JULIO DEL 2025.
Los mortífagos se han hecho con el poder de Reino Unido e Irlanda, muchos han tenido que huir para salvar sus vidas pero otros han caído en sus garras sin poder evitarlo. El Mundo Mágico ya no es igual, pero una nueva puerta se abre ante los Prófugos en Australia, un país dónde todo es al revés, ¡y nunca mejor dicho!

Únete a nosotros y se parte de la historia.
¡callejón digon!
Últimos temas
» We might not make it home tonight — James.
Vie Ago 26, 2016 2:23 am por James S. Potter

»  Trying to save us ✖ Stavgård, S. [FB]
Jue Ago 11, 2016 11:15 am por I Solemnly Swear

» Nishikigoi | Priv
Mar Ago 09, 2016 3:58 am por Ryuunosuke Ihara

» Tonight is ours // Caleb
Sáb Ago 06, 2016 12:48 am por Alec W. Grayson

» Shut down the streets // Amelia
Vie Ago 05, 2016 11:51 pm por Alec W. Grayson

» A little talk between sisters || Bianca
Vie Ago 05, 2016 6:40 pm por Emma N. MacMillan

» Love is in the air — Priv
Vie Ago 05, 2016 1:00 pm por Raleigh I. Kyagaros

» You can't run forever — V. [FB]
Vie Ago 05, 2016 12:54 am por April E. Goldworthy

» First day of my life - Chasegine [Flashback]
Miér Ago 03, 2016 6:22 pm por Chase Wood

» Viaje de vuelta - Flashback [Chasegine]
Miér Ago 03, 2016 3:11 pm por Chase Wood

vociferadores
TRES AÑOS EN LÍNEA
Hoy, 15 de Junio, cumplimos tres años en línea. Muchas gracias a todos por haber estado ahí con nosotros día tras día, apoyándonos y sacando lo mejor del foro. ¡Por muchos años más!
PRIMER ANUNCIO
Ya está online el primer anuncio después de la remodelación. Para leer más, pulsa aquí. Agradeceríamos la colaboración de los usuarios en el tema.
FAMILIAS PURAS REINO UNIDO
A partir del día de hoy (19-07-16) no se permite la creación de más familias puras en la zona de Reino Unido e Irlanda. Todos aquellos que estuviesen registrados antes del día señalado, sí podrán ser familia pura si así lo desean.

Para las búsquedas: si los personajes búscados llevan el mismo apellido que tu personaje (familia pura) podrán registrarse, si llevan otro apellido diferente (pero también de familia pura) deberás cambiarlo a mestizo o eliminar la búsqueda hasta que admitamos nuevas familias puras.
¡novedades!
administración
I Solemnly Swear es un foro ambientado en el mundo creado por J.K. Rowling, en especial en la tercera generación. Todos los datos aquí escritos pertenecen a la administración y a sus usuarios, cualquier copia parcial o completa será denunciada.

Diseño hecho por Theodore H. Nott, salvo el perfil, que fue creado por Skye para el foro. Las tablillas han sido creadas por y para el foro, no se permite su modificación o utilización fuera del foro.

créditos

inútil (FB) | Chasegine

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Vie Jul 31, 2015 10:37 pm

Flashback


Había pocas cosas que le parecieran más bonitas que Georgine dormida. Claro que despierta también era preciosa, pero de otra manera. Cuando dormía, era... adorable. Como cuando llevaba aquel jersey del reno con la nariz que se encendía. Se la veía tan pequeña, tan delicada... Chase se entretuvo un rato admirando los rasgos perfectos de la muchacha. Su pelo rubio, sus pestañas larguísimas, su nariz respingona, su boquita cerrada en un gesto de paz.

Eran las nueve de la mañana. Pronto, muy pronto considerando que se habían acostado a las cuatro. Bueno, eso no era del todo cierto. Se habían acostado mucho antes... pero habían pasado horas hasta que se habían dormido. Como de costumbre. Era inevitable. Llevaban meses juntos, pero la rutina había pasado de largo. Deseaba a Georgine tanto como al principio... o más. Ya no veía en ella a la funcionaria estirada (solo, tal vez, en algunos gestos de cara al público que le hacían más gracia que otra cosa), sinó que conocía a la Georgine real, aquella a la que tan pocos habían visto.

Se querían. Era tan evidente que habían hecho pública su relación, que había trascendido de manera casi inmediata. Al fin y al cabo, Chase no era hombre de formalizar relaciones y, a parte de lo de Bectaras (que había sido un montaje), la prensa no le había conocido otros romances. Que se declarase oficialmente que salía con una chica de alta cuna había llamado la atención. Georgine conocía a Fiona, la madre de Chase, aunque él no había estado en casa de los Holdsworth. No lo habían hablado, pero a Chase le daba cosa plantarse allí. No sabía si les haría gracia conocer al hombre diez años mayor que su hija cuya carrera estaba cayendo en picado con el que se había ido a juntar.

No podía dormir. Se había acostumbrado a levantarse pronto para los entrenamientos y le costaba quedarse en la cama hasta tarde. Puso la yema de dedo en el hombro de Georgine y siguió con ella la forma de su brazo hasta llegar a la cadera. Por el camino, notó que la venda que llevaba Georgine en la mano se había despegado un poco. Se incorporó en la cama y tomó, con extrema delicadez, la mano de la ruba entre las suyas para recolocársela. No estaba seguro de como atarla de nuevo, así que decidió quitársela y empezar desde el principio.


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Sáb Ago 01, 2015 6:30 pm

Se había atrevido a lo que siempre había considerado imposible. Había tenido el valor de posicionarse en contra de los deseos de su familia poniendo sus propios intereses por delante y, por muchos problemas que aquello le hubiese causado, se sentía libre. El camino que les había llevado hasta donde estaban no había sido sencillo; Georgine era muy complicada y demasiado reservada para hacer pública una relación con alguien de los orígenes de Wood, sin embargo, al final, lo habían conseguido.

Holdsworth no sabía exactamente cómo se habían dado las cosas ni cómo había pasado de aborrecer con toda fibra de su cuerpo al irlandés, a leer con satisfacción las portadas de Corazón de Bruja en la que la describían como a la propietaria del soltero de oro por excelencia. La cuestión era que se alegraba de que fuese así, pese a todos los problemas que le estaba causando ser la novia oficial de Chase Wood.

Se le hacía fácil estar con él; no tenía que pretender ser la perfecta hija, ni la perfecta empleada. Podía ser la Georgine que estaba obsesionada con el quidditch y nada más. Era cierto que aún tenía mucho que ocultar, entre otras cosas su marca, su cada vez más inestable ideología y una quemadura que no había hecho más que empujarla a alejarse del mundo que la había visto crecer pero, en general, sentía mucha más seguridad estando con Chase.

Sabía que era una ilusión, que todo podría romperse si las personas adecuadas decidían actuar, pero aún así, se sentía segura, tanto, que tenía menos miedo. Estaba mejor con él, dormía mejor con él, de ahí que últimamente estuviese pasando más tiempo en el 25 de Clare Road que en su propia casa. La única desventaja de todo aquello era que el distanciamiento entre Balthazar y ella hubiese crecido irrefrenablemente y que, aunque ella le hubiese dado todas las explicaciones posibles, él no lo aprobaba. Pero estaba cansada de aquella vida y le era fácil olvidar, especialmente cuando Wood mostraba su lado más encantador.

Al principio pensó que era el roce de las sábanas. Luego, pensó que era Chase pasando una mala noche. Después, se dio cuenta de que no era más que una caricia y sonrió. Despertar así era una delicia a la que aún no estaba acostumbrada, así que se dejó hacer, aún sin ser consciente de lo que estaba pasando. Inútil. No podía dejarle ver aquello y tampoco le convenía alertarle demasiado de que lo que estaba haciendo era, cuánto menos, peligroso. Abrió los ojos despacio, intentado no revelar más de lo debido, pero era posible percatar un atisbo de alarma en ella.

Ya lo hago yo —murmuró, su voz aún pesada por el sueño y se incorporó con calma, recuperando la venda al tiempo en que esbozaba una tenue sonrisa.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Mar Ago 04, 2015 4:18 pm

La había visto. De manera fugaz, pero la había visto. Al principio le pareció un reflejo raro de la luz. Luego se dio cuenta de que era una cicatriz, una con una forma muy rara. Mientras Georgine retiraba la mano, comprobó que eran letras, pero no le dio tiempo a leer la palabra que formaban. Le confundió la naturalidad con la que ella retiró la mano, que le hizo pensar por unos instantes que se lo había imaginado todo. Pero observó con recelo como le tomaba la venda y sonreía de una manera algo tensa. 

-Georgine -dudaba de cómo empezar aquella conversación. No quería agarrarle la mano, por si la herida (o lo que fuese eso que tenía en el dorso de la mano) aún le dolía. No quería ser demasiado directo por si se lo tomaba como una invasión de su privacidad. 

Georgine era fuerte y dura cuando jugaba al quidditch, una golpeadora de manual. Así era como se mostraba al exterior: impasible, impenetrable, aunque fuera del óvalo mantuviese siempre la compostura y la "cordialidad profesional", que era su manera de llamar a aquella sonrisa falsa de funcionaria eficiente. Pero Chase tenía un placer que muchos desconocían: el de conocer a la verdadera hija de los Holdsworth. La que gritaba improperios encima de la escoba pero luego era delicada como una muñeca de porcelana cuando hacía el amor. 

Chase había aprendido a lidiar con cada una de las facetas de la rubia de manera independiente. Sabía que no debía dejarla ganar una carrera, sino retarla a sacar todo su potencial. Sabía dónde acariciarla para que se excitase. Sabía qué cumplidos le gustaban y cuales le parecían cursis. Sabía que había elementos de su vida, como su familia, sobre los que prefería no hablar. Y precisamente por eso había también cosas que no sabía. No sabía casi nada de los Holdsworth y, lo poco que había oído, le había llegado de bocas ajenas. Y no le había gustado nada. 

-Nena, ¿qué...? -respiró hondo-. ¿Qué tienes en la mano?


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Lun Sep 21, 2015 4:28 am

Evitó mirarle mientras se centraba en recolocarse el vendaje. Aparentando estar calmada, se ocupó de ocultar toda evidencia de cicatriz nada más empezar, cubriendo la zona con delicadeza. Hacía tiempo que no le dolía, pero no podía soportar leer lo que las llamas habían habían trazado en su piel. Aún maldecía el hecho de no haber podido llegar a Windsor a tiempo para curar la herida por completo. Si la reunión no se hubiese alargado y si el monstruo que le había causado tantísimo dolor no se hubiese esmerado tanto, quizá la cicatriz habría desaparecido gracias al tratamiento adecuado. Pero no, la necesidad de constatar el fracaso de la noche y el circo de aquel vidente impidió que los Holdsworth regresasen a casa para curar el pedacito de alma que tan recientemente habían perdido.

Era tan fácil caer en aquellos pensamientos, que apenas se dio cuenta de que Chase seguía allí con ella. No le estaba resultando mantener la respiración a raya por mucho que se estuviese empeñando en intentarlo. Su coraza estaba a punto de resquebrajarse pero creía que aún podía aguantar un poquito más. Si alargaba la mentira un poco más, podría seguir disfrutando de la paz con la que Wood la obsequiaba. Se sentía como una timadora que le estaba robando el tiempo. De hecho, no había día que no se plantease esas dos ideas. Le ocultaba demasiado y ella notaba que tanto la curiosidad como la desazón del irlandés aumentaban cada vez que ella evitaba tocar ciertos temas. Pero, ¿qué podía hacer cuando tenía tantísimo que perder?

Alzó la mirada cuando le escuchó pronunciar su nombre y trató de resultar casual. Le faltó muy poco para resultar completamente creíble. Ya tenía la mentira piadosa en la punta de la lengua, porque llevaba preparándose para ella durante mucho tiempo.

No es nada —dijo, devolviendo la vista a su tarea —Morríghan está creciendo, me acerqué demasiado y cuando Balthazar quiso hacer que se alejase ya me había quemado.

La única verdad en todo aquello era que el dragón que le había regalado a su mellizo crecía a pasos agigantados. Lo demás no era más que un peso añadido a la gran mentira que cada vez era más difícil sostener.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Mar Sep 22, 2015 4:28 pm

Frunció el ceño ante la respuesta de la chica. ¿El dragón? Pero... había visto una palabra. Se frotó los ojos: ¿quizás se lo había imaginado? No, estaba seguro de haber visto una palabra.

-Georgine, por favor, no soy tonto... -paró un segundo. Estaba con una mujer diez años menor que él y que aun así ganaba el doble, que había apartado a tantas sabandijas como había hecho falta para llegar a un puesto con el que muchos no podían ni soñar, mientras que él... Bueno, él era Chase Wood-. Vale, un poco sí, pero no tanto. Los dragones no saben... es decir, no pueden hacer cicatrices tan... tan concretas.  Además, hace mucho que llevas esa venda y nunca te quejas si te toco la mano.

No era la primera vez, de hecho, que tenía sospechas acerca de lo que ocultaba la venda. Ignoraba por completo de qué se trataba, pero llevaba tiempo preguntándoselo. Porque ¿cuánto hacía que la llevaba? Meses, seguro. ¿No podía ser...? Le vino una escena a la cabeza: el Ministerio, el despacho de Georgine, Balthazar Holdsworth y él sentados... de eso hacía una eternidad, tanto que en aquel momento Chase pensaba que Balthazar y Georgine eran marido y mujer. Recordaba haber visto una venda en la mano de Georgine aquel día, pero no podía ser la misma... No podía ser, pensó con una sonrisa boba, porque aquel día fue el primero que consiguió llevarse a Georgine a la cama...

La sonrisa estúpida se le borró de repente. Tanto si era la misma venda como si no, hacía mucho que Georgine llevaba la que se le acababa de soltar. Demasiado tiempo para que no le hubiese preguntado nada. ¿Como podía ser tan imbécil? ¿Como había pasado algo así por alto?

-Joder, sí que soy tonto... Soy gilipollas perdido... -refunfuñó-. ¿Cuánto hace... que llevas eso? Y ni siquiera te había preguntado... Menuda mierda de novio estoy hecho.


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Mar Oct 13, 2015 5:44 am

No tenía escapatoria y lo sabía, aunque no iba a rendirse tan fácilmente. No sin pelear un poco más por el dudoso control de la situación. Pero, ¿qué podía decir? Estaba cansada de mentirle, de fingir. Por un lado quería contarle todo, pero por otra, sabía que así estaría firmando sus sentencias de muerte.

Chase, no es nada de que preocuparse, de verdad —dijo al escucharle, anudando rápidamente ambos extremos de la venda y esbozando una sonrisa algo más convincente —. Es solo una herida tonta a la que le está costando mucho desaparecer —añadió, llevando la mano contraria a la cicatriz, la de la marca, a una de las mejillas del irlandés.

Su preocupación le rompía el alma en mil pedazos; jamás se había odiado tanto a sí misma por hacerle pasar por aquello. Wood ya tenía suficientes cosas de las que ocuparse como para añadir a su lista "novia de ideología dudosa, inútil y marcada de por vida (dos veces) por el bando que había terminado con la vida de su padre". Era demasiado.

Mantuvo la sonrisa durante unos segundos más, en los que aprovechó para arrodillarse sobre la cama, aún acariciándole el rostro con el pulgar.

No digas esas cosas y no te preocupes, estoy bien —le pidió, sonando mucho más segura de sí misma, inclinándose para darle un suave beso en los labios.

No perdió el tiempo y tan pronto como lo dio por finalizado, pasó una pierna sobre las de Chase, sentándose encima de él. Le echó ambos brazos al cuello y sonrió una vez más, ahora con una intención muy distinta.

¿Has dormido bien? —preguntó prácticamente sobre sus labios, tratando de desviar la atención del irlandés hacia otros menesteres.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Mar Oct 13, 2015 11:20 pm

Los T.I.M.O.S. y los É.X.T.A.S.I.S. le quedaban, afortunadamente, muy lejos. De ellos, solo recordaba aquel sentimiento de incertidumbre, de estar en el lugar o en el cuerpo equivocado, como si fuera un elfo doméstico en las Galerías Lafayette. Y aquel pensamiento tan raro le vino a la cabeza en ese preciso momento porque era justamente así como se sentía: perdido, incapaz. Demasiado simple como para entender la complejidad de Georgine.

Por un instante, se arrepintió de haberla despertado, aunque hubiese sido sin querer. Ya envidiaba al Chase de hacía diez minutos, que contemplaba plácidamente a su novia sin tener que lidiar con una mentira tan grande que había que taparla con una venda. No sabía si estaba preocupado por Georgine, cabreado consigo mismo por no haberle preguntado antes por el asunto de la herida o indignado porque Georgine le estuviese mintiendo. Porque mentía, de eso estaba seguro. Al menos lo estaba hasta que vio a una de esas finas piernas desplazarse ágilmente por delante de su rostro.

Wood era un hombre. Un hombre que antes de conocer a Georgine casi nunca había tenido que reprimir sus impulsos. Un hombre acostumbrado a pensar con el miembro viril. De todo eso, claro, no era consciente. En aquel minuto sólo era consciente de los pechos de Georgine balanceándose a escasos centímetros de su cara y del susurro seductor que puso en alerta todos sus sentidos.

-Eh... ¿dormir? -aún ligeramente confundido, llegó a preguntarse cómo había podido conciliar el sueño con un bombón así en su cama-. Sí, eh... demasiado -se incorporó ligeramente, haciendo un esfuerzo por alzar la vista. Carraspeó y posó las manos sobre las caderas de la chica. Con las yemas de los dedos hizo una tentativa de acariciarle las nalgas. Una sensación más que familiar le recorrió el cuerpo y algo empezó a despertar en él-. ¿Y tú?


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Miér Oct 14, 2015 1:37 am

Había sido fácil. Muy pero que muy fácil. En momentos como aquel agradecía conocer de qué pecaba Chase. Se sentía mal por estar seduciéndole por una razón completamente distinta a la carnal, pero no podía desperdiciar la oportunidad de desviar la atención de un tema que aún no se sentía preparada para tratar y que, a decir verdad y de ser posible, no tenía intención de sacar a colación en ningún momento. Pese a todo, sabía que no se merecía que le hiciese aquello, no sabiendo lo inocente que podía llegar a ser. Tenía buen corazón, por eso se sentía tan culpable de lo que estaba haciendo. No solo en aquel preciso instante, sino cada día que pasaba con él. Poco a poco, se había ido adentrando en una espiral de mentiras de la que solo podría escapar de dos formas. La primera era contarle la verdad y la segunda... La segunda simplemente consistía en romperle el corazón y desaparecer de su vida para siempre. Aún no había logrado decidirse, principalmente porque siempre encontraba una manera de evitar aquellos temas que no le convenían.

Le había hablado sobre su padre, de su enfermedad y de San Mungo. También le había contado, sin entrar en detalles, la obsesión de su madre y su abuela por ver a los mellizos con una buena posición social y económica. Alguna vez le había hablado sobre la falta de atención parental que había recibido y de cómo ella y Balthazar se habían criado mutuamente. Le había sacado de dudas sobre la relación entre ambos y de vez en cuando se reía de Chase al recordar que era uno de los muchos que les había tomado por un matrimonio. Los detalles eran solo trazos difusos pero bien estudiados que revelaban lo justo sobre ella, su familia, el círculo social que rodeaba a ésta. Por supuesto que no sabía nada de sus competencias en el resurgido grupo de mortífagos. Se preguntaba si alguno de los conocidos del irlandés o si su propia curiosidad, le habían llevado a indagar sobre su historia, y el pasado de su familia, que era ahora su presente. De saber algo, se había guardado cualquier comentario. El si alguna vez se atrevería a decir algo era un completo misterio y, de momento, Georgine creía haberse vuelto a librar a juzgar por como Chase respondía a su gesto. Estaba hecho.

Igual —murmuró, dándole a continuación un beso en los labios.

Fue algo fugaz, más casto que otra cosa. No quería ser más obvia de lo que ya creía estar siendo, así que no lo forzó. Volvió a marcar cierta distancia entre ambos separándose unos centímetros y condujo sus manos hacia la cintura de Chase, imitando su gesto.

Recuérdame quién juega hoy, por favor —dijo con aire pensativo, utilizando su segundo mecanismo de distracción.

Chase era mejor que ella a la hora de recordar el calendario, o eso creía. Ella, con todo el trabajo que tenía, había relegado el calendario de quidditch a un segundo puesto y no sabía la fecha exacta de ningún partido, a menos que se tratase de sus Arpías o, desde hacía unos meses, de los Murciélagos de Ballycastle.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Mar Oct 20, 2015 11:48 pm

Por si las curvas desnudas de Georgine no eran lo suficientemente seductoras, la rubia le habló de quidditch. Chase respiró hondo. Por más que lo intentase, no se hacía a la idea de que aquella mujer era suya como nadie lo había sido antes. Siempre había aborrecido el compromiso amoroso, pero por alguna extraña razón el hecho de que Georgine fuese su novia, y no una mera amante, aún le excitaba más. Quizás era la emoción de pensar que aquella relación no terminaría de un día para otro, sin previo aviso, como otras de las que había tenido. El prospecto de poder intimar con Georgine sin fecha de caducidad era lo más sugerente que le había pasado por la mente en su vida.

Y es que no era solamente un cuerpo glorioso. Había mucho más tras las caricias certeras y aquel falso gesto de despiste que hizo ganar terreno al bulto que empezaba a asomar bajo sus boxers. El hecho de que la Holdsworth fuese una fanática del quidditch lo volvía loco. No había imagen más sexy en el mundo que la de Georgine gritando encima de una escoba. Bueno, quizás la de Georgine desnuda gritando encima de una escoba.  Una fantasía se iluminó fugazmente en la mente de Chase, pero se marchó a un segundo plano para dejar que el capitán de los Murciélagos visualizara el calendario de la jornada en su mente.

-Pues... -empezó a recorrer, con la yema del dedo, el torso de Georgine, desde el ombligo hasta la clavícula-. Los Kenmare Kestrels -recordó al final-, mi madre me dijo ayer por felétono que había más de uno en Dublín que paraba de paso. ¿Contra quién jugaban? -hizo un esfuerzo para recordar y, al mismo tiempo, otro para apartar la vista de los pechos de la rubia, necesario para que fructificara el primero-. ¡Ah, sí! Las flechas, Appleby Arrows. Kestrels y flech...

Se detuvo en seco. Aquello le traía un recuerdo, pero no sabía cuál. Tardó varios segundos en averiguarlo, y esbozó una sonrisa triste al evocar por fin aquel partido entre los ingleses y los irlandeses en el que Georgine y él habían coincidido por casualidad. Chase le había echado una cerveza por encima sin querer y ella se había pillado el mayor cabreo habido y por haber. Le vino a la cabeza una imagen que no era bienvenida: el desprecio que Georgine le había demostrado con la mirada y las palabras aquella noche. Despacio, bajó la mirada. Se sentía dolido de repente. No se había dado cuenta hasta el momento, pero seguramente algo se moriría en él si la Holdsworth lo volvía a mirar con esa cara. Su amiguito volvió a su sitio, como si hubiese entendido que no era el momento. No era capaz de alzar los ojos ensombrecidos para encontrarse con la mirada de la chica.

-Te quiero mucho -murmuró, casi entre dientes. No solía ponerse sentimental. Cariñoso sí: no era raro que estrujara a Georgine entre sus brazos, que le recordase lo guapa que era y lo buena que estaba, que le estampase un beso en los labios en el momento menos oportuno. Pero sí que era raro (rarísimo) que se entristeciese por un recuerdo que no venía a cuento. ¿Era el miedo de perder a Georgine? La cabeza gacha le obligaba a ver la venda. Apartados ya los pensamientos febriles, la razón recuperó un lugar en la mente de Chase. ¿Estaba debajo de la venda la Georgine que lo despreciaba?


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Miér Oct 21, 2015 7:01 am

De haberse tratado de otro momento o de otra persona, Georgine no se estaría mostrando tan despreocupada sobre su atuendo o, en aquel caso, falta del mismo. No es que hubiese dejado de esforzarse por mantener su pulcra imagen a punto desde primera hora de la mañana a última de la noche, sino que había aprendido a relajarse en los momentos clave. Chase, aunque sin saberlo, había sido el artífice de todo aquello, atravesando la barrera de perfecta apariencia y talante inquebrantable de Holdsworth. Una a una se había ido deshaciendo de todas sus inseguridades y sus miedos, haciéndola sentir como algo más que un simple peón con el que todos los demás jugaban a su antojo.

En el fondo, Georgine comparaba aquel noviazgo con la relación que compartía con su mellizo, aunque admitir aquello era algo que no entraba dentro de sus planes a largo plazo. Era consciente de las diferencias irreconciliables entre ambos hombres, sin embargo, las sensaciones que le invadían al estar con uno y con otro, le dejaban con el mismo regusto de pureza y verdad absoluta que le infundía tanta esperanza y al que era tan difícil renunciar.

Un escalofrío le recorrió de pies a cabeza cuando sintió la caricia de Chase y cerró los ojos, contemplando la posibilidad de llevar a buen término lo que había comenzado como una simple maniobra de distracción. Decidió no hacerlo pues, si tenían que pasar a mayores, quería que fuese por algo que no fuese su maldita mentira. Luego sonrió, divertida a causa del error de Wood.

Teléfono —murmuró su corrección automáticamente.

El cómo se había convertido en una experta en términos muggles era un completo misterio, pero desde que ella misma tenía uno de aquellos aparatos, creía conveniente conocer la palabra adecuada para designarlo. Luego, mientras terminaba de escuchar el parte deportivo, cayó en la cuenta de la coincidencia. Arrows contra Kestrels.

Chase...— dijo reparando rápidamente en su gesto.

Aprovechó su silencio, silencio que utilizó para revivir el que fue uno de sus primeros incidentes, para echar mano a la primera prenda que encontró a mano, que resultó ser la parte de arriba del pijama de Chase colgando de la mesita de noche. Se la puso rápidamente, considerando que su casi completa desnudez era inadecuada teniendo en cuenta el giro de la conversación. Su desdén, el desprecio con el que respondió al simple accidente que habían sufrido, había estado completamente fuera de lugar. Entonces, cuando ocurrió, pudo verle cierto sentido a su comportamiento, pero ahora, con Wood así de afectado, la culpabilidad le golpeó como un mazazo. Había sido injusta y jamás se había disculpado con él por ninguno de sus desplantes.

Lo siento tanto —susurró, al tiempo en que su frente entraba en contacto con la del irlandés.

En aquel silencio nada pudo haberla preparado para lo que escuchó tras sus modestas palabras. De hecho, creyó que sus oídos le estaban jugando una mala pasada porque Balthazar era la única persona a quien había tomado en serio tras escuchar de sus labios aquella confesión. Viniendo de Chase sonaba tan sincero como cuando lo decía su mellizo y, precisamente, fue aquello lo que anuló su capacidad de reacción. Simplemente se quedó congelada, dejó de respirar, de pestañear; tampoco pudo frenar las incipientes lágrimas que amenazaban con caer de un momento a otro. Lo único que hizo fue retomar cierta distancia, la justa para poder mirarle, tratando de discernir si lo que acababa de oír era cierto o si, simplemente, se trataba de un producto de su imaginación.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Miér Oct 21, 2015 4:18 pm

Ni advirtió que Georgine se vestía ni mucho menos se decepcionó al ver como el cuerpo desnudo de su novia desaparecía de su campo de visión, algo que sin duda habría ocurrido en cualquier otra ocasión. Todavía ausente en su recuerdo, le tomó la mano, la de la venda, y la acarició con delicadez. No salió de su ensimismamiento hasta que sintió la frente de la chica chocar contra la suya.

«Lo siento tanto», susurró ella. Chase alzó la mirada por fin. Fue entonces cuando se encontró con su camiseta de pijama cubriendo el cuerpo de Georgine y se sintió mejor por un momento. Era real, estaba allí. Georgine Holdsworth con su camiseta de pijama. Quiso decir algo. Algo educado, tal vez, como «no tienes que disculparte». Pero casi no podía hablar. Tenía un gran nudo en la garganta. Además, sentía que algo así habría sido una mentira. No había buscado una disculpa, pero no podía fingir que no le afectaba el pasado entre ellos. Ya no.

Chase había hablado sin pensar, aún flotando inciertamente en aquel mar de recuerdos ingratos. Por eso se extrañó cuando Georgine se separó un poco de él y lo miró desde una cierta distancia. Hasta tuvo que hacer un pequeño esfuerzo por recordar qué había dicho para que lo mirara así (con una cierta perplejidad, a juzgar por su rostro) y entonces comprobó la magnitud de sus palabras. Nunca las había dicho, pero las había dado por sentadas. ¿Cómo no la iba a querer? Habría matado por ella. No entendía el gesto contrariado de la bruja. Y un horrible presagio le cruzó la mente.

-¿Qué pasa? -preguntó con un hilo de voz a penas audible-. ¿Tú no... tú no me quieres?

No estaba seguro de querer oír la respuesta. Nunca había sentido un miedo tan profundo, a excepción quizás de la noche en que había muerto su padre, cuanto el llanto desgarrador de Fiona le había hecho preguntarse qué sería de sus vidas a partir de entonces. Nunca se había expuesto a un rechazo de aquella magnitud: nunca antes nadie le había importado tanto. Hasta que se había enamorado de Georgine, la gente a quien había querido eran siempre personas cuyo amor podía tener por seguro: su familia, los amigos más íntimos. Pero Georgine no era su madre ni su prima: podía contestar que no. Que lo suyo no era amor, era otra cosa. Sexo y buenos ratos. Que por eso no le había presentado a su familia. Que por eso le ocultaba media vida. Y Chase no estaba preparado para recibir esa respuesta. Podía ser muy valiente encima de la escoba, pero todo su coraje se había desvanecido en aquel preciso instante.

-No tienes que contestar si no quieres -añadió antes de dejarle hablar, con el mismo tono escuálido. Y desvió, una vez más y sin querer, la mirada hacia la mano vendada de Georgine. ¿Podía vivir sin saber lo que le ocultaba? ¿Sería tan cobarde de fingir que no le importaba para impedir que la bruja se apartase de su lado? Sintió que el corazón se le encogía. No podía perderla. Por nada del mundo. Daba igual si no lo quería, él tenía amor para los dos.

Georgine había despertado en él muchas facetas desconocidas pero, de todas ellas, esta era la más inaudita. Chase renunciando a algo por una mujer. Chase Wood bajando del burro. Chase Wood, que se creía indestructible por haber superado la pérdida de su padre, muerto de miedo de sentirse tan solo una vez más.



No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Mar Ene 05, 2016 7:54 am

No podía moverse, no podía hablar. Quería desaparecer y olvidar la pesadilla en la que se había convertido aquel sueño insano. Era demasiado tarde, había llegado demasiado lejos e hiciese lo que hiciese no habría remedio alguno que pudiese librarles del maldito despertar.

Se vio en Gales y se dio cuenta de la extensión de sus actos al saberse incapaz de huir de nuevo. Jamás podría hacerle aquello. Jamás podría hacerse aquello, considerando la sola idea de hacerle más daño como la crueldad más inconcebible de todas. Chase importaba demasiado y ella había perdido el impulso, la posición y el deseo de abandonarle sin importar las consecuencias. Fue así, con ese cúmulo de pensamientos en mente, como tomó la decisión que marcaría su historia como un todo para siempre. Sabía lo que tenía que hacer para pagar la sinceridad de las palabras que acababa de pronunciar con la terrible verdad que llevaba meses ocultándole.

Liberó el aire que sin darse cuenta había estado conteniendo e hizo cuanto estuvo en su mano por seguir refrenando el impulso de echarse a llorar. Negó con la cabeza, aún sin saber qué decir, cuando volvió a escuchar la voz de Chase, desechando rotundamente una vez más la disparatada posibilidad de tomar la vía rápida y dejarle creer que no le correspondía. Aún así, no podía devolverle la confesión. Aún no y, a decir verdad, no sabía si podría llegar a hacerlo.

Chase, mírame —le instó con un hilo de voz, obligándole a alzar el rostro colocando las manos sobre sus mejillas —. No es eso —continuó, su voz firme, segura, aunque aún tan queda que no estaba segura de haberse escuchado a sí misma, el fuerte latido de su corazón ensordeciendo sus oídos —. ¿Entendido? —preguntó, sabiendo que necesitaría mucho más que eso para calmar las dudas del irlandés.

Volvió a dejar caer las manos en una caricia que habría jurado que sería la última y se deslizó hacia atrás poniendo distancia entre ambos. De rodillas frente a él, se tomó unos segundos para mirarle, viendo por primera vez sin una venda en los ojos el calibre del dolor que le había causado. El cómo reaccionaría a lo que estaba a punto de contarle era un completo misterio que no le quedaría más remedio que descubrir.

Antes de explicarte qué es esto he de contarte algo —dijo mientras se frotaba la mano de la venda con nerviosismo —. No es agradable  y es probable que cualquier idea que tengas sobre mi cambie por completo —le avisó —, pero antes de nada, quiero que sepas que menos de esto —añadió señalándole primero a él y luego a sí misma —, me arrepiento de todo —dijo tajante tras una breve pausa.

Ya no había escapatoria, así que se esforzó por poner en orden sus ideas para darle las explicaciones que tanto tiempo llevaba debiéndole.

Creo que siempre te has preguntado acerca de mi familia y sé que no haber compartido nada de eso contigo ha sido injusto y egoísta, pero la razón por la que no lo he hecho que no me siento orgullosa de esa parte de mi vida.

Amaba a su familia con todo su alma. A todos y a cada uno de ellos. Agradecía las comodidades con las que siempre había contado, así como gran parte de su educación. Sin embargo, a causa de los acontecimientos más recientes, había adquirido una perspectiva que jamás habría pensado que contemplaría, alejada de algunos de los valores que más peso tenían entre los Holdsworth y su círculo. Tras una breve pausa en la que aquellas revelaciones siguieron sucediéndose en cada rincón de su mente por enésima vez en aquellos meses, se animó a continuar.

Le habló sobre los orígenes de su familia, la importancia del estatus, las relaciones y el reconocimiento.

...así que los Holdsworth siempre han sido una familia extremadamente conservadora —dijo finalmente, evitando utilizar la palabra purista, aún sabiendo que de nada serviría a la hora de suavizar lo que su sustituta también llevaba implícito —. Cuando la Primera Guerra estalló, mi familia se unió al bando perdedor y pese a eso, mantuvieron intacta la educación y los valores que inculcaron a las generaciones posteriores, hasta el punto de que cuando resurgió el conflicto, su alineación fue la misma.

Trató de encontrar las palabras más apropiadas para narrar aquello, aunque bien sabía el impacto que la mención hacia la Segunda Guerra Mágica tendría sobre Chase. Quería decirle que lo sentía, pero era consciente de lo hipócrita que sonaría la sola pronunciación de un perdón, así que continuó hablando, temiendo no poder terminar.

Mi abuelo fue condenado de por vida por sus crímenes y mi padre seguiría en prisión de no ser por su enfermedad —dijo, creyendo firmemente que ella seguiría esa parte de la estela familiar en un futuro no muy lejano —. Si no has conocido a mi madre y a mi abuela es porque su mayor preocupación es encontrarme un marido con la capacidad de mantener el legado —añadió, marcando con desprecio aquella última palabra sin ser consciente de ello —. La primera vez que te mencioné en casa me gané su desdén y me imagino que podrás imaginar que tampoco ha sido fácil para mi hermano —se le quebró la voz, pero siguió tragándose las lágrimas.

Mientras tanto, se quitó la venda, dejándola caer en el colchón sobre el que se encontraban.

Inútil.

No soy una buena persona, Chase —añadió —. He causado muchísimo dolor luchando por una causa que no tiene razón de ser pero que al principio era una parte importantísima de mi vidade mi existencia, se dijo —. Cuando llegaste comencé a entender que había muchas cosas que estaba decidiendo ignorar porque crecí creyendo que mi mundo era lo único que tenía valor...

Un primer sollozo.

Se secó las lágrimas con tanto ímpetu que se hizo daño. Lo mereces.

Estar contigo... —aquello no fue más que un murmullo y no creía que fuese capaz de creerla.

No podía seguir.

Ahora entiendo lo equivocados que estamos, pero es demasiado tarde.


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Lun Feb 01, 2016 11:01 am

Agarrándose discretamente al colchón, Chase intentaba no temblar. Temblar sería poco masculino, poco valiente y, sobre todo, poco propio de él. Y no quería que Georgine lo viese así (asustado, fracasado) por mucho miedo que le diese lo que pudiera llegar a oír. "Chase, mírame. No es eso". Tuvo que hacer un esfuerzo para poder tragar saliva y sólo se dio cuenta de que había estado mirando hacia abajo, evitando los ojos de Georgine, cuando ella le obligó a levantar la cabeza. "¿Entendido?". Asintió brevemente sin pronunciar sonido alguno. Se estremeció con aquella caricia, bajando la mirada una vez más para seguir con ella el rastro de los dedos que le recorrían el torso. Cuando sintió que la rubia se apartaba de él, tuvo que reprimir el impulso de tratar de alcanzarla con las manos. Intentando conservar algo de dignidad, se incorporó con la espalda más o menos erguida y rodeó sus propias rodillas con los brazos.

Me arrepiento de todo, sentenció Georgine antes de empezar, y algo en el fondo de la mente de Chase empezó a aflorar, algo que anticipaba malas noticias, malísimas, horribles, todo aquello que podría haber imaginado pero que había preferido ignorar. Todas las habladurías que había obligado a silenciar. Todas las habladurías, hechos y misterios sobre los Holdsworth que los amigos y conocidos de Chase tenían prohibido expresar en su presencia.

Sus temores se confirmaron tan pronto como oyó la palabra familia. Reforzó el agarre sobre sus rodillas para no salir corriendo, pero el pánico y un sudor frío se apoderaron de él. Orígenes. Linaje. Honor. Raza. Conservadora. Todos los vocablos que siempre le habían sonado lejanos, malignos, ocultos en mansiones lejanas, oscuras y tenebrosas, donde se reunían seres despreciables para planear el fin de las personas dignas. Y, de repente, ya no eran palabras lejanas: las tenía en frente, justo delante, saliendo de los labios que había besado más veces en toda su vida.

Antes de poder controlar el impulso, se levantó. La habitación no era muy grande y el espacio central lo acaparaba la cama doble, pero pudo encontrar un hueco entre la ropa, las mantas y los cojines que había en el suelo para caminar de un lado a otro hasta que encontró en el armario el respaldo que necesitaba y apoyó la cara en la madera de fresno. Desde allí, reprimiendo las ganas de golpear la cabeza repetidamente contra el mueble, escuchó los antecedentes de los Holdsworth y confirmó que nunca había entrado en su casa porque no lo consideraban digno de ello.

Lo curioso era que parte de aquello le daba igual. Le habría dado igual que los Holdsworth fueran puristas si se hubieran limitado a despreciar pasivamente a los que tenían sangre muggle. Le habría dado rabia, claro, y los habría considerado gilipollas, pero no precisaba de su bendición para estar con Georgine. Los refinados Holdsworth se podían meter su linaje por el culo. Lo que sí que lo destrozaba era saber que la familia de Georgine había tenido algo que ver con la muerte de su padre y de tanta otra gente. Por eso no podía mirarla. Aunque ella no podía haber matado a Daniel Wood, eso estaba claro. Debía ser un bebé, quizás ni siquiera había nacido en la Batalla de Hogwarts: él tenía sólo diez años. Pero...

No soy una buena persona, Chase. Daniel no había muerto por su culpa, pero... He causado mucho daño luchando... Otros muchos habían perdido a sus seres queridos en ataques de mortífagos... Se giró lentamente hacia ella, abandonando el refugio de fresno, y la vio llorar. Se acercó a ella lentamente, como para no asustarla, y se sentó con delicadeza en la cama.

-Georgine -empezó en un susurro, secándole una lágrima, y no alzó la voz cuando siguió-, tú no has matado a nadie. Tú no eres una mala persona. No eres como ellos -no sabía si la estaba convenciendo a ella o hablaba para sí mismo: tampoco le importaba. No pensaba aceptar lo contrario. No estaba dispuesto siquiera a imaginar que alguien hubiese muerto a manos de Georgine.

Estar contigo.... No terminó. Chase la miró atentamente, esperando un final que no llegaba. Solo cuando una lágrima le golpeó la rodilla se dio cuenta de que él también llevaba un rato llorando. Ahora entiendo lo equivocados que estamos, pero es demasiado tarde.

-¿Equivocados? ¿Quién? ¿Nosotros? -ya no susurraba-. ¡No estamos equivocados! Georgine, no hacemos nada malo, tú y yo no somos...

Intentó tomar ambas manos entre las suyas y fue entonces cuando advirtió que se había quitado la venda. Y, en un vistazo, lo leyó: "Inútil". Sintió más ira de la que jamás habría imaginado. Le quemaba en el pecho, en los brazos y en las manos. Soltó las de ella de repente. Dejó de llorar.

-Quién te ha hecho eso -su tono era tan duro que sonó más a afirmación que a pregunta. No importaba quién fuera: lo iba a matar.


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Georgine F. Holdsworth el Miér Feb 17, 2016 3:25 am

El alivio de verse libre de mentiras se vio rápidamente contrarrestado por la carga que la culpabilidad trajo consigo. Pese a todo, tenía la sensación de estar haciendo lo correcto por una vez, aún arriesgándose a poner en peligro toda su vida y por extensión, la de su familia y buena parte de sus conocidos. Confiaba en Chase, esa era una de las pocas verdades de las que estaba completamente segura, pero la culpabilidad había nublado su juicio hasta el punto de no haberse parado a pensar en las consecuencias generales de su confesión.

Si Wood decidía delatarla, los demás caerían tras ella tarde o temprano, hasta que alguien consiguiese poner fin al efecto dominó y por consiguiente y con grandes posibilidades, a las vidas de todos aquellos involucrados. Era estúpida, lo sabía, pero no estaba dispuesta a echarse atrás; el daño ya estaba hecho y el abanico de sus posibilidades no contemplaba una desmemorización.

Retrocedió cuando Chase regresó a su lado esperando una invitación a marcharse y frunció el ceño a causa su intención de eximirla de toda culpa. Fue aquello lo que le hizo darse cuenta de que no la había entendido —o no la había querido entender—, así que se esforzó por tragarse unas lágrimas que no merecía derramar hasta que su llanto se quedó en nada. No le miró ni cuando notó ahora agónico roce de su piel, pues no quería ver el dolor que estaba segura de estar causando. Así que, mantuvo la mirada en el suelo, en las sábanas, en la ventana, escudándose en su maldita cobardía y en su sucio egoísmo.

Wood no sabía de qué estaba hablando, no tenía ni idea de lo que trataba de excusar tan encarecidamente. Cuando le fue a pedirle que dejase de hacerlo, no pudo articular palabra al contemplar la imagen que le partió el alma en el momento en que se atrevió a alzar la mirada. No se merecía aquello, era demasiado bueno y la historia le tocaba tan de cerca que Georgine no sabía cómo era capaz de soportar su presencia después de lo que acababa de hacerle escuchar. Pese a todo, aún le debía esa verdad que con tanto empeño parecía estar tratando de enmascarar.

Eso me lo gané hace tiempo por no cumplir con mi deber —dijo, luchando con uñas y dientes por mantener la entereza, evitando posar sus ojos en la cicatriz —. Ahí no queda todo —añadió desviando la mirada de nuevo de esos inocentes ojos azules que parecían querer salvarla de algo que no terminaban de comprender.

Apartando las manos de Chase de las suyas, se levantó con el mismo cuidado con el que él había vuelto a su lado, recogió del suelo el pantalón de oficina que había llevado puesto el día anterior y se lo puso, dando por perdida cualquier opción de encontrar una manera más delicada de hacer aquello. Lejos de tratar de volver a disculparse o de intentar atrasar el momento con más palabras, agarró la varita que descansaba en la mesita de noche del lado de la cama que hasta aquella mañana había sido el suyo.

Extendió el brazo izquierdo y se subió hasta el codo la manga de la camiseta. Uno por uno y aún sin mirarle, comenzó a deshacer los hechizos que lanzaba a diario sobre su antebrazo. Asimismo, limpió mágicamente cada una de las capas de maquillaje muggle que tan cuidadosamente había puesto sobre la zona, hasta que la mancha de tinta negro azabache que se ocultaba tras ellas se fue desvelando progresivamente. Cuando terminó, la calavera y su lengua de serpiente quedaron al descubierto.

A continuación, alzó ambos brazos y extendió el derecho hacia donde él se encontraba, dejando con sumo cuidado su varita sobre la cama. Le miró con cautela y dejó caer sus extremidades a cada uno de sus lados. Se había presentado ante él como la amenaza que en realidad era y creyó que lo más sensato era deshacerse del único objeto del que jamás se había permitido prescindir y en el cual residía toda la esencia de su ser.

Vulnerable como nunca, preguntó:

¿Lo entiendes ahora?


wrap up your questions, keep them down, let the water lead us home. i was sorry for what I’d done. when you were young, i was not old but our story was not told but torn apart by greedy hands.


avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Chase Wood el Mar Mar 15, 2016 6:58 pm

Los iba a matar. Fuesen quienes fuesen. Aunque se tratara de los mismísimos señor y señora Holdsworth o de su estirado hijo. Nadie, nadie que hubiese herido a Georgine de aquella manera merecía vivir. Aún le hervía la sangre en las venas cuando la bruja bajó la mirada. La miró desconcertado. No. No. No te vayas, quería decirle. No huyas. A ti no te haré daño. Te lo juro. Pero no podía hablar. No podía emitir sonido alguno. Solo mirarla, observar sus gestos y sus silencios. Su mirada baja. Georgine, no te escondas.

-Eso es lo que ellos quieren que creas, Georgine, no debes... no puedes permitir que... -no sabía cómo seguir. Le sacaba diez años a Georgine, pero no era una cría a quien tuviese que instruir. No era su prima preguntándole sobre chicos... No, eso no había ocurrido nunca. No era su prima preguntándole sobre quidditch... Eso era más factible. En cualquier caso, Georgine no era una adolescente confundida. Era una mujer adulta, y no sabía cómo decirle que su familia y toda la gentuza de alta estofa que la rodeaba eran un nido de mierda clasista, un montón de asesinos corrompidos por ansias de poder a los que no debía escuchar, ni mucho menos permitirles juzgarla o castigarla.

Pero antes de que pudiese reemprender su discurso, Georgine lo detuvo. Ahí no queda todo. La chica apartó las manos de las suyas, se levantó y se puso el pantalón. No, no, no. Arriba aún llevaba ropa de Chase: una vieja camiseta del Puddlemere United reconvertida en pijama. No me dejes, por favor. Cogió la varita. Chase empezaba a sospechar por donde iban los tiros. Asustado por lo que se le venía encima, retrocedió un par de pasos. Esto no puede estar pasando. Y sin embargo estaba ocurriendo allí mismo: frente a sus ojos atónitos, una mancha oscura, como de tinta, empezó a surcar la piel de Georgine. Quiso cerrar los ojos, pero era demasiado tarde. La había visto.

En otro lugar, más al sud de la isla y en otro tiempo, muchos años atrás, Chase Daniel Wood entraba lleno de barro al comedor. Eran las vacaciones de verano y había jugado en el jardín hasta hartarse o, mejor dicho, hasta que el cielo se lo había permitido. Dejó la escoba de juguete en el armario de la entrada y se acercó a su padre, que leía el periódico.

-Papá -preguntó-, ¿qué es ese dibujo tan feo?

Daniel Wood sonrió brevemente, pero su rostro pronto dio paso a una expresión más sombría.

-Eso, Chase -explicó el padre, tras reflexionar durante largos segundos-, se llama la Marca Tenebrosa. La llevan unos magos y brujas que están llenos de odio y no quieren que los niños mágicos, como tú, tengan papás o mamás muggles. Escucha, Chase, ya tienes ocho años y hay cosas de los adultos que debes saber. ¿Sabes qué tienes que hacer si ves a alguien con este dibujo en el brazo?

El niño negó con la cabeza.

-Está bien. Si ves a alguien con este dibujo, no digas nada delante de él. Haz como si no lo hubieras visto. Y luego, lo antes que puedas, se lo tienes que contar a mamá o a papá. Sin que te oiga nadie, ¿de acuerdo?

-¿Se lo puedo contar a los abuelos?

-Sí, pero sólo a los abuelos Wood. Venga, necesitas una ducha antes de que vuelva tu madre de trabajar.

-Papá...

-¿Sí?

-¿Tú has visto alguna vez a alguien con ese dibujo?

El rostro de Daniel Wood se ensombreció aún más.

-Sí, puede que sí.

-¿Y se lo contaste a tu papá? ¿Al abuelo?

-Bueno, Chase, yo ya era mayor. Se lo conté a los aurores.

-¿Por qué?

-Serás un gran Ravenclaw, ¿verdad, hijo? -Daniel rió-. Verás, Chase, en el mundo hay algunas normas que hay que respetar. Por ejemplo, si quieres un helado, tienes que pagarlo, ¿a que sí? Y no puedes volar en escoba por delante de los muggles. Hay algunas normas que nos gustan más y otras que nos gustan menos. Por ejemplo, a todos nos gusta que nadie nos pueda robar el almuerzo, ¿verdad? -el niño asintió-. Bueno, pues los magos y brujas que llevan la Marca Tenebrosa en el brazo quieren establecer unas normas muy estrictas con los muggles. Quieren que nosotros, los magos y brujas, no nos podamos relacionar con ellos. ¿Entiendes lo que eso significa? Si ellos mandaran, papá y mamá no se podrían querer. Tú y yo no podríamos querer a mamá ni a los abuelos O'Tully. Y eso es algo terrible, Chase, y espero que no se te olvide nunca: nadie te puede prohibir amar. El odio es malo siempre, Chase, siempre.

Y, sin embargo, muchos años después y en una pequeña casa al norte de esa misma isla, todo lo que Chase Daniel Wood podía sentir en aquella oscura mañana era odio. Por eso, sin pensar, se levantó de la cama, avanzó entre la ropa hasta el armario y se puso una túnica para que lo cubriera algo más que sus calzoncillos e, incapaz de mirar a Georgine, se sentó en el alféizar de la ventana, con las piernas colgando hacia el exterior y unas gotas de lluvia incipiente golpeándole los pies.


No calia fer-nos promeses, no ens preocupava el futur. No volíem raonar, sols importava estar junts. Mai he entés com els rellotges no han deixat de funcionar. Vull que açò siga un malson, ajuda'm a despertar.


Love don't die easy:

 



Chase Wood
Liam Miller
avatar
PERFIL
BAÚL
RED FLU

Inventario
Inventario:
Ver perfil de usuario
Prófugo

Volver arriba Ir abajo

Re: inútil (FB) | Chasegine

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
PERFIL
BAÚL
RED FLU
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

nuestros afiliados

Afiliados Elite (8/28)

Afiliados Normales