015 11:52 am

Cuando fue liberado, tomó una gran bocanada de aire y esperó que la sangre y el aire fluyesen de nuevo. No alzó la vista, no podía, aún seguía con el imperio y aquello parecía ser que iba para largo. Escuchó como algo de cristal se rompía, y supo lo que venía a continuación. Cerró los ojos y gruñó cuando notó como los cristales le cortaban la cara, el cuello y las manos, además de hacerle rotos en las ropas que llevaba. Las gotas de sangre cayeron al suelo, con toques que parecían hasta musicales cuando tocaban el mismo. Abrió la boca para respirar, jadeando al notar cierto dolor al mover cualquier músculo de su rostro.

Mentiría si no dijese que sus palabras, le hicieron sentir insultado. ¿Qué si seguía intacta? Claro que lo seguía. ¿Acaso no estaba allí recibiendo ese castigo? ¿Acaso no había ido a las puertas de una muerte casi segura para que Pansy viese que aún contaban con ellos? Apretó su mandíbula, haciendo que la sangre gotease con más fuerza. — Por supuesto que sigue intacta, y más fuerte que antes. — espetó, casi con mal humor. Si hubiese dejado de serla fiel, no estaría ahí, y hubiese puesto más tierra de por medio, se hubiese cambiado los nombres y se hubiese llevado a sus hijos.

Quiso alzar su cabeza, y tanto, para poder mirarla a los ojos y sonreír de lado. La miró como pudo, viendo solo los pies de su amiga, pero suficiente era. — Galagher. — respondió. Recordaba que ese cobarde no había hecho absolutamente nada y que se había ido antes de lo previsto. — Ese cobarde no merece estar en nuestras filas. — espetó entre dientes. Si hubiese luchado, quizás no hubiesen sido reconocidos y todo estaría cómo deberia estar. — Huyó poco después de comenzar el ataque. — le comentó a Pansy, con odio en la voz.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Pansy D. Zabini el Miér Oct 28, 2015 3:52 pm

El temple demostrado por Nott fue una de las razones por las que aceptó mentalmente que el perdón a veces si era necesario. No de su gusto, claro, pero si era un desliz que se podía aceptar dependiendo de las circunstancias. Theodore era valioso para su causa, aunque ella no se lo dijera, así que por lo mismo esperaba seguir contando con él y no tener que tirarlo a la basura.

Y así fue como esperó el nombre en cuestión, a quién si sería el animal de sacrificio ese día para aliviar los pesares y preocupaciones de la mujer. Todos se enterarían de que el susodicho había sido eliminado y así no se olvidarían de qué tan importante era hacer lo debido, que la traición se pagaba y con sangre—. ¿Huyó? —incrédula lo repitió y asintió sin dudarlo segundos después—. Tráelo aquí, esa rata pagará... —anunció su veredicto y orden—. Lo acabaras tu mismo y todos tus errores serán olvidados por mí, Daphne y tus hijos dormirán tranquilos nuevamente. Ya sabes que me preocupo por todos ustedes —le aseguró y con un movimiento de su muñeca le indicó que era el momento de ir de cacería, ella por mientras llamaría a un elfo que apareció a los segundos después con un pequeño chasquido.

Bourbon y dos vasos, vamos a celebrar cuando Theodore regrese —pidió a la criatura, y se mantuvo sentada en su trono personal mientras esperaba que la justicia fuera nuevamente repartida sobre la tierra. Se sentía perfectamente bien hacer las cosas como se debían.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Callejón Knockturn

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Theodore H. Nott el Dom Nov 01, 2015 4:27 pm

Se levantó despacio, con mucho cuidado por si ella cambiaba de opinión, pero al parecer, no iba a ser así. La miró y escuchó, crujiendo sus nudillos cuando le pidió que trajese a ese cobarde para acabar con su vida, algo con lo qué, sinceramente, llevaba meses soñando con hacer. — Te lo traeré. — asintió y con un ligero aviso, desapareció de allí para aparecerse en la puerta de la casa de Gallagher. Ni siquiera se molestó en llamar a la puerta, ni siquiera le importó que hubiese alguien más ahí dentro. Tenía un cometido, y aunque sus ansias de golpearle en la cara fuesen mayores, se estaba esperando para después.

Le encontró en el salón y se avalanzó sobre él, agarrándole del cuello de la camisa. Hubiese sido más sensato cubrirse la cara o cambiarla, pero poco le importaba ya. — Tú te vienes conmigo, y si haces un solo movimiento, juro que mato a toda tu familia. — dijo Theodore entre dientes, haciendo que el hombre asintiese, temblando como un cobarde, lo que era. Con otro ligero chasquido sordo, desapareció de la casa y volvió a aparecerse en el salón de Pansy. Miró a su amiga y tiró al hombre de mala manera al suelo.

Cuando me digas. — esperó una orden, algo, que le hiciese saber que el espectáculo para Pansy había comenzado, porque, si algo sabía, es que ella se iba a quedar a mirar y disfrutaría de aquello. Agarró su varita con fuerza, moviéndola en su mano más no nervioso, pues tenía ganas de hacerle sufrir y pagar por todo lo que les había hecho pasar. Si él se hubiese quedado, todo hubiese sido diferente.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Pansy D. Zabini el Sáb Nov 07, 2015 10:11 pm

Solo unos instantes se demoró Nott en regresar con la presa escogida. Tenía hasta cara de cobarde, seguramente ese hombre jamás se había dado cuenta acerca de para quién trabajaba, pero al verla ahí comenzó a señalarla y a intentar escapar—. Tenemos que definir un nuevo método de aceptación de miembros o nos llenaremos de… eso —lo señaló con nulo aprecio y luego si se dedicó a mirar a su buen amigo.

El elfo apareció entonces, quedándose bien quieto a un lado del sillón de la mujer—. Hazlo ahora —pidió y tomó uno de los vasos que le fue entregado por una mano raquítica pero firme. Años se habían pasado educando a la criatura para que no temblara al entregar las bebidas y se había vuelto un buen servidor—. Esperemos que tu familia no te extrañe mucho, aunque supongo que nos lo agradecerán —fueron las últimas palabras que le dedicó a la víctima con una amplia sonrisa mientras giraba la varita en su mano, esperando por el espectáculo que Theodore iba a darle en esos momentos. Ya fuera que decidiera hacerlo rápido o lento, ella iba a brindar al final por la paz mundial.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Callejón Knockturn

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Theodore H. Nott el Vie Nov 27, 2015 2:22 pm

Aviso que si alguien externo a Pansy lee este post, lo haga bajo su propia responsabilidad porque puede que no sea de su gusto leer lo que escribí a continuación. Puede herir la sensibilidad de muchos.

Varita en mano, Theodore esperó pacientemente a que Pansy le diese permiso para comenzar a torturar a ese cabrón que tenía a sus pies, el cuál ya comenzaba a lloriquear sabiendo el futuro que le esperaba. Quizás luego se pasase a hacerle una visita a la familia, puesto que la suya propia había sufrido las consecuencias del fallo del estúpido que estaba a sus pies. Se agachó para quedar a la altura del hombre y le agarró del cuello de la camisa, mirándole fijamente a los ojos mientras que en su mirada se reflejaba el odio, el dolor y el asco que aquel hombre le hacía sentir. — Espero que hayas disfrutado de estos meses. — susurró en bajo, pero estaba seguro que Pansy podria llegar a oírle. — Luego le haré una visita a tu encantadora mujer e hijos. — sonrió de forma malvada, algo que se esforzaba por ocultar muchas veces, pero que otras tantas dejaba aflorar, como ahora.

Antes de usar la magia, se permitió golpear con su puño la cara del hombre, haciendo que cayese de espaldas y quejándose a la par que suplicaba perdón. Su mano quedó dolorida, pero era un dolor casi placentero al que podría ser capaz de acostumbrarse si él lo deseaba así. — ¿Pides perdón? — preguntó acercándose a él y moviendo ligeramente su varita haciendo que el cuerpo del hobre se elevase unos cuantos metros y quedase a su altura. — El perdón es para cobardes. — respondió acercádole hacia él. — Debiste haber pensado muy bien a quiénes te unías. Debiste haber pensado si eras lo suficientemente valiente para hacerlo. — respondió. — Pero qué esperar de un maldito Hufflepuff... — añadió casi con asco. — Cobardes, rastreros y estúpidos. — escupió cada palabra con un odio que le había estado guardando desde que él y Daphne quedaron espuestos y tuvieron que huir del país dejando a sus hijos solos.

Tal como Pansy había hecho minutos atrás con él, lanzó al hombre contra una de las paredes de la casa de Pansy. Esperaba no romper nada, pero si llegaba a pasar, se encargaría después de dejarlo todo como estaba al principio. Escuchó un chasquido, observando como el hombro de Gallagher quedaba desencajado de su cuerpo, algo que le dio una sensación de paz momentanea. Lo atrajo nuevamente hacia él con la varita y cuando le tuvo lo suficientemente cerca, le dejó caer con un sonoro golpe debido al choque de la cabeza del hombre contra el suelo. Se acercó despacio a él, posicionándose al lado del hombro roto y girando levemente la cabeza, cómo si estuviese pensando en perdonarle la vida en esos momentos, cosa que no haría.

¿Dónde te duele? — preguntó de forma casi dulce y tranquila. — ¿Aquí? — volvió a formular otra pregunta, posando su pie en el hombro desencajado y apretando con todas sus fuerzas, arrancando varios alaridos de dolor del chico. — Duele, ¿verdad? — preguntó apretando aún más, observando las lágrimas que caían por las mejillas de Gallagher. Aquello le resultó realmente patético. Un hombre jamás lloraba, aunque le estuviesen torturando. Eso solo sirvió para que Theodore supiese que no merecía vivir mucho más.

Se separó del cuerpo y movió su varita, haciendo aparecer un objeto que recordaba de la Sala de los Menesteres. No sabía si Pansy lo había visto o no, pero si no era así, pronto descubriría su uso. — No te preocupes, acabaré rápido. — añadió para Gallagher, aunque era una mentira bastante ilusionadora para su compañero. Hizo que se volviese a alzar de nuevo, más alto que él mismo, y dejó que cayese de nuevo, escuchando de nuevo el golpe sordo. Respiró profundamente, dejándose empapar por los llantos del hombre, los cuáles solo incrementaban sus ganas de hacerle sufrir.

¡Crucio! — gritó haciendo que comenzase a retorcerse de dolor y chillase de una forma grotesca. Aquello duró casi treinta segundos, pero estaba seguro de que para Gallagher, habría sido como cinco minutos de tortura. Y eso que acababa de empezar. — ¡Sectum! — susurró señalando el cuerpo completo del traidor, notando como la sangre comenzaba a empapar la ropa del mismo y como los gritos se alzaban más y más en aquella enorme sala. — Eres demasiado débil, no sé cómo dejamos que escoria como tú entrase en estas filas. — chascó la lengua y se agachó para hacer que le mirase. Theodore estaba completamente serio, pero en sus ojos se veía que disfrutaba con aquello y pudo ver el terror en los del hombre.

Estuvo más de quince minutos haciéndole sufrir más, notando como su propio cuerpo, debido al momento y a los esfuerzos, se notaba ya cansado, pero aquello no hizo que parase, hacía que quisiese más. Miró a Pansy de reojo, fijándose también el el Elfo que tenía cara de horror, pero que no se movía. Pansy les tenía bien enseñados. Volvió su mirada a Gallagher y le alzó nuevamente, con mucha rapidez, tanto que hizo que por unos segundos, se quedase mudo. Lo levantó hasta dejarlo encima del objeto puntiagudo y lo mantuvo ahí, a la espera, solo para hacer que supiese que tenía su vida en sus manos.

¿Unas últimas palabras? — preguntó Theodore, sabiendo que le sería totalmente imposible pronunciar palabra, debido a que también le había torturado por dentro. De su boca solo salía finas líneas de sangre que empapaban el suelo y hacían una melodía al caer. — ¿Quieres que le diga a tu mujer que moriste llorando como un cobarde? — sonrió de lado. Pudo ver como Gallagher apretaba las mandíbulas, pero fue durante unos segundos. — Está bien, tú ganas. — respondió suspirando, mirando a los ojos al chico y viendo esperanza en los mismos.

Y ahí fue cuando bajó su varita y en los ojos de Gallagher pasó de verse esperanza a verse horror, pasando por dolor, cuando el objeto atravesó todo su estómago. El grito que profirió quedó grabado para siempre en su cabeza, y resonó durante varios segundos en la sala. Pero aún seguía vivo, y de eso se trataba el objeto. — Fíjate como eran los magos antiguos, — comentó Theodore mientras se acercaba a Gallagher. — Este objeto transforma tu dolor en una fuente de vida que te mantendrá vivo durante el tiempo que yo desee. — explicó con una sonrisa triunfal.

Le dio la espalda y miró a Pansy, pero desapareció de allí sin más. Tan pronto como había desaparecido, volvió. Pero esta vez acompañado, de la mujer y los dos hijos de Gallagher. Se escuchó otro chillido en la sala, acompañado de los llantos de los pequeños. Poco le importaba, pues la sangre de un cobarde corría por sus venas. No se dignó a mirar a Pansy, porque no quería que le negase aquello. Era su derecho.

Lamento que tengáis que ver al cobarde y traidor de vuestro padre. — comentó Theodore, sonriendo de lado mientras los niños se abrazaban a las piernas de su madre. Ésta, golpeó con fuerza la cara de Theodore, el cuál se mantuvo impasible ante ese golpe, pero que despues de unos segundos, sonrió de lado. — Pero, tranquilos. — susurró agachándose para quedar a la altura de los niños. — Tengo la respuesta a todo. — añadió mientras le desponjaba a la madre de su varita, haciéndola suya. — Sorpresa. — susurró asustando a los niños.

¡Avada! — gritó con la varita de la mujer, pues no iba a ser tan tonto de usar la suya propia, apuntando a los dos niños los cuáles cayeron de forma casi cómica al suelo. Los llantos de la mujer mientras trataba de despertar a sus hijos, y los gruñidos de Gallagher, le hicieron sonreír de lado. — Y tú... — susurró mirando a la mujer, haciendo que se elevase, obligándola a soltar a sus hijos que yacían muertos en el suelo. — Deberías darme las gracias por matarles de una forma tan rápida. — añadió con ira. Y la dejó caer sobre su marido, de cara a él. Ambos gritaron debido al dolor, y Theodore ya se cansó de esos gritos. Rompió la varita de la mujer en dos pedazos y tiró cada uno encima de los niños. Los miró a los cuatro, dos muertos y dos casi muertos. Sonrió de lado y, con su varita, les quitó la vida a los padres.

Se giró a Pansy, con el semblante totalmente serio y la varita aún en la mano.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Pansy D. Zabini el Miér Dic 09, 2015 3:44 pm

Conocía desde hace años el potencial de Nott, por eso le había dolido su caída como si fuera una falla personal. Y por eso mismo lo había perdonado, porque sabía que no se iba a arrepentir de verlo como lo que realmente era. Un monstruo que a sangre fría y con palabras suaves se burlaba de la desgracia ajena. Escuchar las súplicas de perdón fue infinitamente interesante para ella, que sostenía firme el vaso entre sus dedos luego de que el mago recién perdonado hubiese golpeado al verdadero traidor con su puño directamente.

¿Así que era un Hufflepuff? No le sorprendía. Entre risas que no se molestó en esconder dejó que el fugitivo derramara su ira contra esa otra vida. La habitación pareció temblar ante el golpe de la masa de carne contra la pared. ¿Eso había sido un hueso o similar? La siguiente vez que lo dejó caer ella dejó de reír y pasó a mirar como si estuviera viendo una obra de arte. Los gritos que pasaron pronto a escucharse en todo el lugar la emocionaron. ¿Por qué no podían ser todos como Theodore? Porque aunque tuviera la fuerza de ponerse así, él siempre se controlaba en su vida diaria. Ese tipo de personalidades eran difíciles de encontrar.

El objeto que apareció eso sí, no lograba recordarlo, así que con genuina curiosidad esperó a que su compañero se decidiera a mostrarle su uso. Los hechizos para torturar pronto aparecieron y Pansy sonreía cada vez más radiante. Si, había sido una buena elección, esa masa de gemidos a cambio del que seguía siendo su amigo a pesar de sus errores. Cuando Theodore se giró para verla tiempo después ella asintió aprobando todo lo que hacía y al parecer Gallagher era resistente, porque por alguna extraña razón luego de todo eso seguía con vida. Y su voluntad de enfadar a su enemigo parecía elevada. Si, algo de resistencia siempre era bien aceptada.

Si todos se dejaban matar como ovejas, perdía gracia. Y al fin el objeto extraño parecía que tendría algún uso. A medida que Nott explicaba ella comenzó a reír de nuevo. Casi sentía que tenía que retractarse por haberlo llamado inútil tiempo antes. Ahora estaba viendo al verdadero Theodore, ese que el mundo necesitaba para cambiar—. ¿Más sorpresas? —preguntó al aire cuando el otro desapareció, viendo al hombre que seguía con vida gracias al artefacto. Debería mandar a construir más de esos, una vez que se apoderaran del todo del mundo mágico tendrían una larga lista de personas por reeducar.

La sorpresa le sobrevino al ver aparecer a la mujer y a los niños. ¿Qué estaba haciendo? Una ceja alzó pero no abrió la boca para comentar, no le gustaba la insubordinación, pero no era momento de comentarlo con él. De todos modos lo podía tomar como creatividad aceptable. Atenta observó sus movimientos y escuchó sus palabras. De un segundo a otro los niños estaban muertos, la varita rota y finalmente los otros que gritaban también callaron.

La habitación se llenó de un tenso silencio. Ella dejó el vaso que todavía no bebía sobre la bandeja nuevamente y aplaudió mientras miraba al mago que estaba de pie a unos pasos de ella. Uno de los pocos que merecían estar para cuando el mundo brillara en el inicio de la nueva era—. No me arrepentiré de haberte perdonado este día Theodore —le dijo casi con cariño y se levantó entonces. Los dos vasos tomó y uno se lo extendió ella misma al hombre para que encontrara calma en el licor de calidad pues ella siempre vivía bien—. Me sorprendió el último movimiento, pero creo que era necesario… De todos modos quiero que la próxima vez me avises antes —añadió con calma. No era un regaño, simplemente una acotación.

La mano que quedó libre del vaso se posó en el brazo del hombre antes de que ella elevara el suyo, había sido una madrugada productiva—. Quiero que uses todo ese potencial que tienes para que podamos alcanzar nuestras metas. No dejaré que absolutamente nadie toque a tus hijos y cuando sea el momento podrás volver a tu posición como el héroe que eres —de momento tendría que seguir ocultándose pero ella le ayudaría con lo mismo. Sus amigos y sus hijos no pasarían necesidades—. A salud de nuestra amistad Theodore —dijo antes de beber de su vaso con una sonrisa de oreja a oreja, gracias a lo ocurrido su mal estado anímico se había esfumado.

Dime desde ya si necesitas algo o si tienes donde ocultarte como es debido, si quieres que ponga vigilantes cerca o similar. No nos vamos a permitir más errores cuando estamos tan cerca de la meta —no quería verlo en Azkaban cuando todavía lo necesitaba. Aunque habían otros que merecían terminar allí.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Callejón Knockturn

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Theodore H. Nott el Mar Feb 02, 2016 11:33 am

Su pecho subía y bajaba con fuerza, una fuerza que parecía no querer abandonarle y que él no quería perder. Se había sentido tremendamente poderoso, y sabía que eso era lo que conllevaba las Artes Oscuras, y por eso mismo, le gustaban y atraían tanto. El poder lo era todo para Nott, y aunque no pecaba de querer más del que tenía, sí buscaba obtener ese poder de vez en cuando. Los aplausos de Pansy le sacaron de su pequeño trance, haciendo que su respiración se relajase levemente, volviendo a un estado más normal.

Aceptó con gusto el vaso, bebiendo un poco, notando el sabor dulzón y ácido a la vez del licor que solamente ellos podrían permitirse. Miró los cuerpos de reojo, asintiendo ante la connotación de la mujer. No pensaba que se hubiese excedido, pero también sabía que no debía dejarse ir por sus impulsos, aunque esta vez hubiese sido necesario. Alzó el vaso para brindar por aquella amistad que ya llevaba aguantando más de treinta y cuatro años, que se dice poco. Una amistad fuerte qué, aunque pase cualquier cosa, siempre estará unida.

Por que dure más años, y alcancemos nuestras metas. — sonrió de lado. — Por un mundo libre de sangres sucias y traidores a la sangre. — añadió antes de beber. Conseguirían aquello, estaba totalmente seguro. Andaban cerca, tan cerca que ya casi podía ver como la gente comenzaba a retirarse, como el miedo afloraba en sus ojos y como muchos muggles se estaban negando a enviar a sus hijos a Hogwarts.

Bebió otro poco más, escuchando las proposiciones de vigilancia y asilo de su amiga. — Tenemos una pequeña caseta escondida por los Montes Urales, por ahora estamos a salvo de cualquier mago o bruja afín a la Orden del Fénix. — comentó mirándola. — Pero esos vigilantes me vendrían bien, para vigilar a Nathaniel y a Athennea. — repuso, esperando que aceptase. — Ellos dos me importan más, sobre todo ella. — sabía que su hija no era como Nathaniel, pues él era fuerte y se podría apañar en aquella situación... Athennea, en cambio, acababa de salir de Hogwarts y el mundo mágico se lo haría pagar de formas muy crueles. — Quiero que tengan una vida normal, que nadie les haga sentir mal por lo que somos y por lo que vamos a conseguir. — comentó, alzando media ceja. — No quiero que se vengan abajo. — finalizó.

Escuchó a varios Elfos recogiendo todo lo que había hecho segundos atrás, pero ni siquiera se giró para mirarlo. — No hace falta que te diga que, aunque estemos escondidos, puedes contar con nosotros para lo que necesites. — le dejó saber, pues no quería estar meses y meses sin tomar parte del cambio, aquello terminaría por matarle.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Pansy D. Zabini el Sáb Feb 13, 2016 2:53 am

El brindis le pareció adecuado, pues eso era lo que estaban buscando todos ellos. Eliminar la impureza del mundo, hacerlo un mejor lugar. Los que no entendían eso tan simple tenían que ser también erradicados, o por lo menos controlados. Y si para ello necesitaban hacer uso de la fuerza bruta y de una crueldad sin remordimientos, lo harían. Todos tenían que estar dispuestos.

Asintió ante el lugar escogido por el matrimonio y aunque no le agradaba no poder prestar más apoyo, no se iba a negar a enfocarse en los hijos de la pareja—. Manténgase así, me imagino que  será difícil. Daphne está acostumbrada a este estilo de vida no a correr por ahí como si hubiese hecho una fechoría… Pero cuando llegue el momento recuperarán todo y más de lo que tenían —le prometió sin dudar de sus propias palabras porque era el futuro brillante que veía para todos ellos. Y su visión se le hacía tan real que las palabras de otros intentando hacerla recapacitar eran como un zumbido que no alcanzaba a distraerla—. Como te dije, yo los cuidaré. Les prestaré el apoyo necesario y les recordaré que lo de ustedes fue un acto necesario y heróico. No pueden avergonzarse de lo que es lo correcto —aseguró luego de que él pidiera una vida normal para sus hijos. Ella no entendía ese cariño tan excesivo pero podía aceptarlo.

Cada vez que los necesite los llamaré, no tienes que dudarlo —le dijo y agradeció en silencio la disposición del hombre. Los elfos recogieron todo el desastre del lugar y como todos tenían contratos que impedían hablar con extraños no habría problema. Nadie se enteraría de lo sucedido—. Ahora quedas libre para volver con tu esposa, envíale mis saludos y llévale este regalo —con su varita hizo aparecer una cara y fina botella de vino, quería que ellos también celebraran que su amistad había sido más fuerte que los problemas. Que todo se había podido solucionar esa noche.

Estaremos en contacto, Theodore… La hora está tan cerca que ya casi puedo oler el triunfo y la gloria —murmuró con gravedad e inhaló con fuerza. El aroma de la sangre y del vino fue lo que llegó a su nariz y supo que era una buena manera de iniciar el día. A pesar de que era en exceso temprano. Le haría una visita a Blaise para hacerle partícipe de su excelente ánimo. Con un gesto despidió a su invitado y subió las escaleras hacia fuera de las mazmorras. No todos los días te reconciliabas con tu amigo, y no todas las noches tus decepciones quedaran reducidas a cuerpos muertos en tu piso. Su sonrisa radiante llevó por bandera mientras recorría su mansión a oscuras. La conocía de memoria después de todo...

TEMA FINALIZADO


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Callejón Knockturn

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuld und Sühne | Privado {+16}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales