JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

Did you call me? • H

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Did you call me? • H

Mensaje por Rikard Bajko el Lun Ago 03, 2015 5:00 am

Me and the devil were standing side by side
I looked in the mirror into my own eyes
Me and the devil were standing side by side
He held out his claws and I began to rise
» The Servant

24 de Noviembre, 2024

Nadie hubiera dicho que iba a terminar de ese modo. Sus sueños al salir de Hogwarts habían sido completamente diferentes, y ahora por las peticiones de sus padres estaba ya con un compromiso laboral desde hace un par de semanas. Se había presentado el primer día pero su nuevo jefe resultó estar ocupado con su trabajo en el Wizengamot de improviso, y la cita finalmente se había retrasado… Más de la cuenta. Presentarse no había sido difícil días después, lo complicado había sido tener que esperar a que el señor Hawryluk volviera a llamarlo y requerir de sus servicios.

Y el día había llegado. Esta vez la carta había llegado con una dirección y tuvo que agradecer que tenía licencia para aparecerse porque de otro modo le habría costado un siglo llegar al lugar en cuestión. Su boca quedó abierta por más tiempo del necesario en cuanto tuvo al frente la enorme construcción y suspiró mientras caminaba hasta la entrada, allí tocó la manilla de la puerta y esperó, pacientemente pero con un mar de nervios encima, a que alguien abriera.

Creyó que iba a tratarse de algún típico elfo doméstico, hasta que vio a un señor mayor que lo miró de pies a cabeza—. Buenos días, soy Bajko, Rikard Bajko, el señor Hawryluk… Es decir, Hvalimir Hawryluk dijo que estaría esperándome —algo tarde recordó el exceso de familia que tenía su nuevo jefe y luego de esa tosca presentación tuvo que aceptar que los buenos modales no se le podían olvidar sólo por estar un poco impactado en esos instantes, así que se mantuvo de pie sin demostrar cuan afligido se encontraba en esos instantes. Ejercería el dominio propio hasta aprenderlo.

Señorito Bajko, lo estábamos esperando. Lo conduciré con el amo mayor —dijo el sirviente en cuestión y luego de una reverencia lo animó a pasar. Rikard ingresó sin dudarlo más y cuando estuvo en el lugar no pudo más que aceptar que aunque parecía algo aterrador y sumamente oscuro, los Hawryluk tenían buen gusto.

Luego de un sin fin de pasillos llegó hasta una puerta de madera de tonalidad rojiza, y el hombre del servicio tocó tres veces en la puerta antes de anunciarlo al señor que estaba dentro, así fue como pocos minutos después ya estuvo dentro, con los brazos a ambos lados del cuerpo, tratando de mantenerse firme en su posición, no había sabido bien qué debía traer así que tenía un bolso de materiales aunque todavía no tenía claro que clase de trabajo le pediría él—. Buenos días, señor Hawryluk, ¿Cómo se encuentra? —saludó casi animado, creyendo que todo estaría bien, si se había asegurado de aparecer con unos minutos de adelanto por si llegaba a perderse en el camino.

Señor Hvalimir, ¿Desea que les traiga algo de beber? —consultó el servidor que si estaba acostumbrado a su trabajo más que el joven recién llegado.




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Miér Ago 12, 2015 2:46 am

Rara vez recibía a alguien que no fuera de la familia en ese despacho, lo usaba para trabajar y no para tratar asuntos con otros, para leer en la comodidad de los sillones y disfrutar del silencio cuando le apetecía. Pero precisamente por los pendientes laborales que tenía ese día dejó dicho que al llegar su nuevo asistente, lo guiaran sin contratiempos hasta ese lugar. No iba a perder tiempo en recibir al joven mago en otro sitio de la casa en el cual no podría continuar con sus asuntos apropiadamente, de cualquier forma el muchacho se presentaba para trabajar y no para otra cosa.

No levantó la mirada del papiro a pesar de haber escuchado los pasos de Bajko, y no tenía ni la mas mínima intención de hacerlo pero el saludo excesivamente animado para gusto de Hvalimir, no le dejó otra alternativa que cruzar miradas y palabras poco útiles. –Buenos días Bajko. Llegas puntual.– acababa de corroborar la hora y le concedió el primer visto bueno del día al pelinegro. –Para mi nada. Pero si él quiere algo, sírveselo.– respondió al sirviente sin interés alguno. En su escritorio no había espacio para bebidas que pudiesen arruinar su trabajo.

Sin soltar la pluma que tenía en mano hizo una seña para el recién llegado invitándolo a tomar asiento en cualquiera de los sillones próximos al escritorio. Como no acostumbraba formalizar con nadie ahí, no contaba con la típica silla para los “invitados” al otro lado de la madera sobre la que se apoyaba. –Siéntate.–ordenó en seco, y antes de volver la vista a las letras buscó con la mirada “algo” entre el mobiliario.

Tenía casi un año con la criatura en su poder y por extraño que pareciera le había tomado cierto aprecio. Tiempo había invertido en aprender a tratar a cada una de las cabezas y actualmente podía afirmar con orgullo que sus conocimientos al respecto eran los suficientes para cuidarle correctamente. Por supuesto gran parte de la información la había aprendido directamente de la anterior dueña, quien ocasionalmente le compartía lo que su valiosa compañera de anillos naranjas y negros opinaba sobre su nuevo hábitat. El que Fatmire dominara pársel había sido un factor sumamente importante para que entre mago y serpiente las cosas funcionaran. –No la molestes, esta buscando un sitio donde pasar los siguientes días. advirtió al descubrir a su Runespoor deslizándose por el respaldo de uno de los sillones.

Concluyó lo que hacía rápidamente y entonces hizo todo a un lado y entrelazó los dedos sobre el escritorio. Rikard era quizá demasiado joven, pero sus padres le habían asegurado que el muchacho era responsable, discreto y sobre todo eficiente. Eso bastaba para empezar, pero tendría mucho que aprender antes de poder convertirse en lo que Hvalimir quería. –Bajko. No estas aquí para ser un simple recadero o secretario, tus padres han apostado todo a que eres lo que busco y espero que ni tu ni ellos me decepcionen.– Como siempre hacía con las personas, evaluaba cada una de sus reacciones y lo que hasta la fecha había observado en el, le parecía prometedor. Era centrado y formal, no un rebelde que ansía esparcir maldiciones sin orden alguno. Esos los dejaba para Elaine, él se quedaba con la calidad.

Obedece mis órdenes al pie de la letra, improvisa sabiamente cuando sea necesario y aprende todo lo que puedas. Si cumples esto tendrás  mucho más que un empleo asegurado. Quiero a alguien que pueda llevar mis palabras a otros sin ser puesto en duda, que imponga respeto y cuyas indicaciones sean acatadas como si fueran las mías. Y desde luego, quiero lealtad. Lo que aquí se hable, aquí se queda a menos de que yo te indique lo contrario. Mis negocios van mas allá de una empresa de vinos o asuntos del Wizengamot, esos son terrenos menores.– hizo una pausa para tomar la varita que tenía a un lado –y que no era la suya– y la extendió al otro mago. Obviamente esperaba que se pusiera de pie para tomarla. –Si estas dispuesto a correr el riesgo de trabajar para mi, muestra tu Patronus. Será común el comunicarnos mediante ese hechizo corpóreo.

Tenía ya algunos años de conocer a los progenitores del chico, también estaban a favor de la pureza de sangre pero no estaban al tanto de que Hawryluk  se situaba a un costado de la líder de los Mortífagos, y sin embargo, quería creer que podía hacer de Rikard alguien digno de sumarse al círculo interno. Para eso tendría que forjarlo del modo difícil, pero estaba dispuesto a invertir tiempo en ello. Qué mejor que una mano derecha que uno mismo a creado.



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Rikard Bajko el Vie Ago 14, 2015 5:45 pm

En cuanto Hvalimir abrió la boca Rikard apenas si respiró. Se estaba olvidando de cosas básicas para no perderse palabra de su nuevo jefe y es que sus padres y su abuela lo habían enviado con tantas advertencias sobre el hombre que parecía el mismo dueño del averno. No podía ser tan malo… Eso pensaba él, pero estaba lejos de saber la realidad del asunto. Cuando el sirviente le preguntó si quería algo él negó con la cabeza y agradeció por lo bajo, luego de eso el hombre del servicio desapareció. Le había extrañado un poco que no tuvieran elfos trabajando pero suponía que preguntarlo equivaldría a una falta grave.

Sentarse. Esa era su primera tarea. Por todos los gryndilows, ¿Qué tan difícil podía ser? Eso decía en su mente pero se quedó estático en su posición al ver algo que no estaba preparado para encontrar. No al menos en ese lugar, a plena luz del día, y arrastrándose por uno de los finos sillones—. Runespoor… —repitió por lo bajo y luego de despabilarse, tomó asiento en el sillón más alejado de la bestia. Quería acercarse y tocarla pero dudaba tener permiso mientras el dueño estuviera cerca, así que nuevamente tuvo que guardar su infinita curiosidad. Los segundos de espera en el sofá se le hicieron eternos aunque se puso a mirar como la serpiente se movía con lentitud, al parecer ya había descubierto una presencia extraña en el despacho, pues una de las cabezas lo miraba fijamente.

Casi saltó en su posición cuando escuchó de nueva cuenta al dueño de casa y ya se dedicó a ponerle atención, asintiendo ante sus palabras. Todavía no entendía bien por qué sus padres habían decidido buscarle ellos mismos empleo, y tener una ligera idea solo le causaba dolor de cabeza. Si se trataba de Jenell… No alcanzó a distraerse más pues el hombre volvió a alzar la voz. La verdad era que no entendía todavía de que iba su dichoso trabajo, pero si era seguir órdenes, seguro podía con eso. Eso hasta que escuchó la segunda parte. ¿Imponer respeto? ¿Palabras a otros? ¿Lealtad? Ok, todo sonaba difícil, si, alguna que otra vez había aplicado voz de mando en el colegio, pero solía decir que se trataba de un efecto colateral de su altura y voz grave. O tal vez de los amigos que se cargaba, o que era demasiado solitario para que lo molestaran.

¿Su patronus? Hace tiempo que no lo practicaba. No estaba ni seguro de si quería el trabajo, pero algún instinto animal le decía que era mejor no contrariar al mayor—. Estoy dispuesto —aseguró pero nadie le decía que los nervios no le iban a jugar una mala pasada. Se levantó mejor del asiento dejando su bolso a un lado, carraspeó y luego levantó la varita hacia el medio de la habitación—. Expecto Patronum —dijo con voz firme y para suerte de su cuello un gato brillante y traslúcido apareció en la estancia y fue a posarse sobre el escritorio de Hawryluk. Rikard no pudo ocultar la sonrisa que le recorrió los labios, bien, no estaba todo perdido, aunque aún faltaba la impresión que tenía su nuevo jefe del posible asistente que tenía en frente.

Al menos si le llegaban a preguntar, podría decir que había salido airoso de la muestra del primer hechizo. Sin poner en riesgo la dignidad familiar ni los estudios que Hogwarts le había dado—. ¿Cuál es el suyo, señor? —preguntó sin poder evitar adelantarse demasiado a los hechos. Y un siseó en su espalda le hizo girar la cabeza. Ahora tenía a tres cabezas, bastante amenazantes, mirándolo fijo. Y no sabía si estaban interesados en él o en el gato que luego del saltar del escritorio comenzó a moverse por el piso del despacho.


FDR: 80%+15% = 95% = El cuello de Rikard sigue intacto (?)


Última edición por Rikard Bajko el Vie Ago 14, 2015 5:53 pm, editado 1 vez




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por I Solemnly Swear el Vie Ago 14, 2015 5:45 pm

El miembro 'Rikard Bajko' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Hechizos' :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Cuenta Master

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Dom Sep 27, 2015 4:50 pm

Tras la confirmación verbal del joven, Hvalimir asintió. Era un buen comienzo, seguridad y pronta respuesta. En su asiento el hombre buscó comodidad, estaba listo para presenciar una victoria o una estrepitosa caída, espera que fuera la primera opción o tendría que invertir tiempo en buscar a alguien más y sabía que no sería sencillo ni rápido encontrar a otro mago adecuado. Por eso se quitó un peso de encima al ver cómo de la varita surgía una figura luminosa y ágil. Demasiado ágil y atrevida tal vez, lo que él interpretó como riesgo. Un felino… A veces leales, a veces engañosos, excesivamente escurridizos e independientes y… justo sobre su escritorio.

Cada calificativo que enlistó podía volcarse en su contra pero confiaba plenamente en su capacidad para moldear individuos, sí “guiaba” al muchacho por el camino que él quería, no tendría por qué haber complicaciones a futuro. Podía sacarle provecho a las cualidades ajenas, usarlas contra sus enemigos ya fuera en el ámbito de los negocios o en el otro más agresivo que compartía con el resto de Mortífagos.

Normalmente no le agradaba que desconocidos le trataran con excesiva naturalidad, pero en el caso de Bajko parecía ser un aspecto inevitable. No recordaba que alguien le hubiese preguntado antes por la forma de su Patronus. –Lo reconocerás cuando lo veas.– dijo mientras observaba la peculiar escena entre Runespoor y asistente. La serpiente estaba claramente más interesada en leer al invitado que en enrocarse en algún rincón y descansar como solía hacer cada cierto tiempo.

Apoyó ambas manos sobre el escritorio y silencioso se incorporó de su asiento, dirigiéndose sin prisa hacia los sillones donde se encontraban sus… acompañantes. No se sentó, permaneció de pie y de momento, siguió con la mirada al traslúcido felino que se paseaba por la estancia. –Para asuntos del vino te enseñaré personalmente como trabajar las finanzas– lo instruiría a consciencia al respecto, pero en la práctica no le cedería la totalidad de las mismas a menos de que fuese un caso urgente. –La próxima semana nuestro enólogo te llevará a las instalaciones de la empresa para explicarte todo el proceso. Aprende de él. No es solo por cultura general, debes ser capaz de suplir a ese hombre en caso de necesidad.– a largo plazo naturalmente, nunca se sabía cuándo alguien le jugaría sucio y tendría que mandarle cortar la garganta.

La serpiente descendía ya hacia el asiento del sillón pero dos de las tres cabezas permanecían atentas al muchacho, la otra dudaba entre mirar a éste o al gato que sentado se había quedado no muy lejos de ellos. Hvalimir interesado en las reacciones de su resignada compañera sacó su varita y le hizo levitar hasta dejarla sobre el suelo junto al hechizo de Rikard. –Espero por tu bien que te lleves bien con Uroš. No es precisamente tolerante.– advirtió con desenfado. –Para cuestiones del Ministerio será escaso lo que te pida, pero igualmente solicitaré una identificación que puedas presentar y no te nieguen la entrada.– sería un dolor de cabeza que el chico fuese detenido en situaciones que exigieran respuesta inmediata por parte de Hawryluk, usar a Bajko como intermediario entre él y personas específicas era lo que más le interesaba.

El resto de mis actividades, las que considero sumamente importantes, involucran a mi familia, o bien a magos y brujas de negocios delicados. A su tiempo te presentaré a cada uno, por ahora dime… ¿Mientes de manera convincente? ¿Qué tan bien soportas el dolor físico?– Podría enviarlo con Vseslav para que lo evaluara personalmente y así obtener un veredicto limpio y detallado, pero no quería que su hermano se enviciara con su asistente, eso podía desencadenar una serie de dificultades. –¿Cómo castigarías una traición?– preguntó por último. Cuestiones aparentemente aisladas, pero que bien podían combinarse y dar inesperados resultados.



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Rikard Bajko el Lun Oct 19, 2015 4:14 am

Tuvo que morderse la lengua cuando se dio cuenta de que el hombre no respondería su pregunta. ¿Por qué era tan misterioso? Mejor guardar silencio en caso de peligro. Se tensó por completo cuando vio cómo su posible futuro jefe se levantaba de su asiento para dar su veredicto sobre el patronus, jamás lo había visto sonreír así que se sentía algo fuera de lugar. La sorpresa se le acabó, o comenzó, cuando el mago comenzó a darle indicaciones que muy seguramente debería estar anotando—. Entendido —anunció y dio unos pasos hacia el sillón, cuidando de no cruzarse con la serpiente, rebuscó en su bolso y garabateo la fecha en una libreta. A todo esto, ¿Tenía permitido tomar notas?

¿Suplirlo? Creo, es decir, lo haré —tenía que sonar firme y seguro pero la confusión podía con él. ¿Cómo se suponía que en un día aprendiera a ser un enólogo profesional? Esperaba que le dieran al menos tiempo para practicar. Estudiar siempre se le había dado bien así que mientras el otro mencionado fuera capaz de explicarle el encontraría la forma de investigar más y lograr un resultado aceptable los primeros días.

No pudo apartar la vista de la serpiente cuando comenzó a levitar gracias al hechizo de Hawryluk, por un segundo había temido que se la lanzara encima—. Uroš… —repitió el nombre, lo peor es que él jamás había sido particularmente amigo de los animales. Y al parecer su patronus entendió su sentir pues se mantuvo alerta caminando alrededor de la runespoor que siseaba con sus tres cabezas decidiendo si era una amenaza la criatura plateada.

¿También tendría que ir al ministerio? Asintió breve cuando escuchó el resto de las ideas del mayor y no quiso añadir nada más pues le había quedado relativamente claro. Lo que sí volvió a confundirle fue la mención a otras actividades, nada sabía de la familia del hombre así que desconocía a lo que se enfrentaba, pero pasar de ahí a preguntarle sobre mentir le hizo abrir los ojos, atónito. ¿Mentir? ¿Se lo preguntaba en serio? Tal vez era una duda capciosa. Estúpido hubiese sido negar la realidad a ese punto—. La sinceridad nunca ha sido lo mío, a menos claro que me lo pregunten —comentó a modo de respuesta sobre la primera de las preguntas—. ¿Dolor físico del tipo un golpe de vez en cuando o tortura? —consultó pues se consideraba bastante malo para ambas cosas. No estaba acostumbrado al maltrato y jamás se había peleado con alguien, seguramente tenía una resistencia normal, nada fuera del otro mundo ni de lo que pudiese jactarse.

Para la última pregunta si guardó silencio más tiempo antes de contestar. Y es que no era fácil decir algo como eso. ¿De qué clase de traición hablaba? ¿Una de sus pequeños hermanos? ¿Jenell? Cualquiera de esas dos lo romperían por dentro. Pero la traición de alguien a quien creía su amigo, esa sería diferente—. Creo que el castigo dependería de la persona… ¿Qué tan necesario es ejercer un castigo sobre alguien que no vale la pena? —tal vez se había pasado más de la cuenta con ese comentario, pero ya estaba dicho. Y no podía evitar pensar que era una pérdida de tiempo castigar absolutamente todo.

Si la traición eso si fuera de alguien cercano o de confianza. E implicara consecuencias graves… O si fuera sobre alguien más, entonces tomaría cartas en el asunto —traición consideraría al hecho de que alguien intentara dañar lo suyo con su novia. Seguramente Hvalimir no le preguntaba de su contexto personal, pero él no podía evitar enfocar la mirada de su musa para impartir el castigo más cruento que se encontrara sobre alguien que la dañara—. No me ha sucedido aún pero difícilmente lo perdonaría —finalizó esperando no haber sonado demasiado disperso. Comenzaba a pensar que realmente no le iban a dar el trabajo, cuando ese hombre se diera cuenta de que vivía con dudas en su vida. ¿Perdonar era una opción siquiera? Porque estaba seguro de que podría aunque jamás olvidaría la traición en sí, imaginarse en esa situación le hizo sentir enfermo. No sonaba a un modo de vida agradable el guardar resentimientos eternos sobre algo. Pero, ¿Qué podría hacer? Su memoria era demasiado buena, tanto para las cosas malas como para las buenas.




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Jue Nov 19, 2015 4:12 pm

Tras escuchar las respuestas de Bajko se dio cuenta de que el chico podía llegar a ser un problema si no lo educaba desde un principio. El hecho de que la sinceridad no se le diera natural podía parecer muy conveniente, pero si con recibir una pregunta correctamente formulada bastaba para conseguir de él información… entonces ambos tendrían serias dificultades. Hvalimir requería de Rikard completa sinceridad e información impecable aún si él no le hacía preguntas directas, incluso esperaba que el joven mago en algún punto fuera capaz de proporcionarle datos aún si él no se los solicitaba. Quería lealtad impecable y mutuo entendimiento, para trabajar con eficiencia sin necesidad de poner todas las palabras sobre la mesa. Lo segundo se daría por si solo con el tiempo, cuando el chico se acostumbrara a la forma de trabajar con su jefe, en cambio lo primero… era más complicado.

El muchacho era extremadamente legal a ojos de Hawryluk, la clase de persona que debería trabajar en el Ministerio para que al menos una parte de éste fuese realmente útil a la comunidad mágica. Pero Hvalimir no estaba a favor de eso, en Rikard había percibido cierto orgullo, la actitud que enunciaba el no desperdiciar tiempo con quien no vale la pena se lo decía, esa había sido una respuesta muy acertada de parte de él, especialmente considerando la edad que tenía. Y el mayor de los magos, aunque estaba de acuerdo en parte con esa postura, creía también que era culpa de la inexperiencia que el chico fuese tan recto y… pulcro. No había visto todavía el lado contaminado de la vida, no entendía que en ocasiones es importante mancharse las manos para inculcar en otros respeto, obediencia y perfección.

Hvalimir se cruzó de brazos frente al joven, sonrió pero apenas y se notó. La culpa de ese gesto lo tenían las últimas palabras del otro mago, las que corroboraron su teoría de que si el chico era “blando” se debía simplemente a que algunas cosas “no le habían sucedido todavía”. Con eso bastaba, si él mismo expresaba la posibilidad de no perdonar una fuerte traición, significaba entonces que dentro de sí portaba un poco de oscuridad. Una que el mayor de los Hawryluk se aseguraría de cultivar.

Ahora comprendo perfectamente porqué tus padres te han enviado conmigo.Posees potencial para ascender hasta donde desees, pensó el empresario, solo era cuestión de alimentar al purista que ya llevaba dentro. No dudaba que ese fuese uno de los objetivos de la familia del joven, que Hvalimir cultivara esa faceta que ellos no pudieron hacer crecer a causa de las diferencias existentes con su hijo, diferencias entre las cuales se encontraba un nombre en específico… Asintió en señal de que entendía las palabras ajenas y luego continuó.

Con dolor físico me refiero a tortura. Quizá aún no te has topado con ellos, pero en este mundo abundan individuos capaces de cometer atrocidades con tal de obtener información que consideren de valor.– los Hawryluk distaban de ser una familia aceptada por todos, había otros apellidos que se mostraban descontentos con la presencia de un grupo de extranjeros que habían ganado renombre y poder en unos cuantos años, no era de extrañar que más de alguno quisiera derribarlos. Claro esta que hasta la fecha nadie  lo había conseguido, pues la familia era sumamente letal cuando se lo proponía y esperaba que Bajko algún día adoptara también esa capacidad de eliminar a quien estorbara en su camino.

Atento a lo que el chico dijera retrocedió unos cuantos pasos hasta recargarse en el escritorio que tenía detrás, por un momento su vista se fijó en el Patronus que aún deambulaba en el despacho mas no tardó en regresar a los orbes de su asistente. Puede que Rikard dudara sobre si tenía el puesto o no, pero Hvalimir ya había decidido que ese título le pertenecía. –Sé que estas aquí por insistencia de tus padres. Agradecería que me hablaras de tus objetivos personales, ¿era algo como esto lo que buscabas al graduarte de Hogwarts? Desconozco si hay alguna rama de la magia a la que te habría gustado dedicarte, o en la que seas especialmente habilidoso, lo suficiente como para estudiarla a fondo y obtener provecho de ella. Los padres no siempre saben a quién tienen por hijo e intentan imponer ambiciones.– mostrar interés en su situación personal era el primer paso para ganarse su confianza y a partir de ésta esperaba conseguir lealtad. Ragnar y Frida fueron inteligentes al enviarlo con el Mortífago, pero estaban equivocados si creían que le inculcaría lealtad a la familia, ni siquiera se los regresaría.



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Rikard Bajko el Mar Dic 01, 2015 3:10 pm

Pestañear confundido fue obligado en esos momentos. ¿Ahora comprendía la razón? Ojalá y se la dijera porque al menos Rikard, en particular, no tenía mucha idea de por qué lo habían enviado con el Hawryluk aparte de intereses familiares de codearse con otras familias. Pero para eso no necesitaban que él trabajara ahí, pequeño detalle. Trató de no perderse mientras escuchaba la siguiente explicación y una parte de él temió por su vida en el momento en que recordó el ataque que hasta la fecha había vivido—. Los he visto actuar —comentó con expresión de gris cansancio, y es que para su malestar, todavía no se perdonaba a sí mismo por no haber podido salvar a Jenell durante la fallida fiesta de Halloween.

La mención a sus objetivos personales le hizo tranquilizar la expresión en su rostro. No sabía si debía sentirse tan animado pero saber que al otro hombre le interesaba no solo por el trabajo que pudiera hacerle le pareció agradable. E incluso se permitió sonreír al recordar los sueños que había tenido al salir de Hogwarts, ninguno se había cumplido de momento, no los laborales al menos.

La verdad es que no me veía trabajando en una oficina, como el ministerio o similar… Pero si hubiese podido habría entrado en el departamento de misterios, me interesa el estudio del flujo del tiempo… Incluso me conseguí un gira… es decir, traté de conseguirme un giratiempo. Y estuve tratando de crear hechizos por mi cuenta —fue explicándose aunque se le había ido la boca más de lo necesario en esos momentos. Guardaba ese objeto luego de haberlo utilizado en Hogwarts el último tiempo pero en la actualidad no le había vuelto a dar uso alguno. Sabía que era peligroso en manos equivocadas y que supuestamente debían haberse eliminado todos del mundo. Con algo de suerte el señor Hvalimir entendería.

Los hechizos en los que me enfoqué fueron un intento de modificar el tiempo para otros elementos... Aunque mis pruebas solo fueron en plantas y similares, ah y unas pruebas fallidas que tuve con animales pequeños, invertebrados —los pobres bichos y gusanos habían sufrido un paro cardíaco luego de que él intentara mantenerlos más tiempo con vida. Una falla completa a su parecer en su faceta de investigador.

En el colegio estudié todas las materias que pude porque no lograba decidir que me gustaba más, lo único claro es que las criaturas mágicas no son mi fuerte —su mirada se detuvo en la serpiente a pocos pasos de él y por poco tembló, ya se imaginaba siendo mordido y no sonaba a una muerte agradable. Quería vivir con Jenell muchas cosas todavía, aunque... ¿Debía mencionarla a ella frente a Hvalimir para que lo mirara con desaprobación como sus padres?




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Lun Dic 28, 2015 4:26 pm

De momento veía en Rikard solo dos fallas letales: su indiferencia ante la pureza de sangre y sus buenas intenciones. Ésta última lo metería en grandes problemas pues le impedía desconfiar de aquellos que, tal cual Hvalimir, no tenían problema en mostrarse “amistosos” para obtener del muchacho algún provecho. Conseguir que desconfiara de todos menos de él no sería sencillo, le costaría llevarlo hasta ese punto pero Rikard lo valía. No le quedó más duda tras escuchar un poco sobre sus intereses. De hecho lo había dejado sorprendido, no era común encontrar magos jóvenes dispuestos a retar materias tan complejas como el tiempo.

A nuestra familia le gustan las criaturas mágicas– comentó y dedicó una breve mirada a su serpiente de tres cabezas –Pero no te preocupes, no te verás involucrado con las demás. – una pena, sería interesante ver su reacción ante los ejemplares con que trataban los Hawryluk. Guardó silencio unos minutos que empleó para desplazarse por el despacho, se acercó a los libreros del lugar y visualmente repasó el lomo de algunos. Ya no miraba de frente al muchacho, pero volteaba esporádicamente. –Debo admitir que me has sorprendido. La forma en que hablas sobre el tiempo y tus experimentos me lleva a pensar que has dedicado a ello considerables horas, quizá más de las que ahora mismo imagino. En mi opinión, es un campo de gran interés y por supuesto de utilidad, suponiendo que se alcanzaran resultados. No descartes ese interés tuyo. – hizo una pausa en su recorrido y sacó un libro de pasta azul, grueso y viejo. Observó con gusto la portada una vez que lo tuvo en sus manos y con cuidado paseó a través de las hojas.

El Ministerio de Magia es interesante, dentro hay más de lo que la mayoría imagina. Especialmente en el Departamento de Misterios.– comentó buscando el rostro de su asistente por encima del hombro –Mi prometida, Fatmire Yllka, trabaja en ese Departamento. A futuro puede que acepte el prestarte al Ministerio, piénsalo. Dependiendo de tu desempeño incluso podría respaldar tus propias investigaciones.– Despreocupado dio la vuelta y hacia el muchacho se dirigió, extendiéndole el libro que acababa de extraer de uno de los altos libreros. Se trataba de la historia de los Hawryluk con los vinos, escrita por algún antecesor hace bastantes años. Por supuesto esa era la versión permitida para el público en general, la exclusiva para los integrantes de la familia la guardaban en otro lugar. –Cumple Bajko, y se abrirán para ti muchas puertas.– no había duda en su voz. Casi ansiaba ver a Rikard ascendiendo en jerarquía, si conseguía enderezarle la lealtad a la sangre pura apostaría todo al joven. Él no viviría por siempre –por alguna razón los Hawryluk nunca llegaban muy lejos en edad– y alguien tendría que apoyar a Fatmire en la educación del hijo o hija que deseaba tener con ella. Hasta ahora lo pensaba, forjar un maestro para su descendencia.

En cuanto su mano se desocupó tomó asiento en otro de los sillones, desde donde apreció a su serpiente que se arrastraba por el despacho. –Me decías que los has visto actuar. ¿A qué te referías exactamente?– preguntó con interés, apoyando el codo en un brazo del mueble. Volvía a enfocar a su asistente. ¿Con qué clase de atrocidad se habría topado a tan corta edad? Al menos la familia no le había comentado nada en particular, podía ser cualquier cosa, algo que tal vez no compartió con sus progenitores.



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Rikard Bajko el Mar Ene 12, 2016 4:33 pm

Hawryluk tenía razón, varias horas de su vida había dedicado Rikard a estudiar el tiempo. Por cuenta propia y sin una guía apropiada, pero no creía que eso fuese del todo malo. El problema era que por la falta de conocimiento se tardaba más de la cuenta con el método de prueba y error. Agradeció claro que el mayor le dijera que no debía descartar ese interés, porque se sintió de alguna manera apoyado—. Seguiré investigando en… en mis horas libres —no supo de qué otra manera decirlo y siguió con la mirada al mago que ahora tenía un libro entre sus manos, aunque a esa distancia poco podía vislumbrar.

De una pieza se quedó al enterarse de más datos de la familia de Hvalimir, ¿Qué edad tendría él para tener una prometida? Aunque con recordar a su tío Sieffre ya se imaginaba lo que era tener un compromiso inconcluso por años y años, por razones que el joven no entendía. Y claro que se sorprendió cuando una ayuda inesperada le fue ofrecida—. ¿Haría usted eso por mí? —preguntó incrédulo y sonrió en el acto—. Le estaría eternamente agradecido, no lo defraudaré —añadió y tomó el libro que le acababa de entregar, leyendo la inscripción en la tapa. Al parecer era algo relativo a la familia. ¿Qué clase de personas serían para tener todo un libro sobre ellos mismos?

Cumpliré, puede estar tranquilo —aseguró sintiéndose realizado porque una persona de renombre viera su valía. Y dejó el libro sobre su regazo para observar al hombre mientras tomaba asiento en otro de los sillones. La pregunta de él, le trajo de regreso oscuros recuerdos. Prefería no hablar del tema pero suponía que se lo debía gracias a la confianza que el otro estaba poniendo sobre él, así que se dispuso a revelarle el horror que había vivido.

La noche de Halloween de mi último año en Hogwarts, unos encapuchados aparecieron en medio de la fiesta. Dos de nuestros compañeros fueron asesinados, no sé como fue a suceder pero lo hicieron delante de la vista de todos… Fue horrible —casi con asco comenzó a relatar y luego de bajar la vista sus dedos se dedicaron a moverse por el borde del grueso tomo azul—. Estaba yo con mi novia intentando escapar. En ese entonces no lo era, pero ahora si lo es, y… Uno de ellos le lanzó un imperdonable. Intenté defendernos pero mi varita no parecía reaccionar. Una mujer trató de ayudarnos y después —su boca se apretó antes de seguir con la historia. Le dolía el orgullo y su propia inutilidad lo carcomía. ¿Cómo es que no había sido capaz de defender lo que quería?

Me lanzaron dos ataques, por atrás. No tuve ni tiempo de defenderme, comencé a desangrarme, y luego vino la tortura. Había leído sobre el cruciatus pero nunca creí que dolería tanto —explicó luego de unos segundos. Y no se atrevió a mirar a su interlocutor luego de eso. ¿Qué opinaría él? Además de que no había sabido defenderse correctamente ni defender a otros—. Atacan con una crueldad que me cuesta entender, pareciera que lo hacen directamente para matar, con deseos de hacer daño —murmuró finalmente.




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Hvalimir M. Hawryluk el Dom Ene 24, 2016 5:01 pm

Ah, Bajko había estado presente la noche en que los inútiles subordinados de Pansy permitieron que uno de los suyos fuese apresado. Una falla difícil de olvidar. En automático frunció el ceño mas no por las cosas que el joven mago le relataba, sino de pensar en el desperdicio que habría sido que en esa noche Rikard pereciera. En lo personal le parecía que el dramatismo de Thaddeus había sido innecesario pero ya no importaba, el sujeto estaba muerto. Y con su muerte indirectamente Hawryluk había ascendido.

No había imaginado que la jovencita con quien su asistente salía conociera ya lo que era una maldición, ese dato le serviría a futuro. Así como también el que Bajko experimentara esa… rabia gracias a todo lo que había vivido aquella noche de octubre. Hvalimir se mantuvo serio, evaluando visualmente y también por medio del oído la reacción del muchacho. Era como leer un buen libro. –Esa es la realidad, Bajko.- dijo cuando la otra voz se apagó. Le disgustó que su empleado desviara la mirada pero por esta ocasión se lo perdonaría. Otro día le haría unos cuantos señalamientos al respecto.

Lo aprendido en el colegio es insuficiente, no basta para afrontar lo que existe afuera. Es indispensable adquirir experiencia, aprender a actuar con frialdad cuando es necesario. Si tu y tu novia se encontraran de nuevo ante un agresor… ¿no la defenderías con la misma crueldad que usaron antes contra ustedes? No puedes arriesgarte a que se repita, lo sabes. Cuando se trata de proteger a un ser valioso debes hacer hasta lo impensable, o de lo contrario te arrepentirás.– claro que ahí entraba la cuestión del sentimentalismo, la impresión que actuar de ese modo dejaría en quien se intenta proteger, pero a Hvalimir solo le interesaba convencerlo de lo necesaria y útil que puede ser la oscuridad en ciertas situaciones, no el mostrarle como retornar a la luz.

Te sugiero practicar tus hechizos ofensivos, actualmente no se sabe cuándo un Avada cruzará frente a nuestros ojos. – Aprender sobre el vino, dominar la oficina, investigar el tiempo, perfeccionarse como duelista, todo al mismo tiempo. Internamente el mayor de los magos reía, ansiaba ver qué tan bien se llevaba el muchacho con el estrés. Presentía que el presenciar su desempeño diario sería incluso recreativo. Quizá hasta invitaba a Vseslav a observarlo de cerca, para saber qué opinaba sobre su nuevo asistente. Por simple curiosidad podría permitir que incluso le designara una que otra tarea anormal, Hvalimir era un buen hermano.

Finalmente se levantó del sillón y caminó de regreso a su escritorio, lo básico ya estaba dicho. –Puedes llevarte ese libro, eventualmente pediré que me informes de tu avance en la lectura. Por ahora nos ocuparemos del trabajo administrativo, espero no te aburras en el despacho. – sacó unos pergaminos y los giró de modo que Rikard pudiera darles lectura al sentarse al otro lado del escritorio, empezarían por lo básico pero no menos importante: papeleo.



This is the beginning, of anything you want :
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Ministerio de Magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Rikard Bajko el Jue Ene 28, 2016 4:15 pm

¿Defender a Jenell con la misma crueldad? El hecho de tener la respuesta muy rápida en su mente fue un problema, porque le hacía notar que poseía una doble moral poco sensata. No aprobar la maldad en otros y responder con la misma o peor intensidad en caso de necesidad no podía ser aceptable. Pero estaba seguro de ser capaz si con eso defendía a la chica que amaba del peligro—. Lo sé, no me perdonaría si le pasara algo —murmuró con preocupación latente. Estaba seguro de que cualquier cosa mala podía suceder y en cualquier momento. Se miró las manos que a veces parecían ser tan inútiles como las de un squib con la varita y asintió—. Practicaré —aceptó su necesidad de aprender a atacar y no sólo a defenderse, aunque sin profesores el proceso sería lento.

Iba a cuidar ese libro, asintió ante el aviso de préstamo y siguió con la mirada al Hawryluk cuando se movió hasta el escritorio, y poco después lo siguió aunque primero se aseguró de avistar el lugar donde se encontraba la runespoor a la que ya le guardaba respeto. Se sentó en el asiento que estaba del otro lado del mueble y comenzó a leer los pergaminos con cuidado pero tratando de ser rápido. No entendía mucho pero se pondría a estudiar para aprender la terminología que usarían en el negocio—. ¿Qué tengo que hacer? —preguntó solícito, y siguió leyendo el asunto esperando que el mayor le guiara.

Planeaba esforzarse por sí mismo, de ese modo se aseguraría tanto de tener un trabajo aceptable, como de que sus padres dejaran de molestarlo. Se interesaría en cada uno de los temas que Hvalimir habría mencionado hasta que él estuviera contento con su desempeño y entonces alcanzaría algo de estabilidad para tener algo que ofrecer a su chica. Solo necesitaba que alguien le diera una oportunidad para desempeñarse y su nuevo jefe parecía dispuesto a lo mismo y era teóricamente amable con él, al menos de momento. ¿Qué podía salir exactamente mal?

TEMA FINALIZADO




these violent delights have violent ends:
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Otros empleos

Volver arriba Ir abajo

Re: Did you call me? • H

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales