JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Deeper deeper » Priv +18

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Sihtric Cáech el Jue Ago 13, 2015 12:41 am

Recuerdo del primer mensaje :

Sábado 7 de Diciembre
Proximidades de Merthyr Tydfil, Gales
19:20 hrs.

La Misión ya había sido cumplida. Después de meses con la tutela de Samantha Borgens por fin había aparecido familia lejana de la pequeña rubia que por fortuna quiso recuperar a ese eslabón perdido de su sangre, sangre de dudosa calidad, pero suya al fin y al cabo. El que sería el nuevo núcleo familiar de la niña vivía en un poblado de dimensiones decentes cercano a la ciudad de Merthyr Tydfil y por esa razón el trío se vio en la necesidad de desplazarse hasta ese rincón del mundo.

Para desgracia de la pareja consiguieron dar con el domicilio  justo a la hora de la comida y la señora de la casa insistió en que comieran con ellos antes de hacer todos los trámites que pondrían a Sam bajo el cuidado de esa familia. Sin mas opción el par de Mortífagos les acompañó en los alimentos y aunque en cierta forma eso podría suavizar la clara despedida, también la prolongaba crudamente.

Siht no podía negar que se divertía molestando a la pequeña y algo se había acostumbrado a ella después de tanto tiempo, pero simple y sencillamente no podían tenerla por más tiempo bajo su cuidado. Para ambas partes era mejor así, aunque la mocosa no estuviera muy convencida de ello. Pero de no haberlo hecho, probablemente tendrían que haberla eliminado personalmente.

Después de una larga conversación sobre lo que se sabía sobre el padre de la tejona, del abuelo fallecido meses atrás e importantes detalles que debían tener en cuenta sobre cierta condición muy particular de Samantha, se firmaron los documentos necesarios y oficialmente nada mas tenían que ver Annwyn y él con la pequeña. No hubo cálidas despedidas ni un “nos volveremos a ver”,  porque en definitiva no sucedería.

La tarde en general había sido un tanto tediosa y cansada, por lo que el plan de viaje incluía pasar la noche en el pueblo y regresar a casa durante el domingo. En la habitación de una posada dejaron sus cosas y regresaron a las calles del pueblo, donde celebraban algo que el posadero les explico pero que poca relevancia tenía. Lo interesante era el ambiente afuera, donde el cielo ya oscuro permitía que el fuego y luces mágicas lucieran en las frías calles centrales. Vendimia había por todas partes, algunos invitaban a probar platillos o postres tradicionales, mientras que otros insistían en que echaran un vistazo a las curiosidades puestas sobre mesas. Música con toques antiguos ambientaba el caminar de la gente y en algunas esquinas magos o brujas hacían demostraciones de vistosos hechizos de su propio ingenio.

Quiero ver la fogata del gigante— dijo animado tomando a Annwyn de la mano en cuanto salieron de la posada y se encontraron directamente con la vendimia acomodada en los bordes de las calles. Algo había mencionado la asistente del posadero sobre una gran figura que cada año los pueblerinos hacían para prenderle fuego ya entrada la noche en las orillas del pueblo, guardaba relación con una vieja historia propia del lugar y una criatura que decían que generaciones atrás había atormentado a sus ancestros. Eso y una supuesta procesión de figuras luminosas sonaban prometedores, de hecho el ambiente en general le gustaba para hacer ciertas proposiciones a su novia. —¿Te parece si buscamos algo comestible? ¿O prefieres que nos sumemos a uno de sus bailes colectivos?— místicos, añejos y en los que resaltarían de inmediato por no vestir como el pueblo.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo


Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Annwyn Lancaster el Vie Feb 19, 2016 2:59 am

Las contundentes lamidas a uno de sus pezones no sirvieron para tranquilizarla, agitada y estresada a causa de la necesidad que tenía por ese mago lo miró afiebrada cuando él se apegó a su cuerpo y repitió el asunto del reto—. Estás cambiando las reglas del juego —comentó pues según ella la idea del reto había sido lograr llegar a 20 besos sin pasar a nada más, pero en eso ya ambos habían perdido al parecer. Seguro lo había entendido mal. ¿Y cómo detenerse cuando ya estaban así?

Pero Annwyn si tenía límites y cuando él confeso que sería capaz de quitarse más ropa ella dudó por un segundo. Una cosa era tener deseos poco correctos y otra llevarlos a cabo. Ya la tenía medio desnuda en una callejuela cualquiera, dejarla todavía más desprotegida no terminaba de cuadrarle así que frunció ligeramente el ceño en muestra de disconformidad—. No sé si soy capaz de… Tanto —le respondió entre el beso once y ligeros quejidos por las mordidas a sus labios que ya estaban más que sensibles a causa de todos los ataques recibidos ese día. Escucharlo luego con su idea de los dedos le hizo reír y negar con la cabeza aunque estaba apegada también a la mejilla contraria—. Eres un irremediable pervertido… Pero me sigues gustando —removió el rostro para mirarlo y luego apegó sus labios a la mejilla de él y dejó un marcado beso.

El doce es inocente como yo misma —bromeaba claro, y su sonrisa lo gritaba. Buscó a tientas las manos de él aunque terminó tocando otros puntos más de la cuenta y luego de rozar la erección contraria a través del pantalón puso expresión pensativa—. Mhm… Si llegamos a los 20 te dejo llenarme como se debe en la forma y posición que prefieras, pero no aquí —dio su veredicto final, incluso le aceptaría una de esas locas ideas de amarrarla que tenía a veces y que nunca habían intentado. Su mano luego si encontró la contraria aunque fue para jalarla contra ella y ubicarla sobre su seno derecho, ese que él había ignorado durante el número diez—. Tienes permiso de ir practicando con los dedos de momento, lo más profundo que puedas... Aunque no prometo hacerte más fácil la tarea —si, incluso si quería entrar más abajo que era la opción más probable para el hambriento desmemorizador. Sería una tortura también para ella cuando realmente sintiera el deseo de que la traspasara con su usual firmeza pero prometía esperar con ansias hasta estar en otro lugar más adecuado.

Ella por su parte se tomó de las palabras ajenas de que en la relatividad de la existencia todo estaba permitido y movió el rostro hasta el cuello de él, sin avisar se apegó a la piel que amaba y aunque en principio solo pensaba dejar un beso poco inocente, entre las lamidas y apretones con los labios terminó succionando con fuerza. Si, una marca le vendría bien a Cáech para recuperar ella el mando y dejarle ver al mundo entero que el cuerpo de ese hombre le pertenecía por completo. Por eso con más saña apretó los labios y con más ímpetu fue tomando la piel entre los mismos, no usaba los dientes pero no era necesario, la marca visible que iba a dejar le causaría infinita gracia cuando la viera después. Fue en el momento en que requirió tomar aire que se separó unos milímetros y aprovechó de contar—. Trece —murmuró contra su piel y esta vez fueron sus dientes los que rompieron todas las reglas y se clavaron con firmeza sobre la piel con la que ya se habían enviciado sus labios.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Sihtric Cáech el Jue Mar 03, 2016 1:11 am

El pervertido era él y la inocente ella. Ajá. Lo agregaría a su lista de temas a debatir a futuro, porque justo en ese momento estaba ocupado recibiendo un bonito doce en la mejilla. Por supuesto que no se quejó, esos también le gustaban así que feliz se ancló a su mirada. Y en sus orbes se quedó plácidamente mientras unas curiosas manos lo inspeccionaban donde un alma inocente no tocaría. –Eso… me parece un estupendo trato, Señorita Inocencia.– su voz se había impregnado de deseo y algo de sufrimiento por tener que esperar, pero estaba bien, se cobraría a lo grande luego de que la cuota de besos estuviese cubierta y se encontraran en un sitio privado. No necesariamente tenía que ser en la casa.

Los labios se mordió al tener en la palma el otro seno de la rubia, le gustaba tomarlos sin permiso pero el que ella lo acomodara por gusto en ese punto le sentaba de maravilla. Lo apretó con ritmo y al hacerlo lo convirtió también en el centro de su atención visual –No tengo problema con eso, entre más complicado sea, más disfrutaré la victoria.– porque pensaba ganar obviamente.

A sus labios se iba a dirigir pero literalmente se le escaparon y sobre el cuello los sintió. ¿A ese nivel se lo iba a complicar? Solo eso le faltaba, tener que perseguirle los labios para conseguir llegar al prometedor 20. –Quieres jugar sucio y de paso desconcentrarme…– se quejó en un tono que delataba que estaba disfrutando de sentir su lengua sobre la piel, hasta ahí todavía mantenía la mayor parte de la atención en la curva que su mano estrujaba con exceso de gusto, pero en cuanto la succión apareció patrocinada por la auror, Sihtric se atascó unos segundos en el ritmo que llevaba. También liberó un sonido entre quejido y suspiro ante esa primera muestra de poder por parte de Annwyn.

Después le costó más el mantenerse callado, de hecho no lo consiguió aunque lo intentó. –Un trece… hambriento– dijo respirando profundo luego de ser liberado por la boca de esa peligrosa bruja que bien sabía cómo descontrolarle los sentidos. Y recién comenzaban. –¡Annwyn!– se quejó con el dolor marcado en la voz, adoraba cuando ella se lo regalaba, sin duda alguna, pero dolor era dolor y su cuerpo se tensó mientras lo sufría.

Desesperado por todo lo que esa mordida disparaba en su cuerpo apretó más toscamente el pecho de la bruja que tenía en su poder. Su otra mano deslizó rápido por el costado de la rubia y en el borde del pantalón se detuvo, desde ahí recorrió con los dedos el camino hacia la parte frontal de la prenda y con precisión consiguió abrirlo. La posición no le iba a permitir trabajar precisamente con comodidad pero igual buscó tocar su ropa interior y por debajo de la misma acomodó la mano, apretando su cadera antes de trazar camino hacia atrás. Los dedos del mago le acariciaron como mejor le permitió la tela y en la línea del trasero femenino se posicionó. Desde ahí la apretó fuerte para que se apegara a su cuerpo y entonces lamentó tener ropa encima.

¿Intentas marcarme permanentemente? Ven para el catorce…– si se empeñaba en seguir sobre su cuello tendría que desprenderla de otra forma o no podría tener sus labios de nuevo, pero como no quería separarse bruscamente optó por pellizcarle el pezón sobre el cual ella misma lo había acomodado. Bien podría marcarle los labios, no solo la piel del cuello pero al parecer iba demasiado en serio el no hacerle fácil la tarea.


Última edición por Sihtric Cáech el Sáb Mar 05, 2016 3:32 pm, editado 2 veces



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Annwyn Lancaster el Jue Mar 03, 2016 7:52 am

Annwyn negó estando aferrada a la piel del hombre. Ella no estaba jugando sucio, simplemente le devolvía con gracia lo que él mismo había iniciado y provocado con su descaro natural. Pero no estuvo contenta hasta que intentó casi absorberle la vida desde el cuello. Y en ese punto se mantuvo mientras él se atascaba en las caricias que le ofrecía a su pecho y los sonidos que salían de la garganta del mago fueron música para los oídos de la mujer.

Así tenía que ser, si todos entendían su posición en la vida el mundo iría mejor. Contó divertida el nuevo número antes de hacerlo exclamar su nombre a causa de su cruel mordida, una que no detuvo a los primeros instantes, no hasta que la piel ya sensible terminó con las marcas de sus dientes ya firmemente ubicados donde debían. Ni siquiera el poco amable apretón que le dio a su seno sirvió para detenerla aunque si la tensó lo suficiente.

Masticó con calma e intensidad la piel frente a ella, dejando uno que otro beso en las pausas, si seguía así iba a terminar arrancándole un pedazo y al borde estuvo cuando él se coló entre sus pantalones. Tan distraída había estado en su disfrute que ni cuenta se dio de en qué momento le habían abierto la ropa y cuando ya tuvo la mano enemiga contra ella su cuerpo se movió en la dirección indicada y su boca por fin dejó de dañar el cuello del mago. Los dedos de él en su pezón le hicieron gemir a causa de la poca suavidad—. ¿Se vale usar la fuerza bruta? —consultó sin lograr molestarse del todo aunque le había quedado otro detalle por añadir—. Y… ¿Habría algún problema si decido marcarte como mío por siempre? —preguntó de manera retórica y con una sonrisa torcida levantó el rostro, relamiéndose de paso los labios para mirarlo.

Besarlo sobre su boca sería ceder a sus impulsos, y quería que él se lo pidiera directamente y en detalle—. ¿A dónde tengo que ir exactamente? Hasta donde sé todos los lugares están permitidos... Catorce —riendo ligeramente le plantó un lento beso en la barbilla. Pero había otro punto que quería explorar y hacia ese punto se dirigió, a sabiendas de que seguramente lograría desesperar a su pobre novio. Pero lo amaba tanto que no se iba a quejar por estresarlo mientras lo disfrutaba tanto—. Me pido el quince también —solicitó e inclinando la cabeza lo suficiente, agradeciendo la camisa que él mismo había abierto, apegó sus labios sobre uno de los botones en el pecho del desmemorizador.

En ese pezón fue que derramó sus deseos menos sanos, y al igual que había hecho antes en su cuello primero se dedicó a darle un contundente beso, rozándolo de paso con la lengua poco antes de tomarse de su dureza y succionar aunque no con tanta bestialidad como antes. No, ahora hasta casi podía considerarse amable.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Sihtric Cáech el Miér Mar 09, 2016 2:48 pm

El gemido que de la boca de su novia escapó y el sentirla apretada contra su cadera gracias al inusual agarre que mantenía en el trasero de la rubia le ayudaron a sobrevivir a los caprichos de los dientes ajenos. Podía sentir adolorida la carne, no solo la piel, y el que la auror siguiera masticando casi literalmente su cuello poco a poco le dejaba más sensible en esa parte. Eso iba a ser mucho más que una marca normal en su cuerpo. –Sí, es válido– contestó con una dolorosa sonrisa, ella no se estaba quedando precisamente atrás. Luego negó una vez con la cabeza, la intención era repetir la negativa otras dos veces pero el mismo  movimiento le provocó un ardor en el cuello que le hizo cancelar la idea. –No lo hay, pero después tendrás que consentirme, para no sentirme moribundo.– después de todo ya le pertenecía por la eternidad.

Los dedos continuó usando para estimular el pezón que antes le había apretado, pero esta vez evitando ser agresivo. Sí daba apretones pero no excesivamente marcados, solo lo suficiente para mantener ansiosa a la rubia. Un gruñido le dio cuando ella recalcó que cualquier lugar estaba permitido en la apuesta y fue en ese instante que el beso número catorce le fue acomodado en la barbilla. Se iba a quejar porque ahora ella era la tacaña, pero lo había disfrutado y eso le impidió montar drama. –Acabo de darme cuenta de que esa pregunta tienes más de una respuesta…– porque en muchos puntos quería besos, el problema estaba en que pocos eran decentes. –¿El quince?– bien, no había problema y en los labios Sihtric la esperó y claro, esperando se quedó.

El mago tomó aire súbitamente en cuanto sintió cómo Annwyn lo besaba en un pezón, presionar los dedos en el trasero de la rubia le habría ayudado a lidiar con la ansiedad pero con la nueva postura que ella había adoptado para abordarle en el pecho ya no estaba a su alcance el tocarla en ese punto y mucho menos tocar entre sus piernas. Eso no tardó en ser desesperante pero los roces que ella le daba con la lengua y la insistente succión impidieron que ese sentir se fuese en una dirección incorrecta. –Es definitivo, hoy me esta costando ir contra ti– admitió con voz agitada, fue su forma de aceptar que estaba más cerca de perder que de ganar, y es que no podía negar que el control le pertenecía a la auror desde hace varios minutos.

En los cabellos de la bruja enredó los dedos, ya resignado a que de momento no podría acariciarla donde quería. Unos segundos más se permitió de profundos suspiros antes de recurrir a su voluntad y separarse de los bonitos labios que tan deliciosas sensaciones le provocaban en el pecho, pero es que ya estaban cerca de la meta y dejarse distraer podía ser un error. Por los hombros la sujetó para marcar la distancia, al hacerlo apretó los labios y ansioso observó a Annwyn, decidiendo inmediatamente qué haría a continuación.

A mis labios, Nwyn, a mis labios— una respuesta con mucho retraso y tras la cual atrajo a la mujer contra su cuerpo rodeándola por la cintura, su otra mano rápidamente despejó de cabello la nuca de la auror y recargándose todo lo posible contra ella Sihtric reclamó con los labios el punto más cercano que alcanzó a esa parte de su novia. Le besó ampliamente acomodando el rostro por encima del hombro izquierdo de ella y desde ahí le humedeció presionándose sin descanso contra su piel, los dientes arrastró en algún momento y eso fue el aviso de que la mordida se aproximaba.

Una ociosa lamida dio antes de clavarle los dientes con un poco más de fuerza de la que sabía que a ella le gustaba. —¿En qué número vamos?— preguntó ocioso en voz baja cuando le soltó. Luego volvió a pegar los labios y a succionar se dedicó mientras la mano que le tenía en la cintura se buscaba nuevamente camino entre la ropa interior de la dama. Tal vez le convenía más llegar pronto a la meta para entonces poder llevarla a otra sitio y entonces sí hacer con Lancaster cuanto se le antojara en lugar de estar sufriendo bajo un cielo de colores por las cosas que no conseguía hacerle por diversas razones.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Annwyn Lancaster el Jue Mar 10, 2016 3:51 am

No pensaba quejarse por consentirlo, hasta le gustaba la idea. Lo que sí llamó su atención fue el poder escuchar todas las posibles respuestas a su pregunta posterior, aunque en vez de consultarlo simplemente se dejó llevar hacia el punto que la llamaba con tan fuerte interés. Disfrutar de la cálida piel contraria era un lujo que ella si podía permitirse, y lo amó con cada punto que sus labios acariciaban.

Sonrió contra su pezón endurecido cuando él aceptó en voz alta que le costaba ganar el juego, y que seguramente ella iba en la delantera de momento. ¿Pero qué pasaba? ¿Por qué le arrebataba su premio? Con el ceño fruncido lo miró cuando Cáech la tomó de los hombros y una sonrisa ladina le cruzó el rostro al ver que él al fin pedía sus labios—. Si, si, a esos iba… —dijo e iba a hacer eso mismo pero él llevó su boca lejos de su alcance y Annwyn confundida se quedó pegada al torso contrario—. Amh… Esos no son mis labios —avisó como si el desmemorizador no lo supiera de antemano.

Mantuvo sus labios cerrados todo lo que pudo pero el exceso de presión en esa zona le hizo soltar un par de suaves y dedicados sonidos a las caricias que él le entregaba. Aunque terminó siendo también un quejido con la mordida—. ¡Dieciséis! Que bruto —reclamó ligeramente indignada aunque no lo suficiente para negarle el paso a esa mano que se acercó a sus piernas y que seguramente le ofrecería más suspiros brotando por su garganta.

Recuerda que se trata de besos… Con la boca —avisó aunque dada la posición de los dedos contrarios otra idea poco sana le vino a la mente, una que si tenía que ver con los labios de él. Pero no la mencionó por el lugar donde se encontraban, no podía bajar tanto la guardia—. Ahora sí te quiero acá arriba —mencionó y se removió como pudo, casi retorciéndose en sus brazos, hasta que estuvo frente al rostro del hombre, tan agradable a la vista como lo recordaba. La palabra bonito no le hacía justicia.

A medio vestir como estaba se tomó del cuerpo contrario y con su boca rozó la ajena haciéndose daño solo por el gusto masoquista de esperar. Con la boca entreabierta lo esperó inhalando su mismo aire en el intercambio de miradas—. Enséñame… —pidió como si fuera todo menos conocedora del noble arte de disfrutar de la calidez ajena en uno de sus momentos de esplendor. Con las mejillas ligeramente coloreadas aguardó su turno al fin e incluso se permitió a sí misma cerrar los ojos unos segundos para deleite de sus sentidos que podían percibir la presencia de Sihtric a su alrededor.

Le estaba dando una última oportunidad antes de volver a hacerse con el mando si él no lo aprovechaba como era debido. sus manos se habían colado bajo la camisa abierta del mago y a la piel se aferraron directamente apegando su propio torso al contrario, ya parecían uno y eso que los separaba todavía bastante. Era lo hermoso de quererse tanto y a tal profundidad, ella lo tenía más que asumido.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Sihtric Cáech el Vie Mar 11, 2016 8:24 am

Estaba mal, pero disfrutaba cuando Annwyn se quejaba por el exceso de fuerza al morderla y nada cambiaría eso. La sonrisa de victoria naturalmente se la guardó pues estaba ocupado deleitándose con la piel que sus dientes atrapaban por gusto. Algún día le propondría jugar a contar mordidas. –Voy voy– avisó suave después de desprenderse de su nuca y relamerse los labios. Le había causado gracia el que la rubia especificara que el asunto iba de besos con la boca, la mente del hombre se había ido a pensar en los "besos" que podría darle con otra parte de su anatomía pero no podía decírselo en ese momento. Porque ya estaban de nuevo frente a frente y lucía tan hermosa que sería herejía molestarla con sus poco limpios comentarios.

Como cada vez que la auror tomaba la iniciativa de tentarle directo a los labios, Sihtric experimentó un aumento de temperatura que le exigía llegar pronto al número veinte. Su vista se paseaba entre los ojos de su novia y sus labios que pronto le pidieron que la tomara sin restricciones… Sinfín de veces se habían saboreado mutuamente la boca, y sin embargo la forma en que ella acababa de pedírselo era especial. Sonrió con placer al ver cómo sus párpados se cerraban casi con dulzura, calificativo que también se debía al bonito color que lucía Annwyn en las mejillas. No era común ver su rostro en esa tonalidad, por eso le enamoró todavía más.

…todo lo que quieras– respondió y al instante fundió sus labios con los contrarios, esos que deseaban ser invadidos. De inmediato introdujo la lengua en la boca de la chica y tan a fondo como le era posible le acarició. Con nula calma le recorrió antes de ir en busca de su fiel compañera de juegos, impregnándose de su calor y naturalmente también de su humedad. Largos roces dio a la otra lengua tras haber dado un recorrido general, le tocaba ampliamente y luego replegaba por completo para devorarle con ansiedad los labios. Los presionaba con los suyos insistentemente y una marcada caricia dio al inferior con la lengua antes de penetrar de nuevo a través de los labios de la tentadora e inocente mujer. Rápidos toques fueron los que dio a la punta de la lengua ajena antes de intentar enredarse con ella, casi pidiendo que le acompañara al exterior.

El resto del cuerpo del mago por supuesto que se divirtió teniendo fuertemente apegada la figura femenina, especialmente su busto. Tenía un gusto enfermizo por sentir los apetecibles pechos de Lancaster contra la piel y si no había tela de por medio, mil veces mejor. Sus dedos obvio que también aprovecharon la posición solo que no fue la entrada a la intimidad de la rubia lo que buscaron, se detuvieron en la primera entrada que tocaron y a pesar de no contar con humedad que sirviera de lubricante buscaron la forma de abrirse paso. Era más complicado naturalmente y menos cómodo para la dama, pero a su parecer, tocarla toscamente también tenía su encanto. Hacerlo de ese modo le hacía sentir ligeramente aprovechado, pero… ¿no era justamente ese tipo de sensación la que Annwyn estaba buscando al pedirle con tanta inocencia que le enseñara cosas?



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Annwyn Lancaster el Sáb Mar 12, 2016 4:37 pm

Estaba ansiosa, demasiado, todo por esperar a que su querido tomara al fin sus labios y en ellos sellara silenciosas promesas de que siempre iban a poner tenerse de ese modo. Ese día había sido para despedirse de una parte de su vida juntos pero no de ellos mismos. Oficialmente Annwyn iba a odiar si algún día tenían que separarse aunque fuera por un par de días. A sus labios se aferró con gusto cuando él al fin la besó con profundidad y se contagió de la poca pasividad mostrada por el otro pues correspondió con igual agitación mientras sus dedos apretaban la espalda contraria con impaciencia. Porque eso comenzaba a sentir y el número de besos no aumentaba. ¿Podían contar ese como más de uno o uno solo?  

No le importó, claro que no, mientras sus lenguas se rozaban con todo menos inocencia, de su garganta brotaron algunos sonidos ahogados por los labios contrarios y sufrió cada vez que él la abandonaba aunque terminaba por disfrutar más cuando Cáech se encargaba de tentarla rozando solo la entrada de su boca antes de traspasar otra vez. A perseguirlo salió unas cuantas veces, siguiendo la invitación y se tomó además la atribución de armarse espacio para ingresar a la cavidad del hombre aunque no alcanzó a hacerlo pues al momento de inclinar su cuerpo contra el de él para darse más espacio de acción, él se encargó de hacer algo para lo que difícilmente estaría preparada en esas circunstancias. Con expresión de queja se separó del rostro del hombre y con clara incomodidad lo miró, podía sentirlo intentando colarse—. Va a doler si lo haces así —bufó y aunque estaba a favor del masoquismo e incluso un poco del sadismo, no tenía muchos deseos de terminar adolorida antes de tiempo.

Ya te dije, tenemos que llegar a los 20 para que puedas llenarme como quieras pero vamos apenas en el diecisiete… ¿Significa que me vas a obligar a ganar? —no recordaba que el mago alguna vez la hubiese tomado por la fuerza, aunque podía percibir en él esos deseos de entrar en ella con o sin consentimiento. O sin preparación previa que le hiciera disfrutar también del encuentro. Lo que no sabía es que opinaría ella luego de eso, si sería capaz de perdonarlo por forzarla a algo, o de perdonarse a sí misma por lo mismo. ¿Y si solo lo estaba pensando demasiado?—. Te amo —le soltó de pronto, tanto para recordárselo a sí misma como para aclarárselo a él.

En los festejos se sintió una explosión que no sonó precisamente a fuegos artificiales, así que la mujer giró el rostro hacia el costado preguntándose si la barrera creada serviría en caso de necesidad. Las uñas enterró en la espalda ajena por la ligera preocupación y luego lo miró otra vez intentando descifrar los orbes ajenos. Un beso fugaz fue el que le cedió—. Dieciocho —contó aunque dadas las circunstancias y todas las caricias repartidas sin duda lo sintió algo pobre y los labios frunció a modo de protesta formal.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Sihtric Cáech el Jue Mar 17, 2016 8:40 am

Emocionado esperó a tener la lengua de ella dentro pero… nunca llegó, lo dejó esperando y eso ya era una crueldad de nivel superior. Confundido apretó los labios y al abrir los ojos entendió perfectamente por qué Annwyn lo castigaba. No se arrepentía de sus propias intenciones pero estaba claro que continuar por ese camino no le iba a servir para tener contenta a la rubia.

La inquietud lo llenaba por dentro pero se esforzaba en mantener esa sensación al margen para que no reluciera en el exterior y sin más remedio escuchó el regaño de su chica. Él no tenía la culpa, esa le pertenecía a la bruja por ser tan apetecible desde todos los ángulos existentes. –Llegaremos a los 20 y entonces haré lo que quiera contigo. Y no, no te voy a obligar…– casi emberrinchado ordenó a sus dedos retroceder pero en su trasero se quedaron. Le quedó el consuelo de que más tarde podría colarse de nuevo pero en circunstancias más disfrutables para ambos.

A los labios de la auror se disponía a unirse de nuevo para alcanzar pronto la meta cuando ella declaró una vez más que lo amaba. Con eso los rastros de berrinche desaparecieron y una feliz sonrisa reclamó los labios del hombre, misma alegría que se apoderó a la vez de su mirada confirmando a la ex profesora que sus fuertes sentimientos eran totalmente correspondidos. –También te amo Nwyn– disfrutaba bastante el pronunciarla de esa forma, si mataba a los hermanos podría convertirse en el único que la llamaba por ese apodo, no era tan mala idea.

¿Pero había alcanzado su novia a escucharlo? Porque solo unas milésimas después de que él abriera la boca un explosión de distinta entonación resonó en el lugar opacando la voz de Sihtric. Se preguntó entonces qué habría causado ese ruido, ¿sería ya el momento en que le prendían fuego al gigante? Importancia no le dio, volvió la vista hacia la mujer que tenía literalmente en las manos y un beso fue lo que lo recibió. Annwyn acababa de atraparlo con la guardia baja y por eso el Mortífago no tuvo tiempo de corresponder al corto beso que en los labios le dio. –¿Me estas castigando? Ese fue demasiado corto…– se sumó al club de las quejas mas no tardó nada en quitar la expresión de inconformidad, antes de que la bruja cambiara de expresión se inclinó y con la lengua humedeció lentamente el mohín en los labios de Lancaster. Al terminar sonreía complacido y con los dos brazos decidió rodearla fuertemente.

Uno de estos días me desangraré gracias a tus uñas.– ¿eso sería malo o bueno? Porque el mago lo decía casi con ilusión, inspirándose en el suave ardor que todavía sentía en la espalda gracias a las uñas que ella le había encajado. –¿Algún día me mojarás la piel abierta por tus uñas? Diecinueve.– contó inesperadamente, atacando con desesperación los labios de la mujer a quien una vez más apretaba repentinamente contra el muro del callejón. Le saboreó largo y tendido y para evitar aplastarse las manos las retiró del cuerpo femenino. Con ello el abrazo terminó pero no por eso dejó de apretarla con su cuerpo. De hecho la anatomía del mago se esmeró en restregarse todo lo posible contra la bruja, acto que despertó en él sonidos ahogados de placer.

Sé que quieres… que llegue al veinte– murmuró en cuanto el aire se hizo indispensable para continuar, con las manos se entrelazó a las de ella pegándolas también a la pared y con todo el descaro posible empujó la cadera contra la de la bruja donde calculó que mejor podrían sentirse mutuamente. –Con gusto te lo daría al centro– entre las piernas, acariciando con la lengua la suavidad de su intimidad, donde podría succionar hasta saciar su sed. –¿Me das permiso? Prometo no morderte. Después nos iremos a un sitio… cómodo y privado.– susurró al oído ajeno en un tono antojadizo. Un postre pedía, nada más.



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Annwyn Lancaster el Mar Mar 29, 2016 4:45 am

Apenas si había alcanzado a escuchar a Sihtric corresponder también a sus sentimientos. A pesar de los berrinches previos del hombre, ella no cedió en el asunto de ese atrevido dedo aunque claro que como él no solía perder todavía mantenía la mano en zona peligrosa. La explosión había sonado peligrosa pero que su acompañante se mantuviese tranquilo le hacía vivir con la misma calma. Pero el beso que le había dado le había dejado con expresión infantil, misma que se quedó anclada en su rostro hasta que su novio se aseguró de hacer brotar una sonrisa en ella.

¡N-no te estoy castigando! —reclamó en su defensa aunque al borde esta de reír. No se había notado por el excesivamente corto beso que le había dado, simplemente había querido aumentar la cuenta aunque el otro no apreciara el esfuerzo. Aunque seguro lo haría más seguido solo para recibir la curiosa caricia que le había dado con la lengua.

La mención a sus uñas le hizo pestañear confundida, aunque cuando ya cayó en la cuenta del masoquismo ajeno, sus dedos acariciaron la piel contraria dibujando con sus uñas otros diseños, sin clavarlas del todo. No alcanzó a decirle que haría más que solo mojarlo si le abría la piel, los labios de Cáech no se lo permitieron y los de ella no tuvieron deseo alguno de negarse a corresponder con similar ansiedad. Este beso si tenía muchas más pausas y con lo mismo el hambre de la mujer crecía por partes similares a los marcados movimientos de su mago favorito.

Por una parte estaba su boca que le había atraído desde antes de probarla por primera vez y por otra estaba el cuerpo que se frotaba con precisión en un punto de su anatomía que le hacía soltar sonidos de placer puro contra la boca que la atacaba. Tener las manos en alto le hizo mirarlo casi con diversión—. Por supuesto que quiero pero vas lento —puntualizó y un sonido más fuerte se le escapó cuando él se empujó con dirección más directa contra ella. ¿Dónde estaba su beso número 20 para que pudieran irse de ahí…?

No alcanzó a exigirlo, no, porque Sihtric se encargó de hacerle una petición en su oído que le subió la temperatura unos cuantos grados al asunto que ya de por sí iba de calidez—. No tienes remedio... Pervertido —suspiró apartando la vista aunque no le duró mucho su intento. ¿A quién podría negarle que ya estaba ligeramente húmeda y todo por culpa de él y sus afectos? Negarse por mucho tiempo no le iba a resultar si estaba deseando lo mismo—. Está bien… pero tendrás que hacerlo sin quitarme del todo la ropa... Si me muerdes te atacaré —advirtió, todavía tenía la varita así que a menos que se la quitaran era capaz de defenderse. El detalle era que probablemente no iba a desear detenerlo, aunque quedar desnuda desde las caderas hacia abajo no era su idea de salida de pareja común. Pero claro que ellos no eran comunes, no, parecía que todo lo llevaban más allá de los límites, como si quisieran desgastar la tensión que vivían todos los días fingiendo que les gustaba el mundo en que vivían aunque por dentro gritaran por un cambio.

El pantalón ya lo tenía desabotonado así que lo empujó hacia abajo y quedó estancado en sus rodillas. La sensación de estar volviéndose exhibicionista le hizo dudar de su estado mental pues en vez de aminorar sus deseos solo logró ponerla más agitada. La ropa interior la dejó en su lugar para que su novio tuviese algo de trabajo y aunque tenía los deseos de volver a sus labios se tuvo que contener para no contar antes de tiempo el siguiente número en la lista.

¿Ya tienes pensado donde iremos después? —preguntó para hacer conversación aunque dadas las circunstancias no le duraría mucho sus deseos de sonar tranquila. Al menos la barrera todavía resistía, si no de la vergüenza pensaba morirse y de paso iba a intentar matar a su amado desmemorizador por exponerla de esos modos perversos.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Sihtric Cáech el Jue Mar 31, 2016 4:22 pm

Así que él era el lento. Eso invocó una expresión de infantil indignación en el desmemorizador, la cual se acentuó y prolongo al ser llamado pervertido. Él no era pervertido solo… tenía apetito constantemente, uno muy distinto al de la mayoría. Afortunadamente Annwyn tuvo compasión del mago autorizándole el acomodar el último beso donde él lo había pedido, una sonrisa de satisfacción se formó en sus labios e intensamente miró a la rubia. Sus manos soltó lentamente. –Respeto tu varita, así que puedes estar tranquila– no la mordería, no ese día.

Un paso se movió hacia atrás, la bruja se estaba portando amable con él pues incluso le ayudó deslizándose personalmente el pantalón. Visualmente siguió ese movimiento y en cuanto se detuvo subió de nuevo la mirada, recorriendo las piernas descubiertas de la chica y deteniéndose naturalmente sobre la prenda que le correspondía remover. –No te arrepentirás– dijo en voz baja tomándose unos segundos para restregar la mejilla en una de ella, luego todo su cuerpo descendió, un apretón dio al seno izquierdo de la mujer antes de hincarse frente a ella y divertido le dedicó una sonrisa. Claro que tuvo que alzar el rostro para hacerlo, pero después de eso se centró en lo que tanto le apetecía.

Con las dos manos tomó la prenda íntima de la rubia, con exceso de gusto la deslizó hasta el mismo nivel que el pantalón y después más abajo llevó ambas cosas. Se adueñó de su tobillo y un poco le levantó el pie para poder sacar al menos de esa extremidad el pantalón y su ropa interior, de otra forma muy poco espacio iba a tener para saborear. En cuanto estuvo listo le separó las piernas tomándole por la parte interna de los muslos, ya veía venir algún reclamo y no estaba dispuesto a retroceder. De ahí que inmediatamente se dirigiera hacia la intimidad de Annwyn, frente a la cual ladeó ligeramente el rostro para asegurar un ángulo cómodo para acariciar con la lengua.

No dudó en frotar con esmero, a ojos cerrados se dedicó a disfrutar de la textura y sabor, y también de la temperatura y humedad natural. –Sí, ya lo tengo decidido– respondió la duda de la rubia durante una breve pausa que hizo –¿Estas lista para el viaje?– preguntó suave y sin aviso sus dedos se acomodaron también cerca de la zona acosada para tomarse la libertad de separarle con cuidado los pliegues y entonces sí los labios del mago se apoderaron de la intimidad contraria. Le besó con la fuerza que la posición le permitió y ahí se quedó, succionando después de aplicar ansioso el número veinte a la anatomía de la bruja.


Última edición por Sihtric Cáech el Jue Abr 07, 2016 2:51 am, editado 1 vez



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Annwyn Lancaster el Dom Abr 03, 2016 4:57 am

Cáech parecía no tener la capacidad de contener su hambre y ella parecía no ser capaz de no disfrutar que la devorara. La mano del hombre se lo hizo notar con el último apretón que le dio a uno de sus senos, con innecesario descaro, aunque ella lo disfrutó y luego lo vio bajar sintiéndose ya afiebrada por las cosas que tenía que hacer por amor. Lo estaba comenzando a tomar como un deber y él se encargó de deslizar su ropa interior, bajando luego también el resto del pantalón, ella pensó que hasta ahí llegaría pero su tobillo fue elevado y ella frunció el ceño—. Era a medio vestir —se quejó aunque entendía por qué el otro lo hacía y una nueva mirada dio al punto donde estaba supuestamente la barrera preguntándose si sería la primera vez que un grupo de personas la vería con tan poca ropa.

El hecho en sí, para su mente que comenzaba a confundirse, la estaba comenzando a excitar. Sentir la tensión de ser descubierto imponía por mucho en el asunto, aunque como él iba a dedicarse abajo ella abotonó nuevamente su blusa sobre sus pechos al menos para cubrirlos del descaro que estaba viviendo. En algún punto él le había separado las piernas desde el centro y eso fue suficiente para que le costara abotonar más de uno de los broches que pronto se quedaron a medio camino cuando tuvo la lengua ajena iniciando el recorrido entre sus piernas.

Los suspiros de ella se elevaron en el aire, haciéndose cada vez más ruidosos. Con las manos nerviosas logró acomodar otros botones aunque no todos para dejar su torso relativamente cubierto, sobre la pared recargó la espalda aunque su cadera en vez de retroceder pareció moverse hacia él, arqueando la espalda baja para darle mejor acceso—. Más que lista —anunció luego de sentir sus dedos incursionando también para abrirse camino. Y cuando recibió el cálido beso en sus labios inferiores un gemido, fuerte y claro, fue lo que se escuchó.

Los ojos cerró nerviosa y una de sus manos llevó a los cabellos de él, sosteniendo su cabeza como si no quisiera dejarlo escapar de allí pronto a pesar de sus quejas iniciales—. Veinte… —susurró cuando ya dejó de ser un simple beso y suaves sonidos siguió soltando aunque intentó silenciarse llevando su mano libre a su boca para cubrirse mientras sus piernas se estremecían de gusto en medio de esa callejuela.

Ahora que lo pensaba bien, no se sentía preparada para poner la mente en blanco pero prometía esforzarse. Más ahora que necesitaría pronto y con urgencia mucho más que la lengua del caballero en medio de su centro—. ¡Siht!... No sé si lograré concentrarme —confesó con la risa a flor de labios aunque la frase le salió ligeramente interrumpida de acuerdo al trabajo del contrario entre sus ropas—. Si vas a llevarme a algun lugar público tendrás que vestirme de nuevo —advirtió y pensó en lo triste que sería tener que cubrirlo también a él cuando la camisa le queda mucho mejor abierta. Pero la necesidad de tenerlo dentro era ya evidente e iba en aumento, aunque seguro él podría hacerla derramarse solo con su lengua y sus maravillosos movimientos.


The worst evil is the one unseen

 

avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Sihtric Cáech el Jue Abr 07, 2016 3:50 am

Todos los números le habían gustado, pero había que admitirlo, el veinte fue espléndido… Se deleitaron sus oídos, no solo sus labios y lengua. Los sonidos que de la rubia brotaron le emocionaron aún más y en consecuencia se apretó otro poco contra su entrada. En eso estaba, esmerándose en profundizar cuando Annwyn le advirtió de lo complicado que sería despejar la mente bajo esas circunstancias, si no hubiese estado tan ocupado Sihtric se habría sumado a su risa pero de momento atesoró la felicidad de escucharla a ella con esa entonación y se preparó para la “mudanza”.

Descuida, no habrá nadie que nos interrumpa– dijo y al hablar alzó la vista hacia su novia. Su imagen desde ese ángulo y en esas condiciones era deliciosa, incluso con la blusa a medio abrochar. Eso le daría trabajo dentro de unos minutos pero no se pensaba quejar, ya se desquitaría. Se relamió los labios mientras los dedos de su mano diestra sacaban la varita, el destino ya estaba fijo en su mente. –Respire profundo Señorita Annwyn. Nos vamos.– sonrió encantado de tenerla sólo para él, espero un poco para dar tiempo a que ella se alistara mentalmente y entonces hizo uso de la magia para aparecerse en otro sitio, muy lejos de las luces mágicas, de la gente y del fuego.

Entre un techo conocido y una amplia mesa de madera aparecieron. La casa permanecía en absoluto silencio y quietud, claramente no se encontraba nadie además de ellos. No fue una posición vertical con la que arribaron al comedor del hogar de Egwina, sino que recostados sobre el mueble fue sus cuerpos se materializaron. Sihtric apoyó ambas manos sobre la superficie y con amplia sonrisa cruzó la mirada con la de Lancaster. –Comencemos con el desorden– la mujer sería su cena, y después otras muchas cosas. Sin decir nada más se abrió paso de nuevo entre las piernas de su adorada bruja y sin avisar penetró en su intimidad. Ésta vez la posición le favorecía y su lengua pudo llegar más a fondo de lo que previamente alcanzó en la calle del pueblo. Podrían gritar a toda voz, los vecinos quizá los escucharían pero… ¿qué importaba? Los reclamos después serían para la señora de la casa, no para la joven pareja que daría uso a la estancia durante su breve ausencia.

Una pausa hizo el hombre, se sentó entre las piernas de la bruja y antes de buscar sus ojos se robó un poco de su humedad con el índice. A los labios se lo llevó y sin dudar lo saboreó. –Aquí nos sobrarán los utensilios.


TEMA FINALIZADO



avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Deeper deeper » Priv +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales