JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Until it hurts » Private +18

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Until it hurts » Private +18

Mensaje por Owena Fakhoury el Jue Ago 13, 2015 4:15 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Me encanta tu lengua... Pero como digas algo, te la cortaré.
– Owena Fakhoury.

Residencia Ljungstrand | 8 de Diciembre, 2024

Owena jamás perdía las riendas de su vida. Jamás alzaba la voz. Jamás demostraba que había perdido aunque estuviera en suelo mismo con una varita apuntándole a la frente. Jamás. ¡Jamás! Por eso no era ella misma en esos momentos, mientras maldecía una y otra vez en voz alta justo a unos metros de la Residencia Ljungstrand, sin importarle que posibles vecinos o miembros de la casa la vislumbraran antes de tiempo. Caminaba en círculos, de un lado a otro. ¿Dónde tenía que ir primero? No le servía de nada salir a buscar culpables sin ver primero el estado de Kjell.

El estado de Kjell. Algo se oprimió en su pecho e intentó hacerle picar la garganta pero se reprimió en el acto. No, una cosa era humillarse hasta cierto punto y otra diferente era llorar. Y aunque en su tiempo si había usado las lágrimas con sabiduría, el derramarlas con conocimiento de causa no estaba en su agenda. Lo que si estaría en sus ocupaciones y a la brevedad era hacerle una visita a Sihtric Cáech, y si tenía que aplicarle hechizos para que le dijera la verdad sobre lo que sabía no le iba a temblar la mano. Y si resultaba, por alguna cósmica razón, que él hubiese tenido el poder de detener la situación, entonces el asunto estaría zanjado. Ojo por ojo, diente por diente.

Miró una última vez la entrada de la casa que hasta hace más de un año había dicho que jamás visitaría, pero como era de esperarse, luego de la primera vez, en octubre del año pasado, había comenzado a aparecer por ahí regularmente. Se iba eso si, tal como había prometido la primera vez. Nunca se quedaba a dormir aunque tuviera que salir de ahí medio mareada a las 5 de la mañana, y no es que respetara la cama del hombre, porque en esa misma lo había probado en todas las posibles posiciones que se le habían ocurrido. Al igual que en otras estancias, no, lo hacía por ella. Para intentar engañarse a sí misma y no reconocer lo mal que la tenía.  

Este era de hecho el momento en que debería haber tomado la elección correcta, que era regresar al país donde había crecido. Su familia seguro la esperaría con brazos abiertos, pero no, allí estaba, plantada ya en la entrada y retirando los hechizos del lugar sin importarle llamar primero. Una vez dentro suspiró contra la puerta. Más cansada que nunca en toda su vida. Y fue luego de eso que sus pasos se dirigieron rápidos a donde creía que encontraría al anciano.

Lo encontró en su cama y si no se rompió algo internamente fue simplemente porque gustaba de fingir que no tenía corazón—. Quiero los detalles, todos —dijo como primera acotación mientras se acercaba a él. Sabía que no la esperaba, y es que decidirse a ir a visitarlo y a ofrecer sus servicios de enfermera no sonaba razonable. Sin embargo, para eso era que había venido. Además, claro, de sacarle la información para iniciar la cacería. Porque pensaba girar el mundo de cabeza y sacudirlo si con eso encontraba a quien culpar.

Se acercó hasta donde su mano pudiese tocarlo, y extendió la misma sin poder evitar un leve temblor que pronto se recompuso—. No preguntes por qué estoy aquí… ¿No ves que ahora no puedo golpearte? —exhaló con pesadez antes de posar sus dedos sobre la mejilla del hombre. Odiaba verlo así, y se odiaba el doble a sí misma por sentirse mal por saber que él, de entre todas las personas del mundo, estaba herido.

Iba a buscarlos, los encontraría, a todos...
Y luego, luego iba a borrarlos de la faz de la tierra.


Última edición por Owena Fakhoury el Dom Nov 15, 2015 5:42 am, editado 1 vez




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo


Re: Until it hurts » Private +18

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Miér Feb 03, 2016 4:22 pm

¿Qué parte se suponía que no entendía? Si no lo hacía era porque algo se guardaba ella, porque no le compartía a fondo su pensar y sentir. ¿Cómo iba a alcanzarla si Owena siempre se lo impedía?! ¿Cómo… cómo iba a cuidarla?? Consternado por lo que acababa de llegar a sus oídos Kjell se quedó inmóvil, la mano que acariciaba la mejilla de la mujer pareció congelarse y, por un breve tiempo, su respiración se pausó. Minutos atrás habría agradecido el que le quitara la venda de los ojos, pero ahora que realmente lo había hecho… ya no estaba tan seguro. Sus ojos muy abiertos recorrieron a la bruja, lleno de dudas que fue a depositar directo a las pupilas ajenas. Parecía haberse vuelto mudo sin darse cuenta, porque su lengua quiso decir algo tras esa pregunta que el mago se negaba a interpretar como confesión. La miró con sorpresa, casi espanto. ¿Qué acababa de decir?!

Él ya sabía que Fakhoury distaba de ser una mujer pacifista o perseguidora de la justicia, gustaba de las cosas ilegales y la magia complicada pero de algún modo entendió que no era a eso a lo que se refería con sus palabras. Y quería dejar de entenderlo.

De su trance pareció salir gracias al movimiento que el cuerpo ajeno hizo al acostarse junto a él. Repentinamente se volvió incómodo el estar tan al aire con la mujer que amaba pero que ahora le hablaba con afiladas, crueles y dolorosas palabras. ¿Todo el tiempo se había guardado esa clase de verdades hacia él? En silencio giró el rostro hacia ella, habría querido acomodarse totalmente de costado pero su brazo derecho no soportaría tal posición. Para cuando Owena volteó a verlo él ya la observaba con más angustia y temor que en toda su vida.

Owena…– brotó por fin la voz del viejo –Me estás diciendo que te irás– ¿debió entonar cómo pregunta para aferrarse a la esperanza de recibir una negativa? No podía, la verdad era que no podía con todo eso, el dolor era mucho y la bruja lo había rematado sin piedad. No fue capaz de afirmar que soportaría su partida, porque en el fondo no estaba seguro de conseguirlo y no iba a mentirle. Él no. –Si eso es lo que realmente piensas, ¿entonces por qué viniste? No estoy muerto, aunque ciertamente todo me duele en estos momentos. – renegó en voz baja lo último –Owena, si tu miedo es a lastimarme no te preocupes, no te detengas por mi… sentimentalismo. Si no tengo lo que necesitas o necesitarás… entonces eres libre de buscar a alguien que sí cumpla con tus expectativas. Pero… si estas dispuesta a correr el riesgo, a mi lado, te pediré que me ayudes a conocer quién eres porque no puedo seguir así. Dime ahora lo que tengas decir, no te culparé y tu tampoco tendrás por qué hacerlo. Soy yo quien te lo esta pidiendo, no tendrás que cargar con lo que ocurra después…

¿Sería para la mujer un alivio si él no se levantara más de esa cama? Tal vez debió morir a manos de sus atacantes y de ese modo Fakhoury no tendría que cargar más con su peso de anciano frágil e inútil. A costa de unas punzadas más movió su brazo hasta encontrar una mano de ella, tomó sus dedos preguntándose si los apretaría como muchas otras veces o… si ésta vez se alejaría de él y de su tacto.




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Until it hurts » Private +18

Mensaje por Owena Fakhoury el Sáb Feb 13, 2016 3:20 am

El miedo en la mirada ajena le dejó en claro que ella había tenido razón al dudar de que todo funcionaría entre ellos en el futuro. Nada había dicho ese mago acerca de su confesión, sobre sus oscuros intereses, esos que rozaban la ilegalidad que todos parecían temer últimamente. Ya tenía incluso el ofrecimiento para ingresar en ese grupo y no pensaba negarse por mucho tiempo más.

Es una posibilidad —confirmó en voz baja ante la afirmación de él, bien sabía que no había sido una pregunta pero quería que le quedara claro. ¿Correría él tras de ella como tantas veces había dicho o pensaba aceptar con resignación que la mujer era un pájaro libre y que moriría si la encerraban? La pregunta que él le soltó, con una simpleza aplastante, la dejó fría. ¿Por qué había venido? Tenía tantas respuestas para eso que le quemaba en la garganta, no sabía si era bueno seguir con el asunto de la sinceridad. Pero antes de que pudiese decir algo él siguió hablando.

Tenía que aceptar que ese anciano tenía valor en las venas. Uno que ella no lograba entender pero que respetaba. Lo escuchó atenta y supo que no podría negarse a sus peticiones, no ese día cuando lo veía con todo el cuerpo marcado casi de forma grosera por atacantes que ella pensaba eliminar, tal vez eso también debía explicárselo. Se quedó en silencio más segundos de los necesarios y cuando él tomó su mano ella le ofreció una caricia con sus dedos y luego la apretó. Porque ya estaba cansada de nadar contra la corriente—. Vine porque mis expectativas terminaron siendo solo tú… —dijo finalmente y lo miró pues lo que iba a decirle seguramente le iba a doler—. He intentado estar con otras personas pero no he podido, no es que no tenga fuerzas, ni siquiera entiendo el concepto de fidelidad, pero eres la única persona con la que quiero estar de este modo —le confesó y luego volvió a mirar al techo de la habitación, esa en la que había pasado gritando sus pasiones más de una vez.

Soy la clase de persona que conoce a quienes podrían haberte hecho daño. Y que está dispuesta a masacrarlos hasta cenizas con su propia varita para vengar cada una de tus heridas —sus palabras salieron demasiado fáciles una vez que las dijo, y ahí entendió que su gravedad ya era imposible de evitar y negar. Estaba mal, en tantos modos que dolía en el pecho. ¿Eso también se lo tenía que comentar?—. Arde… —murmuró y con la mano libre se tocó el seno izquierdo, allí donde estaba debajo su corazón—. Dolió tanto cuando supe que estabas mal que no supe que hacer, tuve que venir, lo necesitaba. Y no solo por unas horas —explicó sus intenciones y luego se volvió a medio incorporar en la cama, necesitaba mirarlo completo otra vez.

Soltó la mano ajena para no hacerle daño al doblar su brazo y se apoyó en su costado y su propio codo—. Maté a mi esposo porque no aguantaba su existencia y me asfixiaba… Pero no te preocupes, fue porque me lo impusieron. Por mí hubiese matado a mi abuelo también pero algo de respeto le tuve —explicó cierto detalle que le sonaba importante de su pasado para que ese hombre entendiera al fin con quien estaba tratando, ya con todo el tiempo que llevaban viéndose al menos debía haberlo sospechado—. ¿Serías capaz de amarme así? No estoy segura de poder mantener una relación normal y sana pero… —que hubieran pero a todas sus palabras era una molestia. Tomó con los dedos de su otra mano el trozo de fruta que había quedado sobre el pecho del mago y se lo llevó a la boca para saborearlo en silencio. Sus ojos se clavaron en la intimidad de Ljungstrand, allí donde le había quedado una zona importante y sensible sin limpiar—. Pero podría intentarlo si es contigo —dijo finalmente y lo miró a los ojos esperando alguna palabra.




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Until it hurts » Private +18

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Mar Feb 16, 2016 4:38 pm

¿Cómo se suponía que debía sentirse exactamente? Feliz le hacía el saberse inusualmente importante para la dama que en la cama lo acompañaba, de eso no había duda. Pero enterarse que a pesar de eso Owena había buscado amor en otros brazos no ayudó a que su corazón se calmara. Le entristeció en exceso aun cuando el fin de esa confesión lo posicionó por encima del resto del mundo. Despreció su propia ignorancia, su falta de visión para haberse dado cuenta desde antes que la bruja albergaba tal inseguridad sobre la relación que sostenían porque… ¿qué clase de pareja pasaba por alto el pesar de su compañera? No quiso pensar que ella era sumamente hábil al ocultar sus emociones, porque una parte de él insistía en ignorar la crueldad ajena para evitar ser más lastimado.

Desgraciadamente las heridas físicas carecían de importancia frente a las que estaba recibiendo su vieja alma en esos instantes. Allí estaba de nuevo, esa voz que en tantas tonalidades había escuchado y que ahora insistía en decirle que socializaba con magos y brujas que por diversión o ambición arrasaban a otros y, por si fuera poco, a pesar de esa cercanía que Fakhoury exponía afirmaba ser capaz de eliminarlos solo por él. ¿No era eso… canibalismo?

A negro se fueron sus pensamientos, a fríos y oscuros pensamientos. Y en medio de ese vacío se alzó sin cuidado una flama por los sentimientos que su preciada Owena le confesó con tanto… dolor. Parecía llevar demasiado peso sobre los hombros a causa de eso, pero Kjell no quería que ella se deshiciera de ese amor, ¡la necesitaba a su lado! Y entendía que verdaderamente tenía esperanzas de conservarla en su vida, se lo dijo con palabras y acciones. Con sus crudas confesiones y la caricia de sus dedos que no huyeron de los del hombre.

Agarre que pasados unos minutos cesó, generando de vuelta miedo y duda en Kjell, aspectos que se acentuaron tras verla incorporarse parcialmente y mirarlo tan directamente. Veía venir una nueva estocada y efectivamente así fue, más inesperada que cualquier otra escuchada hasta ese momento. Asesina, se declaró la bruja por medio de una serie de enunciados que curiosamente no sonaban tan letales pero que al final revelaban la misma verdad. La noticia impactó al mago quien en silencio y sin parpadear buscó algo más en los ojos de su amada, cualquier cosa que le dijera que no volvería a mancharse las manos. No es que temiera por su propio bienestar, por supuesto que no, pero en su cabeza el arrebatar vidas no era sano ni beneficioso para el alma.

La conocía de alma oscura, claro que sí, pero la profundidad lo había tomado desprevenido y el ligarlo a las intenciones que al parecer tenía de buscar a los culpables del ataque a su persona le preocupó. Indirectamente él también había cortado la vida de una inocente mujer, pero no era lo mismo. –¿Qué tan bien conoces a esa gente? ¿Sientes culpa por la muerte de ese hombre?– fue preguntando con la vista en el techo, porque no quería que los ojos contrarios influenciaran en algo sus pensamientos. Ese par sabía convencerlo de casi cualquier cosa, lo cual no podía permitir si quería ser completamente honesto con ella y consigo mismo.

También llevo conmigo parte de una muerte y lo lamento terriblemente. Duele más cuando encuentro en el camino a mi hija, a la hija de esa mujer que por error recibió un hechizo de mi varita. ¿Puedes tu vivir con eso Owena?– suspiró agotado por tantas cosas y con la fuerza que todavía no lo abandonaba se obligó a mirar de nuevo a la mujer que tanto se había preocupado por sus heridas. –Sana o no, no importa. Inténtalo conmigo. No voy a juzgarte, solo quiero las respuestas para entenderte mejor. Un puñado de magos oscuros a tu alrededor no hará cambiar lo que por ti siento desde hace tiempo.– Prefirió apuñalarse a sí mismo antes que alejarse de su compañera, al menos con ella el resto de  sus días serían hermosos. Daba la bienvenida a su oscuridad, la abrazaría con todas sus fuerzas. ¿Correspondería ella a pesar de los enfrascados pesares y culpas del anciano?


Última edición por Kjell Ljungstrand el Jue Feb 18, 2016 11:46 pm, editado 1 vez




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Until it hurts » Private +18

Mensaje por Owena Fakhoury el Jue Feb 18, 2016 10:50 pm

Conozco a unos cuantos que podrían serme útiles —a uno en particular sobre el cual iba a volcar su venganza, pensaba enseñarle que nunca superaría a su maestra si se negaba a cooperar con ella y abrir la boca—. Y sobre ese hombre. No siento nada… En su momento sentí alivio, incluso felicidad, lo disfruté aunque no lo hice directamente, solo lo guié a su muerte en un bien planificado accidente —explicó con tranquilidad, pues era todo la verdad. Ver que él le negaba la mirada le dolió, pero entendió que estaba todavía tragando todas las confesiones que ella le había hecho en tan corto tiempo, pero había sido un paso necesario, ya lo había entendido.

Y pensar que minutos atrás habían estado a punto de amarse como siempre. Que cambiara todo tan radicalmente la tenía mareada. Escuchó las palabras de Ljungstrand mirándolo todavía y cuando tocó algo relacionado a una hija, Owena alzó una ceja con una duda bastante evidente en mente. No quería pecar de creerse muy perspicaz, pero por lo que conocía de las relaciones del mago un nombre si vino a su mente—. Eres su padre... ¿Lancaster? —preguntó con expresión ceñuda. Quería la verdad y los detalles, a ella no le molestaba vivir con la oscuridad ajena, se sentía tranquila de saber que era tan humano como ella, de creer que podían compartir las sombras sin juzgar las contrarias—. Puedo vivir con eso y puedo guardarte el secreto, pero quiero que me expliques que sucede —aseguró aunque ya no podría mirar a la rubia de nuevo del mismo modo si resultaba cierto. ¿Qué tanto tiempo había estado ese anciano rondando a la chica sin hacerle notar que sentía un instinto paternal y sumamente culpable? Eso si pensaba decirle algún día.

Sonrió cuando él sugirió hacer el intento, eso mismo había hecho ese día ella al aparecerse en casa del varón para tomar lugar a su lado. Se había traído incluso sus maletas, reducidas claro para que no pesaran tanto como sus problemas—. Intentémoslo entonces… Pero por favor, no te rompas antes de tiempo —buscando acomodo se acercó a él y le tomó los labios con suavidad, una que seguro él no conocía de parte de ella. Antes de que la caricia se volviera más pasional se detuvo, lo miró de nueva cuenta y luego se apartó para acomodar su cuerpo al lado del de él.

Dejó reposar su pecho desnudo contra el costado del hombre, cuidando de no aplastar su brazo en las zonas en las que estaba herido y se enlazó con él pasando una de sus extremidades por sobre su torso, la mejilla la apoyó cerca de su hombro y lo miró hacia arriba—. Desde hoy comenzaré a quedarme aquí, espero que no te hayas arrepentido todavía de las veces que me lo pediste —selló su suerte una vez más al añadir sus intenciones de ese día y luego acarició pausadamente la piel de él con los dedos. ¿Cuanto tendría que esperar para que sanaran sus heridas? Tanto las físicas que se cargaba como las que ella le había generado en esas horas.




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Until it hurts » Private +18

Mensaje por Kjell Ljungstrand el Vie Feb 19, 2016 12:32 am

No eran las palabras, sino el cómo Owena las pronunciaba. ¿Cómo lo hacía? Hablar de muerte sin inmutarse y de utilizar a magos de dudosas intenciones para su bien personal sería sumamente complicado para Ljungstrand. En cambio ella parecía tenerlo todo bien controlado… Algo de envidia sintió el mago golpeador pues se sabía fallido en ese sentido, cuando su esposa murió pudo superar los hechos pero no fue lo mismo con la muerte de Aderyn, esa todavía le dolía. No por amor, sino por la culpa del error.

De alguna forma comprendió que Fakhoury se había desecho del otro hombre porque un daño causaba a su esencia, no por locura ni maldad pura. Pudo sentirse más tranquilo en cuanto a eso y su respiración lo demostró. Pero eso era solo la primera parte de la complicada y amarga sesión. –Sí, Annwyn.– aceptó en voz seria, ¿tan evidente era en su trato hacia la rubia? Le preocupó que así fuera y que incluso la auror pensara algo raro sobre su persona, porque claro, sospecha no podía tener.

El hombre que ella llama padre fue mi amigo hace ya muchos años. Fuimos cercanos, lo frecuentaba a él, a su esposa y sus dos hijos. Pero… en algún momento la mujer y yo nos entendimos más de lo esperado y ella concibió a Annwyn. Naturalmente todos nos callamos, ellos formaban un buen matrimonio y yo no podía ir y acabar con eso…– El secreto lo había estado guardando por años y años, confesarlo ahora lo hacía sentir doblemente culpable e incorrecto. –Tomé el camino fácil y me distancié, hasta que la niña cumplió cuatro años. Quise hablar con su “padre”, todo salió mal… Me atacó y desvié su hechizo, directo… directo hacia Aderyn…– Tal cual estaba cerró los ojos y unos segundos dedicó al recuerdo, a la catástrofe que en parte él había creado.

No me romperé fácilmente Owena– afirmó al mismo tiempo que sus ojos buscaban de nuevo a su compañera, con un toque de esperanza en la mirada. Recibir un beso en los labios, uno tan distinto a todos los que de ella conocía lo conmovió desde lo más profundo. Esa también era Owena Fakhoury, entonces sí le estaba mostrando todas sus facetas y con una sonrisa lo agradeció. –¿Arrepentirme?– negó suavemente, removiéndose con algo de dificultad para poder abrazar a la bruja que dulcemente se amoldaba a su cuerpo, no podía apretarla a pesar de estar usando el brazo sano, pero su mano sí la tomó con firmeza de la cintura. –Llevo eternidades esperando verte aparecer por esa puerta para quedarte. Tenerte conmigo me hace feliz, y si en algún momento decides salir… confío en que me llevarás contigo.

A la frente de la mujer se unió con un marcado beso, la calma parecía haber llegado por fin a su alma y no era de mano de la muerte. De esa se protegería, ahora más que nunca deseaba seguir en pie porque ya no estaba solo. No más.




And I know I said it a million times:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Until it hurts » Private +18

Mensaje por Owena Fakhoury el Vie Feb 19, 2016 1:46 am

Así que la novia de Sihtric, su Sihtric, era hija de Ljungstrand… A pesar de que lo hubiese sospechado, eso no sirvió para reponerla de la sorpresa. Tal vez no era tan mal mentiroso ese hombre si había podido ocultar esa verdad por los 30 años y algo que seguramente tenía la rubia. Escuchó con interés la historia y entendió que lo que atacaba al mago a su lado era culpa profunda, claro que para ella solo sonaba a un fatídico accidente.

Bastante inesperado saber que eres un amigo tan traidor —resaltó con una sonrisa pérfida, su afán por supuesto era simplemente quitar la tensión del momento—. Lo de su muerte si que fue un accidente y en defensa personal… Solo que dudo que puedas explicárselo a alguien de la familia y salir ileso. Tres hijos es mucho para dejarlos sin madre —añadió un poco más seria, de lo poco que conocía a la mujer esa le sonaría evidente que eso había sido más que un error en el camino. Y si guardaba el recuerdo de la mujer con cariño sería peor, eso de los sentimientos dañaba la objetividad de las personas y por eso se había enfocado en rechazarlos en su vida aunque ya había caído de lleno en el asunto, sin marcha atrás.

Saber por palabras de él que no se rompería fácil sí que la alivió, aunque con toda esa información que acababa de recopilar temía que algo peor que romperse pudiera sucederle. ¿Qué tan vengativa sería la chica de su antiguo pupilo? Recibió el abrazo de Ljungstrand luego del beso y sonrió con algo parecido a ilusión, aunque la suya no era una añoranza infantil, simplemente era que veía el futuro un poco más brillante dentro de toda la oscuridad—. No tendrás que seguir esperando… Si quieres te puedo llevar a conocer a mi familia un día. Hacerlo sobre la cama de mi abuelo me llama poderosamente la atención —ojalá y de paso ese viejo los encontrara sobre la misma y muriera de un infarto natural, eso sí que le causaría gracia a la Fakhoury.

Riendo suave y malignamente, como solo ella podía, repartió besos húmedos sobre la piel del torso del mago, aquella que alcanzaba sin salirse de su cómoda posición recargando su anatomía en la de él. Tal vez no había sido tan mala idea ir ese día con intenciones que jamás se había imaginado que tendría, no en esa vida al menos.

Cuando te sientas menos despedazado continuaremos lo que quedó a medias —avisó mientras sus dedos recorrían la piel que tanto le gustaba hasta que los pudo embarrar en los restos de crema que habían quedado sobre la anatomía del hombre. Tal vez, si él accedía, podía darle una demostración de sus habilidades para hacerlo derramarse tocándolo solo con la lengua. Pero ya le preguntaría después, de momento se sentía bien estando en sus brazos, extrañamente todavía no moría ahogada por la presión. Con algo de suerte significaría que no todo iría de mal en peor, que podía seguir siendo libre estando al lado de él, justo como ahora.


TEMA FINALIZADO




AND I KNOW I SAID IT A MILLION TIMES:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Until it hurts » Private +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales